LAS PROPUESTAS DE LA IGLESIA DEBEN SER PROFÉTICAS Ángel Negro




(Extraído del mensaje "GLOBALIZACIÓN" del mismo autor)

El momento que vivimos es tan tremendo que las propuestas no pueden más provenir de la sabiduría humana.  Toda estrategia o plan humano están destinados a fracasar.
Las propuestas deben ser proféticas. En este punto quiero decir que este tema no está agotado con estas palabras, está apenas abierto.
Aquí comparto algunas cargas proféticas que tengo sin pretender que sean las únicas.

Animo a todos a orar para que Dios nos revele proféticamente sus
propuestas. Les animo a tener la mente y el corazón abiertos a nuevas ideas, a una buena actitud para escuchar al otro, a una mayor sensibilidad al gemido de los que sufren, a un espíritu humilde, no altivo, que refleje que no sabemos todo y que muchas veces nos hemos equivocados. Les animo a tomar conciencia de que nos necesitamos.

I – A La Iglesia

1 – Evangelizar a los "cristianos"

La cristiandad de nuestros días es como el judaísmo paganizado. Es el primer lugar que se debe evangelizar. Hace falta evangelizar la cristiandad paganizada de nuestro siglo, como dijo un líder católico carismático: "evangelizar a los catequizados". Nuestra cristiandad necesita ser cristianizada. Cuando evangelizamos a personas que tienen un tinte religioso, cristiano, ¿qué percibe esta persona de nosotros?
Generalmente y hasta nuestros días, lo que las personas han percibido es que queremos que cambie la religión: de católico a evangélico de ortodoxo a católico de protestante a evangélico. Al llegar Pablo a una sinagoga ¿ qué pretendía; que la gente dejara la sinagoga?  Se nota que, en la mayoría de los casos así  sucedió, aunque éste no era su objetivo ¿No quería más bien que toda la sinagoga aceptara a Jesucristo como el Mesías?  El espíritu con que evangelizaba era precisamente ese: que todos los que participaban de esa sinagoga aceptaran las enseñanzas de Jesús como el Mesías.

¿Qué buscamos al evangelizar a los pseudocristianos? ¿Qué se conviertan a nuestra religión o que se conviertan a Cristo? Puede ser que, luego queden dentro de su religión o no. Pero nuestro objetivo es cristianizar a los llamados cristianos.
 Hoy, hay cristianos con vida abundante dentro de los movimientos católicos. En todo el mundo hay cristianos militantes, fervorosos y llenos de fe dentro de la iglesia ortodoxa. Hay grupos en las iglesias protestantes llamados así mismos como "Los Hermanos". Y están dentro de la iglesia protestante y tienen una vida profunda con Cristo.
Muchos de ellos han viajado a otros países y son sostenidos por estos grupos para trabajar como misioneros en obras de misericordia, como lo hacen en el norte argentino.

Hay iglesias evangélicas que están frías y hasta muertas, porque se han convertido en una religión. Sin embargo, dentro de esos grupos hay cristianos que aman a Dios, fervientes, ardorosos en el espíritu, que sinceramente sirven a Jesús y están bajo su Señorío. Que viven el amor al prójimo. Que practican la hospitalidad, que sirven a sus semejantes, especialmente a los más carenciados. Que buscan el bien común.
Nuestra propuesta debe ser como la que llevaba Pablo cuando viajaba para evangelizar el mundo. Él iba, en primer lugar, a los que ya tenían un conocimiento acerca de Dios y de su Palabra; y hasta ellos llegaba para evangelizarlos. A esos lugares debemos llevar el evangelio como si fueran las sinagogas a las que iba Pablo.

 Pero, nuestro mensaje tiene que ser: el mensaje del Reino de Dios. Lo que falta en muchos lugares es el reino y que Jesucristo, sea el Señor de las vidas. Jesucristo, el que gobierne a esas vidas; porque ese es el gran cambio. De Cristianos nominales a discípulos de Jesucristo. De iglesias tradicionales a iglesias fervorosas en el espíritu.

¡De religiosos a hombres y mujeres llenos de amor y servicio!

