domingo, 21 de marzo de 2010

Reunión de Oración

TALLER DE TRABAJO – RETIRO DE LÍDERES 20 Y 21 DE MARZO 2010

1) ¿Tienen los hermanos una visión inteligente de la tarea a realizar?

a) Creemos que el concepto en su mayoría lo tenemos en claro.
Visión es ver más allá. A veces nos sentimos incapaces de comunicarla, necesitamos el Espíritu Santo para expresarnos.
b) El objetivo de la tarea debe estar claro:
-Que la persona conozca a Cristo.
-Que conozca el plan de salvación.
-Que se convierta en un discípulo de Cristo.
c) El que tiene una visión inteligente de la tarea a realizar es el que conoce el propósito de Dios, es decir que el ser humano fue creado por Dios, luego vino la caída de Edén hasta que Jesucristo con su muerte y resurrección le da la posibilidad de una vida nueva, de restauración a fin de llegar a ser semejantes a Jesús.

2) ¿Saben los hermanos predicar el evangelio? ¿Hay seguimiento de las personas hasta llevarlas al bautismo?
a) El términos generales sí, saben predicar pero hace falta más coraje y también una “predicación inteligente”, por ejemplo: no es lo mismo predicarle a un adolescente sin problemas evidentes que a un anciano a punto de morir. Ser coherente de acuerdo a la circunstancia.
b) Nuestro discípulos tienen que aprender de nosotros y estando con nosotros, en el campo de labor.
La predicación de ser con gracia para entrar y pasión para ser convincentes en nuestras palabras.
La vergüenza es un gran problema pero debemos hacerle saber a los hombres que son pecadores bajo condenación.
c) Ponernos en lugar de la gente. Tener empatía.
El amor a la gente debe ser la principal motivación en la predicación. No compartir a Cristo para sacarnos la culpa por no predicar ya que sería una motivación egoísta.
SEGUIMIENTO DE LAS PERSONAS: Es una materia pendiente, en realidad no seguimos los contactos después de haberles hablado. Reconocemos que cuesta seguir. No somos constantes pero debemos proponernos seguir por lo menos a una persona hasta que se bautice.

3) ¿Qué correcciones deberíamos hacer para mejorar nuestra tarea de fundamentar la vida de los nuevos discípulos?
Algunas correcciones:
a. Que tengan clara la visión: “Una familia de muchos hijos semejantes a Jesús”
b. Ir a fondo en sus vidas. Ahondar para no tener sorpresas en el futuro.
c. Enseñarles según su situación particular. Ej. problemas de familia.
d. No pasar por alto el bautismo en el Espíritu Santo.
e. Llevarlos a una vida de dependencia de Dios.



martes, 16 de marzo de 2010

SUNCHALES DIOS TE AMA!






















La obra en esta localidad comenzó hace dos años con los bautismos de Guido y Alfonsina, unos jóvenes que viven allí. Alfonsina es sobrina de Pablo Holsman, pastor de Paysandú. Desde ese momento comenzamos a viajar con el grupo familiar a Sunchales y otras veces ellos vienen a reunirse a Esperanza y también Rosario. Un mes atrás bautizamos a Andrés hermano menor de Alfonsina que también vive en esa localidad. Creemos que la iglesia quedó plantada en Sunchales y en los próximos meses Dios dará fruto abundante.

El domingo 28 de marzo, Dios mediante, visitarán el lugar Esteban y Marisel Arriola junto con Emanuel y Vanesa Romero, dos preciosos matrimonios de colaboradores. Oremos por ellos.

sábado, 6 de marzo de 2010

MARCOS 1: 1 al 20- OSCAR GÓMEZ

Marcos 1: 1 al 20


PROPÓSITO
La importancia del bautismo en agua y la llenura del Espíritu Santo. Comprender que luego del llamado al servicio viene la prueba y una vez superada nos abre el camino para la formación de discípulos.

