martes, 31 de julio de 2012

LA ANTIGUA Y LA NUEVA MANERA DE VIVIR Serie Puerta, Camino y Meta





Convertirnos a Cristo implica muchos cambios. Antes de conocerlo y antes de entregarle nuestra vida, vivíamos como queríamos, sin tomar en cuenta a Dios. Ignorábamos su propósito y la obra de Cristo a nuestro favor. Ese viejo estilo de vida nos alejaba cada vez más de Dios, a la vez que tenía efectos perniciosos en nosotros mismos y en nuestras relaciones con los demás. Ahora hemos renunciado al viejo estilo de vida, y queremos aprender una nueva manera de vivir.
Nuestra naturaleza vieja —la vida anterior: rebelde, orgullosa, egoísta, mala e impura— fue crucificada con Cristo en su muerte. Cuando Jesús resucitó, creó en nosotros, por el Espíritu Santo, la nueva naturaleza (la vida nueva). Creyendo esto, nos despojamos constantemente de la vieja naturaleza con sus hábitos y nos revestimos de la nueva. De modo que proclamamos con Pablo: «Ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí».
En la presente introducción a la serie de estudios sobre LA NUEVA MANERA DE VIVIR, consideraremos la decadencia moral del mundo en que vivimos, nuestro propio mal y que hizo Cristo para liberarnos y cambiarnos, a fin de que pudiéramos vivir como hombres y mujeres nuevos en la familia de Dios.
Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! (2Corintio5:17)
Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos; ser renovados en la actitud de su mente; y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad.
(Efesios 4:22-24)

EL DETERIORO MORAL DE NUESTRA SOCIEDAD

Y con muchas otras razones les exhortaba insistentemente: — ¡Sálvense de esta generación perversa! (Hechos 2:40) (Véanse también Romanos 1:28-32; Efesios 2:1-3; 2 Timoteo 3:1-5.)
El apóstol Pedro declara que la generación en que vive es perversa y su juicio es confirmado por los demás textos señalados arriba. Bien podría estar describiendo nuestro contexto social. Como en aquel entonces, la sociedad contemporánea no vive conforme a la voluntad de Dios. Se ha pervertido por el engaño del pecado. La corriente de este mundo es conforme al espíritu satánico, el cual ejerce su poder en los que viven en la desobediencia. Conforme a esta corriente estuvimos viviendo todos nosotros en otro tiempo, haciendo nuestra propia voluntad, siguiendo nuestros deseos pecaminosos y actuando según nuestros propios criterios y pensamientos, sin preocuparnos por la voluntad de Dios. A toda esa forma de vivir YA HEMOS RENUNCIADO.

EL MAL ESTÁ DENTRO DE CADA UNO

Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata, sino con la preciosa sangre de Cristo. 1 Pedro 1:18-19
Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseño que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos.
Efesios 4:22 (Véase también Romanos 7:14-21.)
Pablo llama «la vieja naturaleza» lo que Pedro llama «la vida absurda que heredaron de sus antepasados». Ambos apóstoles señalan la perversidad y la vanidad de este estilo de vida, y nuestra necesidad de liberarnos de su influencia. Pero el mal no está solo en derredor de nosotros, como una presión externa. También lo encontramos dentro de nuestro ser. Debemos identificarlo con claridad, a fin de poder atacarlo y neutralizar su efecto con las armas espirituales que el Señor nos ha dado.
Las Sagradas Escrituras se refieren a nuestro estilo anterior de vida usando distintos términos: «vivir según la vieja naturaleza, una «vida absurda que heredaron», etc. Esto significa que en el pasado nos hemos conducido según nuestra naturaleza humana, adánica y pecadora, con todos sus impulsos naturales y viles. El viejo hombre es rebelde, orgulloso, egoísta, malo, impuro. Está viciado conforme a los deseos engañosos (considera que lo malo es bueno) y está dominado por impulsos y sentimientos viles y perniciosos como enojo, rencor, concupiscencia, envidia, etc. El resultado de vivir así es la muerte espiritual, o sea, la separación de Dios. Además, produce amargura, tristeza, desazón. ¿Cómo se arregla esto?

FUIMOS UNIDOS A CRISTO EN SU MUERTE

Sabemos que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder, de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado. Romanos 6:6
El amor de Cristo nos obliga, porque estamos convencidos de que uno murió por todos, y por consiguiente todos murieron.
2 Corintios 5:14
Cuando Jesús dijo en la cruz «Todo se ha cumplido» (Juan 19:30),  estaba dando a entender que había realizado su obra de redención, que incluye nuestra unión con él en su muerte. A través de ella nos proveyó salvación. Ahora debemos creer, experimentar y luego proclamar que todo ya se ha cumplido. Es palabra de Dios.
La obra redentora de Cristo tiene dos aspectos complementarios. El primero (el aspecto objetivo) tiene que ver con lo que él hizo por nosotros, es decir, en nuestro lugar, como nuestro representante ante Dios, como nuestro sacrificio. En ese sentido, él expió nuestros pecados, pagando la enorme deuda que teníamos con Dios por nuestros males y rebeliones.
El segundo aspecto (el subjetivo) es la «otra cara de la moneda»; es lo que Cristo hizo y hace en nosotros por medio del Espíritu Santo, efectuando cambios profundos en nuestra manera de ser, en nuestro estilo de vida. Vale decir que Cristo no solo saldó nuestra cuenta con Dios, sino que también está en nosotros para transformarnos progresivamente a su imagen. Esta obra incluye un tratamiento definitivo con respecto a la vieja naturaleza. En otro pasaje, Pablo da testimonio de esta maravillosa transformación: He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mi. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí. Gálatas 2:20
El mismo apóstol nos enseña que debemos despojarnos de la vieja naturaleza. A la luz de nuestra unión con Cristo en su muerte, ¿cómo debemos entender esta orden? Nuestra comprensión y nuestra disposición deben incluir lo que se menciona a continuación:
• Debemos creer, confiar y considerar que nuestra vieja naturaleza fue crucificada con Cristo y que estamos muertos al pecado y vivos para Dios (véase Romanos 6:6,11). La base de nuestra victoria y confianza es la obra perfecta y acabada de Cristo y nuestra unión con él en su muerte y resurrección.
• No debemos presentar nuestros cuerpos al pecado (véase Romanos 6:12-13), sino que debemos presentarnos a Dios para su servicio. Esto implica una clara comprensión de nuestra unión con Cristo, como así también fe y firmeza en cuanto a nuestra determinación de hacer la voluntad de Dios.
• Tenemos que hacer morir las obras de la vieja naturaleza (véanse Romanos 8:13 y Colosenses 3:5). Se trata de una disposición espiritual que se realiza en fe y dependencia del Espíritu Santo.