2- Ser una iglesia funcional:

La iglesia del futuro debe ser una iglesia sin "cartel o rótulo", sin leyenda. La iglesia que conquistó el Imperio Romano, no era la que se congregaba en el Coliseo para realizar sus cultos. Fue la iglesia de la sencillez, la que se reunía en las casas Rmanos.16, y en las catacumbas. En la cárcel y en el palacio del César. Era la iglesia del 2 ó 3 en "mí Nombre". Mateo 18:20.
Dios no va a cambiar el sistema actual con el brazo del hombre, ni con muchedumbres armadas, no lo hará con las multitudes; nos demostrará que lo hará como con Gedeón, con trescientos y no con diez mil (Jueces 6:11 a 8:35). La “gran minoría” unida en el Señor, tiene la fuerza de un ejercito. El Señor dice así: "Yo los envío como ovejas en medio de lobos".(Lucas 10:3)
El se glorificará en la sencillez de sus hijos.
¿Crees que es verdad lo que Él dijo: "Yo estoy con vosotros todos lo días hasta el fin del mundo"? (Mateo 28:20)
 Si así lo crees, no le tengas miedo al sistema. El sistema caerá y el Reino del Señor triunfará. (Hebreos 12:26-28)
Unos se empobrecerán y otros sufrirán, algunos morirán o perderán, pero el Señor será glorificado(Hebreos 11), y la justicia y la verdad llenaran la tierra ”Y el conocimiento de la gloria del Señor llenará entonces toda la tierra, como las aguas cubren el mar”. Habacuc 2.14, Isaías 11.9.

La militancia cristiana no puede estar sujeta a días y horarios de ceremonias religiosas: "cada día en el templo y por las casas". Hechos 2:46.

-La mesa de la confitería o el pasillo de la escuela, es un buen lugar para    trasmitir la paz y la verdad.
-La casa como centros activos, espontáneos, participativos, informales.
  -Debemos usar más el día domingo con encuentros de matrimonios, con jóvenes, ancianos, etc.
-Dar mayor participación a los jóvenes en las actividades cristianas con niños, necesitados, enfermos, hospitales, servicios de voluntariado, etc. 

3 - Volver al evangelio del reino:

- Volver a las fuentes, al prístino evangelio de Jesucristo.
- Volver al Señorío de Cristo, a ponernos bajo su gobierno espiritual. 
- Volver al discipulado, que la Palabra de Dios sea rectora en nuestras vidas.
 - Volver a una vida con  propósito. ¿Para qué vivimos? El hombre de hoy existe, pero no sabe para que vive y se ha vuelto hedonista. El placer es el fin supremo de sus acciones, pero no se sacia y vive frustrado. 

4 – Involucrarnos más con la obra social y la ayuda a los necesitados:

Todas las entidades intermedias O.N.G. serán apoyadas por el Estado y el Capital; y la religión tendrá libertad de acción. Lo que trae el Nuevo Orden Mundial ya ha sido aceptado por la clase que tiene el poder de decisión en nuestro país.
Los gobiernos y el capital saben que este N.O.M. trae de la mano pobreza, desocupación, enfermedad, conflictos familiares y sociales, desesperanza, etc. Y que no lo pueden contener y que puede desembocar en estallidos sociales. Ellos saben que necesitan de las entidades intermedias. Los cristianos no podemos estar de acuerdo con las motivaciones con las que se quieren usar a las O.N.G., pero debemos estar dispuestos a servir al necesitado, aun corriendo el riesgo de ser usados”. 

5 – Brindar una sólida  formación del evangelio:

- Basta de hojarasca y madera.(1ºCorintios 3:12-13)
- Basta de activismo sin fruto.
- Basta de mezcla entre lo bíblico y lo racional.
- Basta de promesas como si fueran de parte de Dios y que El no ha hecho, las que luego traen mayor decepción y descreimiento en la gente que fe.
Viene el día dice el Señor : "... el que quiera hacer la voluntad de Dios
conocerá si la doctrina es de Dios o de los hombres".(Juan 7:17)
El evangelio de Nuestro Señor Jesucristo enseña al hombre a servir al hombre y a usar los bienes y las riquezas para hacer bien.

