lunes, 15 de agosto de 2011

EL EGOÍSMO VS. EL AMOR- ANGEL NEGRO

Aprendamos a convivir con las diferencias

                   El egoísmo vs. El amor

Ángel Negro
Mt. 20.20
20Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, postrándose ante él y pidiéndole algo. 21El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. 22Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. 23El les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre. 24Cuando los diez oyeron esto, se enojaron contra los dos hermanos. 25Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
El pasaje bíblico que acabamos de leer es una historia real, en la que participan la esposa de don Zebedeo, madre de Jacobo y Juan, los otros 10 discípulos y Jesús, 14 personas.
¿Por qué esta mujer hizo lo que hizo?
Podemos imaginar cómo esta mujer estaba preocupada por el futuro de sus hijos. Dejaron la empresa pesquera con su padre y los obreros, y se fueron tras Jesús. ¿Qué será del futuro de ellos? Para hacer lo que hizo, se nota que su preocupación era tan grande que no la dejaba en paz.
Como toda mujer judía tenía todo muy bien planificado para sus hijos.
Para hacer lo que hizo, se nota que era de carácter firme, decidida.
-Eran empresarios, tenían jornaleros; en cambio Pedro y Andrés tenían algo familiar.
-Como buenos judíos estaban ahorrando para comprar otro barco pesquero y ampliar la empresa.
-Era la empresa de la familia, padres y abuelos.
-Ya tenían claro con quiénes se iban a casar sus hijos. (La hija de Abraham y la de Oseas). Mujeres fuertes, trabajadoras, que les darían muchos nietos.
Aunque Juan decía que no se iba a casar.
Ya lo habían conversado en el matrimonio, faltaba concretar con los padres de ellas.
Jacobo y su padre: -Me gusta la de los ojos verdes como el campo en primavera y el cabello color del trigo listo para la cosecha.
-¿Cuál? Es la hija del centurión, es gentil.
La conversación se interrumpió porque estaba por aparecer la primera estrella, era viernes.
Todo planificado, todo arreglado, todo armado.
Hasta que apareció Jesús.
-Hijos, yo quiero pedirle a Jesús, un lugar de privilegio para ustedes. Ustedes dejaron todo para seguirle al Maestro.
-¡Pero mamá!
Simón Pedro y Andrés dejaron una empresa familiar.
Levy Mateo era un ladrón con los impuestos y coimero.
Judas un ladrón, él, el padre, la hermana. Hijo de Simón Iscariote, sicario.
Simón el cananista, un guerrillero.
Natanael, un soñador debajo de la higuera.
Ustedes lo dejaron todo, una empresa, futuro.
La preocupación llegó a tal punto, que tomó a sus hijos, se postraron ante Jesús y ella le pidió que en su Reino, cuando se siente en el trono, uno se siente a la derecha y el otro a la izquierda. La preocupación está bien, pero cuando esto me lleva a que no me importen los demás, con tal que los míos estén bien, hay algo torcido en el corazón.
No le importó los otros 10 con tal que sus hijos estuvieran bien.
Cuando los otros 10 se enteraron se enojaron, porque les habían ganado de mano.
Todos querían lo mismo. Todos podrían decir: “me lo merezco”.
Éste es el problema de la humanidad, de la familia, de los gobernantes, de los cristianos: ¿Cuál es? EL EGOÍSMO. Buscar lo suyo, no mirar por los otros. Vivir para sí, ser servido.
¿Por qué tantas peleas en las familias? ¿Por qué tantos divorcios?
Por el EGOÍSMO. 50% c/u, 70% y 30% c/u, 100%.
Pero la raíz del problema es la misma, CADA UNO BUSCA LO SUYO PROPIO.
El egoísmo destruye lo más querido, la familia.
Hoy, al egoísmo se lo llama, en los altos círculos intelectuales y de organizaciones internacionales, como Naciones Unidas, “Defensa de los derechos individuales”.
La Biblia no habla del derecho individual sino: “Del bien común”.
Jesús aprovechó la oportunidad (como siempre), para establecer un principio para los cristianos:
Los grandes de este mundo, los gobernantes toman “señorío”, quieren ser servidos.
Mas entre vosotros no será así, se buscará el bien del otro.
(leer v. 26 a 28)
26Mas entre vosotros no será así.