LA NUEVA VIDA EN CRISTO

[Deben] ser renovados en la actitud de su mente; y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad.
Efesios 4:23-24
Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, y se han puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su Creador. Colosenses 3:9-10
Porque si ustedes viven conforme a ella [la naturaleza pecaminosa], morirán; pero si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán
Romanos 8:13
No es suficiente liberarnos de la vieja naturaleza o descartar la mala manera de vivir. La vida cristiana es más que movernos en un ambiente esterilizado, más que tener un corazón libre de culpa. Ahora Cristo vive en nosotros; nos ha hecho partícipes de una nueva creación. Esta vida se nos presenta plena de posibilidades por la gracia de Dios que opera en nosotros.
Refiriéndose a esta nueva manera de vivir, Pablo nos exhorta a vestirnos de la nueva naturaleza. ¿Qué significa eso? Incluye las siguientes características que debemos afirmar y proclamar con fe:
• Tenemos vida nueva. Al unirnos a Cristo, una nueva vida ha sido engendrada por Dios dentro de nosotros; es una nueva creación, una nueva naturaleza (véase 2 Corintios 5:17).
• Ahora podemos vivir en Cristo. Esto significa vivir de acuerdo con la nueva naturaleza creada por Dios en nosotros por Jesucristo. La nueva naturaleza es la vida de Cristo en nosotros.
• Se trata de una experiencia espiritual. Vivir según la nueva naturaleza es vivir en el Espíritu y no conforme a la naturaleza pecaminosa. Es dejar que Cristo viva en nosotros (véase Gálatas 2:20). Vale decir que esta nueva vida obra poderosamente desde dentro de nosotros.
• Manifestamos los frutos de esta nueva naturaleza. Esta naturaleza es sumisa, humilde, mansa, santa, paciente, misericordiosa, llena de amor, de gozo, de paz, de bondad, etc. Estas virtudes surgen y se manifiestan como resultado espontáneo de una vida arraigada en Cristo. Son más que meros productos de la autodisciplina, aun cuando esta también resulta necesaria. La plenitud de Cristo se manifiesta en una vida de fe y obediencia a Dios. Todo esto implica, además, firmeza y vigor para resistir al pecado y la tentación. No es una vida pasiva o resignada (véanse Gálatas 5:22-23; Colosenses 3:12-15).

NECESITAMOS UNA RENOVACIÓN CONSTANTE

«Debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza... y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza» es un mandamiento que tiene una vigencia permanente. Vale decir que exige de nuestra parte un autoexamen frecuente (véase 1 Corintios 11:31-32) para asegurarnos de estar viviendo en el Espíritu yen la verdad o, si fuere necesario, para hacer la corrección indicada. Esta tensión explica por qué en las Escrituras este asunto se presenta a veces como acabado, como del pasado, y otras veces como actual, exigiendo obediencia y cumplimiento.
En resumen, la muerte de la vieja naturaleza y la creación de la nueva:
• Es un hecho realizado por la muerte y la resurrección de Cristo. Es algo que Cristo hizo por nosotros.
• Fue aplicada a nosotros por el bautismo (véase Romanos 6:4).Así llegarnos a experimentarla personalmente.
• Debe renovarse en nosotros cada día y constantemente (véanse Efesios 4:23-24; Colosenses 3:10; 2 Corintios 4:16). Permanentemente debemos despojarnos de la vieja naturaleza con sus hechos y revestirnos de la nueva. De modo que requiere una vigilancia constante. Debemos cuidar de que la vida espiritual no degenere en algo mecánico o rutinario.
¿Cuáles son las obras de la naturaleza pecaminosa, los hechos pecaminosos que debemos desechar? Escriba una lista, basándose en lo expuesto en los siguientes textos: Efesios 4:22-5:5 Colosenses 3:1-10 Gálatas 5:19-21

domingo, 29 de julio de 2012

LA MISERICORDIA DE DIOS Enoc Adeboye





Memorizar: "En tu misericordia, has llevado adelante el pueblo que has redimido; has guiado en tu poder a tu santa morada" (Ex. 15:13).


Lectura: 2 Reyes 5:1-2

Naamán, general del ejército del rey de Siria, era un gran hombre, había dado Jehová salvación a Siria por medio de él, también era un hombre valeroso en extremo, pero él era un leproso (2 Reyes 5:1). Este versículo presenta Naamán de una manera hermosa. Era un hombre que mantenía gran perfil y se describe en prosa hermosa.
Cuando miramos la historia de Naamán, y lo comparamos con el Dios Todopoderoso, él era el general del ejército sirio mientras que Dios es el jefe del ejército de los cielos (Salmo 24:8-10). Él era capitán sobre los hombres - la carne, mientras que Dios es el Señor de los espíritus y la carne. Dios es el Señor sobre todo carne.
El Señor es un hombre de guerra: el SEÑOR es su nombre. Echó en el mar los carros de Faraón y su ejército: sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo "(Éxodo 15:3-4). Naamán fue poderoso y podía conquistar las naciones por el respaldo del poder de Dios, aun cuando él nunca se dio cuenta. La victoria llegó a Siria en varias ocasiones y no debido a la sabiduría de Naamán y excelentes credenciales, pero sí debido a la ayuda de Dios.
Por otro lado, Dios puede acabar completamente con los ejércitos de todas las naciones en un solo día. Con un ángel, él acabó con el ejército de Senacherib en una noche. Esto significa que con menos de 5000 los ángeles, las naciones del mundo podrían desaparecer en una noche.
Aquí aprendemos que Dios nos da la victoria sobre enfermedades, enemigos y problemas aun cuando no le hemos conocido. Hubo momentos en que nos habíamos encontrado con situaciones de muerte, pero milagrosamente, Él nos ha librado a pesar de que al final no le dimos la gloria a Él.
Un joven entró en el estadio de un día. Él no tenía conocimiento de la natación. no siguió el debido proceso tampoco. Se introdujo en la piscina secundaria. Y después se coló en la piscina para adultos y saltó diciendo "Aquí vengo!". Él pensó que él era inteligente para obtener acceso sin tener que pagar. A medida que se hundió en el agua, trató de pararse sobre sus pies como lo haría en la piscina junior, pero pronto se dio cuenta de que había aterrizado en la parte más profunda. Comenzó a tragar agua.
No podía gritar por ayuda en la forma en que debería. Estaba confundido. Se estaba ahogando. Pero Dios quiso que uno de sus primos, que estaba allí viniera a su rescate. Hoy en día, él es un pastor de nuestra iglesia. Pero sin la misericordia de Dios podría haber sido su fin.

CARACTERÍSTICAS DE LA IGLESIA EN ESTOS TIEMPOS Juan Daniel Puntarello



Leamos 2Timoteo 3:1-5; Mateo 5:13-16
Vivimos tiempos terribles en nuestra sociedad, parecería que la gente ha perdido la razón, la cordura…Charlaba con un hermano que me encontré en la calle y me decía: “Que pasó…se volvieron todos locos?”
No se si a vos te pasa, pero yo estoy como asombrado de como la maldad se ha acelerado, de golpe, no gradualmente, de golpe!!
Se aprobó la ley de matrimonio homosexual, y en menos de una semana, literalmente, sin pasar por el congreso, se aprueban leyes a favor del aborto (algunos casos) Adopciones en parejas homosexuales.
¡La rebelión del hombre contra todo lo que sea “Dios”, ya está aquí…
A esto hay que sumarle que la iglesia está desacreditada por tantas cosas. Sacerdotes pervertidos, pastores que avalan y enseñan cualquier cosa (no los nuestros), como la iglesia de los travestis, recasamiento. Estafas, deudas. Y la sociedad responde ante la falta de modelos, en contra de esta iglesia que dice representar a Dios, y es pecaminosa, obscena…Y responde con rebeldía contra Dios y le da la espalda…
De pronto sentí en este último tiempo una mezcla de muchas cosas…
Gratitud: por haber sido elegido por el Señor para llevar el mensaje de Dios al mundo, el mensaje de salvación.
Temor: por ver el odio del hombre, el rechazo hacia Dios, hacia la iglesia y pensaba: ¿hasta dónde puede llegar esto?
Privilegiado: por haber sido quitada la venda de mis ojos y pensaba también: ¿Qué hubiera hecho de mi vida en este tiempo si no fuera por Dios que llegó a mi vida?
Entonces, ante esta ola de pensamientos y sentimientos, comencé a preguntarme: ¿Cómo debería actuar la iglesia? O yo, en estos tiempos al que Pablo llamó PELIGROSOS!!!!
Y creo que él lo llama peligrosos porque va a ser un peligro ser cristiano.
Una cosa es verdad, nuestro estilo de vida debe ser replanteado, hoy más que nunca estamos ante una guerra y se debe modificar nuestra manera de vivir.
Y gracias a Dios llegó a mis manos un librito pequeño que se llama “En el nombre de Jesús” de Henri Nouwen
Este libro señala algunas cosas importantes acerca de la iglesia de este siglo, de cómo debe ser.
Y eso quiero compartir, cuales son las características de la iglesia en este momento, como actuar, como vivir.

