LA “OTRA” CONGREGACIÓN Oscar Gómez




Vamos a elevar la nota en cuanto a la Palabra del Señor.

¿Dónde te congregás? ¿Cuál es tu congregación? ¿Será la de la esquina? ¿La del cartel? Ahora bien, ¿Cuál será la “otra” congregación?

SE TRATA DE LA CONGREGACIÓN CELESTIAL, QUE ESTÁ EN LOS CIELOS, LA QUE NOS ESPERA SI SOMOS FIELES HASTA EL FIN.

I- Consideraciones preliminares

No sé como abordar la “otra congregación”, todavía no fui, espero ir. Sin embargo me atrevo a decir algunas cosas:
1° Por lo que describe la Palabra de Dios.
2° Por el testimonio interior del Espíritu Santo en mi corazón.

No se trata de un simple estudio bíblico o escatológico, sino un sentir que brota con mucha intensidad del corazón, de un fuerte anhelo por ese lugar glorioso.

Se trata de la congregación “plus ultra” que significa “más allá”. Ahora estamos en el “más acá”.

Muchos partieron, algunos conocidos y ya están participando de esa congregación en los cielos. Fueron promovidos y nos dicen: “No te lo pierdas”.

La otra congregación es distinta en muchas cosas a esta. Ya lo veremos.

Nuestra hermandad aquí es una preparación para participar en la otra congregación. Es un “precalentamiento”.

Es en esa “otra congregación” donde debemos asegurarnos un lugar, un espacio, un “boleto”. Hay un dicho popular acerca de la gente buena: “Este tiene ganado el pasaje al cielo”

Es la continuación de esta congregación, pero no en la tierra, sino en el cielo. Tiene otra dirección, no es Santiago 55 bis. En esta estamos por un tiempo muy limitado, en la otra estaremos para siempre, por la eternidad.

Esta es la congregación real, es decir de la realidad. La otra es la congregación ideal. La que Dios diseñó en su plan eterno.

El que se aburre en esta congregación terrenal no califica para estar en la otra. ¿Se imaginan las 24 horas alabando y adorando a Dios?

II- Los nombres que se da a la “otra congregación”

Hebreos 12: 22 al 24 sino que os habéis acercado al monte de Sión, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, 23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, 24 a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel”.
1. Monte de Sión
“De Sión saldrá la ley”, en esta congregación celestial nos regiremos exclusivamente por la ley de Dios, no habrá más leyes humanas que empañan y desvían a la iglesia a través de líderes que tuercen la Palabra de Dios, no habrá ley de divorcio, de nueva unión, de matrimonio igualitario, ni de abortos.
2. La ciudad del Dios vivo
No es una congregación muerta, fría, apática, indiferente, apagada. Sino que es tan viva y tan vivificada como su Dios, Es la ciudad del “Dios vivo”.
3. Jerusalén, la celestial
No es la Jerusalén actual, que ataca y es atacada, que muchos la honran y otros la desprecian. La Jerusalén de hoy no es más que un cuartel de guerra. La nueva Jerusalén es celestial, desciende del cielo, vestida como una esposa que recibe a esposo. (Apoc. 21: 9 al 11)
4. Compañía de muchos millares de ángeles
No solo estará compuesta por hombres, sino también por ángeles, por seres celestiales del bien, los que están del lado de Dios.
5. La congregación de los primogénitos inscritos en los cielos
Son los que definitivamente quedaron anotados, pasaron el examen “de la blancura”. Se trata de la lista final. El padrón ya depurado. Lo de ahora es una inscripción precaria, que si no la cuidas se puede peder. La otra es irreversible, irrevocable, no se puede perder más.

III-Características de la “otra congregación”, la celestial
1. Dios es Juez de todos
Aquí todavía hay hombres que juzgan conductas, profecías, que intentan impartir justicia entre los hermanos. Así como lo hizo Moisés, y también los apóstoles en la iglesia primitiva. En esta congregación celestial Dios será Juez de todos.
2. Los espíritus de los justos son hechos perfectos
Acá hay pecados, disciplinas, correcciones, restauraciones, conflictos entre hermanos, andamos en debilidad y tentación. En espíritu de victoria pero también en derrota.
Seremos hechos perfectos delante de Dios y para Dios. 1° Cor. 15:53 El cuerpo corruptible será vestido de incorruptible, lo mortal será absorbido por la vida. ¡Aleluya!
3. Jesús sigue siendo al Mediador. Como ahora.
4. Apoc. 7: 16 y 17
Ya no tendrán hambre ni sed
 No será necesario irse de la reunión a las 12 del mediodía, no habrá más hermanitos que vienen con hambre o con sed, otros con la panza llena. No habrá necesidad de asistencia a los carenciados, a los hambrientos.
5. “Y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno”
Esta otra congregación no será afectada por los cambios climáticos. No saldremos a ver como está el día, si llueve, si hay niebla. No diremos más: “Hace calor, no voy a la reunión” o “hace frío, me quedo al lado de la estufa”.
¿Por qué será así? Porque el Cordero, Jesús, que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de agua de vida.
6. Apoc. 21: 4:
No habrá muerte. No hay más velatorios y entierros que presenciar.
Ni habrá más llanto. Por los problemas de esta vida.
Ni clamor. Por hijos, por esposos, parientes, amigos, etc.
Ni dolor. Por pérdidas de personas queridas o cosas de valor. Por frustraciones, como aquella mujer que no pudo lograr sus sueños.
Porque las primeras cosas pasaron.
7. Marcos 12: 24 y 25
No se casarán, ni se darán en casamiento.
Las preocupaciones de la novia por los detalles de la boda y las aflicciones propias del matrimonio dejarán de ser. Los solteros seguirán siendo solteros.
Porque seremos como los ángeles que están en los cielos.
8. Apoc. 22: 3 al 5
No habrá más maldición.
La bruja del barrio. La sal para cortar la tormenta. Los hechizos de umbanda, los  curanderos y curanderas se terminan.
Sus siervos le servirán y verán su rostro.
¿Qué clase de servicio será?
No habrá allí más noche
¡Qué problema para los que aman la noche, aquellos que les gusta la jarana! Los que después de las reuniones van a los boliches, a los bailes, a la fiestas. Los narcotraficantes que salen a transar de noche. Los que duermen de día y deambulan en la noche, no por causa del trabajo.
No tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol
No habrá que hacer malabares para pagar la factura de la EPE. Tampoco lamparitas de bajo o alto consumo, casas de electricidad, ni necesidad de electricistas.
Ni siquiera tendrán necesidad del sol. No importa sin el sol sale o no, si está nublado o por llover. El sol es el astro más importante de nuestra galaxia. Todo gira en torno al sol, el clima, las estaciones, etc.
“Porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos”.

IV- Los que entran y los que quedan afuera de la congregación celestial
1. Los que quedan afuera
Los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de Jesucristo 2 Tesal. 1: 6:9.
Satanás y sus ángeles 2° Pedro 2: 4, Jud. 6 y Apoc. 20:10
Los mencionados en Apoc. 21:8 y 22:15
Los que quitan o agregan a la Palabra de Dios. Apoc.22: 18 y 19.
2. Los que entran
Lucas 12: 37 Los que se mantienen atentos y velando.
Apoc.5:9  Serán de toda raza, pueblo, cultura, lengua o nación.
Apoc. 21: 7 Los que vencen las circunstancias.
Apoc. 22: 14 – Apoc. 7: 13 al 15 Los que lavan sus ropas de sus pecados.

                 ¡Preparémonos para la “otra congregación”!











 
                     























Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