CUALIDADES DE CARÁCTER DEL DISCÍPULO 2° Edición Oscar Gómez




  Una de las primeras tareas del Señor al convertirnos es trabajar en nuestro carácter. El carácter que desarrollemos es fundamental en nuestra vida en Cristo.
El carácter es la manifestación exterior de lo que tenemos grabado en el alma.
Carácter es la manera de ser del cristiano tal como lo evidencia su conducta.
El aspecto más profundo del carácter  de una persona se conoce por el modo en que reacciona ante la prueba, la tentación, la adversidad, el infortunio, ante los difíciles de soportar, etc.
Jesús tenía el mismo carácter que el Padre  (He.1:3)
“....la fiel imagen de lo que El es” N.V.I.
Con el carácter podemos edificar, bendecir, perseverar, pasar las pruebas, ir adelante en la obra o derribar lo que levantamos.                                  
La dymanis o unción del Espíritu Santo necesita operar sobre la base del carácter formado del discípulo. Hay un modelo de carácter que Dios desea formar en sus hijos.

 Veamos cuatro cualidades de carácter del discípulo:

Leamos: Apocalipsis 4:7

“El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando”

·        LEÓN

“...el primer ser viviente era semejante a un león”

Jesús que está en nosotros, es el león de la tribu de Judá, es por eso que podemos manifestar este carácter. Somos débiles, pero  Cristo es el león que habita en nosotros, entonces somos fuertes.

Es el discípulo fortalecido en su interior por el E.Santo.

El león se caracteriza por su fuerza
Jueces 14:18  “¿qué cosa más fuerte que el león?
Un grupo de leonas puede matar a un búfalo. El que se hace fuerte a través de su caminar en Dios.
“..Os he escrito a vosotros jóvenes porque sois fuertes”

Es el discípulo que prevalece donde se mueve

Al león se lo denomina “el rey de la selva”. La selva es el lugar trascendente, donde ocurren las cosas, donde habitan las fieras, pero el león prevalece.
Apoc. 5:5 “..he aquí que el León de la Tribu de Judá..ha vencido”
Jesús se movió con este carácter en las tierras convulsionadas de Palestina.
El carácter de león nos va dando la capacidad de movernos en la “jungla de cemento” de nuestra sociedad, familia, trabajo, vecindario.
La sociedad latinoamericana demanda un carácter de león. No ser flojos e inadvertidos de las cosas.
El león es temible, cuando sale de caza al atardecer el resto de los animales se esconden.
.¿Por qué te conocen donde te movés?  ¿Cuando entrás a un lugar aminora el pecado o crece el pecado? Sin embargo no ser temibles por tener una personalidad iracunda.

Es el discípulo que no vuelva atrás por nada

No retrocede.
Prov. 30:30 “el león fuerte entre todos los animales, que no vuelve atrás por nada”
No ceder ni dar un paso atrás ni para tomar impulso.

·       BECERRO

“...el segundo era semejante a un becerro..”

El becerro e un torito que no ha cumplido los tres años.
Al carácter de león debemos complementarlo con el carácter de becerro.
             
         El becerro era utilizado en el A.T. para el sacrificio

(Levítico 9:2) “toma de la vacada un becerro para expiación..y ofrécelo delante de Jehová”
Cuando volvió el muchacho perdido el Padre dijo “traed el becerro gordo y matadlo y comamos y hagamos fiesta”

Ser ofrenda a nuestros semejantes.

Donarnos voluntariamente.
Nuestro proyecto de vida debe ser el del Cordero, el de la Oveja de las ovejas, que se ofreció voluntariamente.

¿Cuántos en su propósito de vida incluyeron ser ofrenda al mundo?

Después de la crisis en Argentina la gente se atrincheró. Se formó una “mentalidad de anti-becerro”. Siempre que se pierde el espíritu de entrega nos transformamos en lobos.
No sé cuantos quieren ser becerros hoy “ej. El torito tenía que poner la carne” No es solamente cuestión de orar hay que poner la carne. Entregarse por los demás:-por uno, -por muchos
Esta entrega tiene que estar presente:
a. En la familia     b. En la iglesia   c. con los discípulos d. Con todos los hombres (las naciones).
Hacen falta discípulos becerros en una sociedad hedonista.
La entrega por los demás es un acto innatural.

               El becerro es manso y dócil

Sujeto, manso, pero fuerte.

                -Jesús es nuestro ejemplo

-(Hebreos 9:28) así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos...”

·       HOMBRE

“...el tercero tenía rostro como de hombre”

       Este es el carácter que trata de entender la realidad social.

Al carácter de león y de becerro se le debe incorporar el carácter de hombre.

Se compadece de otras personas.

El ser humano es el objeto del amor de Dios.
El formar discípulos no es muy popular porque trata exclusivamente con personas. Antes que las cosas están las personas.
Este tipo de carácter hace entender la complejidad de los hombres, no para psicoanalizarlos, sino para suministrarles el poder del evangelio. Te hace poner los pies sobre la tierra. Te baja del limbo a las necesidades más bajas de los hombres. Te hace poner el rostro. Se produce empatía: identificación con el otro.
Es sensible al drama humano, se solidariza, se compadece de otros.
Williams Booth fue movido al ver los niños de Inglaterra tomando alcohol.

Sabe vivir en el tejido social, fusionarnos con la gente

              Sigue adelante en medio de sus errores y limitaciones,   
              sabe que es hombre y no Dios.

               El verdadero consuelo y misericordia se ejerce con el   
               “carácter de hombre”, sin el nos volvemos legalistas.

              La actitud de guerrero debe ser equilibrada con la
              compasión por las personas.

·       ÁGUILA

“...y el cuarto era semejante a un águila volando”

                 Las águilas alcanzan grandes alturas

El Señor nos llama a andar en sus alturas, no estar siempre en el llano, en el valle, en el bajo. Si el discípulo no tiene carácter de águila se va a encargar de lo superficial, de lo que no es trascendente, se deja llevar por las presiones del momento.

Las águilas tiene la vista muy larga.  
Tener clara la visión del reino de Dios.

      La visión viene por revelación. Aprender a ver más allá que el resto de los hombres. “vedi plus ultra” ver más allá. No ve todo, ve más allá. Si solo vemos la realidad humana y no alcanzamos altura espiritual, podemos caer presa del humanismo. El que comunica la visión es el que ve.

EL CARÁCTER DE ÁGUILA NO TE DEJA CAER BAJO UN PODER REDUCCIONISTA DE LA SOCIEDAD.

             El carácter de águila nos hace discernir entre lo humano
             y lo divino.

El primer movimiento del águila es elevarse, pero también hay que reconocer que los problemas domésticos oscurecen la visión. El carácter águila capta primero la necesidad de Dios y luego la de los hombres.

 Apocalipsis 4: 8 “los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir”

Cada uno de estos tipos de carácter debe tener comunión con Dios.

Todos deben tener visión.

En la formación de este carácter debe adquirir una vida de adoración profunda.

¡APRENDAMOS POR LA GRACIA DE DIOS A MANIFESTAR EL CARÁCTER NECESARIO EN CADA CIRCUNSTANCIA QUE NOS TOCA VIVIR!
































         

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