Ir al contenido principal

HOMBRES “DE CARÁCTER” Oscar Gómez

                         

 

 

E
n una entrevista realizada a una reconocida periodista la señalaron como una mujer de “mal carácter” debido a la forma de reaccionar. Luego de escuchar lo que decían, afirmó ser una persona “de carácter” expresando que la sociedad actual confunde “tener carácter” con “mal de carácter”. Analicé sus palabras y encontré mucha verdad en ellas. Una firme respuesta, un planteo diferente, decir lo que es en realidad no lo que se quiere escuchar, o una argumentación diferente a lo que se espera es sinónimo de “mal carácter” para algunos.

En medio de la flojera generalizada debemos ser hombres “de carácter” para afrontar la vida y llevar adelante los propósitos de Dios, de lo contrario las circunstancias nos aplastarán y la obra se detendrá.

       ¿Qué es “carácter”?

Me pareció pertinente compartir en el presente estudio algunas definiciones de carácter que encontré al investigar el tema:

“Carácter es el conjunto de acciones y reacciones mediante las cuales las personas se adaptan al medio en que viven o la manera personal de reaccionar a los estímulos recibidos del mundo interior o exterior. Es la expresión visible de su personalidad. El carácter está constituido por la forma de actuar y reaccionar que se va afirmando a través del tiempo, fenómeno llamado “estabilidad”. El carácter es lo que aparece primero en el ser humano mediante la expresión de sus estados afectivos. Está conformado por los deseos, los impulsos, las tendencias, los sentimientos, siendo éstos últimos su mayor móvil. Es algo más que el temperamento por la intervención misma del intelecto. Clásicamente se describen tres grandes tipos o géneros de carácter: el sensitivo, el intelectual y el volitivo. En la vivencia diaria, el sensitivo sería “el hombre pasional” que se mueve por los sentimientos y las emociones, al intelectual podemos denominarlo “el hombre pensante”, que todo lo filtra por la razón, que todo lo racionaliza. En tanto el volitivo es “el hombre activo”, voluntarioso, que siempre tiene que estar haciendo algo” (1)

El hombre “de carácter” que proponemos:

No es enojoso.
No es pendenciero.
No es el varón que se aísla, que se hace el fuerte y cree que es autosuficiente.
No es el que abusa de la mujer.
No es el que gobierna con su mirada o ademanes.
Tampoco el que hace alarde de su fuerza o de su intelectualidad.

       18 rasgos del  hombre “de carácter

1. Es tratado por el Espíritu Santo procurando cada día ser más parecido a Jesús.

2.  No cede frente al pecado o las invitaciones con fines inmorales.

3.  Su vida se expande proyectándose ilimitadamente en otros.

4.  Está involucrado en otras vidas, entregado a la formación de discípulos.

5. Posee motor propio, no batería prestada. Presenta cualidades diversas y tendencias originales.

6. Es un comprometido con la verdad del evangelio.

7. Es protagonista no espectador.

8. Es activo, no en el sentido estrecho sino amplio, que posee las aptitudes apropiadas para vencer las presiones. Las pruebas lo hacen más fuerte, les dan “más aguante”

9. Es el gladiador que pelea en la cotidianeidad, que lucha por el avance del reino de Dios.

10. Influye en su entorno, no por su elocuencia o verbalismo, sino con su presencia.

11. Es difícil doblegar porque ya está quebrantado en su interior.

12. No tiene en cuenta lo que piensan los chismosos y los críticos malintencionados.

13. Va en contra de la corriente de este mundo que arrastra todo cuanto tiene a su paso.

14.  Refleja y comunica la vida de Dios.

15.  Aprende a convivir con la hermandad, que no traspasa los límites del cuerpo.

16.  Trata de llegar a la meta, de la misma manera que el soldado se exige en un campo minado

17. Se duele, entristece y también llora; luego de esos procesos sigue intacto como la palmera después que pasa la bravura del huracán.

18.  Es el hombre que Dios busca.

       Dos hombres  “de carácter”  (uno era Dios)

Pablo

(Gálatas 2: 11-15) Enfrentó la hipocresía de Pedro y descubrió su simulación delante de todos porque no andaban rectamente, conforme a la verdad del evangelio.

Jesús

Muchos intentaron esbozar la figura de un Jesús débil, tierno y manso, sin embargo una lectura minuciosa de sus actos nos da la pauta que él era un hombre de “carácter”. Al entrar en el templo hizo un látigo de cuerdas, echó fuera a todos, también a los animales, desparramó las monedas de los cambistas, volcó las mesas y las sillas; les dijo a los que vendían palomas que saquen sus cosas porque habían convertido la casa de su Padre en un mercado (San Juan 2:13-19)

Los discípulos de Cristo somos llamados a dejar de lado la obsecuencia y el “status quo” que promueve la injusticia. Somos llamados a ser hombres “de carácter”. Encargados de adelantar los planes eternos en el tiempo presente.



(1) La simulación en la lucha por la vida, Ingenieros José, Ediciones L.J. Rosso 1930


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…