 6 – Orientar a los jóvenes para el  presente y  el mañana:

Que conozcan las artimañas del sistema, el mundo que deben enfrentar y prepararlos para que vivan una sociedad más comunitaria.  

7 - Usar más la página impresa y todos los medios modernos de comunicación para comunicar el engaño del sistema y la verdad de Dios. 

8 - Prepararnos para la gran decepción:

Ya vimos que la globalización es un dios, que nos quiere hacer creer que el futuro de las naciones ha de ser mejor.
Pero este dios es falso y mentiroso, y la gran decepción vendrá. Como en las décadas 70 y 80, en las que tanta gente quedó desilusionada, y por esta razón miles abrieron su corazón al Señor volviendo al que nunca les engañó. 

9 – Contar con un liderazgo creíble y confiable.

Basta del liderazgo paternalista y caudillista que aglutina
personas en torno de sí, que lucra con sus vidas  o las usa para
elevar su prestigio.
El liderazgo paternalista pierde el sentido profético de su misión. Pierde el discernimiento espiritual en el trabajo con la gente.
Necesitamos del liderazgo que discierna situaciones o estado de cosas por el espíritu y no intuitivamente o, por la razón. Un liderazgo que discierna la coyuntura presente y también las corrientes espirituales que se infiltran.
El Señor levantará heraldos en medio de su pueblo, que anuncien la verdad y que lleven a las personas a conocer más de Dios.

Si el líder es un heraldo del Rey las llevará a que conozcan a Dios y
las orientará según la visión bíblica, acercándolas a los dos mandamientos más importantes que Jesucristo nos enseñó: “Amar a Dios por sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos”. Marcos 12.28-31.

10 – Seguir avanzando hacia la unidad de la iglesia. (Juan 17)

11 – Encaminarnos hacia las misiones en nuestro país y en el mundo

Nuestro desafío:  Al igual que los cristianos del primer siglo necesitamos tener una visión de Dios como el Señor de la historia, renovar nuestra fe en las promesas del Señor para los postreros días; Dios está buscando una generación que le crea y que se juegue por su Reino.
Nuestros primeros hermanos creyeron a Dios, se jugaron por completo y finalmente cambiaron la historia. ¡ Sigamos el ejemplo de ellos!.

12 - La iglesia debe retomar su rol profético en medio de las naciones.

Jesucristo no habló sólo a su pueblo. Su mensaje fue dirigido a todas las naciones.
El mensaje de la iglesia es el mensaje de Jesucristo.
Su ministerio es profético. Su contenido, muchas veces es una denuncia por las injusticias sociales. Ezequiel 45.9.
La iglesia no pude dejar de cumplir su función: ser conciencia de la sociedad.
Como vocera de Dios, si ella calla, ¿quién habla?
      
13 - La iglesia como ciudad de refugio.

Hoy todos buscan ciudades de refugio. El que no la tiene queda desprotegido.
-Los que tienen dinero: barrios amurallados, vigilados, alejados.
-Las comunidades étnicas se refugian y protegen.
-Edificios cerrados.
-Club privados.

La gente se siente sola en medio de la multitud.
Tiene necesidad de pertenecer a:
Identificarse con algo, y no sólo ser un número más. 
Si solamente acuden a reuniones o a otras actividades de la iglesia, no llega a tener sentido de pertenencia y no logra arraigo y mucho menos amigos.
La necesidad de la gente es una familia cristiana y no actividades seudo espirituales.
Las actividades vienen después de “ser” y “pertenecer”.

Algunas cosas que no deben faltar:
*Afecto. Juan 21.15.
*Conocerse por el nombre, el trabajo, las necesidades, etc.
*Formar parte de un grupo de amigos.
*Participar de un grupo en una casa, o en otro lugar, pero, pequeño donde pueda hablar, ser escuchado y escuchar a otros.

14- Procurar que no haya ningún necesitado.

