Ir al contenido principal

POSMODERNISMO Jorge Himitian




(Extraído del tema “El Reino de Dios”, compartido por el autor en Rosario del 9 al 11 de Julio de 1999)

Actualmente, existe una corriente difícil de definir con una sola palabra. Algunos lo titulan el postmodernismo. Y voy a explicar el espectro complejo y sincrético que tiene el postmodernismo. Es lo último, hoy, en nuestra sociedad Occidental ¿Qué quiere decir sincrético? Sincretismo es una mezcla, conformando diferentes cosas en una misma orientación y realidad. El modernismo del siglo pasado y de la primera mitad de este siglo, produjo una gran expectativa en la brillantez del intelectualismo del hombre. El hombre, a través del racionalismo, del intelectualismo, de la tecnología, iba a lograr un bienestar para todos. Tanto el socialismo, como el capitalismo sólo tomaron en cuenta la dimensión material del hombre, y también la dimensión racional o intelectual. Y se encontraron frente a un vacío interior del hombre.

Existencialismo – Espiritualismo – Positivismo

     Allí surge el existencialismo, como propuesta filosófica, que es un poco más complicada de  explicar, como una frustración a todas las filosofías anteriores. El exponente principal, en nuestro siglo, del existencialismo es Jean Paul Sartré, quien declaró, finalmente: “La vida es un absurdo. El hombre es un producto de la casualidad del Universo y el excremento que produjeron la conjunción de fuerzas en la Naturaleza, que no sabemos como fue...” Eso es lo que dice Sartré. ¿Cómo no se va a deprimir el hombre moderno? Así lo dice Sartré, excremento que se produjo por la conjunción de fuerzas y poderes naturales del cosmos,  y se engendró este excremento. Existencialismo, por el vacío, ¡falta de respuestas! El hombre no sabe para que existe ni para qué está en la Tierra. Entonces, toda la esperanza que había en la modernidad, empezó a desplomarse, creando un vacío tremendo. Y hoy está así la humanidad.

      Ante esto, este vacío, hay una reacción, y surge el espiritualismo ¿Qué es el espiritualismo? Dice: “No, momento, yo en las brujas  no creo, pero que las hay, las hay...”. Y empieza a verse que hay una dimensión espiritual no racional. Hay fuerzas síquicas, mentales, espirituales, un poco mezclado con Ciencia Cristiana. Y todo esto hace que resurja en el hombre este pensamiento: “Tenemos que admitir que hay una dimensión espiritual, y la parte espiritual es importante”. Viene la Nueva Era ¿Qué es la Nueva Era? Una mezcla de todas las basuras juntas: existencialismo, espiritualismo...

    Y viene, como reacción al existencialismo sartriano, el positivismo ¡Momento! Hay que ser positivos. La fe es muy importante, te dice el médico. No importa en que, pero la fe te ayuda, te puede ayudar a salir de tu enfermedad, te podés curar del cáncer, si vos tenés fe. ¿Pero fe en qué? Fe en la fe, no fe en Dios. “Lo que dices, recibes”. Decí: voy a ser rico, voy a ser rico, y convencete que vas a ser rico. Hay que ser positivo, voy a ser rico y voy a ser rico. Esto es el positivismo. Nunca digas no puedo. Nuestras librerías, no cristianas, sino las del mundo, fijate en las vidrieras, la mayoría de los libros, dicen: “El poder está en ti”, “tú puedes”, “el poder de la mente”, “el positivismo”, “el pensamiento positivo”, “el control mental” ¡Todo eso! El hombre, el hombre, tu puedes, el poder está en ti.

Muchos cristianos se han contaminado con el positivismo de la Nueva Era y de la postmodernidad.

