Ir al contenido principal

LA AUTORIDAD Y LA SUMISIÓN Equipo Apostólico de Argentina




Dios está uniendo a su pueblo hoy. Llegaremos a ser como una ciudad asentada sobre un monte que no se puede esconder. Queremos estar juntos, nos amamos, sentimos que somos hermanos y deseamos servirnos unos a otros. Para que todo esto se vuelva cada vez más efectivo, es indispensable tener una gracia especial: la gracia de un espíritu sumiso y sujeto.
Aprendemos así de nuestro Señor Jesús. La médula de su enseñanza al respecto la encontramos en las palabras: «Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece» (Mateo 5:3).
Toda la enseñanza y los mandatos de Cristo que siguen presuponen un espíritu dócil, humilde y sumiso.
La llegada del reino de Dios a nuestras vidas pone fin al individualismo y la independencia egoístas. Por ende, apunta a acabar con la anarquía.
El pueblo de Dios debe ser una comunidad bien coordinada y unida entre sí, en la cual todo vestigio de anarquía desaparece y es remplazado por una sumisión gozosa a la voluntad del Señor.
El hecho de encontrarnos en el reino de Dios indica que ya hemos dado pasos concretos en la vida de sumisión. Hemos tomado su yugo, nos hemos bautizado y queremos, por lo tanto, ser confirmados en esta gracia para poder relacionarnos con toda la hermandad en el espíritu de Cristo.
¡Cuán hermosa es la iglesia cuando se despoja de todo rastro de altivez y rebeldía para vestirse de mansedumbre y sujeción! «Así como la iglesia se somete a Cristo...una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección» (Efesios 5:24-27).
Toda esfera de la vida de la iglesia tiene que caracterizarse por un espíritu sumiso.
El apóstol Pedro lo señala así en su primera epístola:
A los ancianos que están entre ustedes, yo, que soy anciano
como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe con ellos de la gloria que se ha de revelar, les ruego esto: cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere. No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño. Así, cuando aparezca el, Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible corona de gloria. Así mismo, jóvenes, sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque «Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes». Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes. Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos. Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables. A él sea el poder por los siglos de los siglos. Amén
(1 Pedro 5:1-11)
En este pasaje Pedro exhorta primeramente a los pastores a ser ejemplo y a no actuar como si tuviesen señorío sobre la grey. También señala que los jóvenes deben estar sujetos a los ancianos indefectiblemente, sean estos pastores o no. Y luego remarca: «Revístanse todos de humildad en su trato mutuo». La sumisión rige para todos y entre todos. ¡Qué diferente al mundo es la iglesia!

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…