Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 21, 2014

EL SENTIRME LLAMADO Y ESCOGIDO AFECTA AL PROPÓSITO DE MI VIDA Juan Manuel Montané

Juan 15:16No me eligieron ustedes a mí, sino que yo los elegí a ustedes, y los he puesto para que vayan y lleven fruto, y su fruto permanezca.
1 Pedro 2:9Ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien las virtudes de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.
Apocalipsis 17:14Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
Soy llamado por Dios a una misiónSoy instrumento escogido para realizar el Propósito de Dios en la tierra.El único instrumento que Dios puede usar dentro de mis circunstancias.Este propósito de Dios debe ser el único proyecto de mi vida.No puedo distraerme en proyectos personalesNo puedo dejarme seducir por otros proyectosEl único proyecto para mi vida, es el proyecto de Dios, para este fui escogido, para este fui llamado.Para este proyecto es para el cual Dios me capacita.Es donde siento el…

LAS CORONAS DEL CRISTIANO Oscar Gómez

Según el diccionario se denomina corona  al aro que se coloca sobre la cabeza, generalmente como adorno, en señal de premio o como símbolo de nobleza o dignidad; puede ser de diversos materiales. "La corona de un rey; la corona de laurel de un héroe romano; la corona de flores que solían llevar las novias en la ceremonia nupcial, etc." Cuando se trata de un monarca se lleva a cabo un acto de coronación en presencia del pueblo.
En las escrituras hallamos diversas clases de coronas, que seguramente se irán sucediendo en los distintos momentos de la vida de un cristiano.
 El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y          misericordias; (Salmo103:4)
I- Corona de favores y misericordias El Señor me coronó de favores a lo largo de mi vida en Cristo. El hecho de poner en mi camino la persona que me llevó a sus pies, la llenura del Espíritu Santo, el trabajo que me concedió y el cuidado que tuvo cada día. En realidad son innumerables todos sus favores y misericord…