Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 30, 2012

¿Y QUÉ DEL SUFRIMIENTO? John Wimber

(Tomado del Libro "Sanidad Poderosa")
   Aún permanece para algunos el interrogante acerca de lo que quisieron decir los escritores del Nuevo Testamento al hablar de «participantes del sufrimiento de Cristo». A veces olvidamos que toda la vida de Cristo fue sufrimiento: Él fue el único sin pecado en convivencia diaria con el mundo, el demonio y los pecadores. Sus sufrimientos fueron únicos porque ninguno fue por su propio bien. Su muerte en la cruz y los acontecimientos que la rodean fueron la culminación de sus sufrimientos (Romanos 5.6-11). Al igual que Cristo, los cristianos sufren al vivir en un mundo dominado por' el pecado, la carne y el demonio; a diferencia de Cristo, nosotros sufrimos como pecadores. Las tentaciones demoníacas y carnales son una forma de sufrimiento debido a que la vida de Cristo mora en nosotros. También existe la sensación de que la enfermedad es sufrimiento, porque nuestra esperanza es el cumplimiento de la era nueva: el reino de Dios, o como …

EL BARCO DEL MATERIALISMO Oscar Gómez

(Tomado del mensaje "Los barcos en la Biblia")

Apoc. 18: 19 “Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada!
·Afirmamos que del Señor es la tierra y su plenitud, el mundo y los que en él habitan.
No tenemos ningún problema con las cosas materiales tampoco una visión anti-materia.
·Este es el barco de la prosperidad sin Dios.
Es muy tentador subir en este crucero, lamentablemente está destinado al fracaso, a la destrucción, se empiezan a abandonar los compromisos paso a paso, lentamente por causa del  excesivo “trabajo” y afán de progreso, primero se deja el discipulador, luego el grupo familiar y por último las reuniones de toda la iglesia. El confort y el poder adquisitivo comienzan a apagar el fuego del Señor, a quitar la carga por la obra y los intereses del reino.
· Nuestra prosperidad materia…

¿POR QUÉ NO TENER RELACIONES PREMATRIMONIALES? Guido Micozzi

Cuando hago esta pregunta entre nuestros jóvenes la respuesta, como es de esperar, es inmediata: porque Dios no lo aprueba. Fuera de nuestro ámbito, la respuesta es totalmente diferente y en general ridiculiza y estigmatiza a quien considere que no tener relaciones prematrimoniales pueda tener vigencia. Creo que esta actitud responde más a la impotencia de no haber podido mantener la virtud, que al convencimiento de que perder la virginidad con el primer “amor” es algo que carece de valor. De hecho, a la hora de pensar seriamente en formar una familia, la mayoría de los jóvenes desearía hacerlo con alguien virgen. Pero es tan difícil… Que Dios no apruebe las relaciones prematrimoniales está categóricamente incluido en los diez mandamientos y a los que nos confesamos cristianos, nos debería alcanzar con el reconocimiento de que la voluntad de Dios en este, como en otros aspectos, es lo mejor para nosotros. Sin embargo, debemos admitir que el impulso sexual puede adquirir dimensiones super…

EL AMOR DE DIOS Ivan Baker

Dios siempre nos ha hablado del amor. Dios es amor. Su amor expresa la misma naturaleza de su persona. El vuelca su amor abundantemente hacia nosotros y todo el mundo. El amor es el vínculo perfecto que nos relaciona con él. Es también el vínculo indispensable que nos relaciona los unos con los otros. Cristo es el objeto del amor de Dios. En Cristo se centran todos los afectos del Padre. Y quien está en Cristo también participa de todos ellos. Por lo tanto, el amor se constituye en la indispensable prueba de nuestro discipulado.
Y el amor nos hace estar en paz con Dios, con nuestros hermanos y aun con nuestros enemigos. Es la señal de todo genuino discípulo.
Cuando Jesús nos enseñó a amarnos unos a otros, puso énfasis en que era “un nuevo mandamiento” En el transcurso de los siglos se daba una nueva oportunidad de amar. Aquí hay evidencia del cambio profundo que se produce entre Dios y el hombre a través de la redención. “Un nuevo mandamiento” para una nueva relación entre el hombre y D…

¿CÓMO DEBEMOS TRATAR A NUESTRAS ESPOSAS? Orville Swindoll

Quiero sugerir a los maridos algunas medidas prácticas que debemos poner por obra en nuestro comportamiento con la esposa:

Expresa cada día a tu esposa tu afecto y tu aprecio por ella, por todo lo que es y por lo que hace.


Alábala por su peinado, por su vestido, por su sonrisa, por ella misma. Especialmente, ante los hijos y ante otras personas, elógiala.

Anímala a tomar un descanso o una siesta cada día. Facilítalo en la medida que puedas, asumiendo algunas de sus tareas habituales.
Conversa con ella frecuentemente sobre los temas que le interesan a ella.

Alivia sus tareas con los hijos con medidas prácticas. Baña a los pequeños de vez en cuando. Ayúdales a vestirse, a peinarse, a poner los zapatos, especialmente cuando están por salir a algún lado. Dales una mano con sus tareas escolares. Asume el rol principal en la disciplina y el orden en la casa.

Aprende a animar con elogios y expresiones positivas, y no retos solamente, tanto a la esposa como a los hijos.

Recuerda que la mayoría de su…