LOS NÚCLEOS EN LOS GRUPOS FAMILIARES Oscar Gómez



§  ¿Qué es el núcleo de un grupo casero?

Denominamos “núcleo” al conjunto de hermanos y hermanas que colaboran, trabajan y atienden discípulos en su grupo casero. Son los que tienen ascendencia espiritual debido a su madurez en Cristo. Estos hermanos están estrechamente relacionados con el o los responsables.
El  que determina quienes conforman este núcleo es el líder del grupo, para ello deberá  observar las características expuestas arriba dejando de lado las preferencias personales.

§  Cómo definieron el núcleo algunos hermanos con experiencia y trayectoria en grupos caseros.

Ángel Negro: “FORMACIÓN DEL NÚCLEO: (La fuerza del grupo casero es su núcleo) La fuerza motor de un grupo es su núcleo. El éxito de un grupo depende de su núcleo y no solo de su líder.
Todo líder debe contar dentro de su grupo con algunos íntimos. Los tuvo Jesús, David, Pablo. Este grupo está compuesto por los hermanos más responsables, los que se preocupan por otras personas, los que llevan cargas. Sobre este grupo de personas descansa la marcha del grupo casero. Cuando un grupo casero crece numéricamente, pero no se forma un núcleo de personas responsables, tiende a estancarse. El líder se limita, ya que queda encerrado en los problemas de los hermanos” (Retiro de pastores, setiembre de 1982)
Carlos grillo: “Núcleo del grupo: A medida que se desarrolla el grupo se van manifestando los hermanos que tienen más gracia y crecimiento no sólo en su vida personal sino en el ganar y formar a otros. A éstos se los llama a tener una relación más estrecha con el responsable, ya que funcionarán con él y colaborarán en la dirección del grupo. Del mismo, saldrán los líderes que abrirán nuevas casas. Si un grupo de discipulado, aunque tenga mucha gente, no tiene un núcleo fuerte, es un grupo sin estructura estable” (Retiro de pastores y obreros, noviembre de 1985)

§  Los discípulos que componen el núcleo afectan favorable o desfavorablemente el grupo casero.

El núcleo de la tierra se está enfriando y como consecuencia, el clima y las formas de vida del planeta se ven afectados. Ese enfriamiento del núcleo afecta los denominados “puntos calientes” de la Tierra.  
Los discípulos que componen el núcleo definitivamente influirán positiva o negativamente la atmósfera y el crecimiento del grupo familiar. Si el núcleo se enfría la atmósfera de la célula cambia y el crecimiento se ve afectado. Los que conformamos el núcleo del grupo necesitamos encendernos, profundizar la comunión con Dios e influir con la gracia de Dios al resto de los hermanos.
En biología el estado del núcleo afecta la totalidad de la célula. Si hubiera un termómetro para medir la temperatura espiritual ¿qué indicaría en nosotros?

§  El núcleo del grupo casero necesita frecuentes encuentros.

El núcleo, organiza, crea, dirige y regula las actividades de la célula. Así también el núcleo del grupo necesita reunirse con frecuentemente a fin de orar por los hermanos, planificar la enseñanza, trazar la tarea evangelizadora y evaluar la marcha de la obra. También hacer ajustes y correcciones. Un grupo casero sin núcleo muy difícilmente crecerá en discípulos comprometidos. No debemos conformarnos en mantener a los hermanos en su fe o entretenerlos para que “no se vayan”, hay que llevarlos a desarrollarse, a que atiendan discípulos y sean formados como verdaderos obreros del Señor.

§  El núcleo del grupo casero necesita tener la misma visión.

El ADN es el código genético de la célula que está contenido en su núcleo, en términos espirituales podemos decir que los hermanos que conforman el núcleo deben tener la misma visión del reino de Dios y del Señorío de Cristo, así transmitirlo al resto del grupo familiar. Nuestro ADN tiene que ver con la visión del propósito divino comprendiendo que Dios desea tener una familia de muchos hijos semejantes a Jesús. Sin el ADN o la formación se originó en fuentes distintas el grupo casero lo sufrirá.

§  El grupo casero se divide por su núcleo.

La célula se divide por su núcleo, cuando se reproduce da lugar a nuevas células. Esta es una parte muy importante del ciclo en la que una célula inicial se divide para formar células hijas.

La intención original y final de un grupo familiar es la reproducción en otros grupos que se diseminen por los barrios, pueblos y hasta donde el Señor quiera.

Para que esto ocurra necesitaremos nuevos hogares y el surgimiento de hermanos que dinamicen y lleven adelante la obra. Seguramente ya están entre nosotros, hay que verlos y reconocerlos. Constantemente tiene que haber una mentalidad y actitud de crecimiento.

§  En definitiva

El responsable del grupo casero debe:

-Conformar el núcleo de su grupo.

-Reunirse periódicamente con los discípulos que lo integran.

-Apuntar con el tiempo que el grupo se divida por su núcleo.


¡Comencemos a trabajar con el núcleo de nuestro grupo casero a partir de hoy, será el principio de una extensión sin límites!