Porque es muy parecido a lo que dice la Palabra de Dios. Mira lo que dice el positivismo: “Todo lo puedes” ¿Y qué te dice la Palabra? “Todo lo puedo en Cristo” ¡Pequeño detalle! Primero hay que decir: “El bien que quiero hacer, no puedo, el mal que no quiero hacer, eso hago ¡Miserable hombre de mí!”. Para caer quebrantados delante de Dios, y decir: “Dios, solo no puedo, te necesito”. Y Dios te revela a su Hijo. Y entonces, Pablo puede decir: “Todo lo puedo en mis fuerzas...” ¿Así? Todo lo puedo... ¡En Cristo! Si todo lo puedo yo, el poder está en mí, la gloria es mía, es para mí. Y todo esto está instalado en nuestra sociedad. Pero el Señor dice en su Palabra: “Sin mí...” ¿cuánto? Nada, nada. Como le agrada a Dios que el hombre caiga delante de Él y diga: “Dios, sin ti no puedo nada, nada, ¡nada! Porque todo viene de ti, todo es por ti”

La locura de Nabucodonosor

  Un día se levanto un rey llamado Nabucodonosor y dijo, mirando desde su terraza la gran ciudad de Babilonia: “¿No es esta la gran Babilonia que yo edifiqué, con la fuerza de mi poder y la gloria de mi majestad...?”  Y la verdad, que a Dios le molestó tanta pedantería. Y le dijo a uno de sus ángeles: “A ese, andá y desconectale un cablecito, nomás” ¡Quedó loco! En su locura fue al campo. Vivió a la intemperie. Comía pasto como los animales. Le crecieron pelos como los animales. Sus uñas parecían de águila ¡Quedó loco el rey! Siete años así estuvo. ¡Qué misericordioso es Dios! Si hoy les desconectara un cable a todos los que se creen..., el mundo se transformaría en una selva de bestias salvajes. Más o menos por ahí andamos ¿no? Pero civilizados. Y después de siete años le dice Dios al ángel ese: “Andá y conectale el cable, a ver que hace ahora”. Y fue el ángel, y le conectó el cablecito... ¡Se humilló, se convirtió! Reconoció que Dios es el dador de todas las cosas. Y glorificó a Dios. Y escribió la “epístola universal de San Nabucodonosor”. Yo la tengo, ¿quieres una copia? Tú también la tienes, está en tu Biblia. Daniel, cap. 4, es la epístola universal que escribió Nabucodonosor, amonestando a todos los reyes, gobernantes y hombres de la tierra que no hagan la locura, la torpeza que él hizo, de creerse algo. “Ahora reconozco que de Dios es el poder, la sabiduría y el reino. Y Él le da a quien Él quiere” ¿Amén?

    Como le agrada a Dios que le digamos: “Señor, sin ti nada puedo”. El positivismo es una blasfemia contra Dios. “El poder está en ti...” ¿En mí?  “¡Miserable de mí!”, dice Pablo. ¿Qué poder? ¿Control mental? Solamente el Reino de Dios, el gobierno de Dios, la sabiduría de Él. De Él, por Él y para Él son todas las cosas ¿Amén?

    En este espiritualismo, porque ahora si creen que hay espíritus en el más allá, muchos creen en los ángeles, pero no según la Palabra de Dios. En Europa, los empresarios más famosos, consultan a las brujas. Los grandes intelectuales se han tenido que doblegar, para admitir que hay una dimensión espiritual. Pero en vez de buscarla en Dios, la buscan en el diablo. Brujas, ocultismo, poderes mentales, cosas ocultas. Eso es la Nueva Era, mezclando todo esto: positivismo, control mental, espiritualismo.

Pragmatismo – Pluralismo

     Y agregado a esto, el pragmatismo ¿Qué es pragmatismo? Lo práctico. Ya no importa la ortodoxia, la pureza de las ideas. Lo importante es si da resultado. Si da resultado, vale. Si funciona está aprobado. No importa si es de Dios o es del diablo. No importa si es de acuerdo a la voluntad de Dios o en contra de la voluntad de Dios.

El pragmatismo es otro aspecto de la postmodernidad. Las ideas no importan, lo importante es que funcione. Si funciona, vale.
  
