¿CÓMO PUDO SUBSISTIR LA IGLESIA POR MÁS DE DOS MIL AÑOS? 2da. Edición Oscar Gómez



Deuteronomio 32:7  dice  “Acuérdate de los tiempos antiguos, Considera los años de muchas generaciones; Pregunta a tu padre, y él te declarará; A tus ancianos, y ellos te dirán” Cada tanto es necesario acordarnos y reflexionar en los tiempos antiguos, considerar las generaciones pasadas y preguntarle sobre ello a nuestros antecesores.
  ¿Cómo logró sostenerse la iglesia por más de dos mil años cuando otros reinos e imperios que contaban con poderío económico, político, militar se desmoronaron  no quedando nada de ellos? Vinieron a mi mente varios pensamientos. 

6 RESPUESTAS O RAZONES

1) Porque Dios tiene un propósito que se propuso cumplir

   Él tiene Su plan: “tener una familia de muchos hijos semejantes a Jesús” y conmigo o sin mí lo va a cumplir. Seguirá adelante ¡Aleluya! Podemos llamarle una “santa obstinación”.
 Efesios 1:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad1:12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo”.
   Acerca del propósito eterno ya se habló en distintas ocasiones.
Dios cumplirá su propósito en nosotros. El Espíritu Santo está comisionado y empeñado en su realización. En nosotros fue depositado el poder de resurrección que operó en Cristo para ser protagonistas de esta proyecto eterno.

2) Por cristianos sencillos que hablaron a otros de Jesús en circunstancias cotidianas.

Discípulos que hicieron de la evangelización un estilo de vida, que pudieron decir como Pablo “mi evangelio”. Sin recursos, sin grandes estructuras, predicaron en su generación y de esta manera garantizaron la continuidad de la iglesia.
Al respecto Hugo De Francesco dice:  Gente común que hacia cosas extraordinarias.
- Gente muy sencilla llena de poder. (BP)
Muchos creen que la mejor forma en que la Iglesia crecerá será por GRANDES esfuerzos evangelísticos, hechos por GRANDES evangelistas, a través de GRANDES medios de difusión. Pero sería interesante (sin desmerecer los esfuerzos, los evangelistas y los medios de difusión), analizar en el libro de los Hechos, algunas cosas aparentemente "comunes" y "sencillas" por las cuáles se extendió grandemente el evangelio en la iglesia primitiva.
CRISTIANOS "COMUNES" fundan, EN SITUACIONES "COMUNES" (sin un gran esfuerzo evangelístico) una de las iglesias más poderosas de la iglesia primitiva: ANTIOQUÍA. No había grandes evangelistas ni apóstoles. ¡Sólo cristianos sencillos, llenos de fe y osadía! ¡Lo que hacés donde estás, es importante! ¡Cuántos cristianos "comunes" me han inspirado con su fe, osadía, dedicación y entrega al Señor!
Situaciones de enfermedad, muerte, conflicto, pueden ser usadas para la conversión de alguien.

El crecimiento de la Iglesia depende de todos. Dios está fabricando oportunidades para que nosotros las aprovechemos.

3) Por la tarea de hacer discípulos

   Jesús formó a doce que fueron continuadores de la obra, pero si él no habría hecho discípulos todo hubiera terminado. Teudas, mencionado en las escrituras, también tuvo un movimiento pero quedó reducido a nada.
   No es difícil comprender que si la iglesia subsistió hasta hoy es porque siempre hubo quien formó discípulos. Ej. Los caños de agua para emisarios.
   El discipulado se debe caracterizar por la repetición o catequesis, tenés que ser catequizado por alguien. Todo debe ser recordado, a fin de que podamos estar practicando toda la enseñanza de Cristo Jesús.
Por la catequesis subsistió la iglesia durante más de dos mil años.

   El discipulado asegura la continuidad de la iglesia porque se dedica exclusivamente a las personas no a las actividades o a las cosas. Debemos reafirmar las relaciones entre nosotros, no descuidar esta verdad tan preciosa.
   
Si en esta vida no adiestramos discípulos seremos como sombras fugaces, éste es el único legado válido que debemos dejar. En los velatorios se dice “qué buen hombre que fue fulano” pero la pregunta es ¿dejó discípulos?
Proponete ganar a uno para Cristo, y empezá a catequizarlo, esta es la mejor inversión que podés hacer en el reino de Dios.

4) Por los avivamientos que hubo en el transcurso de los siglos

   En determinados momentos de la historia Dios irrumpió en su pueblo derramando de su Espíritu Santo, trayendo frescura y renovación siempre debido a hombres y mujeres que se dispusieron a orar con almas angustiadas por el estado de la iglesia.
Hoy podemos determinar algunas de estas grandes olas de avivamiento, al respecto anoté lo siguiente: 

1° ola: pentecostés y los primeros cristianos. 

2° ola: movimiento de los Wesley, Whitefield, Edwards, Finney, etc. 

3° ola: Movimiento pentecostal de principios del 1900 (calle Azuza) 

4° ola: La denominada “lluvía tardía”. 

5° Movimiento carismático de principios de 1960. 

6° ola: hombres carismáticos de fin de siglo o milenio (tanto en América, África, Europa y Asia)

Según los entendidos en el mar, especialmente los sursfistas la séptima ola es la más grande y es la que se avecina, lo que nos toca a nosotros es orar, orar y orar hasta que venga.

5) Porque la iglesia es Cristo mismo (su cuerpo)

Cuando Pablo iba camino a Damasco ¿a quién perserguía a Cristo o a la iglesia?  Jesús dijo ¿Saulo por qué me persigues?
Hay una plena identificación, fusión, termo-fusión, unidad, etc. entre Cristo y nosotros, su iglesia, de hecho se los llamó cristianos porque los veían como pequeños cristos.

6) Porque la presencia de Jesús estuvo, está y estará siempre en medio de su pueblo.

“Andaré y habitaré en medio de ellos”  “en medio de la congregación te alabaré”
“las siete iglesias de apocalipsis”. Etc.
El es la puerta, la verdad, el camino, es Señor de señores y Rey de reyes salió venciendo para vencer. El es quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder y por quién todas las cosas (inclusive la Iglesia) subsisten (Hebreos1:1)
Estas en el lugar más seguro: La Iglesia. ¡Aleluya! No te vayas, no la abandones, no hay otro lugar más firme.

Conclusiones:

¿Cómo podemos colaborar para que la iglesia siga caminando y se perpetúe en el tiempo?


  • Cooperemos en la realización del propósito eterno de Dios.



  • Utilicemos las circunstancias cotidianas para hablar a otros de Jesús.



  • Discipulemos a otros con responsabilidad, ejerciendo paternidad espiritual.



  • Oremos por un nuevo despertar del Espíritu Santo.



  • No nos vayamos del cuerpo de Cristo, no olvidemos que Cristo es su iglesia.



  • Experimenta cada día la fresca presencia de Jesús en tu vida