viernes, 30 de mayo de 2014

EL CULTO QUE AGRADA A DIOS Oscar Gómez

                         



El fenómeno del culto inducido

 

Lejos de lo que eran las reuniones de nuestros primeros hermanos en la fe, hoy practicamos un culto a Dios inducido, totalmente dirigido y algunas veces teledirigido. En estos últimos años se formaron innumerables grupos de adoración, equipos de alabanza, se organizaron multitud de congresos y eventos para enseñar a presidir la reunión y también se invitaron a profesionales del canto. Muchos escritos de hombres experimentados en la música y en la dirección de la alabanza llegaron a nuestras manos, sin embargo, es imprescindible revisar si tales enseñanzas tienen asidero en las sagradas escrituras, en especial en la práctica de Jesús y los apóstoles que son nuestra única fuente fidedigna para éste y todos los temas.

Más allá de la buena intención de los que se capacitan para dirigir, hay una gran necesidad de volver al culto racional, inteligente, donde el cristiano capta a Dios y queda perplejo ante su grandeza; entonces adora. Se trata de un culto marcado por la simplicidad, la espontaneidad y la participación, donde las alabanzas y las expresiones son una respuesta a aquel que nos amó y salvó.

 

Señales del culto inducido

 

¿Qué es inducir? Es instar, persuadir, mover a alguien.

 

1) En el culto inducido todos esperan que se les diga lo que tienen que hacer. Necesitan un animador ¿Quién es un animador en una reunión? Es el que dispone todo lo que hay que hacer: levantar las manos, tomarse de las manos, mirar al que está atrás, juntarse de dos o tres, decirle algo al que está al lado, etc.  Nadie hace nada por su propia cuenta.

 

2) El culto inducido necesita de instrumentos musicales eléctricos para “tocar” las fibras íntimas del asistente, si se corta la electricidad se corta “la inducción” y no se produce la sensación buscada.

 

3) Cuando el culto es inducido unos pocos van preparados para dirigir, el resto va a escuchar y responder a las instrucciones del que conduce. Sin embargo, es una realidad que no todos tienen la misma convicción y las mismas ganas en ejecutar la coreografía que les impone el animador, algunos lo hacen porque otros lo hacen. Piensan que si no hay dirección no habrá reunión.

 

4) Para que el culto inducido pueda lograr su objetivo necesita una buena iluminación, un lugar estéticamente bello para que impacte visual y emocionalmente a los asistentes.

 

5) El culto inducido cambia el semblante de los asistentes, demanda una cara especial para cada momento; la naturalidad que tienen todos antes de entrar al “lugar de reunión” se pierde.

 

6) El culto inducido es la típica y tradicional reunión programada, envasada de principio a fin, estructurada e idéntica de una semana a la otra.

 

7) Aquel que durante años practicó esta clase de culto le llevará tiempo cambiar. No será de la noche a la mañana. Tiene que producirse una renovación de su entendimiento.

 

8) El culto inducido esta hecho a medida de los pasivos, de los de poco compromiso porque no ayuda a pensar, actuar o hacer algún aporte durante la reunión.

 

9) Es limitado en tiempo y espacio, se practica durante la reunión y cesa al salir del recinto para volverse a reencontrar la semana siguiente.

 

Hacia un culto racional

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

 

 

Según Pablo, nuestro culto a Dios es “racional”, inteligente. La verdadera alabanza surge cuando empezamos a comprender las misericordias del Padre y quedamos absortos, maravillados y postrados ante su majestad. Esta comprensión es el culto racional o razonado, pero no es una razón fría sino iluminada, llena de gozo, que nos hace sensibles y nos quebranta.  Como se trata de un culto de perplejidad, no todos tienen que hacer lo mismo; algunos pueden cantar con el entendimiento, otros hacerlo en el Espíritu,  otros postrarse y otros estar en absoluto silencio. No hay reglas para esto, lo único que se requiere es estar lleno del Espíritu Santo.

Si la mente y el corazón son afectados por las misericordias y los favores del Padre, el cuerpo se presentará integralmente, en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, las manos se levantarán, los pies danzarán, la lengua cantará, bendeciremos al Señor y los unos a lo otros sin necesidad de persuasión externa. Será el momento donde comprobaremos la buena voluntad de Dios, que es agradable y perfecta. Es indudable que se debe producir un cambio mediante la renovación de nuestro entendimiento.

 

El verdadero culto es una respuesta

 

El culto racional es un culto continuo, sigue después de la reunión en virtud que es una respuesta al Señor que puede darse en cualquier momento del día. Es un tipo de adoración que se ofrece en espíritu y en verdad.  Este culto que agrada a Dios no es un programa, es consecuencia de lo que él es, de su cuidado, aceptación, gracia y merced para con nosotros. Los que son cautivados por el amor del Padre podrán brindar un culto así.


