sábado, 29 de septiembre de 2012

NI ESTIMO PRECIOSA MI VIDA Oscar Gómez




“ni estimo preciosa mi vida para mí mismo…”  Hechos 20:24

Cuando no hacemos caso de las cosas que nos desvían del propósito supremo el Señor nos da la capacidad de desestimar nuestra propia vida.
El "yo" nos lleva a adoptar una perspectiva humanista de las personas y de las situaciones.
Para no hacer caso de nuestra vida, primero no debemos hacer caso de las cosas que arremeten contra nosotros y aquellas que intentan distraernos. El discípulo de Cristo deberá seguir este principio rector en medio de una sociedad orgullosa que tiene como objetivo satisfacer sus placeres.

Pero por sobre todas las cosas, Pablo tenía una firme determinación interior, un principio rector de no estimar preciosa su vida, sean cual fueren las situaciones externas.

El Señor Jesús una vez más fue ejemplo de este principio de vida, lo demostró hasta el final de sus días. También enseñó “Porque todo el que quiera salvar su vida la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará (Mc. 8:35).
No estimamos preciosa nuestra vida cuando nuestro único interés en la semana es el progreso del reino de Dios, por causa de la Palabra del Señor nos sujetamos a los mayores, obedecemos los mandamientos del Señor, aunque nos cueste perder y al disponernos que el Señor crezca y nosotros mengüemos, reflejando así la gloria de Cristo.

JESÚS VIVIÓ UNA VIDA SANTA Claudio Lancioni y Gustavo Leegstra





Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. (Hebreos 4:15)

Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él. 
(1 Juan 3:5)
  
No se halló pecado en su boca

Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. (Isaías 53:6)
  
La mentira es un terrible pecado. Junto a sus hermanas, la falsedad y la hipocresía, ha causado mucho daño. Ha herido amistades, destruido familias, creado sombras entre hermanos en la fe, y generado divisiones. No es de extrañar que así sea: este pecado termina honrando a su propio padre, Satanás. Sin embargo, en el Eterno Dios hecho hombre, durante más de tres décadas, no se pudo hallar ni siquiera una pequeña mentira, ningún doblez de corazón... a tal punto que pudo declarar: “Yo soy la verdad” ¡Aleluya! Todas sus afirmaciones son verdaderas, todas sus promesas se cumplirán. Podrán pasar los cielos y la tierra, pero los dichos de su boca permanecen para siempre.

No se halló pecado en su boca

 Fue manso y humilde de corazón

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas (Juan 11:29)

Antes de crear el tiempo, en la eternidad pasada, Dios creó un ángel hermoso, un querubín protector. Su belleza y esplendor eran un reflejo de la gloria del Creador. Pero un día, su corazón se llenó de orgullo. La pobre criatura quiso ser igual a Dios. Su rebelión y deseo de independencia fueron su eterna perdición. Más tarde, tentó también al hombre, infectándolo de ese terrible veneno: el orgullo. Jesucristo, el Eterno Verbo hecho hombre, es el perfecto “anti-Satanás”. Siendo Dios, se hizo criatura. Siendo hombre, se revistió de genuina humildad, de asombrosa mansedumbre. A tal punto que es en esto donde pide que le imitemos. Ahora, esta imitación no es una mera postura exterior, sino un cambio interior del corazón. Jesús es el perfecto antídoto al veneno del orgullo.

Jesús es el perfecto antídoto al veneno del orgullo.

Buscó agradar en todo a su padre celestial

Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada. (Juan 8:29)

Y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia. (Lucas 3:22)
   
Son innumerables las oportunidades en las que Jesús declara que su objetivo es glorificar al  Padre, honrarlo, obedecerle, agradarle.  

En ocasión del bautismo de Jesús, el Padre se conmueve de tal manera, que le da una señal audible: “Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco”.  Al contemplarlo, nuestras vidas se irán transformando a la imagen de este Hijo Amado, Jesús, y un día nuestro Padre podrá decir de nosotros: “En ustedes encuentro alegría”.

