miércoles, 31 de diciembre de 2014

UN RENOVADO ACERCAMIENTO AL NUEVO TESTAMENTO




Hoy se escucha hablar de la prosperidad de Abraham, de los pozos de Jacob, de las vacas flacas y las vacas gordas, pero ¿Dónde está su correspondencia en el NT? ¿Quién avala con el NT esta enseñanza? ¿No dice la Escritura que Jesús no tenía donde apoyar su cabeza? ¿No dice también la escritura que los ríos de agua viva salen de nuestro interior? ¡Cuidado! Cristo no es más el modelo en muchos círculos cristianos. Tenemos que saber que algo fundamental sucedió en el Nuevo Testamento que no existía en el Antiguo y es EL HECHO DE LA REDENCIÓN.

El Antiguo Testamento era sombra, ahora tenemos la realidad.
  
“Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan”
                                                                                                                                                                        Hebreos 10:1

Entonces no vamos a interpretar la realidad (NT) de acuerdo a la sombra (AT), sino la sombra de acuerdo a la realidad. Por lo tanto toda figura del AT que se quiera predicar, que no tenga su doctrina correspondiente en el NT es una equivocación, un error. Todas esas enseñanzas no pasaron el hecho de la redención, porque de esta manera hacemos una regresión, una situación pre-redención, entonces se tergiversa toda la enseñanza, toda la doctrina y toda la práctica. Se crea una especie de “mística imaginativa”. Es necesario tener cuidado con la figuras del AT en los temas de guerra espiritual, maldiciones, herencias espirituales, sanidad interior. No es malo utilizar las ilustraciones del AT, sino hay que saber usarlas, que guarden relación, que estén avaladas, y que la luz, la revelación venga del NT, que se corresponda, que se subordine a lo que ocurrió en el N.T., y no estamos negando al AT, ni sus ilustraciones aleccionadoras. Por ejemplo no podemos avalar la división de la iglesia citando las doce tribus de Israel porque no se corresponde con la enseñanza del Nuevo Testamento. Sí se puede enriquecer el conocimiento del NT con el AT, pero no podemos ir a buscar en el AT lo que no está en el NT, o tomar del AT y hacer mezclas. Hay mensajes que no tienen nada que ver con la realidad, con la doctrina del nuevo pacto, después van introduciendo distintas enseñanzas que terminan en herejías.

Lo que también debemos saber es que la ley moral del AT quedó intacta, pero caducó la ley ceremonial"

Cuando Cristo hizo la obra de la cruz, que es la centralidad y la plenitud de la redención, fue una obra completa, ya realizada y que es la esencia, el centro del kerigma del NT, la consumación de todo.

Todo tiene que pasar por ahí, porque si nosotros no tenemos en claro el kerigma central del NT, el kerigma de la edificación que es el mensaje central del NT nos podemos perder en muchos detalles y en muchos puntos. Nosotros tenemos que tener una visión clara y completa de la redención y de todo aquello que Pablo expuso claramente que fue realizado por nosotros.

EN CRISTO, CON CRISTO Y CRISTO EN NOSOTROS son las tres expresiones principales de Pablo que expresan nuestra unidad con El. 

Es la obra de la redención cuya aplicación la hace el Espíritu Santo que ha venido a morar en nosotros. Pablo dice “Cristo en vosotros la esperanza de gloria”, “con Cristo estoy juntamente crucificado” “no vivo yo más Cristo vive en mí”.
Debemos volver a la escuela de Jesús  y de los apóstoles y tener un renovado acercamiento al Nuevo Testamento.

COSAS EN LAS QUE NO DEBEMOS DETENERNOS EN EL AÑO 2015 Oscar Gómez



I- NO DEBEMOS DETENERNOS EN TRATAR DE COMPRENDER LOS TIEMPOS QUE VIVIMOS. SI ALGO ENTENDEMOS BIEN Y SI NO, SEGUIR ADELANTE.

 “Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” 
                                                                                         (Hechos 1: 6 al 8)

Esta es una de las cosas que más nos detienen. Querer saber, estar intrigados en los cambios políticos, sociales y económicos del país. Muchos cristianos se paralizan en su fe y misión al leer las noticias que diariamente difunden los medios de comunicación. Enterarse no está mal, sí preocuparse. Ya sabemos que cada año hay que seguir trabajando, cuidar lo que tenemos y procurar compartir con los demás. Jesús nos dijo: “No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en su sola potestad” Dios sabe todas las cosas

II- NO DEBEMOS DETENERNOS EN LOS OFRECIMIENTOS DE ESTE MUNDO

“Cuando los habían llevado fuera, uno le dijo: “Huye por tu vida. No mires detrás de ti y no te detengas en ninguna parte del valle. Escapa al monte, no sea que perezcas”  (Génesis 19:17)

Ver 1° Juan 2: 15-17 y 2° Timoteo 4:10

Fascinar significa atraer, impresionar mucho a una persona o a alguien. Admirar exageradamente. Sugestionar, obnubilar. Esto fue lo que le sucedió a Lot, el sobrino de Abraham.
Como hijos de Dios nuestro deber es amar al Señor y las cosas de su reino; no detenernos en los ofrecimientos que este sistema en bancarrota nos ofrece. Invertir en el mundo es como tener ahorros en un banco que está a punto de quebrar. ¿Quién pondría dinero allí?
Si hemos nacido de nuevo y tenemos la naturaleza de Dios seguramente el mundo no nos deslumbrará.

