LA AUTODETERMINACIÓN Oscar Gómez





Estos días estuve con un hermano que me dijo “cómo creció la autodeterminación en la gente”, lo escuché con atención y asenté sus dichos, pero esa palabra “autodeterminación” dio vueltas en mi cabeza pensando que también esta filosofía entró en la iglesia.            
                
Leamos Isaías 53:6 “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”

¿Qué es la autodeterminación? Según el diccionario es: libre decisión del individuo. Decidir y controlar la vida por sí mismo, sin intervención de otros. En biología es la teoría según la cual el mismo organismo contiene la razón de su propio funcionamiento y estructura. Se trata de un principio jurídico según el cual los habitantes de un país pueden decidir sobre su estatuto político.
Lo que no quiero decir:
-Que la persona no sea responsable de sus acciones.
-Que desarrolle un carácter temeroso que le impida afrontar los desafíos.
-Que por cualquier motivo y en todo momento tome el teléfono y llame para que otros decidan por él.
-Que la persona no desarrolle sus dones o habilidades.
Lo que sí quiero decir:
-Cuando los hombres deciden todas las cosas por sí mismos están propensos a un alto porcentaje de equivocación.
-Que algunos tienen mayor capacidad y responsabilidad de decidir que otros, pero que igualmente necesitan ayuda, tal vez en menor escala. Al final, alguien lo tendrá que ayudar a decidir por Cristo, a conducirlo a él, aunque le haya ido bien en todo lo demás.
-La autodeterminación termina siendo una corriente y una filosofía diabólica que en última instancia apunta a alejarnos de Dios.
La autodeterminación involucra a individuos que deciden cuánto control quieren ejercer en sus vidas, así como cuándo y en qué áreas quieren ejercer ese control. Un apunte de sociología dice que “Esta tendencia humana natural de autonomía no funciona automáticamente, sino que por el contrario requiere nutrientes y ayuda del ambiente social para funcionar con eficacia”
Una preocupación que a menudo es expresada por los padres y educadores cuando se discute la idea de la autodeterminación es que el motivar a los niños y jóvenes a tomar mayor control sobre sus vidas podría llevar a una conducta irresponsable y a renunciar a ser responsables de sus acciones personales.

¿DÓNDE NACE LA AUTODETERMINACIÓN, ES DECIR DECIDIR POR SI MISMO?

1° Satanás

Ezequiel 28:14 “Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. 28:15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.  28:16 A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.  28:17 Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra; delante de los reyes te pondré para que miren en ti”
Satanás fue el primero que tomó la autodeterminación de querer ser como 
Dios, de rebelarse contra el orden de Dios.

2° Adán y Eva

Influenciados por Satanás decidieron no obedecer a Dios, les fue inoculado el virus de la autodeterminación, es decir decidir por sí mismos sin tener en cuenta a Dios. Y así les fue.

3° El pueblo de Israel

Acá tenemos la aplicación política de lo que es la autodeterminación. Ellos decidieron por sí mismos quién los iba a gobernar. Se equivocaron colectivamente.
1° Samuel 8:5 “y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.8:6 Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová. 8:7 Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos”

4°Los discípulos

“La autodeterminación en la iglesia”. Luego de la muerte del Señor en la cruz, Pedro y los discípulos entraron en un estado de frustración y comenzaron a decidir que iban a ser de sus vidas.
San Juan 21:3 “Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”

A estos discípulos tampoco le fue bien, estaban acostumbrados a ser guiados por Jesús, moldeados y La autodeterminación entró en la iglesia, los que fueron infectados con esta filosofía acatan los mandamientos y consejos que les gustan desechando los que no le convienen. En definitiva siguen haciendo lo que se les da la gana. Éstos ya tienen en su mente lo que van a decidir, no dejan que la Palabra y el Espíritu puedan suspender o modificar su razonamiento.

Estaban acostumbrados a ser conducidos por su Maestro, sin él estaban perdidos. No sabían que hacer.
5°El Hijo pródigo
 “La autodeterminación en la familia”. Este muchacho pensó que por su propia cuenta podía hacer muchas cosas, que ya era grande y desenvuelto para decidir por sí mismo, entonces tomó la autodeterminación de irse de su casa, probó y le fue mal. Gastó mal el dinero, se alimentó mal quedando solo y triste.
HOY VIVIMOS LA AUTODETERMINACIÓN EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN.
CONSECUENCIAS DE LA AUTODETERMINACIÓN O LIBRE DECISIÓN DE LAS PERSONAS
-Tomar malas decisiones que afecten mi salud, mi familia, mi economía, mi relación con Dios.
-Sufrir por estas malas decisiones.
-No poder compartir con otros mi situación al no haber pedido consejo o ayuda. Soportar solo la carga.
-Perder la salvación.
¿QUÉ HACER ENTONCES?
-Estar unido al Cuerpo de Cristo. “La máxima revelación que puede tener un cristiano es ver a la iglesia como el cuerpo de Cristo y miembro de él”
-Aceptar el consejo. Escuchar lo que tienen que decir a los que transitaron por ese camino en el cual quiero andar.
-Estar bajo autoridad y cobertura espiritual.
-Aplicar el Señorío de Jesucristo en todas las áreas de mi vida.
“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mt 11:29-30)
Aquí la palabra “fácil” en griego es “jrestós”, que quiere decir literalmente “que encaja bien, suavemente”. Lo que dice Jesús: “Mi yugo no les hará daño, sino que está hecho a la medida de ustedes”. El yugo del que ahora habla Jesús es, como ya se dijo, el sometimiento al Señorío de este. Es llevar la carga del evangelio, una carga de servicio, pero no una que oprime, una que trae descanso.