Marcos es el Evangelio de poder, acción y conquista sobre la naturaleza, espíritus, enfermedades y muerte. Es el más corto de los cuatro evangelios. Contiene poco de las enseñanzas de Jesús, y nada de su nacimiento e infancia. Principia con el ministerio de Juan el Bautista, y de una vez pasa al ministerio público de Jesús, terminando con su muerte y resurrección.
Marcos era su nombre latino que significa “gran martillo”, pero, su nombre judío era Juan. Por eso se le dice Juan Marcos. Su madre (Hechos 12:12) que vivía en Jerusalén, hospedó a los primeros discípulos después del Pentecostés. Muy bien puede ser que Juan Marcos haya sido hijo espiritual de Pedro. El hecho de que Marcos y Pedro se asociaban mucho nos hace pensar que probablemente Marcos escribió el Evangelio tal como lo escuchó de Pedro. Este evangelio se escribió en Roma, probablemente entre los años 65 al 70 D. C., poco antes de la destrucción de Jerusalén, y nos da un cuadro de Cristo como siervo.
En el primer capítulo se oyen cuatro voces que proclaman a Jesús.
En el primer versículo, Marcos dice: “Jesucristo, Hijo de Dios”.
En el versículo 3 las palabras de Isaías: “preparad el camino el camino del Señor”.
En el versículo 7 viene la proclamación de Juan el Bautista: “Viene tras de mí el que es más poderoso que yo”.
Y, finalmente, se escuchan en el versículo 11 las palabras de Dios: “Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia”. Marcos quería mostrarnos la obra poderosa de Jesús, y no se detuvo para hacerlo.

I. EL AVIVAMIENTO DE JUAN EL BAUTISTA (Marcos 1:1-6)

Versículo 3. Isaías había profetizado la venida del Mesías (Isaías 40:3) y de Juan el Bautista para que preparara en el desierto el camino para la aparición de Jesús. Juan era primo de Jesús.
Versículos 4-6. La misión de Juan el Bautista era proclamar el evangelio de la gracia de Dios, y vino bautizando con agua con el fin de introducir a Jesús en su ministerio (vea Juan 1: 29/31).
En este pasaje hubo un avivamiento. Ahora bien,
¿Qué es un avivamiento?
¿Qué lo provoca?
¿Hoy es posible un nuevo avivamiento? ¿Cómo?
Opinemos en el grupo.
Juan estuvo bautizando con agua en el río Jordán, bajo el requisito de confesar los pecados, o sea, “el bautismo de arrepentimiento”.
Isaías había descrito el vestido de Juan, como un traje muy rústico de cuero, seguramente crudo, y pelos de camello. Las langostas que se mencionan como su alimento, es probable que eran langostas de mar secas, lo cual era un alimento común rociadas con miel que encontraba entre las rocas.
II. LA NECESIDAD DEL ESPIRITU SANTO (Marcos 1:7-8)

Juan había sido enviado a bautizar con agua para arrepentimiento y confesión de pecados. Esto era para preparar bien los corazones de los judíos para que recibieran a Cristo.
Juan reconoció que el bautismo con agua que estaba administrando tendría que dar lugar al bautismo de Cristo, que es con el Espíritu Santo. “Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo” (Marcos 1:8).
Jesús les recordó esta verdad a sus discípulos antes de su ascensión en Hechos 1:5; y también Pedro después del incidente en casa de Cornelio, en el cual fueron llenos del Espíritu Santo sin antes ser bautizados con agua, reconoció que para nosotros corresponde el bautismo de Cristo, que es con el Espíritu Santo (Hechos 11:15-17)
¿Quién es el Espíritu Santo?
¿Qué significa ser lleno del Espíritu Santo?
Cada uno comente su experiencia con el Espíritu Santo.
III. EL MINISTERIO DE JESÚS (Marcos 1:9-13)

SU BAUTISMO: Cuando Jesús llegó a Juan para que le bautizara, éste se negaba a hacerlo, porque Él había venido para cumplir todo eso. Algunos afirman que el hecho de que Jesús haya sido bautizado con agua nos enseña que nosotros debemos hacerlo también. Dice la escritura “Porque fuimos sepultados en el bautismo y resucitados en Él. De esa manera, Cristo anuló la cédula de los decretos que nos era contraria, la quitó de en medio y la clavó en la cruz.

¿Qué es el bautismo?

¿Quiénes se pueden bautizar?

