ESTEBAN, MÁRTIR Hugo De Francesco




  Alrededor del mundo, a menudo el evangelio ha venido enraizándose en lugares preparados por la sangre de mártires. Antes de que una persona dé su vida por el evangelio, debe vivir por el evangelio. Una de las maneras en que Dios prepara a sus siervos es ubicándolos en posiciones insignificantes. Su deseo de servir a Cristo se traduce en la realidad de servir a otros.

Esteban fue un administrador eficaz y también un buen mensajero antes de ser mártir.  Fue uno de los nombrados para distribuir alimentos en la iglesia primitiva. Desde mucho antes, se desató una violenta persecución contra los cristianos; existía ya el ostracismo social. Por lo general, a los judíos que aceptaban a Jesús como el Mesías los separaban de sus familiares.
Como resultado, los creyentes dependían uno del otro para su sostenimiento. Compartir casas, alimentos y otros recursos era una distinción práctica y necesaria de la iglesia primitiva. A la larga, el número de los discípulos obligó a la organización del servicio. Se descuidaban a muchas personas. Empezaron las murmuraciones. Los nombrados para administrar se eligieron por su integridad, sabiduría y sensibilidad hacia Dios.

Esteban, además de ser un buen administrador, también era un predicador eficaz. Cuando en el templo se tuvo que enfrentar a diferentes grupos antagónicos, la lógica de Esteban al responder
era convincente. Esto se deduce de la defensa que hizo ante el concilio. Presentó un resumen de la historia judía e hizo una aplicación contundente que paralizó a sus oyentes. Durante su defensa debió tener en cuenta que dictaba su propia sentencia de muerte. Los miembros del Sanedrín no podían permitir que sus motivos malignos se pusieran al descubierto. Lo apedrearon hasta matarlo, mientras él oraba en favor de ellos. Sus palabras finales muestran cuánto se asemejó a Jesús en poco tiempo. Su muerte tendría un impacto duradero en el joven Saulo (Pablo) de Tarso, quien dejaría de ser el perseguidor violento de los cristianos para convertirse en el más grande de los campeones del evangelio que la iglesia haya conocido.
La vida de Esteban es un desafío continuo para todos los cristianos. Como fue el primero en morir por la fe, su sacrificio motiva preguntas: ¿Cuántos riegos corremos al seguir a Jesús? ¿Estaríamos dispuestos a morir por Él? ¿Queremos en verdad vivir para Cristo?

Puntos fuertes y logros:

• Uno de los siete diáconos escogidos para supervisar la distribución de alimentos a los necesitados en la iglesia primitiva.

• Conocido por sus cualidades espirituales de fe, sabiduría, gracia y poder, y por la presencia del  Espíritu en su vida.

• Líder, maestro y polemista sobresaliente.

• El primero en dar su vida por el evangelio.

Lecciones de su vida:

• El esfuerzo por lograr lo excelente en tareas insignificantes es la preparación para responsabilidades mayores.

• Conocer verdaderamente a Dios guía a acciones prácticas y compasivas a favor de la gente.

Datos generales:

• Responsabilidades en la iglesia: Diácono, distribuidor de alimentos entre los necesitados.

• Contemporáneos: Pablo, Caifás, Gamaliel, los apóstoles.
Versículos clave: «Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió» (Hechos 7.59, 60).
La historia de Esteban se narra en Hechos 6.3–8.2. También se menciona en Hechos 11.19; 22.20. Hech: 8:1b - 9: 31 Persecución y predicación. Conversión de Saulo.




Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