¡BARRABÁS VIVE! Ricardo Chiosso




Lucas 23: 13 al 25

Las dos características del imperio romano

Sentido de justicia: v. 13-17,20,22


Trataban de mantener apaciguadas a las masas: v. 24 y 25. La célebre práctica de “pan y circo”, ej. ya habían ejecutado a un soldado para calmar a la muchedumbre por haber quemado éste un rollo de la ley.

La cárcel es tan antigua como la maldad del hombre

Hay presos comunes, presos “VIP”, y presos famosos (Mt.27.16 dice que Barrabas era uno de estos). Otros presos famosos de la historia actual podrían ser: Charles Manson, quien mató a 5 personas en los años 70´ entre ellos a la actriz Sharon Tate embarazada. Mark Chapman, que mató al ex-Beatle John Lennon en 1977 o Abu-Nidal por la masacre de 11 atletas israelíes en las Olimpíadas de Munich en 1972. ¿Qué transforma a un preso en famoso?: la importancia del objeto de su delito o la magnitud de sus delitos.
Los “tipos” (símbolo, modelo, representativo de lo figurado), en la Biblia son muy abundantes con respecto a Jesús, por ejemplo –el sacrificio de animales en el Edén para vestir a la primer pareja, -José, vendido por sus hermanos, -Isaac, llevado al monte para ser sacrificado por su padre. También existen tipos o figuras del hombre de hoy y de siempre: -David, muestra la grandeza y la miseria que conviven en el ser humano y entre otros también está Barrabás, un tipo, una figura, una ilustración, ¿pero de quién?, justamente de nosotros. Quizás parece muy dura la comparación, pero si tenemos en cuenta que Dios ve nuestro corazón nos resultará más fácil aceptar este punto. Informe del University Collage de Londres afirma que hoy existe una máquina que lee los pensamientos, mediante un escáner sobre el cerebro: pueden saber que imágenes miramos o qué sonidos escuchamos.

Los delitos de Barrabás

Sedición (rebelión), v.19: gr. en pie, disensión. Es volverse contra la autoridad. Cada vez nos choca más esta palabra: autoridad, nos estamos acostumbrando a vivir sin ella.
¿Qué es la rebeldía para con Dios?. Is.65.2: “todo el día extendí mis manos para atraer a un pueblo rebelde que iba por caminos perversos siguiendo sus propios caprichos” (versión RV. dice pensamientos). Todo el Salmo 106 está dedicado al tema de la rebeldía del hombre para con Dios y sus consecuencias y parte del 107: “Vivían en profunda oscuridad, presos de la tristeza y las cadenas, por rebelarse contra las órdenes del Señor, por despreciar los planes del Altísimo” (vv.10y11).

Homicidio (asesino), antes de rechazar este cargo recuerde la máquina de leer los pensamientos. Escuche este texto de la Biblia y después reaccione: Mt.5.21y 22 y 1ªJuan 3.15 (versión DHH) agrega: “Todo el que odia a su hermano es un asesino…” Existen muertes absurdas: atropellados, abandonados, “patoteados”, peleas hasta matar en plenas vacaciones, crímenes familiares y pasionales todos los días. El filósofo Casullo habla de la “brutalización” de la sociedad, que “no asumimos nuestra biografía”, que nuestra frase favorita es: “yo no fui”. El escritor español y corresponsal de guerra en Beirut y Sarajevo, Arturo Pérez-Reverte dice: “El humanismo cristiano ha hecho mucho daño. Hemos convertido al ser humano en una especie de maravilla, medida de todas las cosas… y acabamos creyendo, falsamente, que la inteligencia humana es capaz de resolver todos los conflictos de la naturaleza” (el verdadero cristianismo NO es humanista sino realista).

Ladrón, (bandido, asaltante); agrega Jn.18.40
Está en nuestro corazón: Mt.15.19 y 20 “Porque del interior del hombre salen los malos pensamientos, los asesinatos, el adulterio, la inmoralidad sexual, los robos, las mentiras y los insultos. Estas cosas son las que hacen impuro al hombre…” Está tan arraigado que aún se exhorta a los creyentes a dejar de hacerlo: “El que robaba deje de robar y póngase a trabajar…” (Ef.4.28).
Ya en el antiguo testamento Dios llamaba ladrón al que se quedaba con lo que le pertenece a El: “¿Robará el hombre a Dios? Pues ustedes me han robado. Y dijeron ¿en qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas”. (Mal.3.8)
Un hombre de Dios llamado Newman oraba: “¡Dios mío, qué pago te damos los hombres, y yo en particular, con el pecado! ¡Qué horrible ingratitud la nuestra! Tú tienes derechos sobre mí; te pertenezco completamente, Dios mío. Eres el Creador; yo soy obra de tus manos y propiedad tuya… mi único deber es servirte. Reconozco, Dios mío, haber olvidado todo esto, son innumerables las veces que he obrado como si fuera dueño de mi mismo, buscando, no la tuya sino mi propia satisfacción. ¡Dios, que espantosamente distinto estoy de cómo debiera ser!

Las consecuencias para Barrabás

Popularidad: vv.18 Hoy son más importantes y reconocidos los peores que los mejores, Santiago.4:4 “¿No saben ustedes que ser amigos del mundo es ser enemigos de Dios?”. Barrabás se parecía mucho al “Mesías” que algunos esperaban. ¿Cómo es el salvador que esperas, que crees necesitar, cuáles son los problemas que identificas y reconoces en ti?

Preso: v.19a, también nosotros según Rom.7.14-19

Condenado a muerte: v.19b, también nosotros según Rom.6.23

Conclusión

Muchos imaginaron que Barrabás luego se convirtió (película con Anthony Quinn), nadie lo sabe. Lo que sí sabemos es:

Barrabás vive… en cada UNO de nosotros. Pilato era un hábil político pero un pésimo psicólogo, ignoraba la verdadera naturaleza humana: “por envidia lo habían entregado” (Mt.27.18), ¡Cuanto de parecido tenemos con Barrabás! imagínense estar en su celda por los mismos delitos que el cometió. Sabiendo que la pena es exactamente lo que marca la ley, al fin y al cabo cada uno de nosotros es un rebelde, asesino y ladrón. Se estaban levantando 3 lugares para crucificar a 3 delincuentes, el lugar reservado en el medio es para el peor, para Barrabás, el más famoso. Jesús ocupó su lugar.

Sin aceptación, no hay libertad. Barrabás aceptó la libertad que se le ofreció: v.25, sabemos que existieron presos que no creyeron o no aceptaron su libertad como (ilustraciones de casos verídicos):
Martin Dalton: murió en 1960 con 91 años, había matado a un hombre y tenía cadena perpetua, en 1930 revisan su caso y le dan un perdón absoluto que el rechaza, (contemplado en la constitución de los EE.UU. desde 1830).
George Wilson: condenado a muerte por robar el correo de los EE.UU.  y homicidio, fue perdonado por el presidente Jackson, el perdón fue rechazado. El famoso juez de la corte suprema del país, John Marshall sentenció: “un perdón es un papel, el valor del cual depende de la aceptación de la persona que lo recibe. Es difícil ver como una persona condenada a muerte rehúse aceptar el perdón, pero si lo rehúsa, no hay perdón. George Wilson tendrá que colgar”.

Barrabás hoy, ¿dónde estará?  

¡Se nos otorga, por la muerte sustitutiva de Jesucristo, libertad, perdón y una razón superior para vivir!