viernes, 14 de diciembre de 2012

LAS CUATRO ESTACIONES DE LA IGLESIA 2da. Edición Oscar Gómez




   La iglesia del Señor como organismo viviente ha pasado, pasa, y va a pasar por distintas tiempos o estaciones, que también les tocarán a los que pertenecen a ella.
El punto central es cómo responderemos a los distintos tiempos que atravesará.

I. EL INVIERNO (cant. 2:11)

El invierno espiritual representa las pruebas por las cuales pasa la iglesia. La dura prueba.
1. tiempo de muchas pruebas, hay momentos donde la prueba abarca a todo el pueblo de Dios. Algunas pruebas pasan como un terremoto (1pe. 4:12/13)
2. tiempo de falta de frutos
3. tiempo de sequedad (falta de llenura del Espíritu Santo).
4. tiempo de crisis en el gobierno de la iglesia, de hermanos que se apartan, disciplina por pecados graves, invasión de cosas ajenas a la verdad del evangelio.
5. tiempo no apto para tibios.

II. LA PRIMAVERA (cant.2:12/15)

La primavera espiritual representa un nuevo tiempo que va preparando el mejor momento de la iglesia.
1. tiempo en que se muestran las flores, belleza, perfume, color, es cuando los discípulos muestran el carácter Cristo.
2. tiempo de la canción, una nueva infusión de gloria y gracia en la alabanza, se adora sin medida, se componen nuevas canciones, los cristianos entienden su rol de adoradores.
3. tiempo donde se oye la voz de la tórtola (paloma). Es decir la voz del Espíritu Santo.
4. tiempo donde la iglesia sale de los agujeros de la peña, de los escarpados parajes.
Es cuando la iglesia comienza a salir a las calles, los primeros intentos evangelísticos.
5. tiempo donde el Señor quiere oír la voz de su pueblo, la voz se torna dulce y el aspecto hermoso. Hay crecimiento “nuestras viñas están en cierne” y se discierne los enemigos de la iglesia. Son las pequeñas zorras que dañan el cuerpo de Cristo.

III. EL VERANO (Proverbios 10:5)

El verano espiritual representa el mejor momento de la iglesia. Su más excelente estado.
1. tiempo de cosecha el cual demanda personas entendidas, apercibidas. No tiempo de dormir.
2. tiempo de unidad y pacto (Hechos 4: 32/35)
3. tiempo de dar testimonio con poder y abundante gracia.
4.tiempo de generosidad y conciencia de los hermanos necesitados.
5. tiempo de gozo, alegría, danza. Los grupos caseros se ponen atractivos. En las reuniones informales de los hermanos se habla de Cristo y de la obra.
La asociación de los discípulos es con propósito de orar, visitar nuevos, salir a predicar, etc.

IV. EL OTOÑO

El otoño espiritual representa la iglesia que ha madurado, dado frutos, pero por no renovarse se marchita. Árbol maduro, marchitándose, los frutos están pasados.
1. tiempo de pereza y falta de renovación para continuar.
2. tiempo de rutina en los grupos caseros y los programas de la iglesia.
3. tiempo de un tope en el crecimiento y la llegada de la meseta espiritual.
4. tiempo de líderes carismáticos que atraen la atención de las masas.
5. tiempo crepuscular, de hojas amarillas que anticipa la vejez espiritual.
Cuando los grupos crecieron y quedaron grandes, no se dividieron en otros grupos.
Es como el boxeador que está pasado de peso. No sirve para la pelea.
Es el cristiano que luego de llegar a un punto de maduración por causa del desuso de sus dones y de la inacción se vuelve una uva pasada, es decir una pasa de uva. (2 Juan 2:8)

CONCLUSIONES

a- La iglesia pasará inevitablemente por las cuatro estaciones.
b- No se debe juzgar a la iglesia por una sola de sus temporadas. Algunos llegan en el invierno espiritual, otros en el verano espiritual, etc. Yo llegué en una primavera espiritual.
c- La calidad de la iglesia va a ser medida al final, cuando hayan pasado todas las estaciones. Si te das por vencido en el invierno habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano. No juzgues a la iglesia por solo una estación difícil.
d- No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto de las estaciones.
e- Soporta con valor las dificultades y los momentos adversos, porque luego disfrutarás de los buenos tiempos y fruto abundante.
f- Dios llevará a su iglesia donde se propuso llevarla (Mateo 16:18) (Efesios 4:13/16). Aleluya!