LA FAMILIA BAJO EL CONTROL DEL ESPÍRITU SANTO Tim y Beverly La Haye



El carácter en el hogar

Las tensiones que se producen en el matrimonio no forman el carácter sencillamente lo ponen de manifiesto. Cuando estamos bajo presión “somos lo que realmente somos”.
Ante ello la llenura del Espíritu Santo nos transforma, cambia nuestro matrimonio, nuestra familia y nuestro servicio a Dios. Se debe reemplazar nuestro egoísmo, ira, temores y terquedad por los preciosos frutos que el Espíritu provee cuando nos sometemos a Él.
Necesitamos disfrutar nuestra relación matrimonial y el secreto para una vida familiar feliz es ser llenos del Espíritu Santo. Ser llenos del Espíritu Santo atañe a la vida en familia no exclusivamente a lo que se hace en la iglesia.

La conducta en el hogar tiene relación directa con la medida de llenura del Espíritu Santo.

Cada tanto debemos preguntar a los integrantes de la familia si las últimas semanas dí muestras de estar lleno del Espíritu Santo, esta es la manera de descubrir si uno lo está realmente o no.
Si nuestra conducta en casa mostró pocas evidencias de que estamos llenos o controlados por el Espíritu entonces quiere decir que no lo estamos. Si es posible vivir una vida sometida al Espíritu en el hogar entonces la podremos vivir en cualquier parte ¿Por qué? Porque lo que somos en nuestro hogar es lo que realmente somos.
El Espíritu Santo siempre enriquece las vidas de aquellos que llena y las vuelve más hermosas ¿Qué mejor regalo puede concederle a un cristiano que hacer de su hogar el lugar más hermoso del mundo? Y esto es lo que Dios desea hacer en la vida de sus hijos.
La única manera en que es posible vivir es mediante una vida en familia sometida al Espíritu. Necesitamos ver actuar el ministerio del Espíritu Santo en relación a la vida familiar.
La Palabra de Dios contiene principios que se necesitan para disfrutar una vida familiar en felicidad. Debemos enfatizar la presencia del Espíritu Santo en la vida en familia.

La importancia de la familia

La familia es el factor más importante en la formación de las personas, lo prepara para alcanzar su destino y realización más excelente o lo mutila o inhibe para que pueda lograr su pleno desarrollo.

Cuando una sociedad tiene en poco a la familia sufre una pérdida irreparable.

Si desconoce a la familia por un periodo prolongado de tiempo esa generación pasa al olvido, como sucedió con muchas civilizaciones del pasado.
La primera institución que Dios creó fue el matrimonio, éste forma los cimientos fundamentales de una sociedad sana y bien ordenada. La iglesia fue instituida muchos siglos después.
Comprendamos que Dios reveló en su Palabra eternos principios que hacen a la felicidad y a la plenitud de la vida en familia, y para comunicar esto principios fundó a la iglesia. La iglesia cumple su función con eficacia cuando fortalece a la familia convirtiéndola en un instrumento estabilizador de la sociedad.
Somos concientes del deterioro del núcleo familiar y que también irrumpe en la iglesia. El humanismo se ha vuelto la fuerza destructora más poderosa de la familia en la actualidad, dice “no hay absolutos” “hacé lo que sientas deseos de hacer”. A un ambiente así Dios envió a su Hijo Jesucristo para que muriera por los pecados de todos los hombres a fin que éstos pudieran nacer de nuevo recibiendo una nueva naturaleza divina.




Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