ACCIÓN DE LA IGLESIA Jorge Himitian




El ingrediente decisivo para realizar la obra es acción. Si no hay acción no hay obra. La visión, la oración, las relaciones y la estrategia, son para que desemboquemos en la acción. “Jesús comenzó a hacer y a enseñar” (Hech 1:1).

A - FUNDAMENTO Y MODELO DE LA ACCIÓN: JESUCRISTO

De la acción del ministerio terrenal de Cristo nace el modelo de nuestra acción. Cristo no sólo es nuestro modelo en cuanto a la calidad de vida, sino también en su obrar para Dios.
Hoy la acción del cuerpo de Cristo, la iglesia, debe corresponder a la acción de Jesús cuando estuvo en su cuerpo.

-      Jesús tenía el ministerio de apóstol, profeta, evangelista, pastor-maestro y diácono (servidor).
El oraba, ayunaba, predicaba, sanaba, echaba fuera demonios, hacía milagros, ayudaba a los pobres, alimentaba a los hambrientos, bendecía y amaba a los niños, era amigo de los pecadores, perdonaba pecados, consolaba a los que sufrían, reprendía a los religiosos hipócritas, recorría ciudades y pueblos, evangelizaba a las multitudes, evangelizaba a los individuos, entraba en los hogares.
Su ministerio era múltiple en medio de las muchas necesidades de la humanidad. Pero, en toda esta intensiva acción, lo central de su ministerio era discipular a doce hombres. A estos llamó y a los mismos se dedicó, los formó, capacitó, equipó, entrenó (katartismos) y envió para que hicieran lo mismo que él.
-      Su método formativo era doble: EL EJEMPLO de su ACCIÓN y la INSTRUCCIÓN. Sanando les enseñaba a sanar, predicando les enseñaba a predicar, etc. Y luego les enseñaba e instruía a ellos aparte. Los discípulos se formaban viendo a Jesús obrar y oyéndo sus enseñanzas.
-      Hoy, las circunstancias han cambiado, pero las necesidades son las mismas. El cuerpo de Cristo, en la actualidad mediantes todos sus miembros debe realizar el mismo ministerio multifacético que realizó Cristo. Para ello el Señor reparte sus gracias y dones a todos los miembros de cuerpo, facultándolos para la acción. Pero al igual que Cristo, lo central del ministerio de los santos ha de ser el HACER DISCÍPULOS, pues esto es lo fundamental para la edificación del cuerpo de Cristo.

B - LA SÍNTESIS DE LA ACCIÓN: MATEO 28:19-20
      
-      Hay tres verbos que sintetizan la acción que debe desarrollar la Iglesia desde el Pentecostés hasta la segunda venida de Cristo:
1 - PREDICAR (a todos)
2 - BAUTIZAR (a los que creen)
3 - ENSEÑAR (a los que se bautizan)
              Estas tres palabras se resumen en la expresión: 
            “HACED   DISCÍPULOS”
-      La punta de lanza de la acción es la EVANGELIZACIÓN (“cantidad”). Y lo que sigue es el DISCIPULADO que producirá la “calidad” y la “unidad” de los discípulos.
-      Para discipular es indispensable un PROGRAMA DEFINIDO DE ENSEÑANZA. “Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”. Ejemplo: Puerta, Camino y Meta.

C - MARCO Y ESTRUCTURA PARA LA ACCIÓN: LA IGLESIA NUCLEÁNDOSE EN LOS HOGARES.

El “grupo de hogar” no es un ente en sí mismo, ni un departamento más en la Iglesia. No hay en las Escrituras la mención de “grupos en los hogares”. Sencillamente el Nuevo Testamento menciona que la Iglesia se reunía por las casas. A esa expresión a veces se la llama la “Iglesia de la casa” Ro 16:5, 10, 11; Col 4:15.
      
-      ¿Qué es un grupo de hogar?
Es una pequeña comunidad de discípulos relacionados estrechamente bajo una conducción adecuada para desarrollarse (en cantidad y unidad), mediante la oración, el adoctrinamiento, la comunión, el servicio mutuo, el ejercicio de sus dones, y en el ganar y formar a nuevos discípulos.
El grupo de hogar es una parte de la Iglesia de la ciudad y está bajo la supervisión y dirección del ministerio pastoral.

