Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 14, 2012

LAS CUATRO ESTACIONES DE LA IGLESIA 2da. Edición Oscar Gómez

La iglesia del Señor como organismo viviente ha pasado, pasa, y va a pasar por distintas tiempos o estaciones, que también les tocarán a los que pertenecen a ella. El punto central es cómo responderemos a los distintos tiempos que atravesará.
I. EL INVIERNO (cant. 2:11)
El invierno espiritual representa las pruebas por las cuales pasa la iglesia. La dura prueba. 1. tiempo de muchas pruebas, hay momentos donde la prueba abarca a todo el pueblo de Dios. Algunas pruebas pasan como un terremoto (1pe. 4:12/13) 2. tiempo de falta de frutos 3. tiempo de sequedad (falta de llenura del Espíritu Santo). 4. tiempo de crisis en el gobierno de la iglesia, de hermanos que se apartan, disciplina por pecados graves, invasión de cosas ajenas a la verdad del evangelio. 5. tiempo no apto para tibios.
II. LA PRIMAVERA (cant.2:12/15)
La primavera espiritual representa un nuevo tiempo que va preparando el mejor momento de la iglesia. 1. tiempo en que se muestran las flores, belleza, perfume, color, es cuando los d…

EL CUERPO DE CRISTO COMO ESTRUCTURA DE FUNCIONAMIENTO Claudio Lancioni y Gustavo Leegstra

(Tomado del cuadernillo "NUESTRA MISIÓN")
“…sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.”                                                                              Efesios 4:15-16
          “… y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.”                                                                                            Colosenses 2:19
  La Iglesia como Cuerpo de Cristo es una de las figuras más fuertes para comprender el señorío de Jesucristo sobre los discípulos. El Señor Jesús es la Cabeza. De Él salen todas las directivas y proyectos. De Él fluye, como Cabeza del Cuerpo, la vida misma, las emociones…