¡TENEMOS LIBERTAD! Ivan Baker


  Dios ha abierto puerta a través del velo, que es el Cuerpo de Cristo, a través de la sangre derramada, hasta la misma presencia íntima en los lugares más íntimos del Padre; ha abierto la puerta hasta el Lugar Santísimo, donde mora Dios; ya no dentro de un tabernáculo terrenal sino en el tabernáculo celestial. 

Y ahora nosotros tenemos libertad para entrar en el Lugar Santísimo, por el camino nuevo y vivo que Dios nos consagró, por el velo que es la carne de Cristo y por la sangre del Cordero de Dios “Entremos pues con plena certidumbre de fe, lavada la mente de mala conciencia y lavados los cuerpos con agua pura” Entremos hasta lo íntimo y lo profundo donde nadie puede entrar; inclusive los ángeles no pueden llegar hasta donde llega un redimido, porque un redimido es el objeto del amor de Dios; el redimido es quien recibe el valor del tremendo sacrificio de Cristo, el beneficio de la liberación; el redimido, que habiendo estado en la cárcel, ahora prueba el cerrojo corrido y la cárcel abierta, deleitándose en su redención, en el beso y el abrazo del Padre, en el parentesco con el Padre. 

Ya no somos solamente salvados de la perdición, sino somos hijos, verdaderos hijos, joyas celestiales, "he aquí yo y los hijos que Dios me dio"Ya no somos una horda de pecadores perdidos sino un Reino de sacerdotes que odia el pecado y odia el mundo.


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