ENSANCHA TU TIENDA 2° Edición Ángel Negro



Isaías 54.2

“Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas”

La propuesta de este retiro es afirmar y ensanchar, reforzar y agrandar, establecer y extender. La afirmación de lo que Dios nos reveló en estos años de renovación no debe impedir el avance.
La extensión del Reino no debe aflojar las estacas de las verdades que Dios nos mostró. En este encuentro seremos ministrados sobre:

1) La centralidad de Cristo en nuestras vidas y en la iglesia; manteniendo claro y con fe, el rumbo que el Señor nos trazó para los próximos años.

2) Afianzar nuestros vínculos de amor como hermanos en Cristo y como familia de Dios.

3) Fortalecer los lazos matrimoniales.

4) Ser desafiados e incentivar la tarea de extensión del Reino de Dios, abriendo una comunidad de discípulos en cada localidad.

Cuatro verdades esenciales e irrenunciables en nuestra familia de iglesias:

1) En el centro Cristo, nuestra devoción, amor y gratitud a su persona.

Su Señorío y autoridad sobre nuestras vidas y familia. Esta verdad vino con fuerza de revelación alumbrando los ojos de nuestro entendimiento y cambió el curso de nuestras vidas, cambió la historia de iglesias y de cientos de familias que se entregaron a Jesucristo para que sea su Señor y Rey.
Él reina, está sentado en el trono y gobierna. Es la cabeza de la iglesia y quien nos conduce y nos lleva a ver más allá de nuestras posibilidades. Nos hace vivir por fe y ver lo imposible como real. Por fe podemos ver cientos de familias a los pies de Cristo y la Nación transformada para el Reino de Dios.

2) A nuestra izquierda, la del corazón, nuestro amorcito de toda la vida.
Nuestra ayuda y “nuestra doña”. ¿Qué haríamos si no fuera también “nuestra doña”?
¿Cuántas veces su firmeza nos ayudó a no patear el tablero?
Si estás aquí es porque te casaste bien y tu doña esposa es la que te sostuvo los brazos en muchas oportunidades. Tocale sus rodillas y decile: sos mi sostén.

3) A la derecha nuestros compañeros de milicia, con quienes nos hemos estrechado la diestra de comunión.

¿Quién nos podrá apartar del amor que nos tenemos en Cristo Jesús? ¿Tribulación, angustia, problemas, desentendimientos?
Ningún arma forjada contra ti prosperará, dice Isaías.
Ese/esos hombre/s junto con el/los que trabajas, Dios los está usando para formarte a la imagen de su Hijo. Y a ti te está usando para formarlos a ellos.

4) Al frente:

a) un mundo por conquistar, b) una nación para discipular, c) una población para levantar una comunidad de discípulos, d) una familia para evangelizar, e) una persona por la cual orar.

Cuatro verdades, las 4 están, pero hay que seguir afirmándolas.

En estas 4 áreas el profeta nos llama a la amplitud:
Ensancha, extiende, alarga y refuerza, porque te extenderás.
Hay un grito del profeta a la amplitud.
Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Isaías 54.2
1) Ensanchar el sitio de nuestra tienda, el lugar donde moramos debe ser más amplio, comenzando con una mayor amplitud en nuestra manera de pensar y de ver el obrar y la obra de Dios. Ensancha tu mente, ensancha tu corazón. Dios va más lejos.

2) Extender las cortinas de nuestras habitaciones, brindando una mayor cobertura a otras expresiones en el cuerpo de Cristo, para influenciar todas las áreas de la sociedad con los principios del Reino de Dios.

3) Alargar las cuerdas sin temor, porque la Escritura dice: “en ti serán benditas todas la familias de la tierra”. Y te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda y tu descendencia heredará naciones. Profetiza que así será. Extiéndete con trabajos juveniles, femeninos, con niños, nuevas casas, nuevos pueblos, etc.

4) Reforzar y afirmar las verdades que hemos recibido, haciéndolo con decisión y perseverancia, como si estuviéramos clavando una estaca con el mazo, para que cuando vengan vientos contrarios, los discípulos se mantengan arraigados y firmes en la fe.
Somos exhortados a que en todo esto, no actuemos con estrechez.
La nota profética es: Amplitud.
La convocatoria a este encuentro es para extendernos y afirmarnos en lo que hemos recibido.
Alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas.