Algunas características de la iglesia

•         Militante: Ya basta de mediocres!!! Ya basta de tibios!!!! Tenemos una gran responsabilidad, la de representar a Dios!!!!
Somos embajadores en nombre de Cristo!!!
Y ser militante no es solo predicar, es también vivir, pensar, pero militando, no desde la silla. La iglesia militando en todo momento

•         Amorosa: Que da amor, a todos!!! Vamos a ver mucho desamor, y el remedio es ser amoroso (Ej. esposo de Carina) Que no sienta que entra en un ejército!!
Amoroso con tus vecinos, con la familia, con tus compañeros de trabajo, con todos, con homosexuales, drogadictos, ladrones, etc.
2 Tim. 3:3 dice: “sin afecto, destemplados, crueles”. No lo ves hoy?
Vacunemos al mundo de esta enfermedad, pero con amor de Dios…

•         Ofreciendo nuestra vida irrelevante: Ofreciéndola como Jesús
Nada podremos hacer por este mundo, ninguna demostración de poder.
Para Jesús fue una tentación del diablo “convierte las piedras en panes”!!!! Muchos de nosotros quisiéramos poder hacer esto.
Al pasar por lugares, al conocer de niños, personas que están mal, los que trabajan en horitas felices en lugares marginales, saben de esto.
Donde está Dios? Si Dios existe que haga algo!!! Nos dicen…
Nada podemos hacer nosotros… solo aferrarnos a nuestra misión. Proclamar la llegada del reino de Dios. No nos llamó Dios a solucionar problemas sociales…
Que buena respuesta la de Jesús!!!  “No solo de pan vive el hombre”!
Ofrece tu vida en este tiempo, no para ser panadero celestial, sino a que tu boca hable de Dios y su Palabra!!!

•         Disponibilidad: Dispuestos a cuando nos necesiten…
Los tiempos han cambiado y hoy la gente confía más en psicólogos, médicos, psicoterapeutas, consejeros matrimoniales, que en Dios o en nosotros…
El mundo grita: Podemos cuidarnos nosotros mismos!!! No necesitamos de Dios, ni de la iglesia, ni de pastores o líderes!!!
Tenemos el control!!! Y si no es así, entonces trabajan más para conseguirlo!!
Parecería que en este clima, en este espíritu anti Dios, los cristianos jugamos un papel menos importante, pero estemos preparados, nosotros sabemos que existe otra historia.
A pesar de la ciencia, los logros, etc, existe una profunda desesperación…
A pesar de que el mundo cree dominar la realidad, será cada vez mayor, la soledad, falta de verdadera amistad, carencia del verdadero amor, vacío interior, aburrimiento, depresión, …y nosotros debemos estar allí, presentes, porque somos los únicos que tenemos verdaderas soluciones, porque conocemos, al Verdadero.
Jesús dijo: “Yo soy el camino…”
Son tiempos de pobreza espiritual y moral…y nosotros somo ricos!!!
Se levantará un grito: ¿Hay alguien que me ame? ¿Hay alguien a quien yo le importe de verdad? ¿Habrá alguien que quiera quedarse conmigo, quedarse al lado mío?
Sentirse un ser sin importancia, sentirse nada, es la común experiencia. Más de lo que pensamos cuando miramos a este mundo que aparenta ser autosuficiente.

•         El éxito de las comunidad gay, el éxito de los que pedían el divorcio, y el futuro éxito de los que piden el aborto, todo esto va a hacer que existan cada vez más disminuidos, enfermos, morales y espirituales, sin tener idea alguna de donde encontrar la sanidad.
Prepárate iglesia!!! Vos tenés la solución!!!
El cristiano del futuro será quien se atreva a proclamar su mensaje “irrelevante” en este mundo actual y entrar así en contacto con el dolor, la angustia, el vacío que está debajo del brillo del éxito tal vez y llevar allí la luz de Jesús.

•         Amor a Dios: Cuando el Señor resucitado se le presenta a Pedro (hombre sin letras) no le habla de la carpeta, ni de estudios, ni le enseña a memorizar nada, solo le hace una pregunta: “Me amás?” y tres veces se lo pregunta!!!
Parecería que en este mundo lleno de soledad y desesperación, existe una necesidad de hombres y mujeres que conozcan el corazón de Dios. Ese corazón que perdona, ama, sale al encuentro para curarnos!!!
Si vivimos llenos de este amor, seremos portadores de sanidad, reconciliación, esperanza, nueva vida, a cualquier lugar que vayamos!!!

•         Llenos del Espíritu Santo por la oración: Los hombres y mujeres de Dios son personas que experimentan el deseo ardiente de vivir las
24 hs en la presencia de Dios.
De escuchar la voz de Dios, de mirar la belleza de Dios, de saborear plenamente la infinita bondad de Dios.
Al estar llenos del Espíritu y estar en contacto con El, vamos a encontrar respuesta y podremos hablar, aconsejar, orientar…
Al estar llenos del Espíritu podemos ser flexibles pero sin ser flojos, firmes sin ser rígidos, espontáneo en el diálogo sin ser ofensivos. Corteses, generosos a la hora del perdón, blandos, mansos, amables, etc.
Un hombre o mujer del futuro, será alguien profundo en Dios, en la oración y llenura del Espíritu.

•         Teólogos: Teo= Dios; Logía= Estudio. Teólogos no de letra. 
Estudiosos del corazón de Dios, teólogos practicantes.
Muchos de los problemas que nos rodean tienen orígenes psicológicos, sociológicos.
El verdadero pensamiento teológico es pensar con la mente de Cristo.
Sin una fuerte reflexión o pensamiento teológico, seremos un poco más que pseudo psicólogos, o pseudo  trabajadores sociales en estas areas (Contar lo de Claudio Silva cuando le explique lo de sanidad interior)
Hay mucha gente capacitada en estas aéreas, pero nosotros debemos pensar, hablar y actuar en el nombre de Jesús.
Nuestra misión como cristianos no es la de poder ayudar humildemente a solucionar estos problemas penas y tribulaciones de las personas, sino hablarles y guiarlos a una nueva vida, un nuevo camino, liberándoles de la esclavitud y ceguera espiritual.
Debemos ser gente que conoce el corazón de Dios y que da respuestas de Dios, preparados por medio de la oración de la lectura y estudio de la Biblia.