Dependió del Padre en todo

“…y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.” (Juan 8:28)
 
En nuestra naturaleza humana caída, encontramos, vez tras vez, un gran deseo de independencia. No nos gusta que otro nos gobierne, o nos dirija. Pareciera que insultara nuestra capacidad e inteligencia. Es un vestigio del veneno satánico que heredamos de Adán. Pero aquí viene Jesús, un hombre lleno de tal sabiduría que aún hace callar a sus enemigos, diciendo que no habla ni actúa si el Padre no lo autoriza. Más aún, en Juan 12:50 aclara que lo que habla, lo habla como el Padre se lo dice. Por eso Jesús nunca pecó ni engañó a sus oyentes. Dependía, aún en el más mínimo detalle, de su Padre.

Jesús agrado y dependió del Padre en todo

DOS FILOSOFÍAS, UN PUNTO DE VISTA John Wimber


Pr.John Wimber


(Extracto del Libro "SANIDAD PODEROSA" de J.Wimber)

La idea de Pascal levanta otra razón para que muchos cristianos rechacen la sanidad divina: la penetrante influencia de un punto de vista occidental secularizado. Mientras creen sinceramente en Cristo, mucho del pensamiento cristiano se contamina por el materialismo y el racionalismo. 
Estas dos filosofías, que juntas forman la piedra angular del moderno secularismo, se pueden rastrear hasta la ilustración francesa del siglo dieciocho. En los dos siglos anteriores han tenido mucha influencia en desarrollar la mente occidental.
Una visión mundial materialista sugiere que nada existe a excepción de la materia y sus movimientos y modificaciones; que no hay puntos de referencia sobrenatural en esta vida. El racionalismo propone que hay una explicación racional para todo; que para cada problema humano hay una solución racional y que no hay espacio para la divina providencia.
La mayoría de los cristianos reconocen el más obvio resultado anticristiano del secularismo: la preocupación por adquirir y poseer bienes materiales y la promiscuidad sexual.
Aunque puedan evitar esto, se ven sin embargo afectados de otras maneras por el secularismo. Una de ellas es que encuentran difícil aceptar la intervención sobrenatural, especialmente la sanidad física, en el universo material.
No obstante, muchos cristianos occidentales objetarían este análisis reclamando que el materialismo y el racionalismo no los afectan, que no rechazan los fenómenos sobrenaturales como el alumbramiento virginal, la deidad de Cristo o la resurrección. Pero aun para los creyentes ortodoxos los sutiles efectos de la secularización se encuentran a la vista.
 El secularismo inclina a los cristianos a cuestionar los modernos informes de lo sobrenatural, aunque no crea un rotundo rechazo a la posibilidad de los fenómenos sobrenaturales o de la obra de la divina providencia, especialmente en los acontecimientos que rodean el primer siglo de la vida de Cristo.
Veo la influencia del secularismo en trabajos teológicos, incluso en los que se enseñan en seminarios evangélicos. Por ejemplo, hace varios años uno de mis allegados pidió al bibliotecario de un enorme y prestigioso seminario estadounidense que le proveyera una lista de las obras de referencia usadas con más frecuencia en la biblioteca, en especial los libros que usaban los seminaristas de primer año. El bibliotecario hizo una lista que incluía veintisiete obras, la mayoría de varios volúmenes, entre las que estaba El nuevo diccionario de teología neotestamentaria y enciclopedias como La nueva enciclopedia católica. Mi allegado analizó minuciosamente cada volumen, anotando las páginas dedicadas a sanidad, milagros, señales y prodigios. De 87.125 páginas revisadas, he aquí el total de ellas (y el porcentaje del total) dedicadas a esos temas: Sanidades: Milagros: Señales y prodigios: Porcentaje 0,15).

