Ir al contenido principal

EL ALCANCE DE NUESTRA MISIÓN Claudio Lancioni y GustavoLeegstra





(Tomado del apunte "Nuestra Misión")

“Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Hechos 1:7-8

  En el final del evangelio de Lucas y la continuación en su segundo tratado, o sea el libro de los Hechos, el Cristo resucitado les dice a sus discípulos que antes de comenzar a laborar en los negocios del Padre, deben recibir la Promesa del Padre, el bautismo en el Espíritu -condición indispensable para estar plenamente capacitado para realizar la obra de Dios-. Y una vez recibido este regalo, nuestra misión es ser testigos de Jesucristo, desde ese instante, y para toda nuestra vida, desde el lugar de nuestro llamamiento y hasta donde el Señor nos lleve según su santa voluntad.
  El Señor no nos da un mandato frío, sino que nos dice que para poder cumplir su misión nos llena con el Espíritu Santo, quien es nuestro ayudador, nuestro consolador, el que nos guía a toda verdad, el que nos capacita para ser santos, y para hacer morir las obras de la carne. También nos equipa para ser testigos completos de Jesucristo.

  Jesús, al encomendarnos la misión, que es continuación de la suya, nos manda no sólo a nuestra localidad, sino que nos hace partícipes de la evangelización regional, nacional y en otras naciones. Y esta tiene que ser nuestra pasión. No nos podemos circunscribir a nuestra localidad. Jesús es nuestro punto de referencia. Él recorría cada pueblo y aldea. Nosotros, por lo tanto, tenemos que ensanchar nuestra perspectiva. Abrámonos a Dios con pasión, y Él abrirá puertas en pueblos,  ciudades vecinas, y aún más allá. Y llamará a algunos a otras provincias, regiones y, por qué no, a otros países. ¡Bendita sea la obra del Señor!



Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…