Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 6, 2012

VOLVAMOS A LAS SENDAS ANTIGUAS Hugo Baravalle

Pr. HUGO BARAVALLE

Quiero volcar en estas líneas una reflexión, meditación o mejor dicho, preocupación, basada en el uso e interpretación del siguiente texto.  “Así dice Jehová, el que da camino en la mar, y senda en las aguas impetuosas. Cuando él saca carro, y caballo, ejército y fuerza caen juntamente, para no levantarse: quedan apagados, como pábilo quedan apagados. No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva: presto saldrá a luz: ¿No la sabréis? Otra vez, pondré camino en el desierto, y ríos en la soledad”   Isaías 43:16-19.
Sobre este pasaje he escuchado las más diversas interpretaciones y aplicaciones, que no es el momento comentar, pero que me causaron preocupación.  Algunas eran antibíblicas, otras extrabíblicas y otras basadas en las reglas de hermenéutica que nos aseguran no equivocarnos. Es fácil descubrir lo antibíblico pero más difícil discerni…

EL FUEGO DE LA COMPASIÓN POR LOS PERDIDOS Jorge Himitian

Más allá de los pasajes ya conocidos sobre la compasión de Jesús por los perdidos, como Mateo 9.35-38, y otros. Permítanme llevarlos a un texto que ha quebrantado últimamente mi corazón.
Romanos 8.19-22 (B.A.): Porque el anheloprofundo de la creación (humanidad) es aguardar ansiosamente la revelación de los hijos de Dios. Porque la creación (humanidad) fue sometida a vanidad, no de su propia voluntad, sino por causa de aquel que la sometió, en la esperanza de que la creación (humanidad) misma será también liberada de la esclavitud de la corrupción a la libertad de la gloria de los hijos de Dios. Pues sabemos que la creación (humanidad) entera a una gime y sufre dolores de parto hasta ahora…
El mundo está mal. Muy mal. Hay mucho dolor en todas partes. La humanidad gimea una y sufre dolores de parto. Hay sufrimientos inimaginables en el mundo. A pesar de la abundante información internacional que recibimos por los medios masivos de comunicación, para nosotros es imposible conocer todo el do…

LAS SANIDADES NO CESARON John Wimber

(Extracto del libro "SANIDAD PODEROSA" de John Wimber)
CONTRACORRIENTES TEOLÓGICAS
Hay una gran tradición de pensamiento teológico que cree que los milagros ya no suceden. La mayoría de quienes apoyan esta tradición proponen que las Escrituras enseñan la cesación de sanidades en la iglesia primitiva. Dependiendo del teólogo que interpretan, dicen que las sanidades (así como las señales y prodigios en general) cesaron después de que se estableció la autoridad de los apóstoles (el fin de la era apostólica) o después de que la iglesia se estableció con amplitud y se aprobó oficialmente (en relación con lo último, el propósito de las señales y prodigios era validar la autenticidad del mensaje cristiano. Muchos teólogos afirmaron que estas señales y prodigios ya no eran necesarios una vez que la iglesia fue oficializada y establecida ampliamente, después del concilio de Cartago en el año 397 d.C, en que los obispos se reunieron y definieron claramente el contenido del Nuevo Testame…

UNGIDO PARA HACER LA OBRA Claudio Lancioni y Gustavo Leegstra

(Tomado del cuadernillo "EL HECHO DE CRISTO" de ambos autores)

Jesús fue ungido con el Espíritu para  hacer la obra. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. (Mateo 3:16)
Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundiósu fama por toda la tierra de alrededor. (Lucas 4:13-14)
 1- El poder de Jesús sobre la creación   Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar:Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. (Marcos 4:39)
Hasta ahora hemos estado hablando sobre el despojarse del Verbo. “Siendo en forma de Dios no estimó el ser igual a Dios… tomando forma de hombre”. Pero después de su bautismo y de ser tentado por el enemigo, lo vemos volver en el poder del Espíritu para comenzar su ministerio terrenal, la obra que el Padre le había dado que hicies…

ALABANDO AL SEÑOR DE CORAZÓN Gustavo Leegstra y Claudio Lancioni

“...hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones ...”  Efesios 5:19
“Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.” Hebreos 13:15
La alabanza a Dios es el fruto de los labios que confiesan su nombre. Es la manifestación espontánea del corazón de aquellos que han gustado el amor del Señor (de la misma manera en que disfrutamos al elogiar y honrar a aquellos que amamos). Alabar a Dios es expresar a Él nuestro amor, es darle la gloria y honra, es exaltarlo, es recordar sus virtudes y sus actos; no sólo porque Él es digno de recibir todo esto, sino porque atiende una necesidad de nuestro espíritu. Para esto mismo fuimos creados. No sólo es justo que Él reciba nuestra alabanza, sino que nosotros mismos tenemos la necesidad de alabarle. Aún más, Él se agrada de nuestra alabanza, Él la recibe como una expresión de nuestro amor y honra.
La…