Y de allí hermanos, la postmodernidad propone una sociedad pluralista ¿Qué es esto? No todos somos iguales, no todos pensamos igual. Hay judíos, musulmanes, católicos, evangélicos, ateos, escépticos, agnósticos, todo está bien ¿Vos sos feliz así? ¿Estás convencido? Yo te respeto, vos respetame a mí ¿Vos crees que hay que tener una sola esposa? Te respeto ¿Sos feliz así? Está bien para vos. Yo creo que se puede tener varias esposas, o se puede cambiar de esposa. Yo respeto tu idea, vos respetá la mía. Vos crees que Cristo es el Hijo de Dios, está bien. Todo está bien, todo vale, todo es verdad. Este es el pluralismo que propone la postmodernidad. Nos podemos sentar en una mesa, de todo tipo de corriente y estilo de vida, con tal que nos respetemos mutuamente. Si tu no quieres tener relaciones sexuales antes de casarte ¡Te felicito! Si eso, para vos, es así, está bien ¡Te felicito! Pero yo quiero tener relaciones sexuales antes de casarme. Respetame a mi como yo te respeto a ti. Y si yo le llego a decir: “Estás equivocado, eso es pecado, no es la voluntad de Dios. La revelación de todas las cosas está en la Palabra de Dios” ¿Sabés qué nos dice...? Eres un fundamentalista. Tú predicas el amor y no respetas mis ideas. ¿Sabe que me dice...? Que soy un intolerante, porque no tolero otra idea diferente que la mía.

Y si yo digo que Jesucristo es el Hijo de Dios, él dice que Jesucristo nunca existió, yo tengo que respetar su idea y él la mía. Esa es la propuesta del postmodernismo. Todo está bien para cada uno, y nadie trate de convencer al otro.

Si yo le digo: “Jesucristo es el Hijo de Dios, créelo y arrepiéntete”. Me dice: “Me estas imponiendo, sos un intolerante”. Y escúchame bien, Josh Mc Dowell lo explica muy bien esto: La mayor persecución que se va a levantar contra los cristianos va a ser porque vamos a ser señalados como intolerantes. Y tolerancia ya no es una virtud de carácter, sino significa una convivencia pacífica y respetuosa entre los hombres que viven en la sociedad, sin que nadie trate de convertir ni predicarle al otro. Porque si yo predico ¡ya estoy en falta! ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a aceptar la propuesta del postmodernismo? Hoy no te van a meter en la cárcel. Pero algún día pueden meterte en la cárcel  por no respetar la propuesta de la postmodernidad. Escúchame bien, si quieres seguir a Cristo ¡ponte firme! Porque vendrán tiempos difíciles ¿Amén?

   Si tú te callas en la facultad y no le predicas a los demás, estás aceptando la propuesta de silencio y convivencia pacífica. Hoy estábamos diciendo, es importante decir esto: Ama al pecador, pero no al pecado. Respeta a la persona, pero no su forma de vivir o pensar. Somos llamados a amar a todos los hombres, sean homosexuales, travestis, vivan de la peor manera. A Jesús le llamaban el amigo de los pecadores. El comió y bebió con publicanos y pecadores. Nosotros tenemos que mostrar, a todas las personas, amor y cariño. Pero decirles la verdad en amor, aunque se burlen, aunque nos digan fundamentalistas, aunque nos digan intolerantes, aunque nos golpeen, aunque nos escupan, aunque nos metan en la prisión o nos maten ¿Amén? ¿Estás dispuesto? Ama a las personas, no menosprecies a nadie. Ama a cada persona, no importa su condición, pero no ames su pecado y no te calles. Con gracia dile a aquella mujer: “Cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido”. Dile a la mujer adúltera: “Ni yo te condeno, pero vete y no peques más”. Tu ves alguien en adulterio, ama a esa persona, porque Dios ama al pecador. Pero si tú te callas y sólo le dices: “Vete en paz...” Has aceptado la propuesta del postmodernismo: Dejar que cada uno viva como quiera y no llevarles la verdad del Señor.

El postmodernismo en la Iglesia

 Estas propuestas del humanismo, del racionalismo, del secularismo, del materialismo, del hedonismo, y del postmodernismo son propuestas diabólicas. Nosotros somos llamados a proclamar el Reino de Dios, a amar a los pecadores y acercarnos a ellos para bendecirlos y salvarles de su vida de pecado. No voy a entrar, porque el tiempo ya transcurrió, pero tú puedes analizar también como el postmodernismo se ha metido en la Iglesia y en el púlpito. El pragmatismo, el pluralismo, el positivismo, aún el espiritualismo. No todos los fenómenos sobrenaturales son de Dios. Necesitamos discernimiento de espíritus. No todo lo que funciona y da resultado es de Dios. Necesitamos volver al Evangelio del Reino. Colocar a Dios en el centro y en el trono. Tenemos que volver a la Palabra completa de Dios. Y toda doctrina, toda enseñanza, toda experiencia, todo fenómeno que no coincide con la Palabra de Dios... Tenemos que discernir con la Palabra y con el Espíritu. Hay mucho positivismo que se ha metido, y aún mentalismo.