Jesús hizo diferencia: “Entre vosotros y los otros”.
Ya Jesús lo había dicho: Los gobernantes, los grandes, se enseñorean, quieren ser servidos, entre ellos es así: más entre vosotros no.
Más en las familias cristianas no será así. Cada uno buscará el bien del otro.
Más entre ustedes y los que no son cristianos no será así. “Amarán a su prójimo como a sí mismos.”
Más entre hermanos no será así.
Más entre los pastores no será así. En cuanto a honra...
Yo estoy formando un pueblo diferente, dice el Señor, a mi imagen, donde cada uno procura el bien del otro.
El mejor lugar para ser formados a la imagen de Jesús es la familia.
El matrimonio cristiano SE sostiene por el servicio mutuo basado en los mandamientos de la Palabra de Dios:
Donde debemos amarnos como Cristo amó a la iglesia y se entregó así mismo por ella.
El amor de un marido a su esposa se mide por lo que sacrifica por ella y no solamente por lo que siente o por el cariño que le pueda brindar.
O el dinero que pueda traer, o las comodidades que le pueda dar.
Amar significa: respeto a su persona.
A Su opinión, Sus criterios, Sus gustos.
No tienen porque estar de acuerdo en todo.
No hay necesidad de pensar de la misma manera en todo. Podemos tener criterios diferentes, gustos diferentes y amarnos y convivir en paz.
En algunas cosas podemos no coincidir, pero tenemos que aprender a convivir y soportarnos en amor.
Ej. La gran sorpresa de mi esposa cuando nos casamos. Los 3 tomos de la segunda guerra mundial en mi mesa de luz.
No estamos obligados a pensar en todas las cosas de la misma manera.
Hay más cosas que nos unen que las que nos separan.
Por amor tenemos que aprender a convivir con las diferencias.
Ej. Si tienes algún dolor físico permanente en tu cuerpo y puedes sanarte mejor, pero si no puedes, es mejor hacerse amigo del dolor que tenerlo de enemigo.
Derrota a tu enemigo o pídele condiciones de paz, pero no vivas en guerra permanente.
La guerra permanente desgasta a las partes.
“Busca la paz y síguela”.
“En cuanto dependa de vosotros estad en paz con todos”. Especialmente con la esposa/o.
Éste es el camino del amor, la gracia y las buenas motivaciones, para llevarnos bien entre esposos, padres e hijos, hermanos, familiares, hermanos en la fe, etc.
No estamos obligados a pensar igual en todas las cosas, pero sí estamos obligados los maridos a:
No ser ásperos con ellas. La mujer quiere trato delicado, no brusco.
En su interior es frágil. No quiebres su interior, el que más va a perder sos vos.
Jesús dijo: “Yo no vine para ser servido, sino para servir”.
Tu modelo de servidor es Jesús.
Ella tiene que llegar a pensar que se casó con Jesús.
Que seas un servidor y no un cómodo, es lo que Dios espera de vos.
¿Qué quiere la mujer de su marido?
1) Que la respete.
2) Que también se ocupe de los hijos.
3) Que no viva centrado en sí mismo, ”que piense en ella”. La mujer dice así: (pero no se lo dice a nadie, no se lo cuenta ni a su amiga más cercana, esto lo sabe ella sola y nadie más). “Yo tengo que pensar en todo. En mi marido, en los hijos, en la casa, en mi suegra, en los cumpleaños, en las vacaciones, en la escuela, NADIE PIENSA EN MÍ.
La mujer espera que su esposo piense en ella.
Querida hermana:
Honra a tu marido como tu cabeza, como el representante de Cristo en la familia.
La mujer que no respeta a su marido y que no lo trata con honra, provoca distancia. En lugar de atraerlo lo aleja. Produce una brecha entre ella y él. Si honras a tu marido lo vas a tener siempre a tu lado.
Lo peor que una mujer puede hacer con su marido es humillarlo, menospreciarlo; esto lo destruye interiormente.
Nunca atentes contra la hombría de tu esposo.
Si discutes por algo, discute el punto en cuestión, pero no uses golpes bajos afectando su persona.
Tienes que ser una mujer INTELIGENTE. La mujer sabia e inteligente, “la mujer maravilla”, es la que sabe darle el lugar que le corresponde a su marido.
