Ir al contenido principal

DOS FILOSOFÍAS, UN PUNTO DE VISTA John Wimber


Pr.John Wimber


(Extracto del Libro "SANIDAD PODEROSA" de J.Wimber)

La idea de Pascal levanta otra razón para que muchos cristianos rechacen la sanidad divina: la penetrante influencia de un punto de vista occidental secularizado. Mientras creen sinceramente en Cristo, mucho del pensamiento cristiano se contamina por el materialismo y el racionalismo. 
Estas dos filosofías, que juntas forman la piedra angular del moderno secularismo, se pueden rastrear hasta la ilustración francesa del siglo dieciocho. En los dos siglos anteriores han tenido mucha influencia en desarrollar la mente occidental.
Una visión mundial materialista sugiere que nada existe a excepción de la materia y sus movimientos y modificaciones; que no hay puntos de referencia sobrenatural en esta vida. El racionalismo propone que hay una explicación racional para todo; que para cada problema humano hay una solución racional y que no hay espacio para la divina providencia.
La mayoría de los cristianos reconocen el más obvio resultado anticristiano del secularismo: la preocupación por adquirir y poseer bienes materiales y la promiscuidad sexual.
Aunque puedan evitar esto, se ven sin embargo afectados de otras maneras por el secularismo. Una de ellas es que encuentran difícil aceptar la intervención sobrenatural, especialmente la sanidad física, en el universo material.
No obstante, muchos cristianos occidentales objetarían este análisis reclamando que el materialismo y el racionalismo no los afectan, que no rechazan los fenómenos sobrenaturales como el alumbramiento virginal, la deidad de Cristo o la resurrección. Pero aun para los creyentes ortodoxos los sutiles efectos de la secularización se encuentran a la vista.
 El secularismo inclina a los cristianos a cuestionar los modernos informes de lo sobrenatural, aunque no crea un rotundo rechazo a la posibilidad de los fenómenos sobrenaturales o de la obra de la divina providencia, especialmente en los acontecimientos que rodean el primer siglo de la vida de Cristo.
Veo la influencia del secularismo en trabajos teológicos, incluso en los que se enseñan en seminarios evangélicos. Por ejemplo, hace varios años uno de mis allegados pidió al bibliotecario de un enorme y prestigioso seminario estadounidense que le proveyera una lista de las obras de referencia usadas con más frecuencia en la biblioteca, en especial los libros que usaban los seminaristas de primer año. El bibliotecario hizo una lista que incluía veintisiete obras, la mayoría de varios volúmenes, entre las que estaba El nuevo diccionario de teología neotestamentaria y enciclopedias como La nueva enciclopedia católica. Mi allegado analizó minuciosamente cada volumen, anotando las páginas dedicadas a sanidad, milagros, señales y prodigios. De 87.125 páginas revisadas, he aquí el total de ellas (y el porcentaje del total) dedicadas a esos temas: Sanidades: Milagros: Señales y prodigios: Porcentaje 0,15).

Cuando se compara el número de versículos dedicados a sanidades, milagros y señales y prodigios en el Nuevo Testamento (especialmente en los Evangelios) con el bajo número de páginas escritas sobre los mismos temas en la literatura moderna, es razonable suponer que el secularismo moderno ha influido en los eruditos cristianos.

Por supuesto, no todo escepticismo es enfermizo. No estoy diciendo que debamos ser crédulos. El problema está con lo que excluimos de nuestro campo de atención, con aquello a lo que no damos importancia en nuestro pensamiento. Muchos informes de sanidades son falsos: las fantásticas mentiras de Elmer Gantrys, hombres y mujeres en busca de lucro a costillas de los fieles, y muchas afirmaciones vienen de individuos auto engañados pero sinceros.
La Iglesia Católica Romana tiene un riguroso criterio en lo relacionado con los milagros, introducido para asegurar la autenticidad de estos, especialmente los de sanidad. La sanidad es una de las condiciones para la canonización de un santo. La capacidad de sanar es una confirmación importante de la vida de un santo, un sello sobrenatural de aprobación.
Por tanto, muchos cristianos, atrapados en las redes del secularismo occidental (y pocos no afectados de ninguna manera), tienen que atravesar una formidable barrera antes de poder orar por los enfermos. Esa barrera es la creencia o sospecha de que hoy día la sanidad sobrenatural es imposible.

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

Cada monte en las escrituras representa una experiencia espiritual, un momento y una circunstancia que vive el cristiano. Los montes son significativos y a través de ellos veremos donde nos encontramos, cuales todavía no hemos transitado para seguir en el proceso de crecimiento en nuestra vida.
EL SIGNIFICADO DE LOS MONTES

GÓLGOTAMonte de la renuncia y muerte del “yo Mateo 27:33 Se trataba de una ligera elevación de la tierra con la forma de un cráneo fue del recinto de la ciudad de Jerusalén. Calvario es el nombre latino. Fue ahí donde nuestro Señor fue crucificado y todos nosotros morimos con él. -Todo aquel que quiera venir a Cristo Jesús deberá pasar por el monte calvario, renunciar a todo y darle muerte al “yo” -Este monte es el más esquivado, más olvidado en el cual nadie quiere transitar, pero es el primero. -Si no pasamos por él seguimos tan terrenales y superficiales como antes, no se producen cambios provechosos en mi vida espiritual. Es exponerse a la vergüenza, al menosprecio…

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

Los viajes en crucero se han convertido en uno de los atractivos turísticos de hoy. Hay una gran demanda para pasear en estos hermosos barcos. ¿A quién no le gustaría navegar en ellos con todo el confort que tienen y la última tecnología? Quisiera hablar de:
EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LAS ESCRITURAS”
En la Palabra de Dios encontramos otros términos para referirse a barco: “barca” o “nave” (en ese tiempo los barcos eran las únicas naves)
I- BARCOS DE LOS QUE DEBEMOS BAJAR URGENTE
1. El barco de la desilusión
Juan 21:3 “Dijo Simón: Voy a pescar y ellos dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y subieron en una barca; y aquella noche no pescaron nada”
Los discípulos estaban desilusionados, el maestro había muerto y el proyecto de reino abandonado. Pedro volvió a su oficio de pescador y los otros lo siguieron. ¿Qué es desilusión? Desengaño, decepción, desencanto. Impresión que se experimenta cuando alguna cosa no responde a las expectativas que se habían creado. Pérdida de la ilusi…

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ

                                                                                   13 de Noviembre 2010 San Nicolás  
Un motor es una máquina formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles, cuya función principal es transformar la energía química en energía mecánica o movimiento.    Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.    En cualquier artefacto el motor es fundamental, sin él no funciona. De que vale tener un automóvil nuevo sin motor.   El Espíritu Santo es el motor del discípulo. La persona del E.S. nos fue dada para entrar y ver el reino de Dios. Para transitar el camino y poder llegar a la meta. Es decir que el P.C.M. no puede ser experimentado sin el E.S.    Quisiera hablarles de: 9 BENEFICIOS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO
Por supuesto que son inconta…