III- NO DEBEMOS DETENERNOS EN NUESTRAS PENAS Y DOLORES.

Mateo 16: 21-24
Satanás a través de estas cosas quiere demorarnos. Debemos ser como las "centrales hidroeléctricas" que transforman el agua en energía.

Necesitamos transformar:

-El problema en fuerza viva.

-La crisis en mayor compromiso.

-La adversidad en acciones para Dios.

-La escasez material en sacrificio.

-La poca en salud en ministrar dones a los demás. Orar por los enfermos.

-El poco tiempo en esfuerzo.

-Las penas en frutos.

-Las lágrimas en ríos del Espíritu Santo.

-Las carencias afectivas en amor por los demás.

-En dolor en compasión profunda.

IV-NO DEBEMOS DETENERNOS EN LAS COSAS QUE NO SON ESENCIALES

¿Qué es esencial en el reino de Dios? La buena relación con Dios, las relaciones de coyunturas, el funcionamiento de los grupos caseros, ganar nuevos discípulos y extender el reino de Dios. Otra cosa que venga a la mente, aparte de lo mencionado, NO ES ESENCIAL, puede ser importante pero si no está no afectará en lo más mínimo el desenvolvimiento de la obra.
Haga una lista de los programas y actividades de su iglesia y se dará cuenta de la cantidad de cosas que NO SON ESENCIALES.
REITERO LO QUE ES ESENCIAL (para que no quede duda alguna):
Que nuestra comunión con Dios sea constante
Que los vínculos entre los discípulos sean firmes y estrechos
Que los grupos familiares cumplan con su función,
Que cada uno discipule y
Que nos dediquemos a la misión.

V- NO DEBEMOS DETENERNOS EN LAS “TRES TRAMPAS” DEL DIABLO.

Jorge Himitian nos habló hace muchos años atrás de las tres trampas del diablo:

1°  La trampa de los discípulos. Enredarnos en sus conflictos olvidándonos del resto de la gente.

2° La trampa de la localidad. Esto es predicar y hacer la obra solamente en nuestra ciudad de residencia.

3° La trampa de la nación. Quedarnos en nuestro país sin pensar en otras naciones que necesitan el testimonio del evangelio.

Debemos abrirnos paso entre los discípulos, nuestra localidad y la nación. No detenernos sino avanzar en el cumplimiento del plan supremo de Dios.

CONCLUSIÓN:

1. Aceptar que Dios conoce todas las cosas.

2. Buscar ser llenos del Espíritu Santo.

3. Saber que el mundo “presentó quiebra” por tanto no tenemos que invertir nada en él.

4. No tenernos lástima.

5. Dedicarnos a las cosas esenciales.

6. No caer en las “tres trampas” que nos tiende el enemigo.

lunes, 29 de diciembre de 2014

JESÚS NUNCA PROCURÓ MOVER A LOS HOMBRES PARA QUE VENGAN A ÉL Ivan Baker


Hemos visto hasta aquí en el ejemplo de Jesús, Su Fuente de poder, Su Carácter y Su Disposición. Finalmente nos corresponde captar Su Estrategia, la que hemos dividido en seis puntos. El primero de ellos se refiere a su sentido de orientación en cuanto a su acercamiento al hombre. 

     Jesús nunca procuró mover a los hombres perdidos para que asistan a reuniones en tal o cual lugar y a tal o cual hora. Él iba a ellos. Y no solo esto, sino que aceptaba las circunstancias en que ellos se encontraban y se adecuaba a esas circunstancias haciendo ahí mismo su obra.

          Este es el primer punto en la estrategia de Jesús que nosotros tenemos que imitar. Somos nosotros los que tenemos que ir a ellos y no ellos que tienen que venir a nosotros. Somos nosotros, los que debemos adecuarnos a las circunstancias de ellos y no ellos a las nuestras. Podrá moverse a la gente para congregarlos en encuentros y reuniones organizadas, pero esta pretensión nunca deberá sustituir el mandamiento de ir a ellos.

       De la completa obediencia a esta premisa establecida en el mandato de nuestro Señor depende la gran obra evangelizadora. La evangelización no alcanzará su verdadera dimensión e impacto hasta que la Iglesia toda se movilice en esta dimensión. Esto hace que el evangelio se viva y se comunique en todo tiempo, en todo lugar y a toda criatura. Esta es la auténtica y permanente “campaña evangelística” de la Iglesia.

          Cada miembro de la iglesia debe cumplir esta consigna dentro de sus tareas y obligaciones diarias. Pero los pastores, que tienen todo su tiempo dedicado al ministerio de la palabra y la oración, deben establecerse en el mismo lugar de Jesús, allí al abierto, con el pueblo, accesible y notorios a todos.