Lo ennoblece, y con sus palabras y su trato lo hace sentir que se casó con la mujer IDEAL para él.
Un hombre cristiano soporta el mundo en contra, pero si la mujer lo degrada o lo humilla, se derrumba. Con vos a todas partes, solo me muero.
Lo tienes que conquistar todos los días.
1) Hónralo, respétalo.
2) No atentes contra su hombría.
3) Sé cariñosa. Mímalo. El marido no quiere que su esposa se convierta en una máquina de trabajar, la quiere a ella.
El EGOÍSMO es amor invertido, se ama a sí mismo y busca su propio bien.
El EGOÍSMO es arrollador, destruye todo a su paso. No mide consecuencias, ni pide permiso, solo busca satisfacerse a sí mismo.
J.C. al decir: “Yo no vine para ser servido sino para servir y dar mi vida...”,
se convirtió en el gran enemigo del EGOÍSMO.
Se convirtió en el paladín del amor y el servicio.
El EGOÍSMO pone distancia entre los hermanos.
Te pregunto: ¿Te encuentras distanciado de algún hermano, o de varios? ¿Por qué?
Piensa en algún hermano con el que te encuentras distanciado.
Que no lo DIGIERES demasiado. Nada demasiado serio, pero vos allá y yo acá.
Al que nunca te acercas para saludarlo.
No es que lo odias, no, no, pero... distancia por medio.
Ya lo tienes localizado en tu mente. Le ves la cara, lo tienes, no lo sueltes.
Yo sé el porqué de esa distancia: “Por que piensas que tú tienes razón y que él está equivocado con su forma de ser”.
Por lo tanto, no te simpatiza y tú no te arrimas.
Te pregunto: Ese hermano ¿Es peor que Judas Iscariote?
Jesús le lavó los pies, y mirando a los demás les dijo: Ejemplo os he dado.
¿Le lavarías los pies a tu hermano? ¿A ese?
La delicadeza de Jesús con su peor enemigo: no lo señaló con el dedo, mojó el pan en el plato, lo más rico, y se lo dio.
¿Sabes por qué no lo vas a saludar, por qué no lo buscas?
No por lo que él es, sino por lo que tú eres.
El problema no está en el comportamiento del otro, sino en tu corazón.
Siempre habrá gente difícil, intragable, pero Jesús sigue diciendo:
“Ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”.
Me pregunté: ¿Dónde estoy trabado para ser como Jesús?
¿Dónde estamos trabados en nuestro desarrollo espiritual?
El amor a mí mismo (EGOÍSMO), es lo que nos impide ir al otro, cruzar la vereda para amar al diferente.
Jesús cruzó la vereda y amó al (1)traidor, al que lo (2)negó y a los que lo (3)abandonaron.
A menos que tomemos en serio “Yo no vine para ser servido sino para servir y dar mi vida por los demás”, no vamos a crecer a la imagen de Jesús.
-Vamos a crecer en obras.
-Vamos a crecer en conocimiento.
-Pero no vamos a crecer en espiritualidad ni ser conformados a la imagen de Jesús.
A menos que tomemos en serio poner la otra mejilla, ir la otra milla, quedaremos donde estamos o retrocederemos.
¿Por qué nos cuesta expresar amor al diferente?
¿Por qué nos cuesta el amor demostrativo?
¿Por qué preferimos poner distancia?
Para nuestra mentalidad, para nuestra forma de pensar, si no lo odio, ya es suficiente, ya está.
Hay tres caminos para relacionarnos con el prójimo:
1) Odio
2) Amor
3) Indiferencia
Ni el odio ni la indiferencia son de Dios. Hay un solo camino para ser como Jesús: El amor.
¿Por qué no cruzo la distancia que me separa de mi hermano, de mi prójimo, de mi enemigo?
¿Por qué no cruzo la vereda de mi verdad y transito la de mi hermano?
¿Qué me impide?
¿EL EGOÍSMO? Quizás. Pero el problema es que nuestra carne siempre será egoísta.
La Biblia nos enseña lo que nos traba y nos impide amar y tomar la vereda de Jesús.
“Todos tenemos dos elecciones en esta vida: Estar llenos de temor o llenos de amor”.
Esto es lo que dice la Biblia: “El amor echa fuera el temor”.
