LOS LENTES DE JESÚS Oscar Gómez




 Una de las cosas que necesitamos para hacer la obra de Dios es visión, es decir ver como Dios ve, o a través de los lentes de Dios. Sin visión el pueblo perece y se desenfrena dicen las escrituras.

Lentes de aumento de realidad.

Las nuevas tecnologías han creado unos lentes que conectan lo real y lo virtual,. Te conectan con la información almacenada en la web, y desde allí se podrá consultar o enviar un correo eléctronico, ubicarse en un mapa o navegar por Internet, las patillas tendrían botones de comando y responderían al movimiento de la cabeza y al sonido de la voz. Contarían con GPS y una cámara de 1,3 megapíxeles que permitirá tomar imágenes e identificarlas para realizar búsquedas (por ejemplo, visualizar un monumento, como la Torre de Eiffel, y extraer especificaciones sobre el mismo). Al entorno físico percibido por la vista, el dispositivo sobreimprime material multimedia sobre lo que se está viendo en tiempo real, al tiempo que permite usar los lentes de pantalla para desplegar aplicaciones de smartphone: videollamadas, envío de mensajes de texto o correos electrónicos, por ejemplo. Un hombre equipado con estas gafas que sale a pasear a medida que avanza y observa la realidad, visualiza información tal como direcciones para llegar a un lugar, datos del tiempo, el estado del transporte público y recibe una llamada por video.
Si antes no te escuchaban con los auriculares en los oídos ahora tampoco te van a ver.

 ¿Serán suficientes estos lentes virtuales para palear

la falta de visión espiritual del hombre de hoy?


VEAMOS LOS LENTES DE JESÚS

¿Qué le permitieron ver?

Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” Mateo 16:18

1.Les permitieron ver la iglesia

Todos los discípulos del Señor necesitamos una visión renovada de la iglesia, tener en mente la construcción de este templo santo que es la iglesia. No solo debemos ver los ladrillos, necesitamos ver el plano, la maqueta que nos presenta Efesios capítulo 4 del 11 al 16.


Jesús les dirigió la palabra: «En verdad les digo: El Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino sólo lo que ve hacer al Padre. Todo lo que haga éste, lo hace también el Hijo” San Juan 5:19


2. Les permitieron ver al Padre y sus movimientos

Si no veo al Padre y sus obras estamos perdidos, porque todo lo que hagamos será activismo que al final seguramente no dará fruto alguno. Pero si alcanzamos a ver los movimientos del Padre, así como lo hizo Jesús, nuestras vidas serán fructíferas y nuestra labor perdurable.



Cuando Jesús vio venir a Natanael, dijo de él: «Ahí viene un verdadero israelita: éste no sabría engañar. Natanael le preguntó: «¿Cómo me conoces?» Jesús le respondió: «Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas bajo la higuera, yo te vi.» Natanael exclamó: «Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel. Jesús le dijo: Tu crees porque te dije te ví debajo de la higuera. Pero verás cosas aun mayores que éstas”. En verdad les digo que ustedes verán los cielos abiertos y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre.» San Juan 1: 47 al 51

3. Les permitieron captar a buenos discípulos

Muchas veces atendemos personas que se desprenden de nosotros, nos dedicamos a ellos pero al no haber entendido el reino se apartan y nos consumieron meses o años. Con los lentes de Jesús podremos captar buenos discípulos, discernir el corazón y enrolar en el reino de Dios hombres y mujeres con visión de cosas celestiales.


Y El les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo” Lucas 10:18

4. Les permitieron ver al enemigo vencido

Una vez más necesitamos ver al diablo vencido. Puede ser que mediante situaciones que nos sobrevinieron hayamos pensado que nos ganó la batalla. Pero Jesús pudo verlo caer, ser derrotado. No queremos encuadrar en forma escatológica este pasaje solamente declarar que el enemigo ya fue vencido ¡Cristo en la cruz lo derrotó!

Coloquémonos hoy mismo los lentes del Señor Jesús y así avanzar en sus propósitos.