          Los primeros apóstoles entendieron esto y evitaron todo lo que les podría obstaculizar para imitar a Jesús. Hechos 6.4. Leer los Hechos de los Apóstoles, es suficiente para convencernos de la notoria vida pública de los apóstoles. Ellos imitaron bien a Jesús y eligieron el preciso lugar estratégico para la predicación.

          ¿Por qué es que  la consigna impone nuestro encuentro con el pecador? Dios describe al pecador como un ser imposibilitado para venir a nosotros por su situación de:

-       Ciego: “… el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio…”  2 Corintios 4.4

-       Encarcelado: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para… pregonar libertad a los cautivos… “ Lucas 4.18

-       Muerto: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos…” Efesios 2.1

Muchos de nosotros hemos sido ignorantes en cuanto a la condición espiritual del hombre sin Cristo y aunque está ciego, hemos pretendido que lea; aunque está encarcelado y engrillado por satanás, hemos insistido que responda a nuestras invitaciones y aunque está muerto hemos insistido que venga a nosotros para ser resucitado. 

Con razón nos sentimos frustrados frente al magro resultado de nuestros grandes esfuerzos. Ahora oímos más claramente la voz del Señor diciéndonos: “Id”. Su mandato es “id”, no que vengan. La condición fundamental es que el que tiene los ojos abiertos, vaya a abrir los ojos de los ciegos; que el que está libre, vaya y abra las puertas al cautivo y el que vive, vaya al muerto y lo resucite. Pero esta obra no es fácil, presupone importunarles, molestarles y requiere de nosotros coraje, tenacidad, gracia y mucha paciencia. Esta obra nace del amor por ellos y sólo es posible en el poder del Espíritu Santo.

          Este ministerio tiene que ver con los pies, por eso el profeta exclama: “Cuán hermosos son los pies de los que anuncias las paz, de los que anuncian buenas nuevas”. Romanos 10.15. Como heraldo debemos estar siempre atentos a toda oportunidad que se nos presente y también saber crear oportunidades por nuestro denuedo y amor por los que se pierden.

          No es difícil entender también el valor y la necesidad de nuestra presencia en contacto directo con el pecador.

          Nuestra presencia:

          A) Le cubre y liberta.

          Al acercarnos a los hombres ellos estarán concientes que por medio nuestro se les acerca la autoridad de Cristo. El Espíritu Santo estará presente para ayudarles a vencer el espíritu engañoso que les ha oscurecido la vista espiritual. La mente del incrédulo queda iluminada para que comprenda y vea la verdad. Dios descubre al hombre y le libera de sus ataduras satánicas, y así puede beber de la fuente de vida que es Cristo.

          B) Nos permite obrar con entendimiento espiritual.

          Palpamos las vidas, discerniendo la necesidad particular de cada uno, oyendo sus preguntas y sus respuestas; viendo la manera en que el Espíritu obra. Esto hace que podamos continuar edificando las vidas con sabiduría.

          C) Nuestra presencia le provee todos los recursos de la Iglesia.

          Una parte fundamental en la conversión del pecador es su comunión inmediata con el cuerpo vivo de Cristo. En este contacto directo se da esta condición de compañerismo y amor, que es indispensable. A través nuestro tiene acceso a la iglesia misma con todos los recursos.


sábado, 27 de diciembre de 2014

EL MINISTERIO DEL PROFETA ELÍAS Oscar Gómez


Sin dudas Elías es uno de los profetas más conocidos. Sus hazañas, su confianza absoluta en Dios y estilo de vida nos han cautivado desde siempre. No es un dato menor que fuera nombrado por Jesús y los apóstoles. Elías fue un grande en Dios. Al seguir los relatos en las escrituras encontramos características que destacan a este profeta de Dios.

  3 Rasgos sobresalientes del ministerio de Elías

Leamos: 1° Reyes 18: 41 al 45         

Y entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una grande lluvia suena. Y Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del Carmelo; y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas. Y dijo á su criado: Sube ahora, y mira hacia la mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió á decir: Vuelve siete veces. Y á la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube de la mar. Y él dijo: Ve, y di a Acab: Unce y desciende, porque la lluvia no te ataje. Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento; y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel.     

Las características que detallamos a continuación tienen que estar presentes en todo obrero de Dios.

I- Alta sensibilidad espiritual

“porque una lluvia grande se oye” (v.41)

Tanto el profeta como el obrero de Dios necesitan tener el oído afinado al Señor y a las cosas que vendrán.

Todavía no se habían formado las nubes, sin embargo Elías percibía la lluvia que se avecinaba. El infrasonido es toda onda acústica o sonora de muy baja frecuencia, inferior a los 20 hz. Al quedar por debajo de la respuesta en frecuencia del oído humano y fuera del espectro audible, no somos capaces de escucharlo. El infrasonido es capacidad auditiva de animales grandes como el elefante para comunicarse a grandes distancias, como cuando vino el tsunamis en Thailandia. Los elefantes no solo registran el infrasonido con sus oídos, también sus patas ya que sus uñas actúan como sensores conductores de sonido de muy baja frecuencia. Los infrasonidos pueden alcanzar grandes distancias atravesando obstáculos sólidos.
Hay muchas cosas que acontecen en el mundo espiritual y físico fuera de la captación del oído humano que afectan nuestras vidas e iglesias que necesitamos advertir ¿Cómo funciona tu “infrasonido espiritual”?