Cuando se compara el número de versículos dedicados a sanidades, milagros y señales y prodigios en el Nuevo Testamento (especialmente en los Evangelios) con el bajo número de páginas escritas sobre los mismos temas en la literatura moderna, es razonable suponer que el secularismo moderno ha influido en los eruditos cristianos.

Por supuesto, no todo escepticismo es enfermizo. No estoy diciendo que debamos ser crédulos. El problema está con lo que excluimos de nuestro campo de atención, con aquello a lo que no damos importancia en nuestro pensamiento. Muchos informes de sanidades son falsos: las fantásticas mentiras de Elmer Gantrys, hombres y mujeres en busca de lucro a costillas de los fieles, y muchas afirmaciones vienen de individuos auto engañados pero sinceros.
La Iglesia Católica Romana tiene un riguroso criterio en lo relacionado con los milagros, introducido para asegurar la autenticidad de estos, especialmente los de sanidad. La sanidad es una de las condiciones para la canonización de un santo. La capacidad de sanar es una confirmación importante de la vida de un santo, un sello sobrenatural de aprobación.
Por tanto, muchos cristianos, atrapados en las redes del secularismo occidental (y pocos no afectados de ninguna manera), tienen que atravesar una formidable barrera antes de poder orar por los enfermos. Esa barrera es la creencia o sospecha de que hoy día la sanidad sobrenatural es imposible.

SEPARANDO UN TIEMPO ESPECIAL PARA ORAR Gustavo Leegstra y Claudio Lancioni




(Tomado del cuadernillo "COMUNIÓN CON DIOS")

 Este es otro aspecto vital de nuestra relación con Dios.

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.Mateo 6:6

Aún cuando durante todo el día podamos mantener una comunión continua con el Señor, Su Palabra nos exhorta a tener un momento exclusivo para la comunión con Él.
Muchas veces, durante la agitación del día a día, no tenemos la plena libertad para hablar con nuestro Padre, abrir nuestro corazón a Él, y principalmente, permanecer en quietud para oírle. Es fundamental entonces que tengamos momentos de intimidad con el Señor. Vamos a probar una forma indispensable de la comunión con nuestro Dios.

Necesitamos tener momentos solemnes para conocer su santidad, para confesar nuestros pecados, y experimentar su misericordia y su perdón. 

Necesitamos de lugares de intimidad, donde podamos adorarle con libertad, derramar nuestro ser a sus pies y experimentar su amor y consuelo. Necesitamos tiempos prolongados, especiales, para meditar en Él y en su palabra, y para oír en quietud su deseable voz. Necesitamos momentos para clamar al Señor, elevando nuestras oraciones y súplicas.

  Jesús y su intimidad con el Padre

“Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche,
estaba allí solo.” Mateo 14:23
“Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar;” Marcos 6:46
“En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios.” Lucas 6:12

Jesús, a pesar de su vida extremadamente cargada de compromisos y obligaciones, no podía estar sin los momentos a solas con su Padre. Aún siendo el Hijo de Dios, y conociendo perfectamente Su voluntad, no podía vivir sin esa comunión con Él. Era una necesidad y un placer para Él. Seguramente estaba esperando el momento del día en el cual podría salir un poco aparte para tener su tiempo especial de intimidad con el Padre.

Jesús estaba esperando el momento del día para tener su tiempo especial de intimidad con el Padre.

Así también nosotros, a pesar de las muchas actividades que podamos tener, debemos priorizar y desear ardientemente tener esta práctica.
Muchas veces, en aquellos días donde estamos cargados de ocupaciones, nos quedamos sin tiempo para orar. Martín Lutero era un hombre que dedicaba diariamente un buen tiempo de oración. Sin embargo, en los días más ocupados decía: “Hoy necesito orar más, porque tengo muchas cosas que hacer”. Muchas veces nosotros hacemos lo contrario.
Establezcamos en nuestra vida el firme propósito de separar diariamente un tiempo exclusivo de comunión con nuestro Dios.

La oración es, para nosotros, una necesidad y un placer.

