DANNY BAKER EN ROSARIO

           

“Si en todos estos años no aprendimos a amar a Dios y al prójimo no hemos aprendido nada”

Desde muy temprano el fresco otoñal se hizo sentir en Rosario, no obstante los hermanos se congregaron fielmente para adorar al Señor, tener comunión y ser edificados con la palabra de Dios.
Este domingo fue invitado a compartir el pastor DANIEL BAKER, integrante de la Comunidad cristiana Zona Norte Bs.As. Danny es hijo del apreciado pastor Ivan Baker, uno de los precursores del movimiento de renovación en Argentina. 
Comenzó relatando algunas vivencias junto con su esposa Silvia y sus hijos. Hasta el año 1994 residió en Capital Federal, luego se mudó a una casa en la zona rural de la provincia de Buenos Aires donde aprendió quehaceres campestres. Pasados seis años se trasladó a los Estados Unidos regresando nuevamente a Capital en el 2007, donde vive actualmente.
Pero algo sucedió en ese interín. Antes de volver a Buenos Aires soñó que iba en un tren en medio de una extensa llanura y por la noche el convoy se detuvo en una estación desolada, al observar el nombre de aquel lugar el cartel decía: “Estación frustración”. A través del sueño Dios le habló claramente acerca de su vida y lo llevó a meditar el libro de Deuteronomio.
Justamente, su palabra tuvo como base el pasaje de Deuteronomio 8:2 
Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos”. 
Nos dijo que las circunstancias que nos acontecieron todos estos años no escaparon del conocimiento del Señor, al contrario, a través de ellas Él nos quiso probar, afligir y saber que había en nuestro corazón. Agregó: “Nosotros pertenecemos a un movimiento de renovación que tiene más de cuarenta años de existencia, Dios nos mostró muchas verdades desde el comienzo. No obstante, si después de más de cuatro décadas no hemos aprendido a amar a Dios y al prójimo, no hemos aprendido nada. Si somos más “técnicos” y menos afectuosos no hemos aprobado el examen. Así como Deuteronomio se resume en “Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, con tus fuerzas” (6:5), Dios espera que como movimiento de restauración aprendamos esta lección.
Finalizó expresando que el gozo es el termómetro que mide si aceptamos las circunstancias como provenientes de Dios o no. El Señor no apunta solamente a la mera felicidad de sus hijos, sino que vivan con gozo en medio de las pruebas.






















 
                    























Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