Después de obtener una gran victoria sobre los profetas de Baal, Elías mantuvo alta la sensibilidad espiritual.

Los logros en Dios por pequeños que sean tienden a relajarnos. Luego de algún triunfo espiritual, ya sea una reunión donde Dios se haya movido soberanamente, un milagro o haber ganado un discípulo, la consigna es no descuidarnos sino mantener alta la sensibilidad espiritual.

Una vez percibido lo que vendrá hay que comunicarlo a los demás para que se preparen, así como hizo Elías con Acab.

II- Una vida humillada delante de Dios

“Y Elías subió a la cumbre del Carmelo; y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas”  (v.42)

Aquí nos encontramos con otro rasgo importantísimo en la vida y ministerio de Elías.

Así como debemos mantener la sensibilidad profética después de un triunfo también hay que seguir orando.

Luego de una victoria se requiere más humillación, no pensar que las cosas van a acontecer de todas maneras. Para todo es necesaria la oración. El apóstol Pablo nos dice que debemos orar en todo tiempo, con toda oración y súplica.
También el Nuevo Testamento expresa: Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses”  Santiago 5: 17

Una forma novedosa de orar: “Puso su rostro entre las rodillas”

Conocemos distintas maneras de orar, manos levantadas, de rodillas, con el rostro en el suelo, estando en movimiento, pero Elías tenía una forma muy particular de buscar a Dios y un tanto difícil de practicar.

El profeta y el obrero de Dios tienen el deber de orar.

Muchos pueden tener la libertad que tuvo Acab para ir a comer y a beber, pero Elías se fue al monte Carmelo a estar con Dios. No hay nada malo en comer y en beber pero el obrero de Dios al percibir las necesidades de su entorno e dedica a buscar al Señor.

III- Confianza en un Dios que crea de la nada

Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia la mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces. Y á la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube de la mar. Y él dijo: Ve, y di a Acab: Unce y desciende, porque la lluvia no te ataje. Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento; y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel.  (v.43 al 45)

Cuando Jesús inició su ministerio no había nada, no obstante declaró “Yo edificaré mi iglesia y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” Pregunto ¿Dónde estaba la iglesia si eran un puñado de pescadores?
Todos los precursores de los distintos movimientos del Espíritu Santo, de iglesias, de obras en otros sitios trabajaron partiendo de la nada y Dios premió su fe formando pueblo. 
Muchos tienen la mentalidad del criado “No hay nada”, por eso es necesario un Elías que crea que va a ser hecho ¿Qué había en calle Santiago 55 bis? Un baldío y actualmente se reúne una numerosa comunidad cristiana. Y así podemos dar testimonio de muchas obras que Dios creó de lo que no existía. Esta es su profesión, su tendencia, su deleite: Crear de la nada. Aleluya. No temas, cree a Dios en el cumplimiento de las metas para el próximo año. Dios crea de la nada.

 “Así está escrito: Te he hecho padre de muchas naciones». Así frente a Dios, Abraham creyó este mensaje, porque Dios puede dar vida a los muertos y crear algo de la nada”     Hebreos 4:17

“Por fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve, fue hecho de lo que no se veía”  Hebreos 11:3

En definitiva:

·      Desarrollemos mayor sensibilidad al Espíritu Santo.

·      Tengamos una vida de humillación delante del Señor.

·      Confiemos que Dios es especialista en crear obras donde no hay nada.

¡Un buen año 2015!



martes, 23 de diciembre de 2014

ENTREGA TOTAL Keith Green


Una comparación entre el comunismo y el cristianismo

 "¡Estos hombres que trastornan el mundo entero también han venido acá!" (Hechos 17:6)
Cuando Jesús dio sus instrucciones finales a los discípulos, antes de ascender al Padre, les aclaró que tenían un trabajo de proporciones gigantescas a cumplir. "Y ustedes serán mis testigos en Jerusalén, en Judea y Samaria, y hasta las partes más remotas de la tierra." (Hechos 1:8).
Esta fue la primera vez que los discípulos fueron instruidos a mirar más allá de su pequeño país. De hecho, en su viajes misioneros anteriores, Jesús les había mandado a "no andar por los caminos de los gentiles (personas que no eran judíos), y no entrar en las ciudades de los samaritanos; sino ir a las ovejas perdidas de Israel." (Mat.10:5-6). De repente sus ojos fueron abiertos, su visión expandida. Todo prejuicio, toda hipocresía, todo nacionalismo y toda atadura cultural tuvo que desaparecer ante las palabras de Jesús:"Samaria y las partes más remotas de la tierra." Ningún judío de buena autoestima hubiera siquiera puesto el pie en territorio samaritano, ni mucho menos hablado con un samaritano; ¡y "las partes más remotas de la tierra" hubiera significado predicar a los gentiles paganos! "Seguramente", habrán pensado los discípulos, "esto significa predicar a los judíos esparcidos en el extranjero." Es casi chistoso, cuando continuamos leyendo Hechos, como uno por uno, Dios demostró a cada discípulo que El quiso decir exactamente lo que dijo... "Yo te he puesto por luz a los gentiles, para que lleves salvación hasta lo último de la tierra." (Hechos 13:47)

