Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 28, 2012

LA VENIDA DEL SEÑOR Ángel Negro

Leer los apuntes junto con la Biblia. Algunos pensamientos más sobre el fin de los tiempos ampliando el bosquejo anterior de Lucas 21.
DOLOR Y ALEGRÍA
Mateo 24. 3-8 “Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? 4Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. 5Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. 6Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8Y todo esto será principio de dolores.” v. 8 El original dice: “Dolores de parto”. Esta imagen que da el Señor, de la mujer dando a luz, nos describe dolor y alegría. Y es una realidad, ya que se trata de un tiempo de sufrimiento, y de mucho suf…

HE AQUÍ YO VEO CUATRO Oscar Gómez

Una de las cosas más preciosas que nos aconteció es haber experimentado a Jesucristo en nuestras vidas, ese suceso fue tremendo, lo mejor que nos pasó sin lugar a dudas, pero al pasar el tiempo, las luchas y preocupaciones cotidianas nos hacen perder de vista, olvidar que vamos tomados de la mano con el Señor.
Leamos el siguiente texto:
Daniel 3: 19 “Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado.3:20 Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo. 3:21 Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo. 3:22 Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego. 3:23 Y es…