EL COMBATE: Ahora viene una experiencia difícil. El Espíritu Santo guió a Jesús hacia el desierto, en donde fue tentado en todos los aspectos humanos, como nos lo afirma Hebreos 4:15, para convertirse en victorioso sobre la tentación capaz de ayudarnos cuando somos tentados. El desierto: Aparece en la literatura judía y oriental como un lugar donde moraban los demonios, pero también un lugar de penitencia y aislamiento.
Como guerreros solitarios acudieron a un escenario desolado. Era el desierto que se localiza en el Jebel-Qarantal a unos 4 kilómetros al norte de Jericó, el combate no fue anunciado para atraer a las turbas acostumbradas a buscar sensaciones.
En un rincón el tentador y en el otro el León de la Tribu de Judá, el Príncipe de la luz y el caudillo de las tinieblas.
Uno que comenzaba su misión en territorio enemigo; el otro confiado en sí mismo y en un terreno conocido. Satanás tomó la iniciativa.
En los relatos de los evangelios éstos gladiadores se trataron con una especie de respeto cauteloso, como dos boxeadores que se estudian mutuamente.
El mismo tentador había encontrado un punto fatal de vulnerabilidad en Adán y Eva, por lo que embistió a Jesús con precisión mortal.
Es indudable que por la falta de testigos oculares todos los detalles los tuvo que haber proporcionado Jesús, por alguna razón se sintió obligado a descubrir a los discípulos ese momento de lucha y debilidad personal, la tentación fue un conflicto de verdad, no un papel que Jesús representó con un resultado ya preparado.

La lucha se desarrolla en forma de una discusión entre conocedores de las escrituras, entre el Hijo de Dios y el adversario de la raza. Fue un enfrentamiento directo, y la lucha directa no es el método del diablo, el siempre pone algo o alguien entre sí y la persona que desea tentar, esconde su propia personalidad hasta donde sea posible.

IV. JESUS COMO OBRERO DEL PADRE (Marcos 1: 14/20)
SU MENSAJE: Jesús predicaba el evangelio del reino de Dios, las condiciones para entrar en ese reino eran arrepentirse y creer en esas buenas noticias.
¿Qué es un reino?
¿Qué es el evangelio del reino de Dios?

SUS DISCÍPULOS: La clave de Jesús para la elección de sus discípulos era “andar” y “ver”. Su llamado era para que le siguieran y se convirtieran no en creyentes pasivos sino en evangelistas ambulantes, en mensajeros del reino. En “puntas de lanza”.
Ellos al entender quién los llamaba dejaron todo y lo seguían. Cristo pasó a estar primero que sus ocupaciones (“dejando luego sus redes”) y sus familiares (“dejando a su padre”). J. Stott: “Cuando los lazos familiares quieren imponerse el reino de Dios debe tener prioridad”
¿Qué es un discípulo?
¿Qué significa ser pescador en este pasaje?
¿Cómo te fue con la “pesca” el último año?
¿Renunciaste a todo por él o te queda algo que no entregaste todavía?

POESÍA EL TIEMPO- OSCAR GÓMEZ

                             EL TIEMPO

¿Alguien me puede decir que es el tiempo?

La gente dice: “Cuando tenga tiempo
haré tal cosa, iré a tal lugar.
Con el tiempo él cambiará
Y las cosas se revertirán”.

¿Alguien me puede decir que es el tiempo?

¿Alguien lo vio o experimentó?
¿Quién lo convirtió en libertador
creyendo que tiene poder para cambiar
las circunstancias y las personas?

El diminuto reloj dice ser su amo
pero nunca lo pudo dominar, frenar
o hacer retroceder.
En verdad son los hombres sus esclavos.
El Dios Eterno es el único
que lo sujetó bajo su dominio.

El tiempo se ríe de su señor el reloj
que jamás lo pudo parar y también de los hombres
que en su ignorancia lo ensalzan como
un gran salvador siendo su tirano.

¿Alguien me puede decir que es el tiempo?

El tiempo es nada y como la nada
no tiene imperio para cambiar nada ni nadie.
Sólo sé que es Dios quién puede mudar una persona
o el estado de las cosas.
Pero a su vez -como algo inexplicable-
el tiempo nos ayuda a comprender que existimos
y a medir la longitud de nuestros sueños y esperanzas.

Feliz aquel que tomó la decisión de cambiar
sin esperar en el tiempo
el cual será testigo silencioso
de su sabia determinación.
Si alguno de ustedes me puede decir
que es el tiempo
por favor háganmelo saber.

A CONTINUACIÓN (To be continued)

Ahora estamos viviendo 500 años después de la reforma con Martín Lutero. Estamos agradecidos por lo que él hizo, pero no vemos la Iglesia...