•         No asustándonos, sin temor, tranquilos:
Hubo un momento en que me puse muy mal por las cosas que sucedían, tenía ganas de que descendiera fuego del cielo y destruyera a todos los paganos impíos que se deleitan en el pecado.
Pero esto no es lo que nos pide el Señor. El nos dice como a Pedro: “Me amas? Apacienta mis ovejas”
No nos desesperemos, no nos asustemos, estemos atentos.
No discutamos con los que piensan distinto, tenemos un solo objetivo, hablarles en el nombre de Jesús.
Conducirlos a los pies de Cristo, mostrarles otro camino, hablarles de la verdad, de la vida

•         1 Pedro 3:14-17  No tengas temor, ni se alteren, ni se inquieten por lo que pase…

   

EL CULTO A DIOS Jorge Himitian





Pilar (Provincia de Buenos Aires) Octubre de 2011

En la carta que les enviamos convocando a este encuentro expresamos lo siguiente: Dios en su gracia nos visitó hace más de 40 años. Una de las cosas gloriosas a la que el Espíritu de Dios nos llevó fue a la renovación del culto a Dios. Nuestros esquemas tradicionales, un tanto rígidos y preprogramados, fueron superados por un culto centrado en la presencia de Dios y en expresiones más libres y espontáneas de alabanza y adoración bajo la inspiración y conducción del Espíritu Santo, siempre dentro del marco de las Sagradas Escrituras. Esto mismo estaba sucediendo simultáneamente en otros países del mundo.
Al pasar los años hemos visto con mucha alegría como esta renovación litúrgica se extendió a casi todas las congregaciones de nuestro país. Hoy, damos gracias a Dios al ver una nueva generación de músicos, y muchos de ellos bien formados profesionalmente. Esto es bueno, pues Dios es digno de suprema alabanza, y esto incluye tanto la excelencia espiritual como la profesional. Al mismo tiempo, los hermanos mayores, tenemos una carga: que no perdamos lo esencial de lo que el Espíritu Santo nos reveló sobre el culto a Dios. Por el contrario que crezcamos en esta gracia y unción para que nuestra adoración a Dios sea cada día mejor.
Resumimos nuestra carga de la siguiente manera:
Nuestros cultos deberían ser más proféticos. Debemos desarrollar mayor sensibilidad espiritual. Debemos someternos a la conducción del Espíritu Santo en cada una de nuestras reuniones. Necesitamos abrirnos a una mayor libertad a la manifestación de los dones del Espíritu, y a la participación de los hermanos en las reuniones. Deberíamos evitar el monopolio de una sola persona en el desarrollo del culto a Dios.
Es bueno que los músicos ensayen y tengan cosas preparadas de antemano, pero no deberíamos forzar imponer un programa pre-establecido. Todo debe estar sometido al Espíritu Santo, para lo cual es fundamental que los que tienen la responsabilidad de presidir sean personas con sensibilidad profética.
Es por eso hacemos esta convocatoria especial para pastores y líderes de la alabanza. La idea es comenzar con los principales responsables en la conducción del culto a Dios, para que ellos, a su vez, vayan transmitiendo al resto de los músicos y a la congregación los énfasis y las conclusiones de este encuentro.

TESTIMONIO PERSONAL

Cuando Dios me llenó con su Espíritu en el año 1963 (tenía unos 22 años de edad) experimenté cuatro cosas: (1) Poder espiritual para obedecer a Dios. (2) Sanidad física. (3) Luz, revelación al leer las Escrituras. (4) Alabanza y adoración a Dios en mi devoción personal en una dimensión que antes no conocía. Una semana después fue tal el nivel creciente de mi alabanza que las palabras no me alcanzaban para expresarle a Dios lo que sentía, y repentinamente comencé a decir palabras ininteligibles para mí. Seis meses después hablando con Keith Bentson, le conté lo que me estaba pasando, y Keith me confió que él estaba experimentando lo mismo, y que eso, según la Biblia, era el hablar en nuevas lenguas; y me recomendó que leyera 1 Corintios 14. Antes de esa experiencia me costaba mucho orar media hora por día en mi devoción personal. Desde entonces dos horas por día me resultaban insuficientes para leer, orar y adorar a Dios.

