Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 12, 2012

ESE INCREÍBLE CRISTIANO A.W.Tozer

El actual esfuerzo de muchos lideres religiosos en armonizar el Cristianismo con la ciencia, filosofía y con cada cosa natural y razonable es, a mi parecer, el resultado de la malinterpretación del Cristianismo y, a juzgar por lo que yo he oído y leído, una malinterpretación también de ciencia y filosofía. En el corazón del sistema cristiano se haya la cruz de Cristo con su paradoja divina. El poder del Cristianismo aparece en antipatía hacia, y nunca de acuerdo con, los caminos del hombre y su naturaleza caída. La verdad de la cruz es revelada en sus contradicciones. El testimonio de la iglesia es más efectivo cuando declara en lugar de explicar, porque el evangelio va dirigido no a la razón sino a la fe. Lo que se puede probar no necesita de la fe para ser aceptado. La fe descansa en el carácter de Dios, no sobre los resultados del laboratorio o de la lógica. La cruz se opone firmemente al hombre natural. Su filosofía se mueve contrariamente a la mente que no ha sido regenerada, por e…

LA ORACIÓN SE APODERA DE LO ETERNO Leonard Ravenhill

Ningún hombre es más grande que su vida de oración. El pastor que no ora está jugando en religión; el pueblo que no ora está extraviado. El púlpito puede ser un escaparate de humanos talentos, pero la cámara de oración no tiene ventanas al exterior. Pobre como se muestra la Iglesia hoy día en tantas cosas, lo es más en cuanto a la oración. Tenemos muchas organizaciones, pero pocos penitentes; muchos espectáculos y actores, pero pocos orantes; muchos cantores, pero pocos corazones heridos; grandes pastores y débiles guerreros de Cristo; mucho aparato, pero poca pasión; muchos actuantes, pero pocos intercesores; muchos escritores, pero pocos luchadores. Fallando en esto fallamos en todo. Los dos requisitos para una vida cristiana victoriosa son visión y pasión; ambos son nacidos y sustentados por la oración. El ministerio de la predicación está abierto a pocas personas, pero el ministerio de la oración —el más elevado de todos los ministerios humanos— está abierto a todos. Los adolescent…

EL RENACIMIENTO Francis Schaeffer

Ante todo precisemos ¿qué es el renacimiento?
Es la época en que se despertó en Occidente un deseo vivo y entusiasta por el estudio de la antigüedad clásica griega y latina, y que comenzó a mediados del siglo XV y se extiende hasta mediados del siglo XVI. Nace en Italia y abarca a toda Europa. Es uno de los grandes períodos de la historia del hombre y el más brillante de la cultura Occidental. Dos actitudes nuevas lo caracteri-zan:
1) la afirmación de los valores vitales terrenos (la naturaleza),
2) y la vigorosa exaltación de la personalidad (el hombre), a partir de la cual buscan los hombres de la época restaurar la forma y el espíritu de la antigüedad clásica, y plasmar un nuevo estilo de vida artística, cultural y política.
PROCESO HISTÓRICO
Con el descubrimiento del hombre y de la Naturaleza, el individualismo del renacimiento abrió nuevas  perspectivas a las artes plásticas. La expresión clasicista triunfó plenamente en Florencia, en la primera mitad del siglo XV con los arquitectos …

FUIMOS BENDECIDOS EN CRISTO Jorge Himitian

Leamos Efesios Capítulo 1. 3 - 14
ALABANZA: 1.3 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”    
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo".
El apóstol inicia con esta explosión de alabanza a Dios por todas las bendiciones que nos ha dado. (Bendecir: gr. ‘eulogeo’: eu + logos = bien + palabra. Castellano: bien + decir) Es la raíz de la palabra ‘elogiar’.
"Nos bendijo"
Observemos que el verbo está en tiempo pasado. La expresión que tanto usamos al orar: "Señor bendícenos",  o al saludar:“¡Que Dios te bendiga!", aunque es una expresión hermosa, sin embargo es una oración que pertenece al Antiguo Testamento (Núm. 6.22-27). En el Nuevo Testamento no hay ninguna oración en la cual se pida a Dios que bendiga a los santos. En este texto el apóstol declara que Dios ya nos bendijo con toda bendición en Cristo.
“Con toda bendición espiritual” La totalidad de las…