Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 26, 2013

HACER DISCÍPULOS A LA MANERA DE JESÚS Oscar Gómez

Entre nosotros la tarea de hacer discípulos pasó por varias etapas, algunas fructíferas y otras no tanto, también están quienes nunca se enrolaron en el discipulado. Siempre hay que hacer ajustes, detenernos a fin de observar si estamos bien encaminados, evaluar nuestras prácticas y también conceptos para reafirmar la obra del Señor. No hay tiempo que perder, es necesario que veamos como realizaron esta labor Jesús y los apóstoles. ¡Volvamos a hacer discípulos a la manera de Jesús! Realicemos los cambios necesarios cuanto antes. No nos conformemos con menos.
Después de revisar la manera en que Jesús hizo discípulos anoté algunas conclusiones que quiero compartirles:
1.El discipulado de Jesús estuvo lejos de ser una reunión de estudio bíblico y sistemático en un aula fría, el lugar era lo de menos, por tanto revisemos si nuestros encuentros con discípulos solamente se basan en leer un apunte y nada más. El discípulo aprende: Viendo, oyendo y preguntando.
2.  No observamos encuentros persona…

CÓMO INTERPRETAR LA BIBLIA Mario Fagundes

Primero: - No podemos olvidar que “Jesús es nuestro único modelo y punto de referencia”. Nunca debemos aceptar ninguna práctica sin antes hacer las siguientes preguntas: “¿Jesús hizo esto? ¿Nos mandó Él a hacer esto? ¿De quién echó Jesús fuera demonios? ¿De Cristianos o de incrédulos? ¿Los apóstoles hicieron esto? ¿Nos mandaron hacerlo?  Después de hacernos éstas preguntas debemos dar un segundo paso.
Segundo : No podemos ser como los atenienses, que andaban detrás de la última novedad (Hech. 17:21), pero sí como los de Berea que escudriñaban las escrituras para ver si lo que Pablo enseñaba estaba de acuerdo con ellas (Hech.17:11). El apóstol Pablo en Hech.20: 29-30 nos advierte de dos peligros que podemos enfrentar:  1. Un peligro viene de afuera – ... Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño…”.  2. Otro peligro viene de adentro y pensamos que éste es el más serio: “– Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hab…