Ir al contenido principal

LA NECESIDAD DE SERVIR Equipo Apostólico de Argentina




SERVIR A LOS HERMANOS ES SERVIR A CRISTO

“Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: «Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Porque
tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.» Y le contestarán los justos: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o necesitado de ropa y te vestimos? Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?» El Rey les responderá: «Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí. » Luego dirá a los que estén a su izquierda: «Apártense de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y ustedes no me dieron nada de comer; tuve sed, y no me dieron nada de beber; fui forastero, y no me dieron alojamiento; necesité ropa, y no me vistieron; estuve enfermo y en la cárcel, y no me atendieron.» Ellos también le contestarán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, o como forastero, o necesitado de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?» El les responderá: «Les aseguro que todo lo que no hicieron por el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron por mí.»
Aquéllos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
Mateo 25:31-46

En el día del juicio, el Señor apartará las ovejas de los cabritos. Las ovejas tienen como característica básica el haber servido a los hermanos en sus necesidades.
Dios es nuestro Padre y Cristo nuestro hermano mayor. Cada vez que ayudamos o servimos a uno de sus hermanos (que también son nuestros hermanos), el Señor lo computa como si se lo hubiéramos hecho a él.

Por lo tanto, al mirar a nuestro hermano debemos ver a Cristo en él, y cada vez que nuestro hermano tiene alguna necesidad legítima debemos atenderlo y servirlo como si fuera Jesús.

¿A QUIÉNES DEBEMOS SERVIR?

El Señor nos enseña a amar a todos y, por lo tanto, servirles.
Debemos servir a todos los que están en necesidad. Pero hay un sencillo orden de prioridades que resulta oportuno mencionar.
• A los de la casa, a la familia (1 Timoteo 5:4,8). Nuestra primera esfera de responsabilidad la constituye la familia: esposa, esposo, hijos, padres ancianos, abuelos, parientes cercanos, etc. Como dice el refrán: «La caridad bien entendida comienza por casa».
• A los de la familia de la fe (Gálatas 6:10). Los hijos de Dios son nuestra segunda esfera de responsabilidad y el tema del presente estudio (véanse Gálatas 5:13; Hebreos 6:10; 13:16; 1 Timoteo 5:10; Hechos 4:34).
• A todos, al prójimo (Gálatas 6:10; Lucas 10:25-37).
El Señor nos enseña a amar a todos y a ayudarlos cuando están en necesidad según nuestras posibilidades y las circunstancias y situaciones en que se presenten. Debemos servir aun a nuestros enemigos (Romanos 12:20).

¿CON QUÉ DEBEMOS SERVIR?

Hemos de servir con todo lo que somos y tenemos. Servir es dar la vida por los hermanos. Servir es darnos a los demás. Servir es perder nosotros para que otros ganen. Servir es compartir lo que tenemos con los que no tienen y lo necesitan. El factor práctico más importante es disponer de nuestro tiempo.
Servir es dar la vida y, en la práctica, dar la vida equivale a dar tiempo a los demás.
No solo debemos dar de lo nuestro, sino darnos (aunque ello también involucra dar de lo nuestro).

Debemos servir a nuestros hermanos con TODAS NUESTRAS CAPACIDADES.

Con nuestras capacidades materiales

• Con nuestra casa, practicando la hospitalidad (Romanos 12:13; 1 Timoteo 5:10; Hebreos 13:2; 1 Pedro 4:9).
• Con nuestros bienes y dinero (1 Juan 3:17; Efesios 4:28; Santiago 2:14-17).
• Con colectas para ayudar a los pobres (2 Corintios, capítulos 8 y 9).
• Con regalos de ropa, muebles, útiles, etc., de las que podamos prescindir y que a otros les resultará muy útiles.
• Prestar elementos por cierto tiempo, etc.

Con nuestras capacidades físicas, habilidades y energías

• En trabajos y ayuda doméstica, colaboración en esfuerzos especiales.
• Enseñar nuestras habilidades, manualidades u oficios.
• Hacer buenas obras (Tito 2:7; 3:8-14; Hebreos 13:16).
Con nuestra inteligencia y experiencia comercial y con nuestra capacidad intelectual
Si Dios dota a algunos con mayor capacidad que a otros y los rodea de circunstancias favorables que les permiten progresar, no es para que utilicen estas ventajas solo en ellos mismos sino para que ayuden a sus hermanos a progresar.

Con nuestras capacidades afectivas

Debemos brindar nuestro afecto y amor a todos nuestros hermanos en el Señor. ¡Cuánta gente está huérfana de cariño y sano compañerismo!
Tenemos que prodigar a todos cordialidad, amabilidad y amor no fingido (1 Pedro 1:22; Romanos 4. 12:9).
Debemos prestar atención a nuestros hermanos, interesamos en ellos, especialmente en los más débiles y retraídos, apreciarlos, estimarlos, gozarnos con su alegría, sufrir con su dolor (Romanos 12:15).

Con nuestras capacidades espirituales

• Orar unos por otros (Efesios 6:18; Santiago 5:16).
• Enseñar y exhortar (Colosenses 3:16; 1 Tesalonicenses 5:11).
• Ministrar a través de los dones espirituales (1 Pedro 4:10;
Romanos 12:6-8).
• Aconsejar, orientar, exhortar, reprender.

¿CON QUÉ ACTITUD DEBEMOS SERVIR?

• No para ser vistos (Mateo 6:1-4).
• Motivados por el amor (1 Corintios 13:3).
• Con alegría. Dios ama al dador alegre. (2 Corintios 9:7; 1 Pedro 4:9).
• Con fe y generosidad (Lucas 6:38; Romanos 12:8; 2 Corintios 9:6-15).

PARA PENSAR Y CONVERSAR

1. ¿Qué significa el hecho de que Cristo haya venido para servir y no para ser servido (véase Mateo 20:28)? ¿Qué quería enseñar a sus discípulos al definir su propia vocación de esa manera?
2. Indique algunas formas de servir mejor a los demás miembros de la propia familia.
3. Señale algunas maneras en las que podemos servir mejor a los hermanos en la fe.
4. Piense en aquellas habilidades o capacidades que podemos usar para servir a otros.
5. Mencione algunas actitudes que deben caracterizar nuestro servicio.
¿Qué actitudes debemos erradicar de nuestro servicio?


Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…