En la naciente iglesia de Jerusalén se decía que “No había entre ellos ningún necesitado” Hechos 4.34. No dice que todos tenían lo mismo, pero no había entre ellos gente necesitada.
Como cristianos deberíamos alcanzar esto mismo para nuestro prójimo.
Dios había dispuesto que cada tres años el pueblo diera un 10% de sus ingresos para los pobres. Esto equivale a un 3,3% de los ingresos de cada mes. Deuteronomio 14.28-29; 26.12-15.
Conversando con unos economistas, se estima que con un 3% de la riqueza mundial se terminaría con la indigencia y no habría hambre en el mundo.
Cada familia rica o pobre, debería aportar un 3% de sus ingresos para los más necesitados.
Cada individuo, institución, empresa, iglesia, el estado nacional, los gobiernos provinciales, etc. Todos aportando un 3%, para la mejor inversión que podríamos hacer: “Que no haya entre nosotros ningún necesitado”
Dios no dijo que no habría pobres, pero proveyó una tierra llena de recursos naturales y alimentos en abundancia, nos dio la capacidad y la inteligencia para hacerla producir y distribuir equitativamente sus riquezas y nos proveyó todos   los medios morales y espirituales para que practiquemos el amor y no haya ningún necesitado.

Dice Dios:
“Cuando llegue el tiempo de la cosecha, no recojas hasta el último grano de tu campo ni rebusques las espigas que hayan quedado. No rebusques todas las uvas de tu viñedo ni recojas las uvas caídas; déjalas para los pobres y los extranjeros. Yo soy el Señor, el Dios de ustedes.
No roben. No mientan ni se engañen unos a otros.
No hagas promesas falsas en mi nombre, pues profanas el nombre de tu Dios. Yo soy el Señor.
No uses la violencia contra tu prójimo ni le arrebates lo que es suyo.
No retengas la paga del trabajador hasta el día siguiente.
No maldigas al sordo.
No pongas ningún tropiezo en el camino del ciego. Muestra tu reverencia a Dios. Yo soy el Señor”.

“Si hay algún pobre entre tus compatriotas en algunas de las ciudades del país que el Señor tu Dios te da, no seas inhumano ni le niegues tu ayuda a tu compatriota necesitado; al contrario sé generoso con él y préstale lo que necesite”.
“Nunca dejará de haber necesitados en la tierra, y por eso yo te mando que seas generoso con aquellos compatriotas tuyos que sufren pobreza y miseria en tu país”.
“No exploten al que se halle en la miseria, ni le retengan su paga, ya sea que se trate de un compatriota de ustedes o de un extranjero que habite en algunas de sus ciudades. Páguenle el jornal el mismo día, antes de ponerse el sol, porque es pobre y necesita ese dinero para poder vivir. De otra manera clamará contra ustedes al Señor, y ustedes serán culpables de pecado”.

“Dichoso el que piensa en el débil y pobre; el Señor lo librará en tiempos malos”.

Lo que agrada a Dios:
“Que compartas tu pan con el hambriento y recibas en tu casa al pobre sin techo; en que vistas al que no tiene ropa y no dejes de socorrer a tus semejantes”.

“Siempre les he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que están en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: Hay más dicha en dar que en recibir”.
“El que robaba, deje de robar y póngase a trabajar, realizando un buen trabajo con sus manos para que tenga algo que dar a los necesitados”.
Levítico 19.9-14; Deuteronomio 15.7-8; 24.14-15; Salmos 41.1; Isaías 58.7; Hechos 20.35; Efesios 4.28. 

 II - A la clase dirigente

Una palabra final a los que tienen el poder de decisión en sus manos.

El Estado debe cumplir su función social de ser un regulador a través de las leyes. Es tarea indelegable de los gobiernos. Si no lo hace o, lo hace a medias, los grandes se comen a los chicos, los fuertes oprimen a los débiles, las minorías poderosas anulan y manejan a las mayorías en beneficio propio, erosionando a los gobiernos.
En los países del llamado Primer Mundo, las grandes corporaciones multinacionales no pueden hacer lo que se les da la gana, pero parecería que en la tierra del “gaucho” sí.
El primer mundo nos exportó el libre mercado que ellos no practican. Me pregunto ¿nos vendieron la idea o nos la impusieron? Creo que las dos cosas, porque la tenemos que pagar a un costo muy alto y ¡cuidadito! si queremos salir de ella, atengámonos a las consecuencias.
En muchos de los países del Primer Mundo, donde los gobiernos cuidan al pequeño comerciante para que no quiebre y a la vez mantienen la competencia para que el pequeño comerciante no se abuse con los precios, los grandes supermercados tienen que estar fuera de las ciudades, o no pueden abrir los fines de semana, o no pueden vender productos frescos, o...etc.
Los gobiernos controlan al capital y no son controlados por ellos.
Los gobiernos deben defender al pequeño comerciante y al consumidor, las grandes corporaciones tienen suficiente capital como para defenderse solas.