Hay quienes dicen: “Cuando estés orando, imagínate, dibuja el cuadro del chalet que te gustaría tener...” Esto es Visualización... No está en la Biblia. Eso es postmodernismo u orientalismo.

Cuando Dios da una visión no necesitas concentrarte ni imaginarte nada. Cuando Dios da una visión ¡Viene la visión sin tu esfuerzo! Cuando Dios te habla que te va a dar un chalet ¡te va a dar un chalet! No necesitas decir: “Voy a tener un chalet, voy a tener un chalet...” No necesitas repetir cien veces “voy a ser sano”. Jesús no enseñó esas prácticas Tenemos la guía permanente ¡Cuidado! Hay mucha mezcla. Y necesitamos volver a Dios, a la Palabra, y sobre todo poner el centro en el centro. Y ubicar todas las cosas en su lugar. Discernimiento espiritual ¿Amén?

   Hermanos, en los postreros tiempos van a ocurrir milagros tremendos, hechos por Dios y por el otro, así dice la Palabra. Queremos los milagros que Dios opera. No necesitamos del otro. Cuando los milagros son el resultado de una sicosis colectiva, de una preparación mental, emocional: “y ahora, ahora, ahora...” ¿Dónde está Cristo haciendo milagros con esa preparación de sicosis colectiva? ¡Cuidado! ¡Porque funciona, no vale! Hay que discernir, hay que limpiar, hay que volver a la Palabra, hay que volver a Dios. No todo lo que brilla es oro.

   En los postreros tiempos dice Jesús vendrán algunos diciendo ¿qué...? Yo soy el Cristo. Ahora, si viene alguno diciendo; “Yo soy el Cristo” ¿Alguien le va a creer? ¿Sabe porque no se entiende este pasaje? Porque en el original dice la palabra Christo en griego, en el hebreo Mesías ¿Sabe que significa...? Ungido. Si alguien viene acá diciendo: ‘Yo soy el Cristo” ¿Quién le va a creer? No va a engañar a nadie, porque sabemos que Cristo es uno solo. Pero si viene alguien acá diciendo:  “Yo soy el ungido”, que es lo que dice en el original... ¡ah, ya cambia! ¿no...? Y cuando le digan que el ungido está allá, está acá ¡No vayan! Dice Cristo. Porque va a tratar de engañar aún... ¿a quién...? A los escogidos de Dios. Si el hombre es exaltado, si hay una manipulación en los fenómenos espirituales ¡Cuidado con el espiritualismo! Hay que probar los espíritus, si son de Dios ¿Amén? Cuando es de Dios es una acción soberana y no hay manipulación. Cuando es de Dios hay un resultado concreto, hay un propósito concreto. Así es como Dios obra.

Preguntando por las sendas antiguas

  El postmodernismo, como todos los otros “ismos”, siempre quiere instalarse en la Iglesia. Dice Pablo que en el tiempo final va a aparecer el anticristo. Y se va a sentar... ¿En donde...? En el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios ¿Qué necesitamos? Discernimiento ¿Es difícil? No, tengamos un corazón humilde, apeguémonos a la Palabra. Dediquémonos a vivir el Reino de Dios. No codiciemos cosas que Dios no nos da. Y Dios nos va a guiar, nos va a cuidar, porque Él es fiel ¡Bendito sea su nombre!

No nos interesa el modernismo ni el postmodernismo. Nos importa pararnos en los caminos. Y preguntar por las sendas antiguas ¿Amén? Y andar por ese camino.

Pero el camino sencillo y claro que Cristo nos trazó, los apóstoles nos trazaron. Y que nos despojemos de todo lo que es carnal y humano. Y no nos conformemos a este siglo, sino presentemos nuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo a Dios. Y vamos a experimentar la voluntad de Dios que es agradable y perfecta ¡Bendito sea el nombre del Señor!






Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…