Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 31, 2012

LA ANTIGUA Y LA NUEVA MANERA DE VIVIR Serie Puerta, Camino y Meta

Convertirnos a Cristo implica muchos cambios. Antes de conocerlo y antes de entregarle nuestra vida, vivíamos como queríamos, sin tomar en cuenta a Dios. Ignorábamos su propósito y la obra de Cristo a nuestro favor. Ese viejo estilo de vida nos alejaba cada vez más de Dios, a la vez que tenía efectos perniciosos en nosotros mismos y en nuestras relaciones con los demás. Ahora hemos renunciado al viejo estilo de vida, y queremos aprender una nueva manera de vivir. Nuestra naturaleza vieja —la vida anterior: rebelde, orgullosa, egoísta, mala e impura— fue crucificada con Cristo en su muerte. Cuando Jesús resucitó, creó en nosotros, por el Espíritu Santo, la nueva naturaleza (la vida nueva). Creyendo esto, nos despojamos constantemente de la vieja naturaleza con sus hábitos y nos revestimos de la nueva. De modo que proclamamos con Pablo: «Ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí». En la presente introducción a la serie de estudios sobre LA NUEVA MANERA DE VIVIR, consideraremos la decadenci…