La Palabra nos da suficiente fundamento para una adoración sin medida, de esta manera se cumplirá la función real de cada uno de los sacerdotes. La instrucción de Pablo en 1° corintios 14:26 más que una teoría, será una realidad,  un tiempo donde cada uno expresará lo que tiene y lo que siente hacia Dios ¡Volvamos al culto racional!

lunes, 26 de mayo de 2014

MOTIVACIÓN, MOVILIZACIÓN Y EFECTIVIDAD Oscar Gómez




Elementos necesarios para hacer la obra de Dios.

Obreros que lleven adelante el plan eterno de Dios es la gran necesidad del presente, pero tengamos en cuenta que éstos surgirán de la formación que les brindemos. Tendrán muchas cosas por conocer y experimentar en el derrotero de su servicio espiritual. Con paciencia, perseverancia, amor y sana doctrina serán capacitados.

I. MOTIVACIÓN

¿Qué es la motivación?

El diccionario define motivación como el estímulo que anima a una persona a mostrar interés por una cosa determinada. Causa o razón que hace que una persona actúe de una manera  determinada. Motivo.
Así es, la motivación es consecuencia de tener un verdadero y noble motivo para hacer las cosas. La persona desmotivada es aquella que no tiene un  objetivo, un por qué vivir. También podemos traducir motivación como aliento, ánimo, entusiasmo, fervor, etc. Sebastian Abreu, futbolista uruguayo, a los 37 años de edad dijo que se está preparando para jugar la copa América 2015, que no hay ningún contrato que diga que a cierta edad hay que dejar la selección o el fútbol. Añadió: "Nadie me puede quitar esa ilusión, así que trataré de hacer lo imposible”

 

La motivación es aliento necesario para la vida, para enfrentar las contingencias cotidianas y a la vez el impulso para un servicio agradable a Dios. Es más que una sensación o estado de ánimo, no es natural sino que es espiritual, divino.

Es fuego metido en el interior del profeta:

“Y dije: No me acordaré más de Él, ni hablaré más en su nombre: Pero su palabra fue en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos, traté de sufrirlo, y no pude”  Jeremías 20:9

Es el poder interior que movía al apóstol Pablo:

“Por lo cual también trabajo, luchando según su poder, el cual obra poderosamente en mí”  Colos. 1:29

Es la usina espiritual que había en Jesús.

Un consejo de Pablo a sus hermanos:

        “en el cuidado no perezosos; ardientes en el Espíritu; sirviendo al Señor” (Romanos 12:11 Versión del año 1569)

¿Qué cosas nos hacen perder la motivación?

-Los desalentadores,
-las crisis,
-los pecados, y
–la escasa economía, entre otras.

Cuatro direcciones de la motivación:

·       En la búsqueda de Dios
·       En la familia
·       En el trabajo
·       En la obra del Señor


II. MOVILIZACIÓN

La motivación por el Espíritu Santo provoca movilización.
Movilización según el diccionario es la puesta en marcha de una actividad o un movimiento para conseguir un fin determinado. Preparación de las tropas que se realiza ante una situación de guerra agrupando a las personas y reuniendo el material necesario.
No podemos abordar este punto sin citar la frase célebre de Kenneth Strachan:

“La expansión de cualquier movimiento está en proporción directa al éxito obtenido en movilizar y desplegar a su total membresía en propaganda continua de su fe”.

La movilización es propia de la militancia, no existe una cosa sin la otra, son como hermanas gemelas.

Cosas que me inmovilizan:

Los conflictos internos de la comunidad.
Los pecados.
El miedo y el temor.
Los estados climáticos (frío, calor, etc.)

Recordemos que si cada uno hace un poco entre todos hacemos mucho. La movilización no es tarea solamente del liderazgo, tenemos que intentar mover a todo el pueblo de Dios, de a dos o tres, en grupos, o bien toda la iglesia avanzando en proyectos concretos.

III. EFECTIVIDAD

La movilización debe desembocar en la efectividad. ¿Qué es efectividad? Es la capacidad para producir el efecto deseado. También son términos afines: eficacia, eficiencia.

He observado que la efectividad en el servicio espiritual es muy baja en la gran masa de cristianos, en especial aquellos que tienen demasiado tiempo caminando con el Señor. Se trata de cosas que después de mucho años nunca se terminan de completar, formar o concluir, ya sea discípulos, grupos, obras, extensión a otras localidades, etc. Acá hay una asignatura pendiente en nosotros.
Uno de los grandes enemigos de la efectividad es la falta de auto crítica y de reflexión;  es el conformismo con lo que hago.
Esta falta de efectividad viene por la disgregación, por querer estar en varias áreas de servicio y en definitiva no se concreta nada. La falta de rumbo, de dirección, “no sé a qué dedicarme”, es uno de los males que atenta contra nuestra efectividad. Hay una dispersión de fuerzas, tiempo y recursos que al final de cuentas no reportan resultados.
Ser efectivos en lo que hacemos se aprende de los fracasos, del tiempo vanamente invertido y de las desilusiones. Necesitamos no bajar los brazos, levantarme en fe y creerle nuevamente a Dios.
La efectividad causa un efecto, una huella, una marca, por cierto positiva. Si no hay efecto o consecuencia no hay efectividad en lo que realizo.