El apóstol Pablo tenía más problemas que los Pérez García, y esta familia sí que tenía problemas, pero Pablo no dejó de seguir avanzando hasta la conquista de toda la tierra.
Tuvo más problemas que todos nosotros juntos:
*Todas las iglesias de la provincia de Galacia se estaban apartando de la sencillez de la fe y se volcaban hacia las herejías del judaísmo.
*Los de Corinto eran permisivos y toleraban el desorden y el pecado.
*En Tesalónica muchos querían vivir sin trabajar hasta que llegara el Señor.
*En Éfeso tambaleaba la unidad entre gentiles y judíos.
*Tuvo discusiones fuertes con Pedro y con Bernabé.
*Otros le abandonaron, le traicionaron y le pagaron con mal el bien que les había hecho.
*Preso muchas veces, en naufragio y en peligros de ladrones y asesinos.
Pero nada le impidió seguir avanzando, evangelizando, fundando iglesias, formando obreros, enseñando, corrigiendo situaciones y a la vez afirmando las enseñanzas una vez impartidas.
El avance de la obra no debe ser a costa de lo que hemos recibido.
No renunciamos a ninguna de las verdades que el Espíritu Santo nos reveló.
Las dos cosas son posibles.
¿Hay problemas? Sí claro que hay problemas. Los problemas más serios están acá, somos nosotros, los pastores.
Pero los vamos a seguir enfrentando, con fe, con dolor, con lágrimas. No vamos a aflojar.
Lo más fácil es escapar del dolor, pero ése no es el camino que el Señor quiere que tomemos. Debemos enfrentarlo porque Dios también está en el dolor.
¿Por qué tenemos que enfrentar los problemas y las situaciones difíciles y resolverlos?
Porque lo que está en juego es muy serio, no es nada más ni nada menos que el evangelio del reino de Dios.
¿Es para tanto? Sí, es así. Dios por su Espíritu nos reveló el Evangelio del Reino. O se establece el reino en nuestras vidas, congregaciones y en nuestra familia de iglesias, o tendrá que utilizar a otros para que su propósito se cumpla.
Y esto no es poca cosa.
Esta verdad vino a nuestras vidas con fuerza de revelación y no como un estudio bíblico interesante.
Todas las verdades que el Señor nos mostró se sostienen sobre esta. Si quitamos el Reino, todo se derrumba y nos quedamos con una religión vacía y sin vida.
Vengo de cuna evangélica, 45 años atrás nadie hablaba del evangelio del Reino. No vas a encontrar ningún libro o artículo de aquellos años, ni de años anteriores que hable del tema.
¿Qué pasó? ¿Dónde se perdió esta verdad? ¿En qué momento de la historia la iglesia pegó el giro y se oscureció el reino? ¿Cuándo la iglesia perdió el reino para anunciar un evangelio más aguado?
Uno de esos momentos, y no fue el único, fue cuando surgió el dispensacionalismo (siglo 17 ó 18). Nos descuartizó la Biblia, y en lugar de verla a ella como un todo, se la fragmenta y antojadizamente se ubican pasajes bíblicos en tiempos diferentes, ya sea en el pasado o en el futuro, sin que afecten nuestro presente.
*Los mandamientos, las demandas y las obras las colocaron bajo la ley.
*Los dones y los ministerios, correspondían al primer siglo de la iglesia, hasta que se completó el canon de la Biblia.
*El reino y sus demandas (como el Sermón del Monte), son para el futuro. El Reino vendrá.
*El dispensacionalismo “inventó” una gracia que nos da todo y no nos demanda nada. Sostiene a rajatabla el salvo siempre salvo en forma vergonzosa y escandalosa a la luz del evangelio.
Lo más triste es que cegó nuestros ojos para no ver el Reino en las Escrituras.
Unos 50 años atrás cuando leíamos la Palabra, un velo estaba puesto sobre nuestros ojos y no veíamos el reino. Siempre el reino era futuro.
Hermanos, el reino es aquí y ahora y también es futuro.
Muchos libros, coros, CD y DVD están contaminados con estas enseñanzas y oscurecen el Reino.

1-Si se opaca el Reino, Jesucristo no es central, ni en la vida ni en la iglesia.

2-Si se opaca el Reino, peligra la integridad familiar. La fuerza de nuestra enseñanza sobre la familia está en el Señorío de Cristo.

3-Si se opaca el reino, se resquebraja la unidad entre los hermanos, volvemos a las divisiones.

4-Si se opaca el reino, volvemos al evangelio de las ofertas.

5-Si se opaca el reino, los pastores se vuelven amos y señores de sus congregaciones y no reconocen un ministerio sobre pastoral.

6-Si se opaca el reino, sonamos.