Los grandes países defienden a los pequeños industriales y productores.
¿Qué hacemos aquí?
Con aranceles aduaneros tan bajos, los únicos que se benefician son los países que nos venden y los importadores. La revolución productiva ¿para quién es?
¿O acaso algún ente financiero multinacional nos impone este tipo de arancel?
Un industrial que fabrica herrajes para muebles de buenísima calidad, se vio en la obligación de importar herrajes basura del sudeste asiático para poder competir y sobrevivir. La importación indiscriminada no promueve la mejor calidad de los productos.
Cientos de contenedores llegan a nuestros puertos con artículos basura, que se traducen en miles de dólares que engrosan las arcas de los países exportadores. Por cada U$S 500- que salen por mes= un desocupado argentino, a una familia en desgracia.
Cuando paso por el puerto y veo cientos de contenedores me digo: “están llenos de hambre, desocupación y desesperanza”.

Señores gobernantes, aprendan del Primer Mundo a proteger a la pequeña y mediana industria y al productor de una vez por todas, y bajemos la desocupación.
Ustedes tienen en sus manos todos los resortes para concretarlo y no lo hacen ¿por qué?

¿Quién nos protege de la usura de los bancos y las tarjetas de crédito? Con estabilidad económica no es posible que cobren intereses tan altos. Nunca se vio tanta usura legalizada. Tanta gente engañada, tanta gente sufriendo para no perder lo poco que tiene.
No puedo imaginarme las utilidades que esas empresas transfieren a sus respectivos países de origen.
¿Quién nos defiende?

Y podríamos seguir hablando de los servicios públicos más caros del mundo, con entes reguladores que no funcionan; o del insolente peaje que se cobra en nuestras carreteras, que se construyeron con los impuestos que pagamos durante años con el combustible.
Aprendamos también del Primer Mundo a regular los abusos del capital.

Y el tiempo nos faltaría para seguir discurriendo sobre el poder judicial, los legisladores, el sindicalismo, etc.

Señores dirigentes: Los que ocupan puestos legislativos, ejecutivos, judiciales, empresarios, directivos, y todos los que tienen en sus manos los resortes con los que orientan el rumbo de nuestra nación.
Los cristianos militantes de las diferentes confesiones oramos por ustedes para que Dios les de sabiduría en el cumplimiento de sus funciones en benefio de la Nación y en el temor de Dios.
¡El Eterno y Soberano Padre, por fiel y por misericordioso, ilumine a nuestros gobernantes; por los cuales elevamos nuestras plegarias para que conscientes y con temor reverente no Le defrauden!

III – A la Nación

Volvernos a Dios. Volver a su Palabra y a sus sanos consejos. Humillarnos ante El y reconocer que nos hemos equivocado muchas veces, confesar nuestro mal proceder y acercarnos a Dios de todo corazón.
Atendamos a lo que Dios nos dice en su santa Palabra:
“La justicia es el orgullo de una nación; el pecado su vergüenza”.
“Abominación es a los reyes hacer impiedad, porque con justicia será afirmado el trono”
“Si opresión de pobres y perversión de derecho y de justicia vieres en la provincia, no te maravilles de ello; porque sobre el alto vigila otro más alto, y uno más alto está sobre ellos”.
“Aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda”.
“El efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre”.
“El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio; se le dará su pan, y sus aguas serán seguras”.
“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”.

Proverbios 14.34, 16.12; Eclesiastés 5.8; Isaías 1.17, 32.17, 33.15-16;
Mateo 5.6. La Santa Biblia.










Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