TESTIMONIO CONGREGACIONAL

En diciembre de 1964, un grupo de jóvenes abrimos una congregación en un barrio de Buenos Aires, llamado Villa Soldati. Un año y medio después (a mediados de 1966), vino a predicarnos el hno. Myron Voth, quien era profesor y director del Instituto Bíblico Buenos Aires donde yo había estudiado. Antes y después de su mensaje nos hizo cantar dos coros.
Cuando los comenzamos a cantar, experimentamos la presencia de Dios como nunca antes lo habíamos sentido en una reunión. Los dos coros eran:
Hazme volver al río de Dios;
Hazme beber de tu río, Señor;
Hazme vivir por el río de Dios.
Hazme volver, hazme beber, hazme vivir.
Maravilloso es él, maravilloso es él,
Maravilloso es él, Cristo el Señor.
Rey ensalzado allí, y soberano aquí;
Maravilloso es él, Cristo el Señor.
Pastor amado, Rey de los siglos,
Omnipotente Dios.
Nos inclinamos y le adoramos,
Maravilloso es él, Cristo el Señor.
Desde entonces cada vez que los volvíamos a cantar algo diferente sucedía entre nosotros. En los años 65 y 66, varios pastores de diferentes denominaciones no pentecostales habían tenido la experiencia personal del bautismo del Espíritu Santo. Quién estaba en contacto con la mayoría de ellos era Keith Bentson, por ser el coordinador de los retiros espirituales organizado por SEPAL (Servicio Evangelizador para América Latina).
En marzo de 1967, aprovechando la visita de Jack Schisler desde Tucumán, Keith convocó a esos pastores a una reunión de oración en la casa de Alberto Darling. Fue tal el hambre espiritual y el deseo de recibir más de Dios que nos reunimos todas las noches de esa semana de lunes a viernes. A partir de esa semana comenzamos a reunirnos en esa casa todos los lunes por la noche para adorar a Dios e invitar a los que querían ser llenos del Espíritu Santo.
Esas reuniones eran abiertas. No había quien las presidiera ni predicación preestablecida. Cada uno tenía la libertad de orar, alabar, profetizar, iniciar una canción de alabanza o adoración, dar algún testimonio, pedir oración, hablar en lenguas, interpretar las lenguas, leer algún pasaje de la Escrituras, o dar alguna palabra de edificación. Al final de la reunión, que duraba unas tres horas, se invitaba a los que querían recibir el bautismo del Espíritu a quedarse, se oraba por ellos con imposición de manos para que fuesen llenos del Espíritu
Santo.
Después de un año y medio el número de asistentes había llegado a unas 150 personas, por lo que se resolvió alquilar un salón de fiestas con capacidad para 400 personas sentadas, y un año después, un cine con mucha mayor capacidad.
Recuerdo que en Julio de 1967 llevé por primera vez a Juan Carlos Ortiz, pastor de la UAD y amigo personal mío, a una de las reuniones en la casa de Darling. Le habíamos pedido a Ortiz que él como pastor pentecostal y con experiencia en los dones del Espíritu tuviera la libertad de enseñarnos sobre los dones. Cuando él vio lo que pasaba allí, nos dijo: “Esto es algo nuevo que el Espíritu de Dios está haciendo, yo no debo venir a enseñar sino a aprender.
Aquí hay algo nuevo que es la adoración; yo quiero venir a beber, aprender y transmitirlo a mi congregación”.
Desde esas reuniones en la casa de Darling, del salón de la calle Catamarca y del cine de la calle Moreno, ese río de alabanza y adoración se fue extendiendo a muchas congregaciones de Capital, Gran Buenos Aires, interior del país y también a otros países latinoamericanos.
Los hombres que Dios usó en esos primeros años para llevarnos a ese nivel de adoración fueron Eduardo Miller, Orville Swindoll, Jack Schisler y otros.
Al mismo tiempo, fuimos recibiendo la influencia de otros focos de renovación y adoración desde otros lugares del mundo como EE.UU., Inglaterra, Brasil, Chile y otros países.
Surgieron muchas canciones compuestas por adoradores argentinos. Muchas otras fueron traducidos del inglés y del portugués e incorporados a nuestro culto a Dios. En Brasil, Dios levantó a Asaph Borba como músico-profeta, y le inspiró a componer un sinnúmero de canciones que han corrido por todo el mundo.
El primer conjunto organizado en nuestro país con músicos y cantantes al estilo que hoy se acostumbra en muchas congregaciones renovadas fue el que presidía Tato Himitian, y que tuvo un lugar preponderante en nuestros retiros espirituales en Embalse de Río Tercero, en la Rural de Palermo, en el Luna Park y en otros lugares.
Años después. Dios usó en forma extraordinaria a Marcos Witt, para extender ese estilo de alabanza y adoración a miles de congregaciones en todo nuestro país como en otros países del mundo. Han surgido, en estos últimos 30 años, una gran cantidad de músicos ungidos que han sido canales del Espíritu para llevar a la iglesia alrededor del mundo a una dimensión preciosa y gloriosa en el culto a Dios por medio de inspiradas y bellísimas canciones que exaltan a Dios. ¡Gloria sea la Señor!
LOS CAMBIOS MÁS IMPORTANTES QUE OCURRIERON ENTRE NOSOTROS POR EL MOVER DEL SEÑOR DESDE EL AÑO 1967:
1. De reuniones formales con un programa pre-establecido a reuniones más libres y abiertas a la acción e inspiración del Espíritu Santo.
En vez de traer a la reunión un orden predeterminado, nuestra actitud era dejarnos conducir por el Espíritu Santo. Lo importante era estar abierto al obrar de Dios en cada cosa que se hiciera en la reunión.
2. De la centralidad del púlpito a la centralidad de la presencia de Dios.
La reforma protestante del siglo XVI había puesto el púlpito en el centro, dando preponderancia a la Palabra de Dios. Seguramente eso era lo que hacía falta en ese momento de la historia.
El Espíritu Santo nos llevó a entender que si bien la Palabra es muy importante en nuestras reuniones, sin embargo el centro debe ser la presencia de Jesucristo. La adoración tiene como centro al Señor (Todo va hacia él). En la predicación el centro sigue siendo él (Todo viene desde él).
Comprendimos que lo importante no era el programa sino el encuentro con Dios. La cuestión no era asistir a una linda reunión con un buen mensaje, sino experimentar a Dios. Verlo, vivirlo, sentirlo, oírlo. El asunto no era cantar, sino adorar. No era escuchar un buen sermón sino oír a Dios. Ser sorprendido por él. Ser llenos de él.
3. De la centralidad del hombre a la centralidad de Dios.
Entendimos que era más importante hablar de él que de nosotros. Cantar de él, de sus virtudes y atributos; glorificarle, engrandecerle.
4. Libertad a la manifestación de los dones del Espíritu.
Profecías, lenguas e interpretación, palabras de sabiduría, palabras de ciencia, sanidades y liberación.
5. Adorarle delante del trono en el Lugar Santísimo.
Dios nos reveló que el Nuevo Testamento declara que el velo fue roto, y que los creyentes tenemos ahora libertad para entrar en el Lugar Santísimo (Hebreos 10.19-22). Nuestro ámbito de adoración era el santuario celestial que está revelado en Apocalipsis en los capítulos 4 y 5, y en Hebreos 12.22-24. Comenzamos a cantar canciones como:
“Nuestros ojos le contemplan, nuestro corazón le adora…”
“Al que está sentado en el trono…”.
6. De formas rígidas en posturas físicas a expresiones más libres espontáneas como las que enseña la Biblia.
- Levantar las manos: Salmos 64.3; 1 Timoteo 2.8.
- Aplaudir: Salmos 47.1.
- Danzar: Salmos 150.4
- Arrodillarse: Salmos 95.6; Filipenses 2.10
- Postrarse: Salmos 99.5
- Dar voces de júbilo: Salmos 118.15; Isaías 52.8
7. De instrumentos clásicos como órgano, armonio, piano a todo tipo de instrumentos, incluyendo la danza. Salmos 150.
8. De un funcionamiento clero-pueblo, a la participación activa de todos los hermanos llevando a la práctica el sacerdocio universal de todos los creyentes. 1 Pedro 2.5 y 9
LA CARGA QUE TENEMOS EN EL PRESENTE
En la carta de invitación a este encuentro hemos expresado cuál es nuestra carga principal:
“Que no perdamos lo esencial de lo que el Espíritu Santo nos reveló sobre el culto a Dios. Por el contrario que crezcamos en esta gracia y unción para que nuestra adoración a Dios sea cada día mejor”.
Observamos que hoy, en general, en la mayoría de las iglesias evangélicas y en las reuniones de los católicos carismáticos se ha impuesto esta nueva modalidad y estilo de culto a Dios.
Las reuniones son más lindas, hay alabanza, adoración, buenos músicos, buenas canciones, buena tecnología, modernización. Las iglesias en general están invirtiendo bastante dinero en equipos de sonido, instrumentos, cañón, etc.
Pero existe el peligro de que nos quedemos en las formas externas, que tengamos un estilo más lindo que la liturgia tradicional, pero que perdamos la esencia del verdadero culto a Dios.
Jesús le dijo a la samaritana (Juan 4.23-24):
“La hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren”.
Hemos convocado a este encuentro para hacer una revisión lo más objetiva posible y descubrir juntos como podemos mejorar y crecer en nuestro culto a Dios.
Cosas que debemos tener en cuenta:
1. La diferencia entre una ceremonia religiosa y el verdadero culto a Dios.
En una ceremonia religiosa hay formas, fórmulas, rituales, ritos, a veces sin un verdadero contenido espiritual. Se pueden decir cosas correctas, pero sin creerlas. Se pueden hacer oraciones y cantar, sin una verdadera comunión con Dios. “Este pueblo de labios me honra pero su corazón está lejos de mí”. (Mateo 15.8).
2. La diferencia entre un show y el culto a Dios.
En un show algunos, los que están en el escenario, son los actores, y los que están sentados en la platea, los espectadores. La reunión de la iglesia no es así. Todos deben ser protagonista y no espectadores de una reunión. No es lo mismo un culto que un recital.
3. La diferencia entre un programa y un encuentro con Dios donde el Espíritu Santo sea el que conduzca la reunión.
Es bueno y necesario que los músicos tengan sus ensayos, que se preparen, pero no necesariamente todo lo que se ensayó en la semana debe ser lo que se cante ese domingo.
Lo más fácil para los músicos y para los que conducen la reunión es preparar y ensayar de antemano 5, 6, ó 7 canciones, preestablecer el orden en que deben ser cantados y seguir ese esquema en la reunión del domingo. Debemos preguntarnos: ¿Es eso lo que el Espíritu quiere hacer en esa reunión? Es bueno tener algunas canciones preparadas, pero es necesario someterlo todo a la dirección del Espíritu. Para ello es necesario que los que presiden la alabanza tengan sensibilidad profética, una actitud abierta y humilde, y una dependencia constante del Espíritu.
4. Apuntar a una conducción entre varios.
Debemos evitar el monopolio de una sola persona que durante 45 minutos o una hora es el único que habla, el único que ora, el único que anima, elige las canciones, lee un texto bíblico, levanta la ofrenda, etc. Debemos apuntar a una conducción participativa entre varios, aunque haya uno o dos que sean los moderadores o responsables de la reunión.
5. Sería bueno revisar la letra de las canciones haciéndonos las siguientes preguntas:
-¿Lo que dice es correcto bíblicamente?
Por ejemplo:
“Por un minuto en tu presencia, por un instante nada más”
(Dios nos invita a la comunión continua con él. El velo fue roto. Cristo pagó el precio, tenemos libertad para entrar al lugar santísimo y vivir en su presencia).
-¿Es correcto teológicamente?
“Exáltate, oh gran Cordero…”
(Ninguna de las tres personas de la Trinidad se exalta a sí mismo. El Padre exalta al Hijo, el Hijo al Padre, el Espíritu a Jesucristo).
-¿Es gramaticalmente correcto?
“Cabezas alzad, puertas abrid, dejen al rey de gloria entrar…”
(Si se conjuga en el vosotros: “Alzad” y “abrid”; no puede seguir: “dejen” sino “dejad”)
-¿Está de acuerdo al mensaje revelado en el NT?
“Oh, nube de gloria, presencia de Dios, desciende…”
(Jesús ya está en nuestro medio. Mateo 18.20).
-¿Es verdad lo que estamos cantando?
“De madrugada te buscaré”
“Hambre que duele, que desespera”
(Quizás sea verdad en muy pocas personas).
6. Santidad y compromiso con Cristo en la vida de los que conducen el culto, los
músicos y los hermanos en general.
7. Mayor libertad a la manifestación de los dones del Espíritu en nuestras reuniones.
CUANDO NOS REUNIMOS COMO IGLESIA
En 1 Corintios 11.18, el apóstol Pablo dice: … Cuando os reunís como iglesia…
Corrige algunas cosas que los corintios estaban haciendo mal: había entre ellos divisiones, había una deformación del ágape cristiano, tenían actitudes egoístas e individualistas, habían tergiversado la cena del Señor, etc.
Luego en el capítulo 14 les dice:
“1 Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. 2 Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. 3 Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.
4 El que habla en lengua extraña, así mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia. 5 Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas, pero más que profetizaseis; porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete para que la iglesia reciba edificación. 6 Ahora pues, hermanos, si yo voy a vosotros hablando en lenguas, ¿qué os aprovechará, si no os hablare con revelación, o con ciencia, o con profecía, o con doctrina? 12 Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia. 15¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. 16 Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho. 17 Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado. 23 Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos? 24 Pero si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto, por todos es convencido, por todos es juzgado; 25 lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros. 26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación. 27 Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. 28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. 29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30 Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. 31 Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. 32 Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; 39 Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas; 40 pero hágase todo decentemente y con orden”
En este pasaje el apóstol comunica a la iglesia que estaba en la ciudad de Corinto Los criterios a tenerse en cuenta en el desarrollo de las reuniones:
1. Culto profético. Se deben procurar los dones espirituales, principalmente el de profecía. (14.1).
2. Culto con una nota positiva. La profecía es para edificación, exhortación (dar ánimo), y consolación (14.3, 12).
3. Culto de acciones de gracias y alabanza por medio de oraciones y cánticos con muchos amenes. (v. 15-17).
4. Reunión abierta con la presencia de gente nueva. Es importante tener en cuenta la comprensión de las personas nuevas en las reuniones (v.23-25).
5. Manifestación de la presencia de Dios. Aun los incrédulos perciben la presencia de Dios y se postran en adoración (v. 24-25).
6. Reunión participativa. (“cada uno de vosotros”, “todos pueden profetizar”) v.26, 31.
7. Reunión variada: (v. 26-31) Hay salmos, doctrina o enseñanza (didaké), lengua, interpretación, revelación (puede ser por sueño, visión, palabra de sabiduría, palabra de ciencia, o por la proclamación del kerigma), profecía.
8. Reunión carismática. Operación de los dones. (1 Corintios 12.1-11).
9. Reunión bajo autoridad, con libertad y orden (v.32 y 39-40).
10. Participación activa de la mujer en profecía y oraciones bajo la autoridad del varón.
Necesitamos armonizar dos pasajes de la misma epístola 1ª. Corintios 11.3-5:
Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza. Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado. 1ª. Corintios 14.34-35:
Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación De acuerdo al primer pasaje la mujer puede participar activamente en las reuniones orando y profetizando.
De acuerdo al segundo pasaje la mujer debe callarse y no interrumpe las reuniones con preguntas que deberían hacerlas en casa a su marido.