1. Esta efectividad debe estar presente:

·       En la obra del Señor.
·       En el trabajo.
·       En la cuestiones familiares.

El evangelio nos llegó a nosotros después de dos mil años por la efectividad de Jesús y de los apóstoles. Ellos sembraron para las generaciones posteriores.
La efectividad no se logra por arte de magia, hay factores que inciden, entre ellas la visión que me embarga, la perseverancia, la convicción de lo que hago, la esfera de servicio y autoridad espiritual real que voy alcanzando entre los obreros, etc. Cuando me aboco a tareas concretas y mis oraciones son más específicas, recién comienzo el camino hacia la efectividad. El fruto se verá con el tiempo, y será abundante.





viernes, 23 de mayo de 2014

EL "ADN" ESPIRITUAL Oscar Gómez


                                        
                 


Maestros y escuelas

Cuando nos renovamos de manera constante y trabajamos en la formación de los hermanos, estando junto a ellos, la carga por el pueblo de Dios se siente con mayor intensidad. A la par, se multiplican otros maestros cuyas enseñanzas y prácticas escapan de los límites de las escrituras influenciando en muchas personas. De esta forma surge una escuela, y según el énfasis que tenga, crea una nueva moda.
Seguir una moda es el método más eficaz para dejar de ser original. Solamente puede tener identidad el discípulo o la comunidad cristiana que es apática y resistente a las modas y escuelas que quieren ponerle marcos prestados.

El “ADN” espiritual

El denominado “ADN” –como ustedes saben- es el molde básico de todos los seres vivos, se encuentra en el núcleo de la célula, determina sus formas y función. Trasmite información genética de una generación a la siguiente y forma duplicados de sí mismos.
Desde nuestros comienzos Dios nos dio, en su misericordia, un ADN espiritual, nos plasmó un estilo de obra y conducta que nos fue caracterizando a lo largo de los años; lo primordial, entre otras cosas, fue la tarea de hacer discípulos, la iglesia esparcida por las casas, el establecimiento del reino de Dios en otras localidades, la indisolubilidad del matrimonio, etc. Incorporando estrategias, expresiones y estructuras ajenas es posible que perdamos nuestra verdadera identidad y origen.
Cuando Dios nos confirió el “ADN” de la visión, pensó en desarrollarlo hasta que alcance su plenitud, sin embargo, cuando tomamos lo prestado, lo de afuera, olvidando nuestro “ADN”, nos convertimos en imitadores, luego la congregación siente la influencia y surge una moda. Todo lo incompatible con nuestro “ADN” necesita ser discernido y desestimado si no hace un aporte real a la obra.

La iglesia: Blanco de modas y escuelas

En su trayectoria, la iglesia fue avasallada por innumerables modas y escuelas que intentaron llenar su vacío espiritual y existencial, éstos son los marcos prestados, los criterios y formas ajenas. Esta invasión de nuevas tendencias y doctrinas raras sigue hoy y creo que seguirá hasta la venida de Jesús.
Nuestra identidad (dada por Dios) se evidenciará en el trabajo que estamos haciendo y debemos hacer.
¿Qué nos ha caracterizado a lo largo del tiempo?

·       La relación personal con los hermanos,
·       Los grupos caseros,
·       La obra fuera de la localidad,
·       El estilo de vida de los discípulos y sus familias.
·       El ministerio profético y apostólico;

Ésta es la escuela del Espíritu Santo que nos deja la marca de su influencia. Mantener la visión y la gracia propia, es decir respetar el “ADN”, no significa descartar todo lo demás, más bien habla de la consistencia y convicción de una visión, de la ausencia de vacío, de un rumbo preclaro hacia la concreción del propósito supremo y la mejor forma de madurarla es dejando de lado las modas y escuelas, sean quienes fueren sus diseñadores.

La escuela de Jesús

¡La única escuela fidedigna es la de Jesús! En ella no nos vamos a equivocar, seguirla resultará en el crecimiento integral del reino de Dios.
Después de casi cinco décadas como movimiento de renovación tenemos que comprender que el potencial de crecimiento está en nuestro seno, adentro, y es tan claro, tan precioso y abundante que no nos va a alcanzar esta generación para llevarlo a sus últimas instancias. Tengamos cuidado con las cosas gestadas en otros senos eclesiales.
Hay una gran necesidad de renovar nuestra visión, aquella que nos fue impartida desde los comienzos. Al “ADN” no se le puede agregar nada incompatible. Es nuestra responsabilidad darle lugar al Espíritu Santo, que nos siga renovando, que el río fluya desde adentro “....de su interior correrán ríos de agua viva”, con la conciencia y visión primigenia.

¡Bendito Jesucristo que en este precioso mover de su Espíritu, nos está  capacitando con paciencia y amor!


