LÍDERES EN IBARLUCEA


“Un cristiano es verdaderamente un discípulo cuando permanece en la Palabra y lleva fruto”



El 14 y 15 de Marzo se realizó en el predio de Ibarlucea el retiro anual para los responsables de grupos caseros con esposas.



El encuentro comenzó el sábado por la tarde con una leve lluvia. Sin embargo, la inclemencia del tiempo no impidió que los obreros se hagan presentes en esta importante convocatoria. Hugo De Francesco, uno de nuestros pastores, compartió sobre “La tarea de hacer discípulos”, destacando que este año necesitamos afirmar el discipulado entre nosotros. Abordó principios elementales, entre ellos, ¿Qué es un discípulo?, el costo del discipulado, las batallas que enfrenta el discípulo y el permanecer en la Palabra como señal inequívoca de que estamos frente a un discípulo. Durante la ponencia, plenamente compartida, Víctor Rodríguez remarcó: “Dios no quiere ser el primero entre muchas otras cosas, quiere ser el ÚNICO” -y agregó- “Nuestro Dios no admite competencias”. Para finalizar Hugo citó la parábola del sembrador instándonos a llevar fruto con perseverancia.




Luego de un descanso acompañado de mates y profunda comunión, Néstor Scansetti desarrolló el calendario 2015 que contiene las actividades de la congregación para esta temporada.


El domingo por la mañana Hugo prosiguió con la segunda parte de “La tarea de hacer discípulos” comenzando el pasaje de San Juan 15:16 donde Jesús nos dice que fuimos escogidos para llevar fruto y fruto que permanezca. “Esta es nuestra gran responsabilidad: Llevar fruto que persevere con el tiempo”. Advirtió que no todos los hermanos están movilizados, nos falta acción. En el transcurso de la exposición recordó siglas muy significativas entre nosotros, como “V.O.C.E.P. (Visión, oración, carga, ejecución y perseverancia), “A.I.D.A.” (Atención, interés, deseo y acción)” y “U.M.E.F. (Unidad, multiplicación, edificación y formación de obreros)”. Cerró el mensaje exhortando a los líderes a “ir a fondo” en el anuncio del evangelio a las personas, y a la vez experimentar la consigna de 2° Timoteo 2:2 preparando hombres fieles y capaces a fin que la obra no se detenga. Antes de volver a casa, oramos para que las verdades enunciadas se incorporen en nosotros y sean llevadas a la práctica.


Hugo Nicolás De Francesco integra el presbiterio de la Comunidad cristiana de Rosario, está casado con Cecilia Romanenghi, y es padre de tres hijos, Gabriela, Nicolás y Celina, todos casados.




Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