Entradas

REPENSANDO EL DISCIPULADO

Imagen
La formación o maduración de un discípulo depende, en primer lugar, de la disposición y búsqueda de cada uno. En última instancia, cada uno es responsable por su propia vida. Es importante dejar de ser víctimas para hacernos responsables. Romanos 12:1,2. Un ejemplo sencillo es salir un día muy nublado sin paraguas, cuando se larga a llover y me mojo le echo la culpa al tiempo o al servicio meteorológico en vez de reconocer que no estaba prevenido. Romanos 12:1,2. También depende de las enseñanzas e influencias que llegan a su vida y también de la medida y profundidad de la operación del Espíritu Santo en él. 2º Corintios 3:18. Si el Espíritu no obra no pasará nada.

¿Qué es un discípulo?

Un discípulo es aquel que fue llamado (Jn. 1.43) y que respondió con fe, comprometiéndose a seguir a Cristo en obediencia, fe y amor. Él se dedica, se sujeta, a Cristo Jesús, tanto a su palabra como a su persona. Cristo viene a ser el Señor y maestro, y él pasa a ser el súbdito y alumno. Un discípulo es …

EL PELIGRO DE UNA IGLESIA HOMOGENEIZADA

Imagen
Homogeneizados con Cristo no con los hombres.

“Pero nosotros entendemos estas cosas porque tenemos la mente de Cristo” 1º Cor. 2:16 NTV.

Homogeneizar significa transformar en homogénea una cosa compuesta de elementos diversos o hacer que cosas diversas tengan características homogéneas. Hacer algo uniforme. Mezclar cosas y que quede solamente una. Homogenizar es no llegar a distinguir los componentes.
La iglesia está llamada a crecer, madurar y tener la mente Cristo, es decir la misma mentalidad o pensamiento de Cristo, no de un hombre o algunos hombres. Y esto sucede cuando la iglesia en su conjunto y cada discípulo en particular se abre a la operación del Espíritu Santo. Sin embargo, muchas iglesias tienen la mente de su líder, no necesariamente la de Cristo. Piensan, actúan, hablan y hasta gesticulan como su líder o sus líderes habiendo perdido, tal vez si darse cuenta, la capacidad de pensar, actuar y hablar por sí mismos, de acuerdo a la gracia que les fue otorgada. Esto sucede grad…

“AUNQUE TIENES POCA FUERZA…” Oscar Gómez

Imagen
“(Filadelfia) Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre”
                                                                                    Apocalipsis. 3:8

Este mensaje fue dado a la iglesia de Filadelfia. En su exhortación, el Señor reconoce algunas virtudes que tenía esta comunidad: “has guardado mi palabra”, “no has negado mi nombre”, “has guardado la palabra de mi paciencia”. No obstante, hay un párrafo en medio que muy pocas veces hemos reparado. Por lo general, nos quedamos con los elogios pero saltamos las advertencias. Y aquí tenemos una: “tienes poca fuerza”. Precisamente no es una felicitación, sino el diagnóstico de Dios para que presten atención. Habla en tiempo presente “tienes”, es decir que ese estado era actual para ellos. Era su realidad.

Semáforo Amarillo a rojo.

No es buena señal tener "poca fuerza". Habla de un de…

EL TRABAJO CON LAS PERSONAS

Imagen
Algunas consideraciones:
1.Apreciarlas por lo que son no por lo que tienen.
2.Creer que darán lo mejor de sí mismas. Tenerle fe. No tener una visión pesimista. Descubrir el depósito en Cristo que poseen.
3.Elogiar sus logros por pequeños que sean. Resaltar sus avances.
4.Aceptar la responsabilidad que tenemos hacia ellas. "El cuidado del hermano mayor"
5.Procurar formar un equipo con ellas. Que consigan latir juntos hacia un mismo objetivo.
6.Pacificarlas cuando las cosas se ponen tensas en las relaciones. Ser mediador, puentes.
7.Tener metas con ellas y ayudarles a que tengan metas propias. Plantear desafíos.
8.Las personas son el recurso más importante en la iglesia, no los programas, ni las actividades.
9.Tengamos en claro que las personas crecen y se desarrollan en Dios.

LA SANA OBJECIÓN TE PUEDE SALVAR Oscar Gómez

Imagen
El ejemplo de los hermanos de Berea.

“Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”
                                                                                                     Hechos 17:10/11 

Los hermanos que se reunían en Berea recibían la palabra del Señor “con toda solicitud” es decir de buena gana, con atención, pero no creían de entrada todo lo que se les decía. Ellos indagaban cada día las escrituras “para ver si las cosas eran así”. Es difícil que una comunidad se descarrile de la verdad si su tamiz o filtro es muy fino con las cosas que llegan en su seno. Como discípulos de Cristo nunca debemos tomar nada de lo que nos dicen o enseñan otros como verdades absolutas. Y no las debemos tomar como verdad…

UNA VEZ SALVO ¿SIEMPRE SALVO? David Pawson

Imagen
Un estudio bíblico de pasajes relevantes sobre el tema.

1. Lo que enseñan las Escrituras

Muchos cristianos en estos días han abrazado la noción de que una vez que una persona se convierte en cristiano, es imposible que pierda su salvación. Esta creencia ha llegado a ser tan ampliamente aceptada y tan profundamente enraizada -en especial entre los evangélicos norteamericanos- que frases como "Una vez salvos, siempre salvos" y "Seguridad eterna" han alcanzado el estatus y, en la mente de muchos cristianos, es una de las creencias más fundamentales de su fe. 

Para estas personas, la seguridad eterna de un creyente no puede ser cuestionada, es una doctrina inexpugnable como la obra expiatoria de Cristo en la cruz o la existencia de la Trinidad. Pero ¿Es así en la Biblia,.. "Una vez salvo, siempre salvo"? Debemos comprender que la verdadera prueba de la veracidad de toda doctrina no se basa en si “es ampliamente aceptada por otros creyentes?", sino más bien …