                                                               
         





   

martes, 20 de mayo de 2014

CAMBIE EL NOMBRE DE SU SITUACIÓN 2da Edición Enoch Adeboye

    




"Y de la tierra, Jehová Dios formó toda bestia del campo, y          toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para ver qué nombre      les ponía, y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes,          ese es el nombre del mismo "(Gen 2:19)


Leer también: Romanos 4:17-20  



Uno de los beneficios de asociarse con Dios es que Dios permite a sus socios nombrar o cambiar el nombre de las personas, los animales, los árboles, los objetos animados e inanimados, situaciones, circunstancias y eventos. El nombre de una cosa o evento es importante no sólo a los hombres sino a Dios. Dios demostró gran interés en saber como Adán llamaría a cada animal. El nombre que le daría a cada uno de ellos no sólo sería el medio por el cual se identifican, sino que también proporcionan un destino distinto, así como un modo de conducta o patrón de comportamiento.


   Lo que se ha creado en la tierra tiene nombre. Situaciones y circunstancias tienen nombre. Lo que se ha llamado puede cambiar su nombre. Cualquier situación desagradable se puede renombrar. Cambiar el nombre de una cosa o evento puede hacerse efectiva o inefectiva. Es efectivo cuando se hace un pronunciamiento respaldado por el poder de Dios Todopoderoso. Y esto ocurre cuando la asociación eficaz con Dios está en su lugar. Nombrar es ineficaz cuando se hace sin autoridad divina.


   Una mirada a través de las Escrituras, desde el Génesis hasta el Apocalipsis revela una tendencia común - la denominación y el cambio de nombre de las personas, las cosas y las circunstancias. Amados, cambien ya el nombre de esa situación desagradable que enfrentan. ¿Sabe usted que usted puede cambiar el nombre de la esterilidad por la fecundidad, la muerte como la vida, la pobreza, la extrema riqueza, el problema por la solución?


   Cualquier nombre capaz de limitar o negar nuestro destino debe quitarse y reemplazarlo por otro. Cada nombre negativo que Satanás, los enemigos o las circunstancias han determinado se deben eliminar. Debe tener un cambio de nombre! Antes de que pudiera caber en el molde del cielo por su vida y llegar a ser lo que Dios había diseñado para él, Jacob tuvo que cambiar su nombre por el de Israel.


   Juan 1:12 habla del poder que se da al que nace de nuevo. A medida que crecemos en asociación con Dios, a través de este depósito divino, se puede hablar de un cambio en la vida y las situaciones. Se necesita fe para hacer esto. ¿Cuáles son las situaciones desagradables que están pasando? Cambia el nombre de ellos hoy. Pero si usted aún no es socio de Dios, debe convertirse en uno hoy.

UNA IGLESIA A LA OFENSIVA Néstor Scansetti




Introducción: 

El marco social en el que la iglesia debe llevar adelante el propósito de Dios.

2 Timoteo 3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos (chalepos) la palabra que usa el NT para “peligrosos” es una palabra que tiene un cúmulo de significados, no tiene una traducción literal al castellano:
 “Chalepos”, tiene varios significados, que es importante entenderlos.
1- áspero, como si fuera una lija que cuando toca algo le va sacando los pedazos. La lija tiene la función de arrancar cosas, de raspar, de limar. Los días que nos toca vivir son días que lastiman, son ásperos.

2- días “salvajes”, trasmitiendo la idea de una manada de animales que está descontrolada, donde no hay control ni autoridad moral,

3- duros de soportar difíciles de aguantar, la presión del medio ambiente va a ser difícil de soportar”. el stress es la enfermedad del día; hay una presión que nos enferma, también refleja una sociedad sin ningún tipo de virtud y cargada de vicios, una sociedad inclinada a lo malo.

4- días en los que habrá una gran manifestación poderosa del diablo “Días peligrosos”.
En estos postreros días estamos insertados como iglesia, hoy nuestra sociedad está enferma. Argentina es el país número 1 en psicoanálisis del planeta, es el país más sicoanalizado del mundo, porque nuestra sociedad está enferma.
La sociedad ha lastimado, el diablo ha atado, gobernado, oprimido, y allí estamos nosotros como iglesia, y ¿qué respuesta vamos a dar?

1 Juan 5:19 “…el mundo entero está bajo el maligno”
Satanás, a través del pecado de Adán y Eva, ilegalmente ocupó un lugar que no le corresponde. Toda la sociedad está siendo arrastrada por la corriente de este mundo que tiene una forma: la forma del príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera. Hoy este espíritu sigue operando en los hijos de desobediencia. Hay una mente, hay una corriente diabólica que está llevando nuestra sociedad, y en ella están tu papá, tu mamá, tus hermanos, tus amados están metidos en esta corriente diabólica. Esta corriente se nos ha metido en casa, y tal vez en la iglesia. Satanás ha oprimido, ha lastimado, ha sojuzgado las vidas.

Salmo 24.1 El mundo es de Dios!!

Por eso El Señor nos llama a actuar, la iglesia no fue llamada a defender un territorio, no fue llamada a atrincherarse y a aguantar, viendo como el diablo ataca por aquí y por allá. La iglesia fue llamada a ser ofensiva, a conquistar. Satanás tendría que estar preocupado, cuidándose de por dónde lo vamos a atacar, por dónde nos vamos a meter en su reino.

El diablo se tiene que proteger del avance de la iglesia.