Lo que me impide acercarme al otro es el temor, el miedo:
-Temor a ser rechazado.
-Temor a ser herido.
-Temor a no ser comprendido.
“Mi EGOÍSMO me cuida.” Se cree mi salvador.
Jesús no fue comprendido, fue rechazado, fue herido. ¿Y por qué fue?
Porque el amor echó fuera el temor.
El amor es valiente, es muy atrevido para cruzar la barrera del temor y llegar a donde él está.

martes, 2 de agosto de 2011

LAS FUERZAS QUE SE OPONEN- CLAUDIO LANCIONI

                                        LAS FUERZAS QUE SE OPONEN

Claudio Lancioni
06-03-2001
Jud. 1:20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 21
conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.
Quisiéramos detenernos en el testimonio de un hombre que se sostuvo en santidad y oración, en medio de
circunstancias críticas.
Daniel fue llevado a Babilonia siendo apenas un adolescente, todos sabemos la fragilidad que se experimenta
en esta etapa de la vida cuando estamos llenos de inseguridades, ya se no es niño bajo los cuidados y
protección de los padres, ni tampoco adultos con la experiencia necesaria para enfrentar los retos de la vida.
Dan 1:3 Y dijo el rey a Aspenaz, jefe de sus eunucos, que trajese de los hijos de Israel, del linaje real de los
príncipes, 4 muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer, enseñados en toda sabiduría,
sabios en ciencia y de buen entendimiento, e idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las
letras y la lengua de los caldeos.
(B)
Al señalar que habían de enseñarle las letras y las lenguas, entendemos que debían ser ahora formados en la
cultura de los caldeos, sus costumbres y valores, su expresión religiosa, su comprensión de la vida.
En el versículo 7 vemos que sus nombres fueron cambiados, a cada uno de ellos se les nombro, con el
nombre de una deidad babilónica.
A Daniel se le puso el nombre de Beltasar , significa Bel protege tu vida.
Además todos sabemos que parte de la cultura de una nación es su forma de comer, a todos ellos se les
señalo porción de la mesa de rey, y del vino que el rey bebía, seguramente esta comida habrá sido deliciosa,
pero seguramente también había animales que estaban prohibidos para los judíos, como el cerdo, el conejo,
etc. además que todo lo que se servia era previamente ofrecido a los dioses babilónicos.
Dan 1:8 Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino
que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.
En el capitulo 2 enfrenta su primer conflicto serio, Nabucodonozor tiene un sueño y luego lo olvida, y llamo
a magos, astrólogos, encantadores y caldeos, bueno cuando ellos vinieron preguntaron cual había sido el
sueño y lo olvidó, y si no me dicen lo que soñé los haré matar.
En el capitulo: 3 habla de la estatua de oro y el horno de fuego,
4 el segundo sueño
5 la fiesta de Belsasar y la escritura en la pared
6 el poso de los leones
7 y 8 son dedicados a la revelación recibida
9 aparece la oración de Daniel por su pueblo
10 el ayuno de 21 días y la visión del varón extraordinario (un hombre orando con la actitud
correcta hizo temblar a las potestades espirituales)
Me maravilla como Daniel supo mantener viva su espiritualidad, estando en una posición tan privilegiada
cuan fácilmente se podría haber aburguesado, distraído en medio de los placeres que el poder ofrece,
(mujeres, el orgullo del poder, los mejores majares y espectáculos).
Pero este hombre insistía en renovar su vocación de agradar a Dios, de retirarse para buscar su rostro con
oración y ayuno.
El espiral y los tres círculos
Víctor nos ha enseñado que la iglesia suele ser como una espiral, el centro del espiral es la realidad de
consagración total en respuesta al altísimo llamado de Dios en Cristo Jesús
Dentro de este espiral vamos a definir 3 círculos: El circulo interior mas pequeño, el centro del espiral: Cuando respondemos con inteligencia e integridad
al llamado de Jesús de ser sus discípulos.
Luc 14:25 Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: 26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su
padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi.
(D)
27 Y
el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
(E)
28 Porque ¿quién de vosotros,
queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para
acabarla? 29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean
comiencen a hacer burla de él, 30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. 31 ¿O qué rey,
al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que
viene contra él con veinte mil? 32 Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le
pide condiciones de paz. 33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser
mi discípulo.
