Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 10, 2012

EL HIJO ADOLESCENTE Ángel Negro

La adolescencia pone a prueba la paciencia y la fe de los padres. Etapa inevitable del crecimiento de los hijos en la que salen a luz conflictos propios de una personalidad en proceso de definición y que busca encontrarse a sí misma. No se le puede pedir demasiado ya que la reflexión no es todavía su fuerte y la inseguridad prevalece temporalmente sobre la cordura. Sus temores y complejos, generalmente injustificados, nublan sus pensamientos. Los mayores, por su parte, se desconciertan y sufren u optan por la pasividad. Tristemente, algunos padres admiten que no saben qué hacer con sus hijos. El abismo generacional parece haberse ensanchado más de lo esperable y, si en algo concuerdan mayores y adolescentes, es en su mutua incomprensión.
Factores de conflicto
No es fácil tratar con hijos adolescentes. Varios factores contribuyen al conflicto:
• Escasa dedicación de los padres: la crisis social ha hecho que ellos estén poco tiempo en el hogar, que las madres también necesiten salir a trabaj…

EDÉN JARDÍN DE APRENDIZAJE Y CELEBRACIÓN Orville Swindoll

Orville y Erma Swindoll




Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos. 10El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia” Juan 10:9B10 (NVI)
Yo soy la puerta. El que pasa por mí gozará de mi cuidado; podrá entrar y salir con libertad y encontrar pastos. El ladrón está allí sólo para robar, matar y destruir. Yo he venido para que puedan tener vida real y eterna, más y mejor que jamás haya soñado”.
Los autores del Evangelio nos dicen que Jesús contempló las multitudes de personas como ovejas que no tenían pastor. Esta figura trae a la mente la idea de que Jesús las vio desprotegidas y sin rumbo claro. Él entendió que las ovejas sin rumbo y sin protección son muy vulnerables ante aquellos que quieren sacar provecho de ellas, o hacerles mal. Hizo un fuerte contraste entre su persona e intención y la de un ladrón.
Al afirmar que había venido para que…