1) la respuesta de Dios a esta situación: fue “La invasión de sus dominios”
El nacimiento de Jesús fue una invasión de Dios, nació un rey, uno con autoridad, uno que venia a tomar el control.
En su persona el reino de Dios vino a establecerse en la tierra y se le metió en sus dominios declarando “he venido a deshacer las obras del diablo”
Jesús el gran invasor de Dios, para derrotar a Satanás y recuperar la humanidad para el padre, reimplantando su gobierno sobre los hombres.

Por eso nosotros necesitamos con claridad meridiana responder a esto: ¿Cual de los 2 reinos es el que ataca? ¿Cual es el ofensivo?

La respuesta a esto afectara nuestra visión y estilo de vida, modificara nuestro servicio a Dios

El plan de Dios es de ataque, es ofensivo:

La iglesia no puede esperar pasivamente que el Señor actúe, sino que debe provocar la manifestación de Dios, provocar la salvación en los hombres.
- El vino, no espero en los cielos, el reino de los cielos se acercó.
- Mateo 28 La gran comisión: el ID no es pasivo, es de ataque.

Es la iglesia la que debe ir en busca del perdido, conquistar los territorios, desatar a los oprimidos y deshacer las obras del diablo.  “Satanás no soltara a nadie”

No se quedo cuidando a las 99 ovejas, SALIO a buscar a la perdida.
Lucas 15:4 ¿Qué hombre de vosotros, teniendo 100 ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? salio a buscar a la perdida.
Como el padre me envió yo os envío a vosotros los 12 y los 70 fueron enviados de 2 en 2 “hasta los demonios se nos sujetan en tu nombre” entraron a sus dominios y le obligaron a que suelte sus presos.
Mateo 16:18 las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Y esto no es defensivo sino ofensivo, la iglesia avanza y el infierno no podrá retener a sus cautivos. ¡ALELUYA!

La iglesia debe tomar una postura agresiva, de avance y de conquista, por que este es el plan de Dios.

La evangelización es una confrontación de poderes. Estamos metidos en medio de una guerra espiritual, y esta se libra todo el tiempo.
NOTA: “Cada vez que el evangelio es proclamado, para que sea aceptado hay una fuerza que vencer que es la oposición del enemigo”. Despierta por que Satanás tiene la virtud de “adormecernos”.

2) El enemigo que enfrentamos:

SU OBJETIVO:
Negar la posibilidad de salvación. No escatimara esfuerzo ni recursos para que esto ocurra.

SUS OBRAS:
Son poderosas. Su reino es un reino de poder, Potestad de las tinieblas. Potestad = poder

5 formas en que manifiesta su poder

a) Esclaviza a través del pecado:
* Isaías 59:2 vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.
* Juan 8: 34 todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
El ata las vidas con cuerdas invisibles.

b) Ata y oprime con enfermedades:
* Marcos 5: 25 La mujer con flujo de sangre 12 años afectada
emocionalmente (sufrido mucho), económicamente (gastado todo), e iba peor.

c) Con posesiones demoníacas;
* Marcos 9:14 el gadareno tenia entre 4000 a 6000 demonios.

D) con incredulidad:
2 Cor. 4: 4 cegó el entendimiento.

e) a través de la cultura de la sociedad sin Dios:
* Efesios 2:2 Siguiendo la corriente de este mundo.
Generando patrones de pensamiento, 1 estilo de vida alejado de Dios.
El aborto, la fornicación, la homosexualidad, el adulterio, la injusticia, etc.
Todo es normal. 3) El ministerio de Jesús:
El siempre actúo en el poder del Espíritu, dice la escrituras en muchos pasajes que como consecuencia de su poder, su fama se extendía por todas partes, la gente buscaba en El, alivio a sus tormentos, solución a sus problemas, El era la gran esperanza!

 ¿SEREMOS NOSOTROS, LA IGLESIA, LA GRAN ESPERANZA?

Su ministerio tenía 2 elementos: Proclamación y demostración:
Proclamación: el proclamo el arrepentimiento y las buenas nuevas del Reino de Dios.  Demostración: Sano a los enfermos, echo fuera demonios, resucito muertos etc.
 “2 brazos ministeriales que abrazan la vida de los inconversos”
- El Reino de Dios es palabra y poder.
Ej. T. L. Osborne en la india se encontró con un grupo de militantes musulmanes, que le dijeron “Pruebe que su Dios está vivo “  
Un evangelio sin manifestaciones visibles del poder de Dios no es evangelio.

- Procurad y abundar: La progresión de los dones. 1 Cor. 14: 1y12 Obtenerlos y desarrollarlos.
- No fueron esporádicos en Cristo, ni en la iglesia primera.
3774 versículos tienen los 4 evangelios 484 referidos a las señales y milagros 12 % del total no es para ignorar, es un énfasis de Dios.

NOTA: Una Señal no transforma la vida, pero abre las puertas para que al llegar el reino cambie la vida.
Las señales son manifestaciones del Amor de Dios. Por que ama sana, por que ama libera, por ama provee, por que ama transforma. Ellas Hablan de su Amor.

¿Cómo actuar hoy?

