Entradas

Mostrando entradas de diciembre 29, 2014

JESÚS NUNCA PROCURÓ MOVER A LOS HOMBRES PARA QUE VENGAN A ÉL Ivan Baker

Imagen
Hemos visto hasta aquí en el ejemplo de Jesús, Su Fuente de poder, Su Carácter y Su Disposición. Finalmente nos corresponde captar Su Estrategia, la que hemos dividido en seis puntos. El primero de ellos se refiere a su sentido de orientación en cuanto a su acercamiento al hombre. 
Jesús nunca procuró mover a los hombres perdidos para que asistan a reuniones en tal o cual lugar y a tal o cual hora. Él iba a ellos. Y no solo esto, sino que aceptaba las circunstancias en que ellos se encontraban y se adecuaba a esas circunstancias haciendo ahí mismo su obra.
          Este es el primer punto en la estrategia de Jesús que nosotros tenemos que imitar. Somos nosotros los que tenemos que ir a ellos y no ellos que tienen que venir a nosotros. Somos nosotros, los que debemos adecuarnos a las circunstancias de ellos y no ellos a las nuestras. Podrá moverse a la gente para congregarlos en encuentros y reuniones organizadas, pero esta pretensión nunca deberá sustituir el mandamiento de ir a ellos.