ÁREAS QUE DEBEMOS CUBRIR EN LA EDIFICACIÓN Ángel Negro


(Tomado del mensaje "COLABORADORES DE DIOS" de Ángel Negro)

Hazte la pregunta:

¿Cómo quiero ver a tal hermano dentro de 5, 10 ó 20 años? ¿A tal familia? ¿Al grupo casero? ¿A la congregación?
Esta pregunta solo tendrá una respuesta adecuada si somos conscientes de que estamos edificando “el pueblo de Dios”. Se requiere paciencia, trabajo, esfuerzo.

 ÁREAS QUE DEBEMOS CUBRIR EN LA EDIFICACIÓN

1) Formación del carácter, cultivar:

    *Virtudes: Humildad, mansedumbre, templanza, generosidad.
    *Dominio propio: mente, gula, horarios.
    *Sujeción: padres, patrones, lideres.
    *Responsabilidad: hogar, tareas que se le encargan, manejo del dinero, higiene.
    *Superación en todas las áreas: espiritual, laboral, vocacional, vivienda.
    *Iniciativa propia.

2) Espiritual, cultivar:

    *Respeto al dictamen de la conciencia.
    *Sensibilidad al Espíritu Santo.
    *Oración, lectura bíblica, relación con Dios.
    *Servicio a los santos, buenas obras.
    *Evangelización.
    *Vivir en estado constante de fe, de paz con Dios en todo momento.
    *Vivir en el Espíritu.
    *Confesión de los pecados, vida limpia, andar en luz.
    
 3) Familiar, enseñar:

    *El propósito de Dios para la familia.
    *El orden de Dios en el hogar, para el marido, la esposa y los hijos.
    *La crianza de los hijos.
    *La relación sexual.
    
 4) Económica, laboral, estudio, vivienda, orientar:

    *El manejo del dinero, ahorro, economía, administración, fuente de ingreso.
    *Cómo trabajar, para quién trabajar, cuidar el empleo.
    *Vocación, carrera, preparación laboral.
    *Adquirir la vivienda, cuidado de ella, mejoras.

 5) Los jóvenes, orientar:

    *Estudio, carrera, vocación.
    *Trato con el sexo opuesto, santidad en lo íntimo.
    *Noviazgo.
    *Servicio.
    

LA IGLESIA DE JERUSALÉN Y LA MISIÓN Jorge Himitian


  


(tomado del mensaje "PRIORIZAR LA MISIÓN" del mismo autor)

LA IGLESIA DE JERUSALÉN CUMPLIÓ EN FORMA EXCELENTE LA PRIMERA ETAPA DE LA MISIÓN.

Capítulos 2: La predicación de Pedro. La conversión de los tres mil, que perseveraban en la doctrina, la comunión, las oraciones, el partimiento del pan (v.42). Había milagros, amor, unidad, comunión de bienes, alabanza, favor del pueblo, y más conversiones cada día.

Capítulo 3: La sanidad de un paralítico. El testimonio poderoso de Pedro y Juan, y la consecuente conversión de 5000 varones más.

Capítulo 4: Prisión de dos apóstoles. Su valiente testimonio ante los gobernantes y ancianos. La oración unánime de la iglesia ante las amenazas de los gobernantes. Nuevo denuedo para seguir siendo testigos. La unidad de la multitud de discípulos. Ningún necesitado entre ellos por la generosidad que practicaban.
 
Capitulo 5: Muerte de Ananías y Safira por haber mentido, el consecuente temor de Dios. Más milagros. El gran crecimiento numérico de la iglesia. Sanidades bajo la sombra de Pedro. De ciudades vecinas traían a Jerusalén enfermos y eran sanados. Llenaron Jerusalén de su doctrina (v.8). A pesar de la amenazas no se callaron, todos los días en el templo y por las casas no cesaban de predicar y enseñar a Jesucristo (v.42).

Capítulo 6: “Como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración...”  (v.1) Eligieron siete diáconos, más estructura; más concentración en Jerusalén.