1) Cambiar la mentalidad
Seré un invasor de Dios, iré a la ofensiva, renunciando a la pasividad.

2) Vivir llenos del Espíritu: Sin esto no tendremos poder.

3) Ser arrojados y valientes: Dios esta con nosotros.
El enemigo ha rugido fuerte, pero el León de la tribu de Judá lo ha vencido una vez y para siempre. ALELUYA!

4) Tomar una postura de Fe: el cielo me respalda.


PELIGRO: ZONA LIBERADA Silvia Himitian





Resulta casi increíble la manera en que se ha incrementado la comunicación en estos últimos pocos años. La utilización del E-mail y el chat proveen una forma rápida, práctica y efectiva de transmitir y recibir información. Se ha logrado obviar al correo: ya no hay que escribir en papel, ensobrar, llevar al correo, esperar que llegue y que se nos envíe una respuesta. Y lo más asombroso es que además se produce una comunicación instantánea con el sitio más remoto. En cuestión de segundos nuestro mensaje está en la computadora del destinatario a la espera de ser leído. ¡Y además con un costo ínfimo! Sin lugar a dudas, las comunicaciones han alcanzado un nivel óptimo.

Pero junto con los grandes beneficios que Internet proporciona, también se producen ciertos fenómenos que no tienen nada de positivo. Como, por ejemplo, el abuso en la transmisión de información por el hecho que ésta se haya vuelto simple y prácticamente gratuita. De los E-mails que aparecen en mi casilla, casi el cincuenta por ciento (y a veces más) proceden de personas que se dedican a distribuir información que no les es solicitada, o a reenviar mensajes que han recibido. Algunos incluyen archivos pesados y complican el flujo de la información. Pero en realidad no es éste el peor de los problemas.


Algo más grave es el tipo de relaciones que se establecen a través de la Internet. Entre aquellos que comienzan a vincularse con cierta asiduidad se produce una especie de intimidad virtual diferente de la que se crea cuando el trato es personal. Las personas se conocen no por lo que son sino por lo que dejan saber de sí mismas. Y por lo tanto lo que cada uno percibe del otro es en verdad una imagen distorsionada. Todo el acercamiento se realiza dentro de la franja anónima y liberada que provee la Internet. Y no parece regirse por las normas y patrones que caracterizan a la relación cara a cara. El no poder mirar a los ojos al otro permite libertades y osadías que no se darían de otro modo. Y como en la penumbra de un confesionario, las personas se sienten movidas a una apertura que generalmente va más allá de lo prudente. Digo más allá de lo prudente porque comienzan a establecerse vínculos bastante estrechos con el otro. O con los otros, ya que muchas veces son varias las relaciones. Y se entra a la zona de los claroscuros donde las cosas pierden nitidez. Por un lado el perfil propio es dibujado a partir de la concepción que se tiene de uno mismo, pero ocultando cualquier rasgo negativo. Por el otro, la percepción que se logra de los demás es también parcial y subjetiva. A eso se le añade una intimidad virtual, mezcla de osadía y confesión. El resultado: definitivamente negativo. Todo se convierte en un juego sin reglas definidas que se da en una zona liberada, una zona queno compromete. Una zona mentirosa, en definitiva, porque toda la cuestión no se diferencia de un juego de Nintendo. Algunos deciden conocerse personalmente, pero en la mayoría de los casos sobreviene la decepción. Son contadas las parejas que se forman y permanecen a partir de este estilo.

De todas maneras, la intención no es entablar relaciones serias. Es sólo pasar un rato agradable en un jueguito “inocente” de seducción. Obviamente, me refiero a jóvenes cristianos, miembros de iglesias, líderes de jóvenes y otras yerbas. Los no creyentes no necesitan de estas ambigüedades para satisfacer sus fantasías.

Esta zona liberada parece proveer el espacio adecuado para fantasear y seducir virtualmente sin pecar. O al menos es así como lo piensan muchos jóvenes cristianos, que se conducen normal y apropiadamente dentro de sus esferas de acción, pero que se toman un recreíto a través del E-mail o del chat. Parecería que lo que no está legislado puede manejarse a discreción, con cierta flexibilidad. ¡Y como todavía no existe una pastoral al respecto!... Sí, escuchamos decir al pastor que los jóvenes deben tener cuidado con la pornografía que aparece por Internet. ¡Pero esto no es pornografía! No. Pero tal vez sea algo tan perverso como ella. Algunos jóvenes (aun dentro del liderazgo) han hecho este jueguito con dos o tres chicas a la vez, haciéndoles creer que tenían un cierto interés por ellas. Pero al encontrarlas personalmente en las reuniones o salidas de jóvenes actuaban como si nada hubiera pasado, llenándolas de desconcierto. Hasta que descubrieron lo que estaba pasando. Esto es grave porque lleva a una doble vida, a aparentar una santidad que no es tal, porque no existen zonas liberadas para tomarse un recreo. En la realidad virtual de la computadora revelamos lo que en verdad hay dentro de nosotros. Y esto no tiene sólo que ver con los varones. Hay chicas que avanzan descaradamente sobre los muchachos a través de la red mientras se muestran muy compuestas delante de la gente.