Un gran vacío

Hay un gran vacío en el mundo, y en los corazones de todos los hombres. Este es el vacío que Jesús debe llenar, en cada nación como Rey, y en cada corazón como Señor. Si el vacío permanece, entonces los hombres y las naciones intentarán desesperadamente llenarlo con algo diferente. Satanás siempre está dispuesto y listo para proveer una paz alternativa, falsificada. El peligro más grande de una falsificación es que se ve exactamente como la cosa verdadera, pero no tiene ningún valor.
El cristianismo barrió el mundo en el primer siglo. Es la fuerza de la verdad que responde y satisface la sed en toda la humanidad por una razón y un propósito de la vida. Lo que hizo que los oyentes de aquel tiempo creyeran rápidamente en estas Buenas Nuevas, no fue el mensaje en sí ... ¡fueron los mensajeros! Charles Finney escribió una vez: "Los cristianos mismos son la razón más grande para aceptar a Cristo. Pero ellos son también la excusa más grande para rechazarlo."
¿Qué hizo que los primeros cristianos fueran tan convincentes? ¿Qué hizo que 3'000 personas se convirtiesen en un solo día, y que fuesen bautizados en una ciudad que estaba hostil contra el evangelio... una ciudad que había asesinado a su Señor solo pocas semanas antes? (Hechos 2:41) Fue su entrega. Fue su estilo de vida. Fue el Espíritu Santo que inspiró la vida y la imagen de Jesús en personas que literalmente habían dejado todo atrás, estaban dispuestos a sufrir todo, y estaban dispuestos a dar todo lo que tenían (sus posesiones, su tiempo, incluso su sangre) a cualquiera, para demostrar que su mensaje fue la única verdad que podía salvar el alma humana del sufrimiento eterno.

El celo de los comunistas sobrepasa el celo de los cristianos.

Es esta misma entrega, esta misma disposición de dejar todo y a todos atrás por la "causa", por el "pueblo", y por el "partido" - este mismo deseo de "salvar" el mundo entero del sufrimiento bajo la injusticia y los males sociales, que hace que personas individuales, naciones, e incluso continentes enteros se vuelvan a una falsificación atea - una que promete unir el mundo para el bien común, y establecer un "orden mundial" que pondrá fin a la opresión del "pueblo común". Nuevamente, en realidad no es el mensaje, pero los mensajeros que están convenciendo las masas. ¡Y esto nos hace avergonzar como cristianos! Muchos cristianos se sintieron fuertemente reprochados cuando Billy Graham leyó por primera vez la siguiente carta, escrita por un estudiante de un colegio en Estados Unidos, que se había convertido al comunismo en México. El propósito de la carta fue explicar a su novia por qué él tuvo que romper su compromiso:
"Nosotros los comunistas, tenemos que contar con muchas bajas. Somos aquellos que somos calumniados y ridiculizados y despedidos de nuestro trabajo, y en cualquier otra forma nos hacen la vida lo más difícil posible. Un cierto porcentaje de nosotros será matado o encarcelado. Vivimos en pobreza. Devolvemos al Partido cada centavo que ganamos más allá de lo que es absolutamente necesario para mantenernos con vida. Nosotros los comunistas, no tenemos tiempo ni dinero para muchas películas o conciertos o parrilladas o casas bonitas y carros nuevos. Nos llaman fanáticos. ¡Somos fanáticos! Nuestras vidas son dominadas por un solo factor que eclipsa todo lo demás - la lucha por el Comunismo Mundial Nosotros los comunistas, tenemos una filosofía de vida que ningún monto de dinero podría comprar. Tenemos una causa para luchar por ella, un propósito definitivo en la vida. Sometemos nuestros egos insignificantes bajo un gran movimiento de la humanidad. Y si nuestra vida personal parece dura, o nuestro ego parece sufrir por la sumisión bajo el Partido, entonces somos adecuadamente recompensados por el hecho de que cada uno de nosotros, a su manera pequeña, está contribuyendo a algo nuevo y verdadero y mejor para la humanidad. La causa comunista es mi vida, mi negocio, mi religión, mi pasatiempo, mi enamorada, mi esposa y amante, mi pan y carne. Trabajo por ella de día y sueño con ella de noche. Su dominio sobre mí crece, y no disminuye, mientras el tiempo pasa. Por tanto, no puedo seguir con una amistad, una relación amorosa, o siquiera una conversación, sin relacionarla con esta fuerza que guía e impulsa mi vida. Yo evalúo a las personas, los libros, las ideas, y las acciones, según cómo afectan la causa comunista, y según su actitud hacia ella. Ya he estado en la cárcel por causa de mis ideas, y si fuera necesario, estoy dispuesto a parecer ante un comando de ejecución."
Si los comunistas pueden ser tan entregados, ¡cuánto más deberían los cristianos derramar sus vidas en una entrega intensa a su Señor glorioso!