LA ERA REVOLUCIONARIA Francis Schaeffer





El siguiente artículo es un extracto del Libro de Francis Schaeffer "COMO DEBEMOS VIVIR ENTONCES"




APORTE LEGAL Y SOCIAL DE LA REFORMA

Pablo Roberts (1851-1923) pintó un mural que tituló «La justicia levanta las naciones» (1905). Fue pintando en el edificio de la antigua Suprema Corte de Suiza en Lausana, por donde los jueces tenían que pasar cada vez que tenían que tratar algún caso, para que no olvidaran que la Biblia no sólo da las bases para la moral, sino para la ley.
¿Cómo podrían los jueces juzgar? ¿Cómo podrían hacerlo para que el juicio no resultara arbitra-rio? Roberts pintó la escena de un juicio, donde se encontraban varios jueces separados por el símbolo de la justicia, sin vendas en los ojos y con su espada hacia abajo sobre la Biblia. La justicia aquí no es ciega y su espada no apunta hacia arriba, sino hacia abajo, es decir a la Biblia, la ley de Dios. Ilustra la base sobre lo que sería un gobierno. Pablo Roberts comprendió que la Biblia da toda la base para la ley.
Esa fue la base legal y sociológica para la ley en el norte de Europa, después de la Reforma. Mientras el énfasis de la Reforma, de que la Biblia era la única autoridad final, el ciudadano ordinario se libertó cada vez más del arbitrario poder gubernamental. Así, pues, Roberts pintó para los jueces en el edificio de la Suprema Corte de Lausana lo que Samuel Rutherford (1600-1661), un escocés, expuso por escrito en 1644. Proporcionó al pueblo una base para el efectivo control del poder político de su soberano.
Rutherford escribió: «Lex Rex», equivale: «La ley es el Rey». Permitió un concepto de libertad sin caos porque había una forma, había un gobierno de leyes más que de las decisiones arbitrarias de los hombres, porque la Biblia estaba allí como la autoridad final como base.

Los Estados Unidos

Influenció grandemente a la constitución de los Estados Unidos de Norteamérica la obra de Rutherford, aunque los norteamericanos modernos se hayan olvidado de él y de su influencia. Esta influencia provino por medio de dos pensadores:
- Juan Witherspoon (1723-1794), presidente de la Universidad de Princeton, miembro del Congreso y uno de los dignatarios de la declaración de la independencia, siguió la «Lex Rex» de Samuel Rutherford fielmente.
- Juan Locke (1632-1704), filósofo inglés que enfatizó los derechos inalienables, el gobierno por consenso, la separación de poderes y el derecho a la revolución. Locke no tuvo el fundamento cristiano de Samuel Rutherford, pero partió de él y lo secularizó.
La obra de Locke fue una contradicción porque rechazó el fundamento bíblico que Rutherford enfatizó. Su empirismo revelado en su libro: Ensayo sobre el entendimiento humano (1690), realmente no deja lugar para derechos naturales. Empirismo habla de experiencia y los sentidos. Los derechos naturales no pueden basarse en la naturaleza humana, ni en la experiencia sollamen-te, ya que ello resultará ser inadecuado para otro tipo de experiencia. El secularizó el cristianismo.
Se puede decir, entonces, que no todos los hombres que sentaron las bases para las leyes de los Estados Unidos de Norteamérica eran cristianos individualmente, por ejemplo Thomás Jefe-son, George Washington, y otros más, sin embargo vivieron dentro del círculo de lo que el consenso cristiano trae consigo. No eran cristianos individualmente, pero fomentaron descansar en la reforma a través de la tradición de la «Lex Rex». Basándose en la Biblia como la única autor-dad final, es posible para una sociedad y un gobierno conocer la forma y la libertad hasta donde dicha sociedad deje que la Biblia y su enseñanza lleguen a sus conclusiones naturales.

Existen dos tipos de cristianismo:

a) Uno regenerado por la obra de Cristo y

b) Uno que acepta la doctrina del cristianismo sin aceptar la regeneración.

La Reforma trajo dos consecuencias importantes:
- Por el arte
- Una base verdadera para dar forma y libertad en la sociedad y el gobierno.