No es mi intención apuntar un dedo acusador sino ayudar a tomar conciencia. Chicas y muchachos: éste es un juego dañino y peligroso. Se hieren sentimientos, se crean ilusiones falsas, se juega con las emociones de otros, se miente. Y finalmente algunos resultan lastimados y otros se meten en problemas. Utilicemos los avances que la tecnología pone en nuestras manos, pero seamos nosotros los que señoreemos sobre ellos. De lo contrario nos convertirán en sus esclavos. 


Una regla fácil y sencilla de aplicar al establecer relaciones de amistad a través de la Internet es ésta: no digas nada que no dirías teniendo a la persona frente a frente. Y no aceptes que los otros lo hagan con vos tampoco. Una vez me pidió consejo una chica que estaba asombrada por ciertas expresiones vertidas en un E-mail por un joven de su propia congregación. “Le contesto”, me preguntó. “Sí”, le respondí, “pero para decirle que sólo aceptás apreciaciones como las que él ha vertido cuando alguien te las dice frente a frente”. De más está decir que el joven no volvió a escribirle.

No hay zonas liberadas. Debemos guardar nuestra integridad delante de Dios. Él nos ve cuando nos sentamos frente a la computadora y conoce las intenciones de nuestro corazón. Estos jueguitos sólo nos meten en problemas. Así que lo más acertado es tomar una decisión seria al respecto cuanto antes.

8 CUALIDADES DE CARÁCTER DEL DISCÍPULO Jorge Himitian




(Tomado del apunte "Formación de carácter" del mismo autor)

    
1.    LA HUMILDAD

“Bienaventurados los pobres en espíritu...” Mateo 5.3

Esta es la primera cualidad de carácter que Jesús señala. Los pobres en espíritu son aquellos que son consientes de que no tienen nada y de que nada son. La humildad de corazón es la piedra fundamental de la construcción y formación del carácter. Todo se inicia allí. Todo pecado comenzó con orgullo, el de Lucifer, y el de Adán y Eva, y eso trajo como consecuencia la rebelión contra Dios. Ellos quisieron ser como Dios.
La humildad es la primera cualidad inherente a nuestra condición humana. ¿Qué somos? polvo de la tierra, nada, todo lo que tenemos y somos es una dádiva, una gracia de Dios. No hay nada en nosotros por nuestra propia virtud. La humildad es la cualidad más lógica, más natural, más inherente y propia de la naturaleza humana.
El orgullo, la soberbia, la vanidad, la arrogancia, la autosuficiencia es necedad, y sin embargo es la característica más sobresaliente de los hombres.

¿Cómo se comporta el orgulloso?

El orgulloso desprecia a su prójimo, lo critica, se burla de él. Discute, pelea, es sabio en su propia opinión, no le gusta pedir perdón, siempre cree tener la razón, no sabe perder, es muy difícil la convivencia con él. El problema básico de nuestro carácter y conducta comienza allí. El orgulloso habla mucho y escucha poco, es duro, inflexible, monopoliza la conversación, exagera, miente, esconde sus defectos, cae en la hipocresía.
Todos los hijos de Adán somos orgullosos, esa es nuestra naturaleza después de la caída. Pero el orgulloso puede humillarse. Y la primera condición para humillarse es reconocer aquello que soy.
Jesús dijo: “aquel que se humilla, será exaltado”. El orgulloso puede humillarse y ser transformado a la imagen de Jesús.

¿Como podemos ejercitarnos en la humildad?

2) EL QUEBRANTAMIENTO

“Bienaventurados los que lloran...” Mateo 5.4.

No son los que lloran por rabia o por autocompasión sino por un legítimo quebrantamiento ante Dios (Isaías 57.15).
Dios promete que los que lloran serán consolados.  
¿En qué instancias y por cuáles motivos es legítimo llorar?

3) LA MANSEDUMBRE

             “Bienaventurados los mansos...” Mateo 5.5

La tercera cualidad es la mansedumbre. Jesús dijo : “aprended de mí que soy manso y humilde de corazón” (Mateo 11.29). Ser manso es lo contrario a ser rebelde. Los mansos obedecen con buena disposición, con paz y alegría ; son sumisos, pacientes, tienen dominio propio.
La rebeldía puede ser violenta, con gritos, peleas, discusiones, o puede también ser una rebeldía amable o silenciosa pero que finalmente hace su propia voluntad.
Manso es aquel que vive sumiso a Dios, a su palabra, a sus hermanos, a las autoridades. Los hijos mansos obedecen a sus padres y la esposa se sujeta a su marido; y todos sumisos los unos a los otros. Aquel que es manso también acepta con paz las adversidades y las pruebas de la vida.

¿Cuáles son los mandamientos que nos ayudan a practicar la mansedumbre?