Los evangelios sinópticos comienzan con el mensaje del reino.
Mateo dice que Jesús predicaba el evangelio del reino en TODAS las ciudades y aldeas.
9.35. 35Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.
Marcos también dice que Jesús predicaba el evangelio del reino, pero además dice “que el reino de Dios se ha acercado”. Que ya está.
Mr. 1.14-15
14Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, 15diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
Lucas también dice lo mismo que Mateo y Marcos (que Jesús predicaba el evangelio del reino), pero agrega “porque para esto he sido enviado”.
Lc. 4.43
43Pero él les dijo: Es necesario que también a otras ciudades anuncie el evangelio del reino de Dios; porque para esto he sido enviado.
El centro del ministerio de Jesús fue: “el reino está entre vosotros”.
Unas 90 veces Jesús habla del reino ¿Hay otro tema más citado por Él que este?
Es el tema dominante en los evangelios.
*Los doce apóstoles y las mujeres galileas que acompañaban a Jesús proclamaban y anunciaban el evangelio del reino de Dios. Lc. 8.1-3.
*Jesús envió a otros 70 discípulos a sanar enfermos y a decir: “el reino de Dios se ha acercado a vosotros”. Lc. 10.9
*Cuando algunos se acercaron para enrolarse como discípulos de Jesús les pone como condición el reino diciéndoles: “Deja que los muertos entierren a sus muertos y tú ve y anuncia el Reino de Dios”.
*Y a otros entusiastas candidatos a discípulos les dice: “el que mira hacia atrás no es apto para el reino de Dios”. Lc. 9.59-62.
*La conversión a la que llama Jesús es a una conversión al reino.
Nunca llamó a nada menos que eso.
*En sus últimos días terrenales Jesús quiso dejar una señal muy clara de lo que ocurriría antes de su retorno a la tierra:
Mt.24.14.
14Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
*La acusación de los fariseos delante de Pilato era que quiso hacerse rey.
*El cartel sobre la cruz que expresa el motivo de la condena a muerte decía: “Jesús nazareno Rey de los judíos”.
Pregunto ¿ellos entendieron que Jesús enseñaba que vino a establecer el reino?
Tú me dirás: Pero ellos pensaban en un reino material al estilo de David.
Pude ser, pero entendieron o no su mensaje sobre el reino?
Sí, que entendieron que vino a establecer el reino.
*Y la esposa de don Zebedeo que pidió que sus hijos en Su reino se sentaran a su derecha y a su izquierda ¿entendió el mensaje del reino?
Aunque ella hubiese pensado en un reino para Israel, lo que sí entendió es que Jesús habló del reino.
Todos ellos entendieron el mensaje del reino. Todos entendieron que Jesús habló del reino. Los 70, las mujeres que acompañaban a los discípulos, Pilato, los fariseos, la mamá de Jacobo y Juan, los 12, etc. pregunto ¿por qué entonces tantos predicadores no lo ven? ¿Por qué tantos maestros de la Palabra no lo ven?
¿Por qué durante varios cientos de años estuvo oculto?
¿Por qué nos fue revelado ahora por sus santos profetas?
Una pregunta más: ¿el ladrón de la cruz le dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando ...qué reino vio en alguien que se estaba muriendo?
Otra pregunta más: ¿por qué el diablo le tentó a Jesús ofreciéndole los reinos de este mundo?
Él olfateó o vio que Jesús venía a establecer el reino?
Le ofreció un atajo, un camino más corto?
El diablo quiso evitarle la cruz. Pero no hay reino sin cruz.
La cruz es la entrada al reino y es el centro. Todo gira en torno a la cruz.
La cruz con el cordero inmolado es la garantía por la eternidad del reino.
Es un reino sempiterno. Es presente, es futuro y es eterno.
En el Antiguo Testamento solo hay dos profecías sobre Jesús como el cordero. En Is. 53 y en Jeremías.
El cordero como tipo, figura de Cristo inmolado hay muchísimas. En el altar, en Lv., Abraham e Isaac.
En los evangelios solo 2 veces, Juan el Bautista: “E aquí el cordero de Dios...”.
En Hch. 1 vez, Felipe y el etíope.
En las cartas apostólicas solo Pedro 1.18
18sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,
Pero cuando llegamos a Apocalipsis, aparece 28 veces en 22 capítulos.
La cruz y el cordero inmolado no tiene 2.000 años de historia, viene de mucho antes y seguirá por la eternidad.

Dice Apocalipsis “El Cordero que fue inmolado desde antes de la fundación del mundo”.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