Norte de Europa

La Reforma en la Europa del Norte dio también un fuerte ímpetu hacia el sistema de restricciones y contrapesos en el gobierno. El hombre de la reforma enfatizó fuertemente la caída del hombre, ya que se rebelaba contra Dios. Pensaban que cada hombre era un pecador, así que debían existir restricciones y contrapesos, especialmente para los hombres en el poder.
El mismo Calvino no tuvo, de ningún modo, la autoridad que a menudo se le atribuye, ya fueran asuntos políticos o eclesiásticos. Su influencia fue moral e informal, en contraposición a la autoridad formalizada e institucional. Tenía que haber restricciones y contrapesos en cada uno de los países de la Reforma.
Suiza fue en especial interesante en cuanto a esto. Los suizos han separado geográficamente el gobierno. El legislativo y ejecutivo en Berna, el judicial en Lausana.

Inglaterra

En Gran Bretaña existen restricciones y contrapesos para el rey: las dos cámaras del parlamento y las Cortes. En el presente el rey tiene mucho menos poder. Se diría que reina pero no gobierna.
En los Estados Unidos de Norteamérica la disposición es ligeramente distinta pero con el mismo principio básico. La Casa Blanca es la Administración Ejecutiva. El Congreso, mediante dos partes balanceadas cubre la legislativa, y la Suprema Corte representa la judicial.
La Reforma no fue perfecta, no fue una edad de oro, pero en los países que aplicaron la Reforma, la situación fue abrumadoramente mejor; y en el área de las relaciones sociales, estos países siguen contando con este capital hasta hoy en día. Pero, en los países carentes de esta base que da la Reforma hubo un conflicto más o menos sangriento para tratar de resolver la tensión entre los grupos ilimitados de poder y los relativamente impotentes y faltos de privilegios y lucros sociales.

LA REVOLUCION FRANCESA

VOLTAIRE (1694-1778). Filósofo francés, el conocido padre de la ilustración, escribió estas palabras, después de sus años de exilio en Inglaterra: «Los ingleses son el único pueblo sobre la tierra que ha sido capaz de prescribir los límites del poder de los reyes, al oponérseles, y que mediante una serie de luchas ha establecido al fin ese sabio gobierno sin ninguna confusión».
Como podemos ver en el área de la reforma política los resultados de la Reforma son muy impresionantes. Los británicos han sido capaces de controlar la monarquía dentro de límites legales definidos, y de hacerlo deliberadamente. Los historiadores llaman a esto: «La Revolución Gloriosa de 1688».
Durante su exilio en Inglaterra, Voltaire se impresionó fuertemente con la revolución inglesa de 1688, y cuando la revolución francesa trató de establecer las condiciones inglesas -pero sin las bases de la Reforma, las cuales dieron libertad sin caos, empleando la base de la ilustración humanista de Voltaire- el resultado fue un baño de sangre y abrió las puertas al gobierno autoritario de Napoleón Bonaparte (1769-1821).
La Asamblea Nacional de Francia juró esta vez una Constitución en julio de 1789. Esta fue la primera fase del plan burgues-liberal para la revolución francesa.
En agosto salió a la luz la «Declaración de los Derechos del Hombre». Suena bien, pero no tuvo en qué fundamentarse. Voltaire y los otros hombres de la Ilustración no tenían otra base que su propia limitación. Lo que era clamado como el Ser Supremo se igualaba a la soberanía de la nación, a la voluntad general del pueblo. ¡Qué contraste con la revolución gloriosa de Inglaterra, y qué contraste con los resultados de la Declaración de Independencia de América, trece años antes de la revolución francesa!
La gloriosa revolución inglesa y la Declaración de Independencia norteamericana tuvieron su fundamento en la Reforma, y la declaración francesa de los Derechos del Hombre ¡no!
Le llevó a la Asamblea Anual Constituyente de Francia dos años en redactar la Constitución... al cabo de esos años fue letra muerta y dio entonces comienzo a la segunda revolución francesa, trayendo otra batalla de sangre, en la que dieron muerte a los líderes de la revolución.
Para que la base quedara por completo aclarada, en lugar de contar los años a partir del nacimiento de Cristo, proyectaron para la revolución otro calendario en el que 1792 fuese el año primero. Empezaron a destruir cosas del pasado, sugiriendo, incluso, la destrucción de la Catedral de Chartré. En París los hombres llevaban en hombros como diosa personificada, a una tal damise-la Candell, de la ópera de París. He aquí una elocuente demostración, en la que la razón humana estaba siendo exaltada y el cristianismo siendo relegado. Antes de que todo terminara 40,000 personas -muchas de ellas campesinos- fueran ejecutadas por el gobierno y sus agentes. Maximiliano Robespierre (1758-1794), el líder de la revolución, fue así mismo ejecutado. Estos resultados no fueron externos, fueron el producto de la base humanista de la «Ilustración».
El hombre de la Ilustración pensaba que tanto el hombre como la sociedad eran perfectibles y se aferraron a esto, incluso al precio del terror. Al igual que en la posterior revolución rusa, no hubo elección, dada la base humanista. Sólo hubo anarquía o represión.

LA REVOLUCION RUSA

Muchas veces a la revolución francesa se la relaciona con la revolución norteamericana anterior a ella, pero en realidad esto es incorrecto. La revolución norteamericana esta relacionada con la gloriosa revolución inglesa. Y por parte, en contraste, encontramos que la revolución francesa estuvo muy ligada a la revolución rusa, y entonces para 1799 Napoleón llegó a gobernar, como élite de un sólo hombre, como Lenín lo hizo después en Rusia.
Admitiendo así las influencias locales, parecería que la mayoría de los cambios revolucionarios acontecidos en el Sur de Europa se produjeron al copiar esos cambios que la Reforma -en el área de la libertad en el norte de Europa- realizó, aunque los distorsionaron en algunas partes. Cuando pensamos en la Reforma, y lo que trajo consigo en el Norte de Europa, surge un tremendo contraste respecto a lo que los países comunistas han producido, y siguen produciendo [hasta antes de la caída de la Unión Soviética].
No olvidemos que los comunistas, marxistas-leninistas, difícilmente pueden defender su causa, ya que sólo han llegado al poder -y continúan en el mismo- mediante una base materialista que ha conducido a la represión. Tampoco debemos olvidar que no fueron estos líderes rusos quienes hicieron el llamado a la libertad en Rusia. El llamado fue hecho por el príncipe George Levov (1861-1925) como primer ministro, y después por Alejandro Kerensky (1881-1970) un reformador social, pero no leninista.
En la Revolución de Febrero de 1917, Lenin, Troscky y Stalin se apoderaron de esta revolución hecha por otros, y establecieron una regencia de represión desde el principio. Los volcheviques, que eran un porcentaje pequeño de la población rusa, constituían un cuarto de la Asamblea Constituyente que fue convocada para Noviembre, cuando la Asamblea se reunió por primera vez en Enero de 1918. Los volcheviques la dispersaron por la fuerza. Esta fue la primera y la última libre elección en Rusia. A partir de entonces la represión entró de lleno, no sólo en la vida y la libertad políticas, sino en todos los ámbitos de la vida, a esto se le llamó: «la dictadura temporal para el proletariado». Con el tiempo, ha probado ser, en realidad, la dictadura permanente de una pequeña élite.
La base comunista no ha logrado producir en ninguna parte la libertad obtenida en Europa del Norte con la Reforma.

