CONTINGENCIAS EN EL SERVICIO ESPIRITUAL Oscar Gómez




“Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo. Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle. Y enseguida se acercó a Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro! Y le besó. Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y el prendieron”

Nuestro servicio a Dios, sea cual sea, va a ser probado en extremo.
El ministerio de Jesús fue probado rigurosamente en esta ocasión. El y sus discípulos era un grupo de personas que hacían el bien sanando enfermos, anunciando buenas noticias y libertando a los cautivos ahora era avasallado y confrontado por una turba (muchedumbre de gente confusa y desordenada). 
Hace años atrás vivimos una situación de ser acorralados por una turba mientras estábamos predicando en una cancha de fútbol, ellos nos increpaban para que nos vayamos, pero el Señor nos libró. 
Jesús sanó oreja del siervo Malco horas antes de ir a la cruz. El ya había comido la Pascua con sus discípulos y había instituido la Cena del Señor. Venía del Getsemaní donde agonizó sudando sangre, mientras sentía el peso del pecado de toda la humanidad.
No nos asombremos si padecemos agresiones, enfrentamientos con nuestra parentela, vecindario o los religiosos en momentos en que servimos a Dios
Tampoco nos maravillemos si el que encabeza la turba sea alguien que estuvo con nosotros como el caso de Judas. 
La deslealtad siempre está a la puerta. Debemos vacunarnos contra la injusticia e ingratitud.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