4) LA JUSTICIA

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia...” Mateo.5.6

Muchas veces esta bienaventuranza es mal interpretada. No se refiere a aquellos que exigen que otros hagan justicia para con ellos, sino a aquellos que lo que más desean en la vida es ser ellos mismos justos y santos ante Dios y para con los demás. Aquel que tiene sed está desesperado por agua, el que tiene hambre lo que más desea es comer.
Bienaventurados aquellos que lo que más desean en la vida es ser justos, es decir, ser como Jesús.
También anhelan “cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia” (2 Ped.3.13).
La justicia de las naciones de occidente está basada en el Derecho Romano. En cambio la justicia de Dios es muy superior. Algo puede ser legalmente justo pero moralmente injusto.
Por ejemplo: ¿Es justo que alguien tenga en su patrimonio 100 casas, aunque sean legalmente adquiridas, mientras que a su alrededor haya familias que no tienen ni siquiera una casa para vivir? Para las leyes humanas puede ser justo, pero según la justicia de Dios, no lo es. ¿Es justo que alguien que alguien pague a sus obreros salarios que ni siquiera alcanzan para alimentar a sus familias, mientras que él gana cifras excesivamente superiores que gasta en lujos y derroches sin medida?
La verdadera justicia es la de Dios, la cual está inseparablemente ligada al amor y a la misericordia. Ver Mateo 5.20; 6.1-4; 6.33 ; 2 Cor. 8.14-15 ; 9. 9-10. Señale en el sermón del monte algunos mandamientos que tienen que ver con la justicia.

5) LA MISERICORDIA

“Bienaventurados los misericordiosos” Mateo 5.7

La palabra “misericordia” está formada por dos palabras del latín una es la palabra miseria, y la otra es la palabra cordia, que quiere decir corazón. Significa tener el corazón abierto para aquel que está en la miseria, para aquel que está mal, para aquel que está sufriendo o tiene alguna necesidad.
Misericordia significa tratar a otros como Dios nos trata a nosotros. El misericordioso tiene una actitud positiva para con todos, es amable, bueno, perdona, ama, sirve, sonríe ; y no deja de hacerlo aunque las personas no le correspondan del mismo modo.
Pero el aspecto más específico es su generosidad y su servicio desinteresado para con el carente o con el que sufre, como el ejemplo del buen samaritano.  
¿Cuáles son los mandamientos en el sermón del monte que nos ayudan a practicar la misericordia?

6) LA PUREZA DE CORAZÓN

“Bienaventurados los de limpio corazón...” Mateo 5.8

En realidad todas estas son cualidades del corazón, los humildes de corazón, los mansos de corazón, los que tienen sed de justicia, los misericordiosos y los de limpio corazón. ¿Qué es tener un corazón limpio? Nosotros pecadores, con un corazón engañoso y perverso, ¿cómo podemos tener un corazón limpio? Sólo a través de Jesús, él es el único que puede cambiar nuestro corazón. Debemos desechar de nuestro corazón todo fingimiento, hipocresía, engaño y mentira. Si nuestro corazón es impuro y está sucio, puede ser limpiado. La condición es andar en luz, vivir con sinceridad, en transparencia confesar nuestros pecados, no ocultar nada. Y en esa condición de transparencia, sinceridad y arrepentimiento la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado. (1Juan 1.7-9)
Corazón limpio también significa tener deseos puros. Recordemos que aquel que mira a una mujer deseándola, ya adulteró en su corazón. Significa rechazar en el corazón todo deseo  impuro. Tener intenciones correctas, motivaciones santas en todo lo que hagamos. Los tales verán a Dios.

¿Cuáles son en el sermón del monte los pasajes que tienen relación con un corazón limpio ?

7) LA PAZ  

      “Bienaventurados los pacificadores...” Mateo 5.9

Tenemos que ser hombres y mujeres de paz. Es difícil pelear con un pacificador. Uno lo ofende, y él perdona y ama. Uno lo ataca y él no reacciona. Uno le habla airado, y él responde con tranquilidad, no entra en la lucha de la discusión. Uno lo agrede, y él lo disimula. El pacificador perdona, cede, prefiere perder, devuelve bien por mal.
¿Quién de nosotros es así? Yo conozco sólo uno, se llama Jesús.
Pacificador también significa que es un instrumento de paz entre los hombres, es un puente de reconciliación entre aquellos que están enemistados.
El no va hablando chismes de aquí para allá, hablando mal de un hermano a otro, al contrario, busca la paz y la unidad entre los hermanos. Los tales serán llamados hijos de Dios.
¿Cuales son los mandamientos que nos ayudarán a formarnos en este rasgo de carácter?

8) LA ALEGRÍA AL SER PERSEGUIDO Y VITUPERADO POR CRISTO

         “Bienaventurados los que padecen persecución...Gozaos y    
          alegraos” Mateo 5.10-12.



Finalmente la última cualidad de carácter que señala Jesús es la de tener alegría a pesar de padecer sufrimientos injustos, persecuciones, vituperios y calumnias por causa de Jesús. Nuestra alegría no está condicionada por las circunstancias favorables ni perjudicada por las circunstancias desfavorables; nuestra alegría depende no de lo que ocurre a nuestro alrededor, sino de aquello que ocurre en nuestro interior.

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...