NUESTRA RESPONSABILIDAD HOY Oscar Gómez






§  No ser guías ciegos

Erasmo dijo “ en el país de los ciegos el tuerto es rey”, pero no debemos ser tuertos que conducen al pueblo.
Estar alertas como centinelas de las influencias internas y externas que arremeten sobre la iglesia. Observar lo que leemos, de que nos nutrimos, literatura, libros; no para penalizar sino para corregir y orientar, también chequear las convocatorias cristianas donde acudimos.

§  Un renovado acercamiento al Nuevo Testamento

Un pastor contemporáneo expresó en forma acertada: "Hoy se escucha hablar de la prosperidad de Abraham, de los pozos de Jacob, de las vacas flacas y las vacas gordas, pero ¿dónde está su correspondencia en el NT? ¿Quién avala con el NT esta enseñanza? ¿No dice la Escritura que Jesús no tenía donde apoyar su cabeza? ¿no dice también la escritura que los ríos de agua viva salen de nuestro interior? ¡Cuidado! Cristo no es más el modelo en muchos círculos cristianos. Tenemos que saber que algo fundamental sucedió en el Nuevo Testamento que no existía en el Antiguo y es el hecho de LA REDENCIÓN.
El Antiguo Testamento era sombra, ahora tenemos la realidad, entonces no vamos a interpretar la realidad (NT) de acuerdo a la sombra (AT), sino la sombra de acuerdo a la realidad. Por lo tanto toda figura del AT que se quiera predicar, que no tenga su doctrina correspondiente en el NT es una equivocación, un error. Todas esas enseñanzas no pasaron el hecho de la redención, porque de esta manera hacemos una regresión, una situación pre-redención, entonces se tergiversa toda la enseñanza, toda la doctrina y toda la práctica. Se crea una especie de “mística imaginativa”.Es necesario tener cuidado con la figuras del AT en los temas de guerra espiritual, maldiciones, herencias espirituales, sanidad interior. No es malo utilizar las ilustraciones del AT, sino hay que saber usarlas, que guarden relación, que estén avaladas, y que la luz, la revelación venga del NT, que se corresponda, que se subordine a lo que ocurrió en el N.T., y no estamos negando al AT, ni sus ilustraciones aleccionadoras. Por ejemplo no podemos avalar la división de la iglesia citando las doce tribus de Israel porque no se corresponde con la enseñanza del nuevo testamento.Sí se puede enriquecer el conocimiento del NT con el AT, pero no podemos ir a buscar en el AT lo que no está en el NT, o tomar del AT y hacer mezclas. Hay mensajes que no tienen nada que ver con la realidad, con la doctrina del nuevo pacto, después van introduciendo distintas enseñanzas que terminan en herejías.Lo que también debemos saber es que la ley moral del AT quedó intacta, pero lo que caducó fue la ley ceremonial"

Cuando Cristo hizo la obra de la cruz, que es la centralidad y la plenitud de la redención, fue una obra completa, ya realizada y que es la esencia, el centro del kerigma del NT, la consumación de todo.
Todo tiene que pasar por ahí, porque si nosotros no tenemos en claro el kerigma central del NT, el kerigma de la edificación que es el mensaje central del NT nos podemos perder en muchos detalles y en muchos puntos. Nosotros tenemos que tener una visión clara y completa de la redención y de todo aquello que Pablo expuso claramente que fue realizado por nosotros.
EN CRISTO, CON CRISTO Y CRISTO EN NOSOTROS son las tres expresiones principales de Pablo que expresan nuestra unidad con El. Es la obra de la redención cuya aplicación la hace el Espíritu Santo que ha venido a morar en nosotros. Pablo dice “Cristo en vosotros la esperanza de gloria”, “con Cristo estoy juntamente crucificado” “no vivo yo más Cristo vive en mí”.
Debemos volver a la escuela de Jesús  y de los apóstoles y tener un renovado acercamiento al Nuevo Testamento.

§  Ser un movimiento de renovación del Espíritu Santo

El movimiento del Espíritu Santo va a seguir hasta la restauración de la iglesia y la consumación de los tiempos. Pero a fin de no tragarnos el camello es nuestra responsabilidad ser un movimiento del Espíritu, corriente genuina de Dios. Jesús introdujo un movimiento para que su obra no se detenga. Jesús inició un movimiento, no una estructura.
Expresó Ruben Dri: "El movimiento es semejante a un río que corre con fuerza, que rompe todos lo diques, es como la savia del árbol, como el pulso vital, la savia no aguanta las estructuras. El árbol intenta aprisionarla mediante troncos, ramas, hojas, pero es inútil, la savia sigue su camino, quiere más y por eso el árbol se ve obligado a hacer nuevas ramas, nuevas hojas"
La crisis que se presenta en la actualidad tiene que ver con una nueva apertura y análisis sobre la marcha del movimiento de renovación, situación que va confrontar muchos dogmas y estructuras enquistadas en el seno de la iglesia.
Cada cristiano es un reformador potencial. O somos reformadores o somos rutinarios. No debemos entregamos a dogmas, a prácticas, a modas o a estrategias sin haberlas analizado a través de las sagradas escrituras.

El río de Dios, en su fuerza, arrastrará los catecismos caducos y los dogmas momificados, barrerá los camellos que nos hemos ido tragando a través del tiempo y llevará a la iglesia a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.
  
En los inicios de este nuevo milenio estemos alertas, seamos sensibles al Señor y su Palabra.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