El mundo pertenece a los disciplinados

(El libro "The Disciplined Life" (La vida disciplinada), por Richard S.Taylor, Bethany House Publishers, 1962, fue usado como fuente para esta sección.)
Una de las revelaciones más alarmantes que salió del mundo comunista, es acerca de la disciplina y el entrenamiento áspero al cual someten a sus jóvenes. En contraste, nunca antes ha habido un tal peregrinaje masivo al altar de la diversión en América. Lo más deseable para cada americano es relajarse y recrearse. El mundo occidental ama los juegos. ¡Los americanos, en promedio, miran cada día por hogar más de ocho horas de televisión!
En la década de los 1920, los debates entre colegios atrayeron grandes multitudes. Ahora los debates se llevan a cabo en cuartitos pequeños, mientras las multitudes hacen barra en el juego de basket. Se necesita disciplina para aprender un nuevo arte, una ciencia, o una habilidad; no se necesita ninguna disciplina para mirar un juego de fútbol o una lucha deportiva. El cambio del interés y de la emoción popular desde los debates hacia el deporte, es una señal de decadencia cultural. Como alguien dijo una vez: "O hay disciplina, o hay decadencia."

Y la iglesia no escapó de ello. Nunca hubo un tal interés en el deporte entre "los santos". Entre cristianos en iglesias y escuelas dominicales, escuché mucho más conversación y emoción acerca de las clasificaciones nacionales de los equipos deportivos, que acerca de cómo ganar el mundo para Dios.

Hace poco escuché un ejemplo casi increíble: Una iglesia grande en Texas temía que durante un encuentro deportivo, iba a haber poca asistencia en el culto de la noche. Entonces el pastor y los ancianos tenían una idea maravillosa: ¡Trajeron un proyector de video a la iglesia y "divirtieron" a los asistentes con una presentación en pantalla gigante de "dándoles y golpeándoles por Cristo"! - Este es quizás un ejemplo extremo. Pero el espíritu de "diversión" esta amenazando con destruir la poca esperanza que nos queda todavía, de evitar el juicio y tener un verdadero avivamiento que busca la cruz. "Porque es tiempo que el juicio empiece con la casa de Dios... y si con dificultad se salva el justo, ¿que será del impío y del pecador?" (1 Pedro 4:17-18)
El comunista Lenin dijo: "Con un puñado de gente entregada que me darán sus vidas, yo controlaré el mundo." Esto debe haber sonado como una declaración precipitada para aquellos que la escucharon, pero no fue una jactancia vacía. En 1903, este único hombre, con 17 seguidores, empezó a atacar el mundo. En 1918, el número había crecido a 40'000, y con estos 40'000, él consiguió controlar a los 160 millones de habitantes de Rusia. Y el movimiento ha avanzado y controla ahora más de la tercera parte de la población del mundo. Con esto en mente, considere la advertencia del presidente americano, Theodore Roosevelt:
"Las cosas que destruirán América, son: la prosperidad a cualquier costo, la paz a cualquier costo, la seguridad primero en vez del deber primero, el amor a la vida fácil, y la teoría de la vida que quiere ganar riquezas rápidamente."

El ejército de Dios (Ef.6:10-18)

Lo que necesitamos hoy, es un ejército. ¡Una fuerza verdaderamente cristiana, armada hasta los dientes con amor y con el poder de Dios, con completa confianza en Dios que El suplirá sus necesidades y los guiará a la batalla y a la victoria!
Escuché reportes de misioneros que volvieron a casa, de que había mucha división y contienda entre misioneros en el campo misionero. Las mismas diferencias doctrinales que aquejan nuestras denominaciones aquí, están dando una reputación mala al Señor en otros países. "Una casa dividida entre sí misma no podrá permanecer" (Marc. 3:25) ¿Qué haremos? Un mundo muriendo de hambre por la verdad, no esperará hasta que nosotros hayamos terminado de ensayar nuestra presentación, nos pasarán por alto y beberán de la última filosofía o religión dulce que venga por el camino. Los mormones, los testigos de Jehová, y los seguidores de Moon ganan a mucha gente no solo aquí, sino también en el extranjero. Ellos parecen determinados, entregados, y dispuestos a sacrificar todas las comodidades, para divulgar sus "buenas nuevas". Los cristianos, en comparación, son perezosos, apáticos, y hechizados por el mismo materialismo que está ahogando toda la vida de la civilización occidental.
Hablando filosóficamente, ¿qué tiene el mundo occidental realmente a ofrecer? Si hablamos de países del "Tercer Mundo" en Africa y Asia, donde el promedio de los ingresos anuales por persona está por debajo de los cien dólares, ¿tiene la idea de un sistema capitalista de empresas libres realmente algún atractivo? Estos pequeños grupos de "predicadores" comunistas viajan por el campo, y comparten su visión de una "sociedad de un mundo unido" con una economía que "distribuye las riquezas" a todos. ¿Le sorprende que tantos campesinos son inspirados a unirse a ellos?
Ellos han visto llegar a las compañías transnacionales de petróleo y minerales, construyendo fábricas grandes, mientras sus propios ingresos no suben. Ellos han visto como los gobiernos occidentales colonizaron sus economías y recursos, sin elevar el nivel de vida de los campesinos (¡en algunos casos incluso rebajándolo!). Todo lo que estos pueblos han visto de la cultura y democracia occidental, solo despierta sospechas y cinismo en ellos. ¿Y cómo podemos culparles? ¿Hay alguna respuesta real en la filosofía detrás de la cultura occidental? Por lo menos los comunistas ofrecen una promesa - yo admito, una promesa muy vacía - pero por lo menos, una promesa.
¡Dios mandó a la iglesia "ir por todo el mundo, y predicar el evangelio a toda criatura" (Marc.16:15)! Si realmente estuviéramos haciendo nuestro trabajo y viviendo la vida que Jesús nos mandó, entonces la gente en aquellos países podría ahora comparar la verdad de Jesús y Sus santas promesas con estos sueños marxistas vacíos.