INCONSISTENCIAS DE LA REFORMA

La riqueza brindada por la Reforma en el área de la sociedad y el gobierno no debe ser minimizada por el hecho de que en alguna parte, en donde el consenso producido por los hombres de la Reforma fue menor, fue menos consistente de lo que debía haber sido. No obstante, el fundamento bíblico proporcionó absolutos sobre los cuales combatir la injusticia. En cambio, el humanista no tiene manera de decir por qué ciertas cosas son correctas y otras incorrectas, ya que para el humanista lo último que existe es el universo impersonal y éste es silencioso y neutral. Respecto a lo correcto e incorrecto y a lo cruel y no cruel, uno no tiene manera de poseer absolutos, por tanto es incompatible con su propia posición.
El humanista, tanto en la vida y moral privadas, como en las políticas, está sometido sólo al arbitrio, ya que no tiene base para lo correcto o incorrecto; las leyes pueden ser cambiadas mañana por otro absoluto arbitrario o por consideración de la pura conveniencia.
Hemos visto lo que pasó en aquellos lugares que no tuvieron absolutos bíblicos y que no tuvieron a la Reforma como base, pero no debemos olvidar que a través de los siglos se desarrollaron debilidades en aquellos sitios que si tuvieron a la Reforma en su historia.
Las personas, a menudo no actuaron de acuerdo a la Biblia y su enseñanza, que según ellos seguían. Los cristianos actuales tienen que compadecerse profundamente de todos los lugares donde hubo inconsistencia, cuando la Biblia y la cristiandad tuvieron mayor influencia sobre la sociedad de la que tienen hoy. Claro está, que la justificación más efectiva depende de los cristina-nos actuales, al actuar más consistentemente con la Biblia y sus enseñanzas en estos puntos cruciales.
Había varias áreas en que la Biblia no era seguida como tenía que haber sido, sobre todo en dos áreas:
- UNA NOCION DEFORMADA DE LA RAZA. La esclavitud basada en la raza fue la más flagrante afrenta que se sigue hasta nuestros días.
- EL USO NO COMPASIVO DE LA RIQUEZA ACUMULADA. Se usó las riquezas cruelmente, como medio de supervivencia del más apto.
La noción deformada de la raza tuvo dos formas:
La esclavitud basada en la raza, fue desde luego, el atentado más flagrante, y desgraciadamente, sigue siéndolo hasta el tiempo presente, aunque en menor grado. Los árabes tratantes de esclavos, capturaban a los africanos, a quienes más tarde vendían.
Muchos ingleses, europeos y norteamericanos se entregaron a la arbitraria ficción de que el hombre negro no era una persona y podía, por tanto, ser tratado como cosa. Los Estados Unidos deben soportar una crítica especial, ya que la esclavitud basada en la raza continua hasta fecha muy reciente. Pero, en cierta manera menor, continúa hoy.
No podemos pasar por alto las condiciones que existieron en esos barcos de esclavos, entre los que muchos miles murieron cruzando los mares, ni tampoco el trato que esos seres humanos recibieron a menudo.
La esclavitud basada en la raza y el prejuicio racial son erróneos. Debemos recordar que ambos estuvieron presentes cuando los cristianos tuvieron mucha más influencia en el consenso de la que hoy tienen. La iglesia como tal no abogó lo suficiente. Más bien diríamos que guardó silencio, mostrándose indiferente y carente de sensibilidad social ante situaciones tan dolorosas que el mundo protagonizaba.

LA REVOLUCION INDUSTRIAL

El comienzo de la era industrial lo constituyó el control de la potencia del agua en nuevas formas. Después del agua se controló el vapor.
Esta era perteneció a los inventores y a los ingenieros. La industrialización produjo un flujo continuo de mejores cosas. Por ejemplo, mejor cerámica, mejor máquina o motor, etc. y una constan-te corriente de más bienes para todos.
Si la industrialización hubiese sido acompañada de una distribución compasiva de la riqueza y un énfasis en la dignidad de cada hombre individual -ambas ideas enfatizadas en el Antiguo y Nuevo Testamento-, la revolución industrial hubiese sido, sin duda, para bien. Desafortunadamente no se habló a menudo de estos dos puntos cruciales. Hubo actos de caridad individual, ayuda a los pobres, pero la Iglesia simplemente guardó silencio respecto al mandato de la Biblia, del uso compasivo de la riqueza acumulada, tanto en Inglaterra como en otros países.
No hay duda, al parecer, que la mayoría de la gente no estaba peor que antes -principalmente en las necesidades básicas de la vida- sino que la riqueza producida por la revolución industrial, por lo general no era usada con compasión.
Los barrios bajos proliferaron alrededor de las ciudades industriales. La labor promedio era 12 a 16 horas. Las mujeres y los niños eran especialmente explotados.
La razón principal por la que la Iglesia debía haber hablado sobre estos abusos con resolución y claridad es que la Biblia así lo manda. Si la Iglesia hubiese hablado con claridad contra el uso cruel de la riqueza como una clase de supervivencia del más apto, tal vez este concepto no hubiese sido aceptado de inmediato, pero con el tiempo hubiera limitado la injusticia de la revolución industrial.
La iglesia no se pronunció claramente.
El «utilitarismo» enseña que la medida de toda cuestión ética se reduce a su utilidad. La utilidad como principio de la moral. Lo bueno se confunde con lo útil, y la moralidad de una acción depende de su éxito. La utilidad, por lo común, se entiende en el sentido de colectivo (Dicc. Mentor). Había muchas fuerzas no cristianas trabajando. Muchos que se llamaban así mismo cristianos, no lo eran en el aspecto bíblico. Se acostumbra portar el nombre, guardar las apariencias.
Fue la Iglesia como tal, la que no adquirió una clara posición oral cuando tuvo la voz para hacerlo. En lo individual fueron muchos los cristianos que lucharon por la verdadera enseñanza cristiana, y su intervención fue vital, decisiva, en la batalla contra estos abusos. La Biblia expone que tendría que haber un resultado en estas áreas con la predicación del evangelio. Se levantaron muchas voces y se ofrecieron vidas para ilustrarlo.
Juan Wesley se pronunció con fuerza contra la esclavitud. Juan Newton era tratante de esclavos y renunció a ello para luego pronunciarse en contra. Se volvió cristiano y se reveló contra esa práctica. Thomas Carson se pronunció en contra de la esclavitud y luchó contra ella. William Wilberforce, famoso filántropo inglés (1759-1833), siguiendo el ejemplo de Klarson, se entregó a la lucha contra la esclavitud y por el reconocimiento básico de la humanidad del hombre negro según Dios. Wilberforce, el cristiano, y en verdad que era un buen cristiano, fue la abrumadora y extraordinaria voz en Inglaterra contra el tráfico de esclavos. El tráfico de esclavos se prohibió en Inglaterra en 1807, cuando William Wilberforce yacía agonizante. en 1833 la esclavitud misma fue abolida en Inglaterra.
¡Que hermoso hubiera sido, qué beneficioso habría resultado para la raza negra, que en los Estados Unidos hubiese habido alguien tan congruente con los principios cristianos, allá en el año 1833, y con tanto ascendiente como Wilberforce! Un hombre que hubiese podido lograr el mismo resultado en los Estados Unidos.
En Gran Bretaña, Jhon Hoower, amigo de Jhon Wesley, trabajó sin descanso por la Reforma en las prisiones. Elizabeth Prince, una cuáquera, mostró una profunda práctica compasión por los prisioneros de las cárcel de su cuidad.
La Reforma no otorgó la perfección allí donde se aplicó, pero si produjo -en base a la Biblia- un único mejoramiento en relación a una amplia y tremenda libertad en una sociedad sin caos. Los absolutos bíblicos proporcionaron una base para el consenso de valores y en medio de ésta podía haber una libertad sin que ésta nos condujera al caos. La enseñanza bíblica mostró que había algo por lo que la sociedad y el Estado podía ser juzgados a saber: los absolutos bíblicos.
El hombre ordinario, con la Biblia en la mano, podía levantarse y decir que la mayoría estaba equivocada. Así, en el grado en que las enseñanzas bíblicas fueron practicadas, el despotismo fue controlado. El despotismo de un individuo o el despotismo de un grupo podían ser controlados. La base por la puede haber esta tremenda libertad, es el hecho de que la Biblia brinda una base para la ley.
«No que seamos competentes por nosotros mismos para ser algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios».
                                                                          2 cor. 3:5

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...