SI AMAS A DIOS DI NO AL HALLOWEEN

Por qué los cristianos no debemos celebrar Halloween


 

¿Sabía que el Halloween  es una tradición que va contra nuestra fe cristiana?

Si usted es cristiano no permita que su familia participe en estas fiestas a ningún nivel.
Halloween aparte de no ser una tradición cristiana, es todo lo contrario, es una fiesta de origen satánico. Tal vez la manera en que hoy se celebra parezca cosa de niños,  pero, ¿se ha preguntado cuál es su origen? ¿Cuál es su fondo?¿ Porqué se celebra el 31 de octubre?

Entonces, ¿de dónde viene el Halloween?

El 31 de octubre es el día de la fiesta más importante de los brujos y de los satanistas. Si usted cree que no existen personas así, está en un error. De hecho hay países donde la Iglesia satánica está registrada. Tal es el caso de Estados Unidos, donde en la década de los sesenta se aprobó el primer registro de una Iglesia Satánica. Por si esto fuera poco, existen asociaciones nacionales e internacionales de brujas y brujos. La más reconocida, con varias divisiones y variantes, es la Wicca. Sus “congresos” y festividades no son un secreto.

Orígenes del Halloween.

El festival de Samhain era celebrado cada 31 de octubre por los celtas, antiguos habitantes del ahora Reino Unido. Samhain era su dios y “señor de la muerte”, y los honraban ese día ofreciéndole sacrificios de sus cosechas, animales y humanos. Los druidas, sacerdotes de los celtas, solicitaban a algunos pobladores que ofrecieran a un bebé o una virgen, para sacrificarla esa noche; en la cual el “señor de la muerte” los visitaría junto con sus demonios. Quienes se negaban a entregar la víctima eran marcados en la puerta de su casa para que esa noche los demonios los destruyeran, y quienes cooperaban eran protegidos de los espíritus mediante una verdura o legumbre dentro de la cual se ponía una vela (¿no le suena parecido a lo de la calabaza iluminada?). Durante la ceremonia los druidas se disfrazaban con las pieles de los animales sacrificados para sacar del pueblo a los demonios que los visitaban y poder regresar a la normalidad al día siguiente. Con las cenizas y restos de los sacrificios los druidas hacían un rito para conocer el futuro de los siguientes doce meses.

Pero el Halloween actual no tiene nada que ver con eso.

Aparentemente, pues no olvide que hay gente que está envuelta en las fuerzas del mal y sí lo celebra en serio. Sabemos que los niños participan inocentemente pero, ¿le parece correcto que una familia creyente celebre una tradición satánica?, ¿aceptaría que alguien de su familia vistiera una camiseta donde se blasfema contra Jesucristo? Entonces no meta a su casa fiestas del enemigo de Dios.

Ahora que conoce que esta es una festividad de origen contrario a Dios, ¿le parece correcto que sus niños se disfracen como bruja y crean que es algo bonito?; ¿mandaría a sus hijos a una celebración de una religión contraría a la suya?  Entonces no los deje festejar una tradición de una religión ocultista y contraria a su fe y a Dios.

¡Manténgase firme en su fe! Cuide la vida espiritual de su casa, pues Halloween se mueve a nivel espiritual y puede afectar a su familia.

Recomendaciones para este Halloween.

1.- Explique a sus hijos por qué no van a celebrar Halloween y no les permita salir a pedir dulces. Hay muchas maneras y fechas para festejar a los niños, ¿porqué hacerlo con una contraria a Dios? Celébreles el día del niño, la llegada de la primavera o hágales una bella posada; pero no les permita creer que el día de brujas y del festival de Samhain es algo digno de celebrar.

2.- No deje que sus hijos vayan a la fiesta de Halloween de su escuela o pre escolar. Explíquele la razón al maestro, déjele una copia de esta información o simplemente no lleve a su hijo ese día a la escuela. Más vale una falta al año que participar en esto. Enseñemos congruencia.

3.- No regale dulces a los niños que piden Halloween en su casa; esto también es una forma de participar, o por lo menos promueve que se siga celebrando.

6.- Si tiene un comercio no promueva el Halloween.

7.- Si ha participado en Halloween o cualquier otra práctica ocultista (tabla Ouija, lectura de cartas, café, mano, limpias, astrología, consulta de muertos, etc.) pídale perdón a Dios por hacerlo aunque haya sido ignorante al respecto y dígale que desea tener una relación viva con él. Dios escucha los corazones dispuestos hacia él y es grande en misericordia para perdonar y darle su amor. 













 
                    























Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