¿Es el comunismo realmente el peor enemigo de Dios?

"Y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará su pueblo de sus pecados." (Mat.1:21)
Quiero tener mucho cuidado de no ser malentendido. Creo que el comunismo es una falsificación que tiene su origen en el infierno. Pero tenemos que examinar todas las prédicas fuertes contra el comunismo, que hemos escuchado en los últimos años. (N.d.Tr: Este artículo fue escrito cuando todavía existía la Unión Soviética.)¿Realmente se preocupa Dios tanto por los sistemas, como se preocupa por el pecado? ¿Realmente cree usted en su corazón que el comunismo engendra más pecado que "el sueño americano"? Pregúntese esto: ¿piensa usted que existe más adulterio en Rusia que en América? ¿Más fornicación? ¿Más avaricia y lascivia? ¿Más robos y asesinatos? ¿Qué de la pornografía y las drogas, la corrupción y el engaño? ¿Ve usted lo que quiero decir? Dios está tremendamente herido, dolido en su corazón por el estado del pecado que el mundo occidental ahora ha aceptado y ha declarado como "socialmente normal".
Por supuesto, no puede existir un "comunista cristiano". Usted no puede defender un sistema que niega la existencia de Dios, y a la vez participar de la justicia de Dios. ¿Pero cuál es peor? ¿Alguien que niega la existencia de Dios, y actúa de acuerdo con su convicción? ¿O alguien que cree que Dios existe, y sin embargo lleva una vida que totalmente niega a Dios? "Porque de aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará" (Luc.12:48), y "al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado" (Stgo.4:17). ¿Qué cree usted que entristece más a Dios? Una nación que dice "la religión es el opio del pueblo", o una nación en cuyo dinero dice "En Dios confiamos" (Inscripción en los billetes de dólares americanos - N.d.Tr.), pero que está llena de pecado, violencia, e inmoralidad?

Ezequiel 16

Recuerde, el dolor de Dios acerca de Su pueblo Israel fue mucho más grande que Su decepción acerca de Egipto o Babilonia. De un país lleno de brujería e idolatría, El esperaba que iba a actuar de manera malvada y perversa. Pero Su corazón se quebrantó cuando El vio a Su novia, Israel, cometer adulterio y prostitución con los paganos y sus ídolos. Recuerde, el enemigo de Dios no es el comunismo, el enemigo de Dios es el pecado. Y el avivamiento actual que se reporta en la iglesia detrás del "Telón de Acero" solo demuestra que un sistema ateo no puede impedir que Dios se mueva entre Su propio pueblo. Pero mientras la iglesia occidental está enamorada del dios del materialismo, no verá ningún gran movimiento de Dios entre ellos, porque su pecado es mucho más grande que el pecado de los comunistas.

En un país de libertad, donde los creyentes nunca han tenido una oportunidad más grande de ver la gloria de Dios descender sobre una nación, la exclamación "¡Apartaos de mí; nunca les conocí!" le espera a una novia infiel que amó sus placeres y programas, que se deleitó en recaudar fondos y construir edificios, más que en el santo placer de entregar América y su botín a un Dios poderoso, por medio de un verdadero avivamiento de oración, arrepentimiento, y santidad. (Vea Mat.25:14-30).

La iglesia perseguida no tiene otra alternativa que perseverar en sus tribulaciones hasta el fin. (Mat.24:14) Pero la iglesia occidental engordada y rica "que no tiene necesidad de nada", estará horrorizada cuando verá que sus templos fueron construidos de madera, heno y hojarasca (1 Cor.3:12-14), mientras su oro, plata y piedras preciosas (las almas preciosas de los hombres, y la honra de Dios restaurada) se quedaron echados por tierra, ignorados, nunca puestos en el tesoro del Señor.
"Por tanto, porque eres tibio, y no caliente ni frío, te vomitaré de mi boca. Porque dices: 'Soy rico, y me he enriquecido, y no tengo necesidad de nada', y no sabes que eres desventurado y miserable y pobre y ciego y desnudo..." (Apoc.3:16-17)


Estamos en gran peligro de ser juzgados como la iglesia en Laodicea. Recuerde, hay dos atletas en la carrera - el avivamiento y el juicio. ¡Pongámonos de rodillas para vencer!

