¿EN QUÉ NOS FAVORECE LA GLOBALIZACIÓN? Ángel Negro




(Extracto del mensaje "GLOBALIZACIÓN")


El ejemplo del Imperio Romano.

Quizás, podríamos decir como atenuante que, no todo lo que trae el sistema debe ser calificado de malo. No fue del todo malo el sistema que impusieron los griegos cuando transmitieron su cultura y su lengua. Ni tampoco fue del todo malo el imperio Romano que por algún tiempo instauró la paz (romana, por supuesto).
Por ciertos datos históricos sabemos que enseñaban sus leyes, y que existía una mejor administración de la justicia; que respetaban las costumbres de los pueblos dominados: su religión, su estilo de vida, y que, en muchos lugares no eran los romanos los que administraban sino los naturales de los países subyugados.
Que establecieron vías de comunicación por todo el imperio, permitiendo que el comercio y el desplazamiento de la gente se hiciera con libertad. El sistema globalizó la economía, la cultura, la justicia trayendo como consecuencia mayor entendimiento entre las razas y las diferentes etnias.
El actual sistema, como ya hemos visto, es muy similar al del Imperio Romano del  siglo I.

Jesucristo vino en el momento preciso de la historia de la humanidad. Se daban las condiciones que más favorecían a la gran comisión de evangelizar a las naciones.

Ventajas del sistema que muy bien aprovecharon el apóstol Pablo, los demás apóstoles y toda la iglesia, para extender el cristianismo por todos los rincones del Imperio y en todos los niveles sociales, políticos y culturales. Las leyes judeocristianas llenaron la tierra. Se valorizó la familia, la mujer ganó un lugar de respeto y los niños fueron protegidos. Se dignificó el trabajo secular y se respetó al ser humano. Principios muy arraigados en la nación hebrea, que el cristianismo las ha difundido por todo el mundo hasta el día de hoy.
Los cristianos del tercer milenio tenemos que saber aprovechar las condiciones que se dan para extender el reino de Dios.

Las comunicaciones y el movimiento migratorio de las personas a diferentes regiones:

Los romanos trazaron y abrieron nuevas rutas, que cuidaban y protegían del bandidaje. Las personas se podían movilizar con bastante facilidad por todo el Imperio. Era común observar en las rutas carruajes de distintos tamaños y formas, literas transportadas por esclavos, todo tipo de animal transportando mercaderías, largas caravanas de ricos mercaderes transportando gran cantidad de bultos, muchísima gente caminando, llevando sobre sus espaldas su equipaje y en su mano el bastón, largas filas de soldados romanos de a pie o en cabalgaduras, en relevo de otros veteranos destacados en una nación o, protegiendo a un nuevo cónsul enviado a ejercer sus funciones fuera de Roma.

Las mercaderías más variadas se transportaban de una ciudad a otra. De las áridas y ardientes tierras de oriente se exportaban higos y pasas de uvas, como también aceitunas,  y de las húmedas y fértiles tierras, trigo y también ganado.
Todas las rutas conducían a Roma. Hacia ella había que llevar el pago de los tributos que les había impuesto a las naciones sometidas. Pago que se hacía en dinero o en especias. Roma, la viciosa y despilfarradora, nunca estaba satisfecha y siempre demandaba más.
Las rutas no sólo eran terrestres sino marítimas. Cada vez había barcos, más grandes, más cómodos y más seguros. Los puertos eran una "babel" de gente y mercaderías de todo tipo y de todo el mundo. Fardos de yute que llegaban de la India, barriles de cera de Egipto, los que en grandes barracas eran trenzados y encerados por una muchedumbre de esclavos, para luego ser exportadas como sogas a todos los puertos del mundo.
Y así podríamos seguir  una lista interminable de productos como: velas, maderas, perfumes, plata, especias, animales, cueros, telas, hilos, vinos, etc.
Dos razones obedecían a un mundo sin fronteras (hoy diríamos globalizado), con vías de comunicación tanto terrestres como marítimas, ágiles y seguras.

I-Mantener la paz romana. La paz de la espada. Donde había rebeldía en demanda de mayor libertad, o para que se redujeran los impuestos, o se entorpecían las rutas comerciales, allí, iban las legiones rápidamente a imponer el orden y castigar a los que conspiraban contra el sistema establecido.

II-Mantener un crecimiento comercial continuo. Al haber paz por largos años, permitió el crecimiento del comercio, la industria, la agricultura, la ganadería y la minería. Las guerras habían desangrado y empobrecido a las naciones, con la perdida de sus mejores hombres. Esa paz trajo mucha riqueza y prosperidad. Lamentablemente, tanta prosperidad enriquecía a sólo unos pocos y la mayoría vivía en la mayor pobreza. Los miembros del senado (o sus protegidos), eran los que acumulaban fortuna y poder. Manejaban el comercio y la política.
"Los hombres libres podían dejar de ser asalariados (el salario de un día era el equivalente a una comida para una familia de cinco personas), y trabajar por su cuenta como artesanos o comerciantes. Panaderos, herreros, sastres, tintoreros, teñidores,  etc."

Vías y medios de comunicación.

Esa libertad para moverse por todo el Imperio fue muy bien aprovechada por los cristianos.

El apóstol Pablo se movilizó por todo el Imperio con total libertad, sin restricciones y sin fronteras. El se movilizó por mar y por tierra, a caballo o caminando, por correo y por mensajeros o enviados.

Los primeros cristianos vivieron en un mundo sin guerras y sin fronteras. Esto fue muy ventajoso para la extensión del reino.

Hoy nos encontramos en un mundo similar. Son tan variadas las vías de comunicación que se puede llegar a cualquier parte del mundo con gran rapidez.
Para los países que tienen algún tipo de fronteras cerradas, por razones políticas como el comunismo, las dictaduras, o religiosas como la de los musulmanes (especialmente los Chitas), se les hace cada vez más difícil aislarse y no entrar en el Nuevo Orden Mundial. Por razones comerciales deben entrar en el sistema que se impone. Un solo ejemplo para comprender esto.
¿Qué país ha de querer quedarse fuera de la informática? NINGUNO.
¿Cómo podrán impedir que por Internet les llegue todo tipo de información? y hasta en su propio idioma. Este es uno de los medios más económicos para atravesar las fronteras y llegar a todo el mundo y que está siendo aprovechado para que la Verdad corra por la redondez de la tierra.

Viajes y misiones.

Además hoy la gente viaja mucho. Millones y millones de personas viajan por todo el mundo. Cuando cayó el Espíritu Santo en Pentecostés, había en Jerusalén personas de todas las naciones que volvieron a sus pueblos llevando el mensaje de Jesucristo. La evangelización de las diferentes etnias fuera de sus naciones transformó el mundo entonces conocido.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