Ir al contenido principal

EL SÍNDROME DE PONCIO PILATO Oscar Gómez

 Sanando vicios del discipulado cristiano


“¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte, y que tengo autoridad para crucificarte?                                                                      San Juan 19:10

 Permanente evaluación

 Una de las cosas que trajo el movimiento de renovación espiritual fue la práctica del discipulado cristiano. Jesús en Mateo capitulo 28: 18 al 20 nos envió a hacer discípulos a todas las naciones enseñándoles que guarden todas las cosas que él nos había mandado. Es imposible negar los beneficios de un acercamiento a un hermano mayor en la fe quien a través de su conocimiento y experiencia nos guíe en este camino. Con el paso del tiempo, en el laboratorio de la mente de muchos cristianos se han elaborado cientos de fórmulas distintas acerca de la tarea de hacer discípulos, entre ellas, el llamado “discipulado persona a persona”, “discipulado colectivo o comunitario”, “cursos de discipulado”, “trabajo con mentores”, etc. Algunos más ajustados que otros a las sagradas escrituras.

  No obstante, corremos el riesgo de hacer un énfasis erróneo y desmedido de esta práctica e infectarnos del síndrome de Pilato donde el pensamiento que prevalece hacia aquella persona que está a nuestro cuidado es éste: “No sabéis que tengo autoridad para soltarte y que tengo autoridad para crucificarte?” Cuando esto ocurre el discipulado se convierte en una relación insana. Tenemos que repensar nuestra manera de discipular ¿Por qué no descartar la posibilidad de que no estemos en concordancia con lo que el Padre pretende de nosotros?

Necesitamos renovar los parámetros y conceptos sobre los cuales funciona esta práctica. Esto sucede cuando la comprensión y las experiencias sobre las cuales se fundamenta están sujetas a una permanente evaluación y re-direccionamiento.

Fascinación y algo de encantamiento.

  Fascinar significa atraer, impresionar mucho una persona o a alguien. Admirar exageradamente. Sugestionar, obnubilar, deslumbrar. Se puede dar el caso muy extremo y peligroso que se ejerza una influencia casi imperceptible sobre una vida a tal punto que ésta llegue a quedar bajo un efecto de “encantamiento” hacia su maestro, tal vez sin darnos cuenta. Nuestra única fascinación debe ser la persona del Señor Jesús, por supuesto sin perder el respeto por los mayores en la fe.

 Con mucha modestia sugiero:

1) Que las coyunturas no se tornen ataduras. “…tengo autoridad para soltarte y tengo autoridad para crucificarte”

2) Que la relación no se convierta en algo enfermizo u obsesivo. “¿A mí no me hablas?”

3) Que el discipulado no llegue a ser una nueva modalidad de esclavitud subyacente, encubierta y psicológica.

4) Que los vínculos sean profundos no pesados.

5) Que los obreros del Señor gocen de esa bendita libertad de rever su situación particular y cambiar de cobertura espiritual si es que no funciona la que actualmente tienen. “Estén afirmados en aquella libertad que Cristo Jesús alcanzó para ustedes”  (Versión libre  de Pablo a los Gálatas)

En conclusión

 El Señor Jesús nos invita a una vida plena y en libertad, nos dijo que si el Hijo del Hombre nos libertare seremos verdaderamente libres, que su carga es ligera y su yugo es fácil. Como alguien dijo acertadamente: “La carga que el Señor nos impone no es demoledora, sus mandamientos nos son violentadores, ni psicopatológicos".  Si anhelamos una iglesia de muchos hijos semejantes a Jesús será necesario tener en cuenta la salud psíquica, emocional y espiritual de los hermanos mediante una relación que sane, que trate y actúe en la vida en comunidad.



























































Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…