Luc 9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y
sígame.
(F)
Mar 8:35 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del
evangelio, la salvará.
(H)
Estamos en este circulo cuando mantenemos viva nuestra comunión con Dios, cuando militamos, ayunamos,
oramos, ponemos nuestro tiempo y bienes al servicio de los intereses de nuestro Padre, cuando padecemos
con Pablo dolores de parto, cuando sufrimos en nuestra carne los padecimientos de Cristo por su cuerpo que
es la iglesia, cuando amamos a los hermanos ,cuando actuamos en obediencia e integridad en toda
circunstancia. Un discípulo es aquel que cree todo lo que Cristo dice y hace todo lo que Cristo manda.
El Segundo circulo, el medio: estamos allí cuando conciente o inconcientemente, entramos en un
funcionamiento mecánico, un cumplimiento de los protocolos cristianos, pero sin pasión, sin amor. Esto es lo
que le paso a la iglesia de Efeso en Ap. 2, todo lo hacia bien, cumplía con su deber, pero su pasión se había
apagado.
• A veces por la distracción, las dificultades de la vida, la corriente de este siglo, la militancia
de las tinieblas o nuestro voluntario descuido, somos empujados a esta realidad, que no
deseamos.
•Eso nos dice el escritor de Heb. Cuando nos insta a atender diligentemente lo que hemos
oído no sea cosa que nos deslicemos Heb. 2:1.
Este desliz puede ser suave e imperceptible, lo notamos cuando ya estamos donde debemos estar.
•La mirada queda centrada en otros focos, el corazón cautivo de otros anhelos, algo adentro se
apagó y se prendieron otras luces.
•Contrastamos esta realidad interior con la que vemos en el corazón del apóstol Pablo:
Fil 3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento
de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a
Cristo.
•Aquí esta revelado cual debe ser el sentir del corazón de un discípulo
•Las cosas preciosas que Dios nos ha dado deben ser cuidadas con temor y temblor Fil 2:12.
El último circulo, la parte de mas afuera: el lugar menos deseado, muy cerca del limite, una vida de
intermitencias, hoy estoy mañana no.
1. Fil. 3:17 Hermanos, sed imitadores de mí,
(D)
y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que
tenéis en nosotros. 18 Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo
digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; 19 el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el
vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal.
Hermanos que han perdido el foco y solo piensan en lo terrenal. Col 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo
sentado a la diestra de Dios.
2. Heb 5:11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis
hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de
que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a
ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es
inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;
(F 14 pero el alimento sólido es para los que han
alcanzado madurez, …
•En este pasaje no nos esta hablando de personas nuevas, el escritor bíblico utiliza la expresión:
después de tanto tiempo.
•Tengo mucho que decirles pero me resulta difícil explicarlo, la razón es que el oído se ha
endurecido. Como resultado hay una atrofia en el sistema digestivo, en su capacidad de compresión
y tengo que volver a darles leche y todo aquel que participa de la leche inexperto en la palabra de
justicia, es niño.
•Es normal que un niño tome leche, pero no lo es cuando una persona mayor solo tolera la leche,
aquí esta hablando de una situación de debilitamiento como resultado un envejecimiento interior.
3. Ap. 3: 1 Sardis : Tienes nombre que vives pero estas muerto.
•Hubo vida pero ahora no la hay, aunque la ruina no es todavía total y hay un llamado al
arrepentimiento.
Ap. 3:2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus
obras perfectas delante de Dios.
Las dos fuerzas que se oponen.
Se me ocurre que dentro de este espiral existe una fuerza centrifuga, (def. huye del centro) que nos empuja
hacia afuera, las fuerzas que operan para empujarnos hacia afuera las citamos recién:
•la corriente de este siglo con sus modas y valores.
•las circunstancias de la vida las muy malas, pero también las muy buenas
•una fuerza intangible espiritualmente maligna, que constantemente busca ocasión contra
nosotros (no debemos ignorar sus maquinaciones).
•Considero también que la falta de buen ejemplo puede tener generar esta fuerza negativa,
cuidado como vivimos como padre, lideres, discipuladotes y obreros, sin darnos cuenta
podemos estar invitando a otros a conformarse con menos de lo que Dios quiere.