-      Lo esencial en un grupo de hogar:
La orden de Cristo no fue: “Id y haced grupos de hogar”, sino “Id y haced discípulos”. Lo esencial en un grupo de hogar es el discipulado. Si un grupo de hogar no tiene discipulado, ha perdido la esencia y se reduce a una simple reunión casera.
Discipulado significa que hay discipuladores, discípulos, coyunturas, compromiso, sujeción, formación de vidas, formación de obreros, servicio, acción, evangelización, multiplicación, crecimiento, etc.

-      Objetivos del grupo de hogar:
1.  Integrar a cada uno:
·      Mediante el amor y la comunión de los miembros de todo el grupo.
·      El compañerismo estrecho de dos o tres condiscípulos.
·      La relación con un discipulador.
2.   Formar a cada uno:
·      Por el ambiente de fe, gozo, santidad, amor, oración, servicio, etc.
·      Por el ejemplo de vida y obra.
·      Por la enseñanza de la Palabra, el propósito de la enseñanza es que CONOZCAN     la Palabra, la VIVAN y la sepan ENSEÑAR a otros.
3.  Enviar a cada uno:
·      Creando conciencia de que son obreros del Señor.
·      Creando circunstancias (llevarlos con nosotros a hacer la obra, encomendarles tareas.
·      Delegando responsabilidad.
-      Niveles de funcionamiento y etapas de desarrollo:
1 - Discípulo nuevo. (“hijitos”) 1ª Juan 2:12-14
2 - Discípulo fiel (“joven”) 1ª Juan 2:12-14
3 - Discipulador (“padre”) 1ª Juan 2:12-14
4 - Responsable de grupo de hogar.

       En la estructura de la Iglesia siguen:
              5 - Diáconos
              6 - Pastores-maestros
              7 - Apóstoles, profetas y evangelistas.
      
Es importante que en cada grupo de hogar el responsable o los responsables formen con los discipuladores el núcleo del grupo para llevar juntos la carga y el desarrollo de los discípulos.

-      Ejercicio de autoridad:
Sobre la vida y conducta de los miembros debemos distinguir:
1 - Mandatos del Señor - Obediencia comprometida
2 - Consejo pastoral - (Heb 13:17) Obediencia voluntaria.
3 - Consejo pastoral o sugerencia - Obediencia opcional.
4 - Opiniones -  Libertad de conciencia (Romanos 14:1-6)
Sobre el área funcional de la Iglesia:
Los pastores están en función de gobierno y a ellos debemos sujeción y obediencia.(1ª Timoteo 5:17)

-      Análisis de la situación de un grupo de hogar:
1 - ¿Cuántos discípulos verdaderos hay en el grupo? (según Lc.14:26-33)
2 - ¿Cuántos están siendo discipulados?
3 - ¿Cuántos saben hacer discípulos? (es decir, saben predicar con claridad el Evangelio del Reino, guiar a los nuevos por “La Puerta” y discipularlos).
4 - ¿Cuántos están ocupados en la obra haciéndolo?
5 - ¿Qué se está haciendo para mejorar la situación?

D - DINÁMICA PARA LA MULTIPLICACIÓN: LA EVANGELIZACIÓN
Es responsabilidad de cada grupo preparar a todos sus integrantes e involucrarlos en la acción evangelizadora.
Hay muchas formas de evangelizar. A partir del grupo de hogar sugerimos cuatro.
1 - Salir a la calle a testificar a los transeúntes con todo el grupo. Esto libera y enciende a los hermanos.
2 - Tomar varias manzanas de un barrio y visitarlos casa por casa.
3 - Hacer reuniones evangelísticas en casa de discípulos nuevos, invitando ellos a vecinos, amigos y parientes.
4 - “La parcela”: cada miembro del grupo va elaborando una lista de unas veinte o treinta personas inconversas o alejadas, por quienes se propone orar y a quienes se compromete visitar y llevarles la Palabra en un lapso determinado.

- EXTENSIÓN A OTRAS REGIONES: 2 o 3 grupos de hogar se unen para abrir obra en barrios alejados o poblaciones vecinas. (Marcos 1:38; Lc.8:1).

Entradas populares de este blog

LOS MONTES EN LA BIBLIA- OSCAR GÓMEZ

EL SIGNIFICADO DE LOS BARCOS EN LA BIBLIA Oscar Gómez

9 BENEFICIOS DEL ESPÍRITU SANTO- OSCAR GÓMEZ