Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 14, 2012

LA DIVINA TRINIDAD Orville Swindoll

Acerquémonos a este tema con reverencia y humildad. Es necesario pensar correctamente acerca de Dios, aunque no tenemos libertad de extralimitarnos más allá de lo que Dios nos ha revelado por su gracia. Dios es único; no tiene semejanza a otro ser. Por lo tanto, nos conviene humillarnos ante el misterio sagrado de su persona. Tenemos que guiarnos exclusivamente por lo que Dios mismo nos ha revelado acerca de él, teniendo presente que tenemos facultades limitadas y finitas.
Escriba sus respuestas después de cada pregunta: 1) ¿De qué manera insinúa la presencia de más de una persona en la deidad el uso de los verbos que definen la disposición y acción de Dios en Génesis 1:26–27?
2) Ya que todas las naciones en derredor adoraban a una multiplicidad de dioses, Dios quiso establecer en Israel la conciencia de la unicidad del Dios verdadero. ¿Qué significa la afirmación al respecto que se halla en Deuteronomio 6:1–9?

3) ¿Cómo se distinguen las tres personas de la divina Trinidad en el anuncio a…

LA IGLESIA SE COMPONE DE FAMILIAS Orville Swindoll

Hace años leí el comentario de un estudioso del crecimiento de las iglesias que tuvo la oportunidad de formular algunas preguntas a uno de los líderes de un prominente movimiento budista en Japón. Cuando le preguntó cuántos adeptos tenía el movimiento el budista le respondió con la cantidad de familias integrantes. Esto le llamó la atención y le preguntó por qué contaba a los adeptos por familias y no en forma individual. A lo cual le explicó que no consideraba a una persona realmente integrada si no fuera acompañada por su familia. Ese testimonio me hizo pensar mucho en la falacia de mantener las estadísticas en las iglesias casi siempre en términos del número de las personas que son miembros, cuando en realidad la fuerza de la iglesia proviene de las familias que la componen.
Al volver a escudriñar las Escrituras descubrí que, por lo general, la historia de la salvación es una historia de la obra de Dios con familias.
Raramente se contempla a Adán sin considerar a Eva y los hijos. No…

PREDICAR SIN ORACIÓN E.Bounds

Predicar sin oración "..La predicación que mata es la predicación sin oración. Sin la oración el predicador crea la muerte y no la vida. El predicador que es débil en la oración es débil también para impartir el poder vivificador. El predicador que ha dejado de considerar la oración como un elemento importante y decisivo en su propio carácter, ha privado a su predicación del poder de dar vida. No falta la oración profesional, pero ésta apresura la obra mortal de la predicación. La oración profesional enfría y mata al mismo tiempo la predicación y la plegaria. Gran parte de la falta de devoción y reverencia que muestran las congregaciones cuando se ora, puede atribuirse a la oración profesional en el púlpito. Las oraciones en muchos púlpitos son largas, argumentadoras, secas, vacías. Sin unción y sin espíritu caen como una helada sobre todo el servicio. Son oraciones que matan. Bajo su aliento desaparece todo vestigio de devoción. Cuánto mas muertas son, tanto mas largas se hacen. Lo que…

LA COMUNICACIÓN EN EL MATRIMONIO Juan Manuel Montané

TENEMOS COMPRENDER QUE ES UN PROCESO. LA FORMA EN QUE SE DESARROLLA.
Un verdadero problema es que: todos los matrimonios creen que se comunican ¿Qué entendemos por comunicarnos? Comunicarse no sólo tiene que ver con el hablar Escuchar lo mas importante es saber escuchar Opinar opinar cualquiera opina (la radio) Comprender requiere una disposición, una entrega a considerar la situación del otro. Coincidir sólo hay comunicación cuando hay coincidencia Se puede alcanzar luego de un tiempo de disidencia Sólo hay comunicación cuando desde la disidencia hay una transformación mutua, ninguno de los dos quedamos igual. No nos podemos conformar con menos
FACTORES QUE INTERVIENEN
Aquello que se quiere comunicar: contenido verdadero Quienes intervienen en la comunicación: persona adecuada Que sea en un momento oportuno: momento adecuado Que sea la forma que corresponde: forma adecuada UN CONTENIDO VERDADERO Muchos matrimonios cuando intentan comunicarse no saben sobre que temas tienen que hablar LAS PERSO…

LOS QUE BUSCAN TU ROSTRO Claudio Lancioni

Querubines y una espada encendida. La escritura nos relata que luego de ser excluida la primer pareja humana de la presencia de Dios, tuvo que cerrársele el paso a aquel lugar donde había experimentado tanta plenitud, ya no estaba en condiciones de acceder nuevamente a aquella experiencia de comunión celestial. Gen 3:24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía á todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida. (un remolino de fuego).
Una pregunta que se reitera a través de la Biblia: ¿Quién puede volver? Isa 33:14 Los pecadores se asombraron en Sión y el espanto sobrecogió a los hipócritas: «¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas?». Mal 3:2 ¿Pero quién podrá soportar el tiempo de su venida? o ¿quién podrá estar en pie [ cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador y como jabón de lavadores. Sal. 15:1Jehová, ¿Quién habitará en tu Tab…

ENTRE DIOS Y EL DISCÍPULO UN INTERCESOR Oscar Marcelino

Siendo estudiante del seminario, me tocó predicar en una práctica de la clase de homilética. Esta iba a ser examinada por el profesor y los alumnos, quienes no sólo escucharían sino también criticarían la exposición en base a lo estudiado durante el año. Esto me produjo gran tensión y nerviosismo ya que, por un lado no quería fracasar y, por el otro, sentía rechazo a la idea de predicar la palabra en esas condiciones. Comencé la preparación bosquejando algunas técnicas de oratoria cristiana, confiando en mis propias capacidades y en lo que me habían enseñado. Al terminar el bosquejo comprendí que era frío, vacío, intrascendente, un esfuerzo humano sin contenido, que no agradaba al Señor. Fue entonces que el Espíritu Santo comenzó a trabajar en mí, revelándome que no podía hacer nada sin su apoyo. Debía echar mano de su gracia, y sólo tenía acceso a ella mediante la oración. Con ruegos y súplicas clamé al Señor, y él me mostró a cada uno de mis compañeros como almas sedientas del poder de…