NUESTRA HERMANDAD EN CRISTO Oscar Gómez




¿Qué es hermandad?

1. Hermandad es el resultado de la obra de Cristo en la cruz. El fruto de su aflicción.

2. Para ser parte de la hermandad es necesario haber sido limpiado con la sangre de Cristo y también reconocer a Jesús como el Señor de mi vida.

3. Hermandad es iglesia, es cuerpo, es familia, es pueblo de Dios.

4. Ya es hermandad cuando dos o tres creen en el mismo Dios y comparten una fe común.

5. Hermandad es mi corazón ligado al corazón de mi hermano.

6. Hermandad no es sectarismo, partidismo ni exclusivismo. Es algo más amplio que la obra y más profundo que nuestros sentimientos.

7. Hermandad es incluir pero también es integrar.

8. Hermandad es renunciar al individualismo y vivir en el cuerpo de Cristo, que es la iglesia.

9. La hermandad no es para sobresalir es para “estar en medio y ser uno más con los hermanos”.

10. Hermandad es la cosecha de la siembra del evangelio del reino de Dios.

11. Hermandad es realidad no utopía. Realidad de luchas y realidad de paz. Realidad de fracasos y realidad de triunfos. Realidad de tristezas y realidad de alegrías. Realidad de conflictos y realidad de solución a los conflictos. ¡La hermandad está formada por gente de carne y hueso!

12. Dios está trabajando en la hermandad, procurando hacernos más parecidos a Jesús cada día.

13. Ser parte de la hermandad es lo mejor que nos pudo pasar. Los hermanos son corona y gozo.

14. Hermandad es un conjunto de personas llenas de flaquezas y debilidades pero revestidas del poder de Dios.

15. Hermandad es Cristo mismo  (Hechos 9)

16. La hermandad es universal, no distingue razas, color, cultura ni nación.

17. Hermandad es amor llevado a la práctica.

18. La hermandad es eterna. Ya está activa en los cielos.







domingo, 21 de diciembre de 2014

RETIRO DE LÍDERES EN IBARLUCEA

   
“Es necesario aplicar el señorío de Cristo en todas las áreas de nuestra vida”



E
l sábado 13 y domingo 14 de Diciembre se realizó en nuestro predio de Ibarlucea el retiro de fin de año para los responsables de los grupos caseros y sus ayudantes. 
Guillermo Eckert, encargado de grupo, compartió el sábado por la tarde, comentó las alternativas de su participación en el Seminario de Liderazgo que se celebró en Hawai, y que fuera organizado por el Instituto Haggai.  Guillermo nos habló con mucha claridad sobre “Los diez mitos del liderazgo espiritual”, y luego de “El mundo post-moderno”, haciendo una distinción del mundo moderno, post-moderno y post post- moderno. Destacó que “nadie puede poner otro fundamento del que está puesto, esto es Jesucristo”. Finalizó su ponencia tratando los  “Puntos de vista del liderazgo”, con ejemplos prácticos mencionó las diversas clases de líderes que podemos hallar en la iglesia: el líder visionario, el organizador, el maestro, el mediador, el idealista, el servidor y el proveedor.
En última instancia, con una tormenta que se desataba de un momento a otro, Guillermo “Willy” Pagura contó a los presentes algunos pormenores de su traslado en pocos días a la localidad de Monte Hermoso (Bs. As.). Al fin llovió, cayó granizo y corrimos a casa.


El domingo amaneció con cielo despejado y temperatura agradable. Víctor Rodríguez estuvo a cargo del mensaje que tituló: “La recuperación de la espiritualidad del obrero”. Citando el Salmo 16 dijo que con el tiempo muchas cosas se desgastan en la vida, familia, trabajo y servicio del obrero. En esas circunstancias Dios está presto para recuperar su espiritualidad. El problema es cuando no nos damos cuenta que lo necesitamos. Durante la palabra enfatizó: “Lo que afecta a la gente que está con nosotros, somos nosotros mismos”. Esta espiritualidad que Dios desea no viene de reuniones ni de cumplir con el programa de la iglesia sino de declarar nuestra incapacidad y de reconocer a Jesús como Señor. No es cuestión de saber el concepto del señorío de Jesucristo, es necesario aplicarlo en todas las áreas de nuestra vida. Resaltó que uno de los elementos fundamentales que necesita el obrero de Dios para su recuperación es el conocimiento de la herencia que tenemos en Cristo.
Víctor expresó que el obrero recuperado es aquel que encontró la dirección de Dios.  Terminamos el encuentro orando los unos por otros, y hubo palabra profética. El Señor nos dijo: “Vendrá mucho fruto entre ustedes, estén preparados”. “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún”. El próximo encuentro está programado para los días 14 y 15 de marzo 2015.


Guillermo Eckert es encargado de un grupo familiar en la Comunidad cristiana de Rosario, está casado con Andrea Bled y es padre de tres hijas, Denisse, Aylen y Elizabeth.




A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...