ELLOS FUERON TESTIGOS EXCELENTES Y EFICIENTES EN JERUSALÉN, EN TODA JERUSALÉN, PERO… SOLAMENTE EN JERUSALÉN…

Jesús había sido muy claro con ellos, al decirles: no solo en Jerusalén…
Pero no, fueron atrapados por esa fuerza centrípeta que atrae hacia el centro, y resulta muy difícil liberarse de ella.


2.  EL BOTON ROJO DEL TABLERO DE DIOS

Dios esperó pacientemente que la iglesia saliera hacia toda Judea y Samaria, que avanzara hacia la segunda etapa de la misión. Pero no salieron. Se quedaron en Jerusalén.

Entonces Dios apretó el botón rojo de la persecución.
Hechos 8.1, dice: En aquel día, (el de la muerte de Esteban) hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos fueron esparcidos por las tierra de Judea y Samaria, salvo los apóstoles”.
v. 4: “…Pero los que fueron esparcidos fueron por todas partes anunciando el evangelio”.

¡Aleluya! Finalmente salieron. El plan de Dios no se puede detener. Debemos salir por obediencia o por persecución. Podemos escoger. Pero salir hay que salir.

RESULTADO: La segunda etapa de la misión se puso en marcha, gracias a la persecución.   
Según leemos en los capítulos siguientes de Hechos, comenzaron a nacer comunidades de discípulos en diferentes localidades de la región: Samaria (8.5-12), Azoto, en todo “el Partido de la Costa” hasta Cesarea (Hech.8. 40); Damasco (cap.9).

Hechos 9.31 dice: Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria, y eran edificadas, andando en el temor del Señor, y se acrecentaban fortalecidas por el Espíritu Santo”.  

Había discípulos en Lida (9.32); Jope (9.36); Cesarea (cap. 10).

Hechos 11.19-20. Los esparcidos por causa de la persecución llegaron a otros países y ciudades, como Fenicia, Chipre y Antioquía.

Hechos 13.1-3: Y desde Antioquía nacen las misiones mundiales, ya no por persecución sino por obediencia al Espíritu Santo. Europa comienza a ser evangelizada.


CONDICIONES PARA MINISTRAR LIBERACIÓN Néstor Scansetti




Algunas clases de demonios

Mateo 17:.21 este género (clase) sugiere que existen diferentes clases de demonios, veamos algunos:

Espíritus religiosos

-   Niegan la deidad de Cristo y la eficacia de su sangre. 1 Juan 4: l-3 (Mormones, Testigos de Jehová, etc.).
-       Operan a través del ocultismo y lo inspiran.
-    Inspiran las religiones paganas. 1 Corintios 10:19-20 Doctrinas de demonios. 1 Tim 4: 1.
-  Actúan en los que se alejan de  la Palabra y del  consejo de los hermanos buscando revelaciones especiales sin tenerlos en cuenta, muchas de las sectas surgieron de esta manera
-       Inspiran extravagancias de cultos y doctrinas erróneas.
Espíritus que atacan la mente:

Marcos 5: l-20 (vs. 15... restaurado en su juicio cabal) el endemoniado gadareno
En esta área no todo es demonio. Pueden existir enfermedades mentales reales y esto es físico y no espiritual.
-       Estos demonios atacan las emociones y las desequilibran, produciendo odio, deseos de suicidio, temores exagerados (fobias) que condicionan la conducta, pozos depresivos, confusiones, alucinaciones, algunos tipos de esquizofrenia (varias personalidades),que debemos aprender a discernir ya que no toda esquizofrenia es un problema espiritual, puede ser un problema físico.
Espíritus que atacan a la salud:

Mateo 9: 32- 33.  Mateo 12:22;  Marcos 9:25;  Lucas 13:11-16                                                                  
OJO  No toda enfermedad es producida, por demonios.
Espíritus que atacan la moral:
Estos generan delincuencia, pasiones desordenadas, crímenes, violaciones, masturbación como vicio, celos incontrolables, etc.    

