Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 3, 2013

“BENDÍCEME TAMBIÉN A MÍ” Oscar Gómez

Génesis 27: 36 al 38
Acerca de la bendición de los padres hacia los hijos·“Bendíceme” es  el clamor interior de todo hijo. Está en el fondo de su corazón y es un pedido de cobertura: espiritual- emocional y material.

·Debemos bendecirlos a pesar de sus errores y equivocaciones, mirarlos “a través de la capa de lodo” que puedan tener.

·Bendecirlos no significa aprobar sus pecados o faltas, pasa por otro lado, por nuestra función sacerdotal como padres.

·Pronunciar bendición sobre sus vidas aunque no quieran o le “moleste”.

·¿Cómo funciona la bendición en la práctica?
-Comprendiendo su estado interior (frustraciones y alegrías) -Proveyendo para sus necesidades. Primero hay que captarlas. -Orando y ministrándoles la Palabra de Dios. -Declararles palabras de bien cargadas de fe. “Te irá bien” “vas a progresar”, etc. Estímulo. -Abrazándolos y expresándoles afecto aunque sean ya grandes.
·La bendición y la paternidad están íntimamente ligados. No se pueden separar porque caminan juntos.

·Bendecir a los …