¿Cual es el lugar del circulo donde menos se siente la fuerza centrifuga?
La respuesta es el centro, cuando mas cerca estamos del eje central menos sentimos el empuje hacia afuera,
se me ocurre que en el eje la acción de esta fuerza es nula, pero en el borde la presión hacia afuera es terrible.
Pero también en este espiral existe otra fuerza: La centrípeta, la que empuja hacia adentro, eso pasa en un
remolino en el río, nos succiona, nos empuja hacia el centro, no nos deja salir.
Otro ejemplo es la tierra atraída hacia el sol, este ejerce una fuerza centrípeta sobre nuestro planeta.
A diferencia de la fuerza centrifuga, la fuerza centrípeta procura mantenernos en el centro, en el caso de la
fuerza centrifuga el centro es el lugar donde menos se siente el tirón hacia afuera, pero con la fuerza
centrifuga, el centro es lugar donde esta fuerza mas se siente.
Cuales son los elementos provistos por Dios para permanecer en el ideal que el mismo nos ha señalado.
1. La acción del Espíritu Santo.
Jas 4:1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis
alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3 Pedís, y no recibís, porque
pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo
es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de
Dios. 5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos
anhela ?
La acción constante del Espíritu Santo en nuestro corazones, el fue enviado para llevarnos a toda verdad. El
es el encargado de aplicar la verdad de Dios a cada circunstancia.
2. Una voluntad que renueva su compromiso de obediencia.
Luk 9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada
día, y sígame.
(F)
•El ejercicio de nuestra espiritualidad.
A. Ericcson:
Quiero afirmar, al comenzar, lo que reiteraré: que el tiempo devocional es tiempo formativo, y
que requiere tiempo y quietud. Señalaré tres aspectos de la vida devocional, destacando más el primero de
ellos, que considero base de los otros dos.
Daré primero una semblanza general de lo que es el tiempo devocional para mí:
Es tiempo de abrir totalmente nuestro ser (como la flor a la lluvia y al sol) para que Dios lo mire, lo
purifique, lo vivifique y le imparta crecimiento espiritual y mayor semejanza a Jesucristo.
a. Es tiempo de sinceramiento, de la verdad, de despojarse de lo que nos agranda ante los demás para
ser nada más que lo que de verdad somos.
b. Es tiempo de reconocer la misericordia, lo gracia, 1a paciencia y el indescriptible amor de Dios para
conmigo.
c. Es tiempo de recibir revelación transformadora del ser interior, en el silencio de la presencia divina.
d. Es tiempo de conocer a Dios en su morada y quedar humillado, rendido (entregado totalmente),
asombrado, adorando sin palabras.
e. Es tiempo de recibir -algunas veces- entendimiento, luz sobre las Escrituras, sin haber estado
pensando en ellas en ese momento.
f. Es tiempo de apropiarse para uno mismo de lo que a Dios le place dar; no para enseñarlo, sino para
vivirlo, para serlo uno mismo.
g. Es tiempo de lucha en el pensamiento; también de lucha física, de morir poco a poco a sí mismo:
lucha dura, pero llena de felicidad.
h. Es tiempo de refinamiento del espíritu, que afectará profundamente el carácter y el comportamiento
de uno.
i. Es tiempo de adquirir poder (ver Lucas 5:17; 6: 19; 8:46), y de recibir energía, de acumular vigor del
Espíritu Santo.
j. Es tiempo de palpar lo celestial, de compañerismo con nuestro Padre.
k. Es tiempo indispensable e irreemplazable en la vida de todo siervo de Dios.
Hagamos de este año, un año fuerte de ejercicio en la oración y el ayuno.
•El cuerpo de Cristo.
Dan 2:17 Luego se fue Daniel a su casa e hizo saber lo que había a Ananías, Misael y Azarías,
sus compañeros.
La multiplicidad de relaciones, coyunturas y ligamentos.
Ef 4:15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza,
esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las
coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
•Los hermanos celadores.
2 Cor. 11:1 ¡Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme. 2 Porque os celo con celo de
Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a
Cristo.
•La seguridad de la iglesia
Sal.20:1-2 Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda.
Te envíe ayuda desde el santuario, Y desde Sion te sostenga.

COMO UNA VIRGEN PURA