ENCUENTRO DE ESPOSAS DE PASTORES Y LÍDERES

    Elisa de Negro estuvo presente en la jornada de mujeres.




    La sencillez y la comunión fue la nota sobresaliente del encuentro de esposas de pastores y líderes realizado el sábado 1° de Noviembre en nuestras instalaciones de calle Santiago 55 bis. El día nublado, fresco y por momentos con lluvia fue propicio para compartir y atender la Palabra del Señor. Esta vez la invitada fue Elisa de Negro, esposa del pastor Ángel Negro de la ciudad de San Martín Bs. As.
Luego de  un tiempo de adoración y oración, Elisa  trajo la palabra. Comentó que proviene de una familia cristiana y destacó lo importante de mantenernos siempre firmes en el camino del Señor, pero también “hay quienes después de haber experimentado las consecuencias  nefastas del pecado llegan a los pies de Jesús y son transformados”. Contó que estando con su esposo en Paraguay visitó el taller de un alfarero, lo único que había era barro por todos lados, ante su asombro el dueño del local le explicó que el proceso de fabricación de las vasijas es lento, sucio y complicado. A través de esta experiencia Elisa entendió que Dios trabaja de la misma manera con nosotros hasta formar hijos conforme a su voluntad. Destacó que “en la eternidad no entra nada sucio, debemos limpiarnos acá” y que “la eternidad comenzó el día que nos convertimos al Señor”


   Citó el pasaje de Deuteromonio 5:31 Y tú quédate aquí conmigo, y te diré todos los mandamientos y estatutos y decretos que les enseñarás, a fin de que los pongan ahora por obra en la tierra que yo les doy por posesión”,  expresando que el Señor busca tener intimidad con nosotros. No está mal estar con la gente, andar en medio de la multitud, pero su gran deseo es que estemos con él. En un momento de la charla exhortó a las mujeres a no buscar en otro lugar, tampoco en cosas novedosas, sino que se acerquen al Señor para que les vaya bien.
“No podemos ir dando lástima por las calles, hay quienes quisieran tener lo que nosotras tenemos”. Finalizó con un llamado a cuidar la mente y no darle lugar al diablo.

   Al mediodía se compartió un almuerzo a la canasta, las hermanas aprovecharon el intervalo para fomentar la comunión.
 La segunda reunión fue por la tarde, mediante preguntas y respuestas Elisa tuvo la oportunidad de contar con más detalles su derrotero en Cristo, los comienzos de su matrimonio y su experiencia como madre de cuatro hijos. Con su testimonio enriqueció sobremanera a las presentes. Damos gracias al Señor por la vida de nuestra apreciada hermana y por su ministerio.











 
                    























Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