Capacidades y características de los demonios
1.   Marcos 1:23 y 24   Tienen conocimiento ( saben quién es Jesús)
2.   Hechos 19:13 - 16 Tienen poder para hablar (...a Pablo y a Jesús ...conocemos...)
3.   Marcos 1:24 Expresan sus deseos ( Has venido a destruirnos)
4.  Lucas 8:31  Sienten miedo ( a Jesús) Stgo. 2:19 (tiemblan)
5.   Mateo 12:43 Necesitan descansar ( buscan reposo y no lo hallan)
6.   Mateo 12: 44 y 45 Tienen voluntad y pueden tomar decisiones (volver a la casa)
7.   Mateo 8:28 Pueden ser feroces en gran manera ( Gadareno)
8.  Hechos 19:13 -16 Tienen gran fuerza
9.    Lucas 8:33 Pueden posesionar a hombres y animales ( cerdos)
10. Hechos 16:16 Pueden predecir el futuro ( adivinos)
11. Éxodo 7:9-12 Pueden falsificar la obra de Dios ( sanidades)
12.Lucas 16:26 No son espíritus de muertos, los espíritus de los hombres al morir entran a otro lugar y no vuelven. Hebreos 9:27
13. Juan 10:10 Son extremadamente malos. Nunca se habla en la Biblia de un demonio bueno.
14.  Apoc. 16:13-14. Tienen gran poder .Obran milagros y señales
15.  1 Samuel 16:14 ;Atormentan a los hombres; Mateo 15:22
16.     Santiago 3:14-15 Causan desorden en la Iglesia Cristiana
17. Hechos 16:16  Satisfacen la curiosidad humana por adivinación
1.                 Mateo 9:32 ( vers. 32); enfermedades, Mateo 17:14-18 desorden mental  Marcos 5:1-5,15 ( cabal juicio); Lucas 4:39 reprendió la fiebre.

Condiciones básicas para ser efectivos

Marcos 16: 16 - 18: En mi nombre echaran fuera demonios
Aunque es una función de todos los discípulos, necesitamos algunas condiciones básicas para ser efectivos.

Ser una persona de oración y de la palabra:

Una vida de oración y conocimiento de  la palabra nos guarda de extravagancias y son básicas en esta lucha espiritual.
Conocer las verdades bíblicas y sus promesas me hace fuerte y sostiene mi fe, porque la mejor estrategia del diablo es sembrar dudas sobre su palabra, ( Ej. no tenes poder y no me voy a ir, soy muy fuerte etc.) Si no puede hacerlo esta derrotado. 

La oración me hace sensible al Espíritu Santo y a su guía, da poder y unción.  

Ser una persona bajo autoridad:

De la sujeción dependen la autoridad y el poder.
Lucas 4 35 – 36: “las 2 son necesarias e imprescindibles”, ambas van juntas, una sostiene la otra. Hechos 19  13- 16: Lo contrario a esto fueron los 7 hijos de Esceva.
Dios respalda a los sujetos.
Judas: 8-9: los soñadores que no se sujetan y blasfeman. Ser serios y responsables.

Ser una persona tratada por Dios, quebrantada:

Mateo 9: 35-36: La motivación en el ministerio de Jesús fue la compasión.
La predicación del evangelio del Reino, las enseñanzas, las sanidades, y las liberaciones  fueron motivadas por esto, y no para hacer alarde de su autoridad y poder. 
El quebrantado ve su propia condición y la de las personas con problemas espirituales y reconoce que son diferentes solo por la gracia de Dios. Esto evita que se enorgullezca de su condición, (que es el peligro en esta función, por el tipo de experiencias de poder que se viven).
El quebrantado es una persona llena de compasión y tendrá misericordia y paciencia, lo tratará amorosamente y podrá llorar con el que llora.  - Annacondia  Oro para ser más tierno cada día y no hacerlo solo por el don sino por amor  

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...