¿QUIÉN SE COMPADECE DEL QUE LE HACE DAÑO? Oscar Gómez


"Entonces le tocó la oreja al hombre, y lo sanó” (Lucas 22:50/51)

Jesús mostró amor y compasión cuando sufrió agresiones e injusticias, nosotros debemos seguir su ejemplo.

La sanidad de Malco revela el carácter y los atributos de amor y compasión divina en su máxima expresión. Este fue el último milagro que hizo Jesús. Cuando hablamos del último milagro antes de ir a la cruz pensamos en la resurrección de Lázaro, pero nuestro Señor en ese momento crítico, acosado por una turba de gente que venía a prenderlo, hizo lo que siempre hacía: mostrar su compasión hacia los hombres, aún en las peores circunstancias.

Dios no es como los hombres, es perfecto, no tiene sentimientos o pensamientos de mal. Dijo A.W.Tozer: “La bondad de Dios es lo que lo predispone a ser generoso, cordial, benevolente y lleno de buenas intenciones para con los hombres. El es tierno de corazón y rápido para identificarse con nosotros, y su actitud constante hacia todos es abierta, franca y amistosa. Está inclinado en conceder bendición, y siente un santo placer en la felicidad de su pueblo. La bondad espontánea y no merecida de Dios se encuentra detrás y debajo de todos sus actos”.

Cristo mostró nada más que amor y compasión a alguien que le estaba haciendo un gran daño. Si Jesús hubiera tenido enemigos humanos Malco era uno de verdad. El tenía todo el derecho de “hacer la vista gorda” a la conducta impetuosa de Pedro pero no lo hizo. Jesús nunca le dio la espalda a una persona con necesidad. Si no abandonó a Malco en esa situación tampoco nos abandonará. Si ayudó al que era su enemigo cuanto más a nosotros.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