Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 4, 2014

LA IGLESIA NO ES UN TREN 2da Edición Oscar Gómez

La infructuosidad se debe al impulso y a la inercia de las acciones, en muchos casos la iglesia en vez de comportarse como el cuerpo de Cristo se parece a un tren.
·Las iglesias “trenes”
Se componen de dos clases de personas: tripulantes y pasajeros.
Son fáciles de encontrar. Su humo, su ruido y bocina son inconfundibles.
Irán en esa misma dirección por un tiempo bien largo, por más que procuren hacerlas detener no podrán.
Las opciones para cambiar su dirección son, en el mejor de los casos, muy limitadas.
Los trenes no pueden girar, ni virar, tampoco estas iglesias.
Si se dispone de un cambista o un desvío, el tren podría cambiar de dirección; de otra manera, simplemente sigue los carriles hasta su destino.
Todos los que se encuentran a bordo, ponen su confianza en que están en el lugar debido y que van hacia la dirección correcta. Pueden ir durmiendo o entreteniéndose.
·La iglesia no es un tren
Las iglesias de Cristo no son pieza de ferrocarril, son organismos dúctiles y versátiles.
Son …

ESENCIA DE LA GUERRA ESPIRITUAL Enoch Adeboye

Vístase de toda la armadura de Dios.Su capacidad para soportar los engaños, ataques y esquemas de Satanás depende si lleva la armadura de Dios ¿Usted la usa? ¿Cómo la usa?  (Ef. 6:11).Cada vez que un hijo de Dios es golpeado por una bala del enemigo debe fijarse si lleva la armadura de Dios ¿Por qué? Porque nuestra armadura espiritual no es como una armadura terrenal que hay que quitársela antes de ir a la ducha.Siempre debe estar en usted, salvo que usted decida sacársela.Otra pregunta que un creyente debe hacerse cuando es golpeado por una bala enemiga es: "¿Estoy llevando toda la armadura de Dios?¿Por qué? Muchas veces nos ponemos una parte de la armadura y dejamos otras sin uso.Aún cuando sabemos cómo echar fuera demonios, algunos de nosotros nos negamos a ponernos los zapatos de los Evangelios, es decir ganar almas.Si tenemos todo lo demás pero nos negamos a ganar almas para Jesús, corremos el riesgo de ser alcanzados por balas de Satanás. Por ejemplo, se necesita el uso de …