Ir al contenido principal

CUATRO PASIONES DEL CRISTIANO Oscar Gómez




                               
                             Qué es pasión?


Sentimiento muy intenso que domina la voluntad. Afición o inclinación viva por alguien o algo. Persona o cosa por las que se muestra inclinación viva. Entusiasmo que se pone en algo que se hace o se defiende. Veamos estas cuatro pasiones en su debido orden. 

 1. Dios 

 “Y al instante estaba yo en el Espíritu; y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y uno sentado sobre el trono” Apoc. 4:2 Juan quedó maravillado ante el Trono. No pudo describir al que estaba sentado en el Trono. Solamente dijo “uno sentado” A Dios no se lo puede estudiar como si fuera un objeto de la ciencia, o una materia de análisis. Si nuestra pasión es Dios esto nos lleva a quedar perplejos, rendirnos, arrepentirnos y abandonar nuestro orgullo y autosuficiencia. Nadie que experimenta a Dios y pone su mirada en él seguirá siendo el mismo. Será transformado, cambiado en su carácter, en su manera de vivir, en su trato con los demás. Nuestra pasión, nuestro fervor número uno tiene que ser Dios para que las demás cosas estén bien encaminadas. 

 2. La verdad

 “Compra la verdad, y no la vendas” Proverbios 23:23 En la lista de pasiones, después de Dios, viene su verdad. Una vez que entendimos su verdad, expresada en la Palabra, no debemos soltarla, canjearla o rebajarla. Hay una verdad: “Todo el que invocare el nombre del Señor será salvo” “Si confesares con tu boca y creyeres en tu corazón que Jesús es el Señor serás salvo”. “Lo que Dios unió no lo separe el hombre”, etc. Estas son verdades irrefutables, que no se pueden discutir. Los primeros cristianos entendieron esto. Dieron su vida por la verdad sin importarle nada así como el mártir Policarpo. El apóstol Juan declaró: “No tengo mayor gozo que éste, que mis hijos anden en la verdad” 

3. La esposa o esposo 

 Después de la persona de Dios y la verdad, viene nuestro cónyuge (esposa o esposo). Ser fiel a la verdad no es salir a hacer la obra de Dios abandonando por largos periodos de tiempo a nuestro compañero o compañera. Muchos confunden estas premisas. ¿Por qué la verdad de Dios está antes que nuestro cónyuge? Porque si uno se aparta del Señor y va por caminos errados o se entrega al pecado, el otro debe seguir siendo fiel a Dios no siguiendo el mal camino de su compañero, le queda orar por él y mantenerse firme. Seguir en los malos pasos del otro puede conducir a la perdición de ambos. No obstante, el marido debe estar apasionado por su esposa y la mujer por su marido. Renovar el amor diariamente mediante afectos, con buenos gestos y acciones. No olvidar el romanticismo en la pareja aunque ya sean grandes. El esposo debe darle honor a la mujer, es decir “rendirle homenaje” en las cosas que hace y por lo que es. Vivir con ella sabiamente. La mujer debe respetar al marido. “No se hagan ilusiones: de Dios no se burla nadie. Lo que cada uno haya sembrado, eso cosechará” Gálatas 6:7 V. Libre. “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo” 1° Pedro 3:7 “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas” 1° Pedro 3:1 

 4. El cuerpo de Cristo (La iglesia)

 “Vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular” 1° Corintios 12:27 Tener pasión por el cuerpo es amar y honrar a mi hermano. Tener pasión por el cuerpo es desear reunirme con mis hermanos, estar con ellos. Tener pasión por el cuerpo es orar y trabajar para el cuerpo sea sano, se desarrolle, se multiplique, le vaya bien. Tener pasión por el cuerpo es servir donde haga falta, sin quejarme. Y entregarme a la misión por los perdidos, buscando a la oveja que todavía no entró en el corral. 

¿Cómo están estas cuatro pasiones en nuestras vidas?

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…