Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 24, 2012

PATRONES ESPIRITUALES PARA LA OBRA- KEITH BENTSON

Patrones espirituales para la obra y los obreros
                                                                                                                  Keith Bentson
INTRODUCCIÓN:
El conocimiento bíblico y la teología: ¿Qué tienen en común y en qué difieren? Debemos conocer el contenido de los escritos de la Biblia: su historia y su cronología, sus etapas, sus acontecimientos trascendentales, sus grandes personajes y sus grandes temas.
Las personas que vivían en los tiempos y las culturas donde se producían los escritos bíblicos, siendo contemporáneos de la Palabra que vino ya adecuada a su contexto de vida, no necesitaban elaborar un sistema de interpretación, o sea, una teología. Todo ya les era claro e inteligible. Debían ponerlo por obra sin razonamientos.
Con el paso del tiempo, en culturas, edades y circunstancias diferentes de las originales, se necesitaba una nueva orientación frente a las Escrituras para que hubiera coherencia entre el contenido, el entendimiento e inter…

ORVILLE SWINDOLL- APÓSTOL DE JESUCRISTO

En un sincero agradecimiento de la Comunidad cristiana de Rosario (Argentina) para este siervo de Dios, precursor del movimiento de renovación espiritual en Argentina. Su respaldo, cobertura y ministerio puso fundamento, dio dirección, equilibrio y sentido de extensión entre nosotros. Gracias Orville!!

CUIDEMOS A NUESTRAS ESPOSAS- ORVILLE SWINDOLL

CUIDEMOS A NUESTRAS ESPOSAS

                                                                                      Orville E. Swindoll
Nuestra generación será recordada como la que borró la distancia –y aun la distinción– entre los sexos. Es cada vez más común ver a las mujeres haciendo las tareas que por miles de años sólo hacían los hombres. ¡Hasta las tareas de combate en la acción militar! Una de las consecuencias más tristes y lamentables de esta «liberación femenina» es la pérdida de las cortesías que por siglos ha mostrado el hombre a la mujer. Pero no sólo se trata de la falta de ciertos modales sociales en la calle o en la oficina; la vida en el hogar se ha visto afectada profundamente también. Me crié en un hogar donde mi padre era respetado y acatado sin vacilaciones. Desde que tengo memoria, aprendí a responder a cualquiera expresión de mi padre con un: «Sí, señor». No quiero dejar la impresión de que hubo un ambiente militar en casa. Al contrario, mi padre era siempre amor…